Los trastornos de la deglución: ¿Qué son?

Los trastornos de la deglución: ¿Qué son?La deglución es considerada un proceso de gran importancia en el organismo humano ya que le permite procesar los alimentos que necesita para subsistir. En este proceso intervienen varias áreas del cuerpo como la boca, la garganta y el esófago, además de algunos músculos y nervios relacionados con estas áreas.

El acto de deglutir en gran parte está controlado conscientemente por la persona pero otra parte se realiza de manera involuntaria. De esta manera, muchas veces se presentan alteraciones en el proceso, independientemente de que la persona intente deglutir adecuadamente.

Así, se entiende por trastornos de la deglución todas aquellas alteraciones que le impiden a la persona deglutir adecuadamente los alimentos. Por lo general, estos constituyen un síntoma de numerosos trastornos neurológicos como los accidentes cerebrovasculares, los traumatismos cerebrales, la parálisis cerebral, la enfermedad de Parkinson y de otros trastornos neurológicos degenerativos.

Sin embargo, es usual que los trastornos de la deglución, conocidos también como disfagia, aparezcan secundarios a enfermedades de la columna vertebral, trastornos emocionales, tumores o a problemas musculares o nerviosos que afectan el área implicada en este proceso.

Las dificultades que provocan los trastornos para deglutir pueden fluctuar entre la incapacidad total para tragar hasta la conocida aspiración donde los alimentos o líquidos entran a la tráquea. Es común que se manifieste además con tos o ahogo, presentándose también un continuo babeo ante la posibilidad de tragar la saliva o el atoro de determinados alimentos en la garganta.

El pronóstico del trastorno dependerá esencialmente del tipo de problema de deglución, así como de la causa que lo provoca. De esta manera, algunos tipos de disfagia pueden corregirse total o parcialmente cambiando la dieta e incorporándole diversos tipos de espesantes. Mientras que en otros casos será necesario aplicar algunos fármacos para aliviar la sintomatología o someter al paciente a cirugía o sondas de alimentación.

  Consejos, Enfermedades, Medicina