La salud de los niños y las actividades al aire libre

En los Estados Unidos más de la mitad de los niños de edad preescolar no realiza ninguna actividad deportiva o recreativa al aire libre con sus padres. Este hábito aparentemente inofensivo, incidiría en el aumento del riesgo de padecer en la edad adulta de múltiples enfermedades como el asma bronquial y problemas osteomusculares. A corto plazo, incidiría en la salud de los niños provocando la obesidad.

Estos datos provienen de un sondeo realizado a los padres de aproximadamente 9.000 niños que, a su vez, se inserta en un estudio nacional sobre los niños estadounidenses nacidos en el 2001.  De esta manera, se evidenció que solo el 44% de las madres y el 24% de los padres aseveró que compartía con sus hijos al menos una vez al día actividades al aire libre.

Además, se apreció que las niñas, los niños de raza negra o latina y los niños cuyas madres pasaban bastante tiempo trabajando fuera del hogar eran menos propensos a jugar al aire libre. Por el contrario, aquellos chicos que compartían con compañeros de juego regulares eran más propensos a pasar el tiempo en actividades al aire libre, quizás porque sus padres se turnaban para sacarlos a pasear.

Obviamente, con los tiempos que corren no es fácil disponer de tiempo libre para jugar o practicar deportes al aire libre con los hijos pero debemos ser conscientes de que esta actividad resulta muy importante para evitar el riesgo de desarrollar posibles enfermedades y sobre todo, para mantener a raya la obesidad infantil.

En este sentido, las guías dela AsociaciónNacionalpara el Deporte yla EducaciónFísicasugieren que los pequeños deben tener al menos una hora diaria de actividad física. Por supuesto, de más está decir que las actividades al aire libre con los padres implicaría practicar juegos dinámicos o algún tipo de deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*