¿Tomar refresco puede incrementar los problemas respiratorios?

¿Tomar refresco puede incrementar los problemas respiratorios?Los refrescos son bebidas combinadas con agua y extractos de frutas, partes de plantas, edulcorantes u otros alimentos, por lo que sus propiedades resultan bien diversas. Debido a su carácter refrescante y a su sabor agradable, estas bebidas son ampliamente consumidas en todo el mundo, sobre todo durante el verano. Sin embargo, cada vez son más los estudios que señalan los notables los daños que le provocan al organismo humano.

De esta manera, se conoce que la azúcar contenida en los refrescos incrementa los niveles de glucosa en sangre, a la vez que aumenta el riesgo de padecer obesidad, sobrepeso u trastornos metabólicos en el organismo. Así mismo, un reciente estudio afirma que consumir refrescos se relaciona además con un mayor riesgo de padecer problemas respiratorios.

El estudio publicado en la revista Respirology encuestó a cerca de 17.000 personas sobre su consumo diario de refrescos. Así, encontró que más del 10% de los participantes bebían más de medio litro de refresco al día, lo que equivale aproximadamente a un poco más de dos vasos de ocho onzas.

En la investigación, los especialistas hallaron que el 13,3% de los participantes que padecían de asma y el 15,6% de los que tenían una enfermedad pulmonar obstructiva crónica consumían diariamente más de medio litro de refrescos. Así, llegaron a la conclusión que aquellos que bebían cantidades similares de refrescos poseían 1,2 veces más probabilidades de padecer de asma y 1,7 veces más de probabilidades de sufrir una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, en comparación con aquellos que no consumían refrescos.

Los investigadores añadieron además que el riesgo de padecer estos problemas respiratorios se incrementaba con las dosis de refrescos consumidas, lo que significa que mientras más refrescos se ingieran, mayores son las probabilidades de sufrir estos eventos respiratorios.

Por ello, enfatizan en la importancia de mantener una alimentación sana donde se excluyan los alimentos dañinos para el organismo y se supriman todos los excesos en la prevención de enfermedades crónicas como los problemas respiratorios.

  Consejos, Enfermedades, Estudios