Carencia de cobre: ¿Causa de obesidad?

OstrasLa obesidad es la nueva epidemia del siglo XXI. De hecho, cada vez son más las personas que padecen sobrepeso y obesidad, solo en España se estima que el 40% de la población adulta tiene un índice de masa corporal por encima de la media. Se trata de un fenómeno que tiene múltiples causas, desde los hábitos de alimentación poco saludables y el sedentarismo hasta algunas alteraciones metabólicas y deficiencias nutricionales. Ahora un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad de California, en conjunto con otras instituciones ha encontrado que el desbalance en los niveles de cobre en el organismo también puede causar obesidad.

El mecanismo de acción del cobre en nuestro cuerpo

Se conoce que pequeñas cantidades de cobre son esenciales para nuestra salud ya que ayuda en la absorción del hierro y detiene la sobre-excitación de las células nerviosas en el cerebro. Sin embargo, lo que los científicos desconocían es que el cobre también estimula el metabolismo y ayuda a quemar el exceso de grasa del cuerpo ya que activa la transportación de las células grasas o adipocitos hasta el torrente sanguíneo, donde se usan como energía.

Básicamente, el cobre controla la quema de grasa. Este mineral se encarga de bloquear la segregación de la enzima fosfodiesterasa 3 o PDE3, encargada a su vez de bloquear la enzima AMP cíclico, cuya función es activar al resto de las enzimas que descomponen las moléculas de grasa. En teoría, el cobre actúa como un regulador del mecanismo de quema de grasa, por lo que también incide sobre los procesos inflamatorios y metabólicos.

¿Cuánto cobre necesitas para regular tu peso corporal?

El Comité de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina recomienda una ingesta diaria de 900 microgramos de cobre para los adultos sanos y con un peso normal. Puedes obtener esta cantidad recomendada consumiendo alimentos ricos en cobre como los mariscos, los granos enteros, las nueces, las legumbres, las patatas y las vísceras. Las verduras de hoja verde y oscura, así como el cacao, la pimienta negra, la levadura y las frutas deshidratadas también son una fuente natural de cobre.

No obstante, los científicos advierten sobre la ingestión de suplementos de cobre, ya que el exceso de cobre en el organismo puede provocar una intoxicación por cobre, dando lugar a una serie de desequilibrios en los niveles de otros minerales esenciales como el zinc.

Los comentarios están cerrados.