Cinco hábitos que te impiden adelgazar

Comer¿Has intentado adelgazar sin conseguir el resultado esperado? Es natural que pienses que no te estás esforzando lo suficiente, pero lo cierto es que a veces el hecho de que no adelgaces podría tener una causa muy diferente. De hecho, es probable que no pierdas el peso, a pesar de tener un riguroso régimen para adelgazar, sencillamente porque mantienes algunos hábitos en tu vida cotidiana que obstaculizan tu pérdida de peso. Numerosos estudios han demostrado que muchos de nuestros hábitos inciden en la regulación del peso corporal haciendo que perdamos peso con mayor o menor facilidad. Te desvelamos algunos de los hábitos que pueden estar impidiéndote adelgazar.

Si quieres adelgazar, deberás eliminar estos hábitos de tu vida

1. Acumular las ganas de comer. Se ha demostrado que acumular las ganas de comer aumenta nuestra tentación por la comida. De manera que mientras más tiempo pasemos controlando el hambre, menos podremos regularnos a la hora de la cena y como resultado terminaremos comiendo mucho más. Lo ideal es hacer 5 comidas ligeras al día para mantenernos saciados, evitando así los peligrosos atracones.

2. No beber el agua suficiente. Beber agua nos ayuda a desintoxicar al organismo y a eliminar el exceso de grasa del cuerpo. En cambio, cuando no bebemos el agua suficiente aumenta la acumulación de toxinas en el organismo y el metabolismo se ralentiza. Como resultado perdemos peso más lentamente. Por tanto, si queremos adelgazar lo ideal es beber alrededor de 2 litros de agua al día, evitando el consumo de bebidas ricas en azúcar.

3. No dormir bien. Un estudio realizado en la Universidad de Chicago afirma que mientras dormimos nuestro organismo de deshace del exceso de grasa. De hecho, si reducimos nuestro sueño de 8,5 horas a 5,5 horas la quema de grasa se reduce a la mitad. Esto se debe a que cuando se restringe el sueño aumentan los niveles de grelina, una hormona que estimula el apetito, reduce el gasto energético y favorece la retención de grasas.

4. Comer demasiado rápido. ¿Sabías que mientras más rápido comes, más probabilidades tienes de ingerir una cantidad mayor de alimentos? Esto sucede porque cuando comemos rápido, la señal de saciedad tarda en llegar desde el estómago al cerebro y por tanto, comemos más esperando a sentirnos satisfechos. Lo ideal es comer estando plenamente presentes, degustando cada bocado y sin distracciones que puedan disociarnos.

5. Abusar de los alimentos light. La mayoría de nosotros pensamos que incluyendo en la dieta alimentos light o bajos en calorías podremos comer cuanto queramos. Sin embargo, debes saber que si bien estos alimentos aportan menos grasa y azúcares que sus versiones originales, no están libres de estos ingredientes, así que si los comemos en exceso terminarán haciéndonos engordar.

Imagen del artículo

Cinco hábitos que te impiden adelgazar
  Consejos, Estudios, Perder peso