Cinco enfermedades vinculadas a la deficiencia de vitamina D

Vitamina dLa vitamina D se puede adquirir de dos maneras: a través de la alimentación o exponiéndose a los rayos del sol. La variante llamada ergocalciferol deriva del colesterol en la dieta que está presente en los vegetales mientras que el tipo colecalciferol se obtiene mediante los rayos del sol. Aunque se trata de una vitamina menos difundida que la vitamina C y la E, no por eso es menos importante. De hecho, si tenemos una carencia de vitamina D podemos sufrir diferentes problemas de salud.

1. Asma. Aunque las causas del asma aún son objeto de debate científico, un estudio reciente realizado en la Escuela de Medicina de Harvard ha encontrado que la falta de vitamina D, sobre todo en los niños, está vinculada con un aumento en la prevalencia del asma y con una agravación de sus síntomas. Esto se debe al hecho de que la vitamina D ayudaría a reducir la inflamación propia de esta enfermedad.

2. Hipertensión. Un estudio publicado hace poco en la Journal of Investigative Medicine halló que cuando los niveles de vitamina D de las personas con hipertensión estaban en la norma, estas tenían la presión arterial más controlada. Al contrario, cuando había una deficiencia de vitamina D, la presión arterial aumentaba y también se apreciaron indicios de inflamación vascular.

3. Gripe. No es un secreto para nadie que la gripe es más frecuente durante el invierno, justo cuando los rayos del sol escasean. De hecho, se sabe que la gripe no solo se debe al frío sino también a los bajos niveles de vitamina D, sobre todo de la que producimos cuando nos exponemos al sol.

4. Obturaciones dentales. La falta de vitamina D provoca daños a la salud de nuestros dientes ya que esta es la encargada de que los huesos puedan absorber los minerales que necesitan para mantener su densidad.

5. Artritis reumatoide. Un estudio realizado en la Universidad de Saskatchewan descubrió que esta enfermedad está profundamente vinculada a la falta de vitamina D. De hecho, se desveló que las personas con niveles menores de esta vitamina tenían un riesgo cinco veces mayor de desarrollar la artritis reumatoide.

Imagen del artículo

Cinco enfermedades vinculadas a la deficiencia de vitamina D
  Consejos, Enfermedades