Prospecto e indicaciones



Contraindicaciones

Uso concurrente con inhibidores de monoaminooxidasa. Hipersensibilidad a la paroxetina. Uso de tioridazina.

Precauciones

Antecedentes convulsivos. Activación por manía o hipomanía. Debido al riesgo de suicidio en pacientes depresivos se recomienda una cuidadosa vigilancia. Riesgo de hiponatremia en gerontes con depleción de volúmen o bajo tratamiento con diuréticos. Enfermedades que pudiesen afectar el metabolismo o las respuestas hemodinámicas. Trastorno bipolar. Alteraciones de la agregación plaquetaria. Suspensión del tratamiento (la disminución abrupta de la dosis de paroxetina puede desencadenar sindrome de abstinencia)

Interacciones

Analgésicos opioides: A través de efectos aditivos en la actividad serotonérgica esta combinación aumenta el riesgo de producción de sindrome serotonérgico (hipertensión, hipertermia, mioclonus y alteraciones en el estado de conciencia). Se debe monitorear la aparición del mismo.
-Anticoagulantes orales: La paroxetina a través de la inhibición de la metabolización los anticoagulantes orales puede aumentar su efecto. Monitorear el RIN y signos y síntomas de sangrado.
-Antidepresivos tricíclicos (ATC): el uso de paroxetina y antidepresivos tricíclicos (ATC) puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular) y efectos anticolinérgicos, por inhibición del metabolismo del ATC. Adicionalmente puede aumentar la incidencia de sindrome serotonérgico (hipertermia, hipertensión, mioclonías, alteración de la conciencia). Monitorear la aparición de efectos adversos y el electrocardiograma, ajustando la dosis de ATC si es necesario.
-Antiinflamatorios no esteroideos (AINE): El uso concomitante de AINE con paroxetina produce un aumento del riesgo de hemorrágica gastrointestinal. Monitorear signos de sangrado digestivo.
-Aprepitant: La coadministración produce una disminución significativa de las concentraciones séricas de ambas drogas. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Aripripazol: Los inhibidores del citocromo P450 2D6, tales como la paroxetina, aumentan los niveles plasmáticos del aripripazol por inhibir su eliminación con mayor riesgo de toxicidad. Monitorear la aparición de toxicidad por aripripazol y ajustar dosis.
-Atomoxetina: La coadministración con paroxetina produce un aumento en las concentraciones plasmáticas de atomoxetina debido a la inhibición de su metabolismo a través del citocromo P450 2D6 por la paroxetina. El ajuste de dosis de la atomoxetina puede ser necesario en estos casos.
-Bupropión: El uso simultáneo produce un aumento de los niveles de paroxetina por inhibición del metabolismo de la misma a través del citocromo P450 2D6. La combinación de los dos fármacos debe ser iniciada con cuidado a partir de la dosis más baja de paroxetina dentro de su rango terapéutico. Si se comienza a administrar bupropión en un paciente en tratamiento con paroxetina, debe considerarse la reducción de las dosis de esta última.
-Buspirona: A través de efectos aditivos en la actividad serotonérgica esta combinación aumenta el riesgo de producción de sindrome serotonérgico (hipertensión, hipertermia, mioclonus y alteraciones en el estado de conciencia). Se debe monitorear la aparición del mismo.
-Carbamazepina: Paroxetina puede disminuir la metabolización de carbamazepina a través de la inhibición del citocromo P450 3A4. Asimismo a través de la inducción de los citocromos P450 1A2, 2C y/o 3A4 la carbamazepina puede disminuir los niveles séricos de paroxetina. Se recomienda monitorear la aparición de efectos adversos y los niveles séricos de carbamazepina y la eficacia terapéutica de paroxetina.
-Carbón activado: La administración simultánea de carbón activado reduce significativamente la absorción de paroxetina. Evitar la coadministración, salvo que se utilice con fines de tratamiento por una intoxicación.
-Cimetidina: La asociación de cimetidina con paroxetina puede aumentar los niveles plasmáticos de esta debido al efecto inhibidor sobre el metabolismo hepático de la paroxetina. Considerar la posibilidad de utilizar otro bloqueante H2. En caso de asociarse debe controlarse la posible aparición de efectos adversos y eventualmente puede ser necesario corregir la dosis de paroxetina.
-Ciproheptadina: La asociación de ciproheptadina con paroxetina produce una reducción de la eficacia de esta última. Este efecto se debería las propiedades antagonísticas sobre receptores serotonérgicos que posee la ciproheptadina. Monitorear la eficacia de la paroxetina. Debe contemplarse la posibilidad de elevar las dosis de paroxetina o suspender el tratamiento con ciproheptadina.
-Clozapina: La paroxetina inhibiría las enzimas involucradas en el metabolismo hepático de la clozapina, aumentando su concentración plasmática y su toxicidad (sedación, incoordinación, hipotensión, convulsiones y mielotoxicidad). Debe tratar de evitarse esta combinación, caso contrario, estos pacientes se recomienda controlar la aparición de toxicidad de la clozapina y, si es necesario, disminuir su dosis.
-Dextrometorfano: Al inhibirse el metabolismo hepático, puede desarrollarse toxicidad severa (nauseas, vómitos, visión borrosa, alucinaciones) o sindrome serotonérgico (hipertermia, hipertensión, mioclonías, alteración de la conciencia). Se debe tratar de evitar la asociación o en su defecto monitorear signos de toxicidad y eventual ajuste de la dosis del dextrometorfano.
-Droperidol: La administración simultánea, por adición de sus efectos, aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). El droperidol debe administrarse con extrema precaución en presencia de factores de riesgo para el desarrollo del sindrome de Q-T prolongado, tales como el tratamiento con antidepresivos.
-Fenitoína: Se observa disminución de la efectividad de ambas drogas debido a la inducción de ambos metabolismos. Monitorear la efectividad de ambas drogas y ajustar las dosis.
-Fenobarbital: La coadministración de paroxetina con fenobarbital puede llevar una disminución de las concentraciones de paroxetina debido al aumento de su depuración. Monitorear la respuesta terapéutica a la paroxetina para guiar el ajuste de dosis necesario.
-Flecainida: La paroxetina inhibe el metabolismo de la flecainida aumentando el riesgo de toxicidad del antiarrítmico: arritmias. Monitorear en estos pacientes la frecuencia cardíaca y el ECG. Puede ser necesaria una reducción de dosis.
-Furazolidona: La asociación con paroxetina produce debilidad, hiperreflexia e incoordinación como resultado de la adición de la estimulación serotonérgica como resultado de la actividad IMAO de la furazolidona. En caso de asociación deben monitorearse estrictamente los signos y síntomas de exceso de tono serotonérgico (alteraciones de lla conciencia, diaforesis, fiebre, debilidad, hiperreflexia, incoordinación).
-Galantamina: Paroxetina inhibe el metabolismo hepático de duloxetina. Debe monitorarse la aparición de efectos adversos.
-Ginkgo biloba: La coadministración aumenta el riesgo de sindrome serotonérgico resultado de la adición de la estimulación serotonérgica. El ginkgo ha demostrado tener efectos IMAO y efectos activadores serotonérgicos. Se debe monitorear la aparición de hipertensión, hipertermia, mioclonus y cambios en el estado de conciencia si se combinan ginkgo biloba e inhibidores de la recaptación de serotonina.
-Haloperidol: el uso podría aumentar la toxicidad del haloperidol por disminución de su metabolismo. Monitorear la aparición de efectos adversos y ajustar la dosis del haloperidol.
-Hipérico: el uso aumenta el riesgo de sindrome serotonérgico o de hipomanía por inhibición de la recaptación de serotonina e inhibición de la monoaminooxidasa. Evitar la asociación. Se debe esperar dos semanas antes de recibir paroxetina luego de suspender el hipérico. De la misma manera deben esperarse cinco vidas medias de paroxetina antes de recibir hipérico.
-Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO): la administración concomitante con IMAO aumenta el riesgo de toxicidad del sistema nervioso central o sindrome serotonérgico (hipertensión, hipertermia, mioclonus, trastornos mentales), probablemente por disminución del metabolismo de la serotonina por la MAO. No deben coadministrarse y se debe esperar 14 días entre el tratamiento con una droga u otra.
-Inhibidores de proteasa: Su asociación produce un aumento de los niveles plasmáticos de paroxetina y riesgo de toxicidad debido a la inhibición de su metabolismo de la misma por los inhibidores de proteasa. Se recomienda el monitoreo clínico de la toxicidad por paroxetina. Puede necesitarse reducir la dosis del antidepresivo.
-Labetalol: El uso de paroxetina puede disminuir el metabolismo del labetalol. Debe monitorearse la aparición de efectos adversos.
-Linezolid: la administración concomitante con paroxetina aumenta el riesgo de toxicidad del sistema nervioso central o sindrome serotonérgico (hipertensión, hipertermia, mioclonus, trastornos mentales). Esperar 14 días entre el tratamiento con una droga u otra.
-Litio: Se recomienda precaución si se administraran litio y paroxetina en forma concurrente. Se han descripto aumento de la toxicidad por litio (debilidad, temblor, confusión y sed excesiva) así como aumento de la incidencia de sindrome serotonérgico (hipertermia, hipertensión, mioclonías, alteración de la conciencia). Debe vigilarse la litemia y la aparición de efectos adversos de ambos fármacos.
-Metadona: La paroxetina puede disminuir el metabolismo de metadona y aumentar la incidencia de efectos adversos mediados por esta última. Monitorar clínicamente y ajustar dosis.
-Metoprolol: La asociación produce un aumento en la incidencia de los efectos adversos de metoprolol (disnea, bradicardia, insuficiencia cardíaca aguda) debido a la disminución de su metabolismo por inhibición del citocromo P450 2D6 por paroxetina. Monitorear la aparición de bradicardia y pérdida de cardioselectividad. Puede ser necesario reducir la dosis de metoprolol.
-Mexiletina: La paroxetina puede disminuir el metabolismo de mexiletina y aumentar la incidencia de efectos adversos mediados por esta última. Debe evitarse la asociación. En su defecto se deben monitorear la aparición de efectos adversos.
-Naratriptán: La administración de paroxetina con un agonista 5HT-1, como el naratriptán, produce un aumento del riesgo de aparición de debilidad, hiperreflexia e incoordinación. Se sugiere un seguimiento cercano del paciente.
-Nefazodona: Elevación del riesgo de sindrome serotonérgico en sistema nervioso central (hipertermia, hipertensión, mioclonias y cambios en el status mental), puede observarse en administración conjunta de estas drogas. El mecanismo es desconocido y se recomienda separar su indicación al menos durante 7 días.
-Perfenazina: La coadministración de paroxetina con drogas metabolizadas por el citocromo P450 2D6 aumentan los riesgos de toxicidad las mismas. Se debe monitorear la aparición de signos y síntomas de toxicidad por perfenazina y ajustar la dosis de la misma.
-Propafenona: La asociación produce un aumento del riesgo de toxicidad por propafenona (arritmias) por inhibición de su metabolismo. Debe monitorearse la frecuencia cardíaca y el electrocardiograma en aquellos pacientes de reciban propafenona y paroxetina. La administración conjunta de estos dos agentes debe realizarse con cuidado y debe considerarse la posibilidad de reducir sus dosis.
-Quinidina: Su uso simultáneo produce una aumento de los niveles plasmáticos de paroxetina y de su toxicidad (náuseas, sequedad de boca, somnolencia, cefaleas) por disminución de su metabolismo. Se deben monitorear los signos de toxicidad por paroxetina y debe considerarse la reducción de su dosis.
-Risperidona: La administración concomitante produce un aumento del riesgo de sindrome serotonérgico (hipertensión, hipertermia, mioclonus, alteraciones en el estado de conciencia), prolongación del intervalo QT y extrapiramidalismo. Esto se debe a que al inhibir el citocromo P450 2D6 la paroxetina altera el metabolismo de la risperidona. Se aconseja el cuidadoso monitoreo de signos y síntomas de toxicidad por risperidona en el caso de esta asociación y eventualmente el monitoreo de los niveles plasmáticos de la misma.
-Sibutramina: La coadministración produce un incremento del riesgo de sindrome serotonérgico (hipertensión, hipertermia, mioclonus y alteraciones en el estado de conciencia) por efectos farmacológicos aditivos que resultan en una excesiva estimulación serotonérgica. Evitar la administración de sibutramina con otros agentes serotonérgicos como la paroxetina.
-Sumatriptán: la coadministración de sumatriptán e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) puede causar signos de toxicidad neurológica como debilidad, hiperreflexia, incordinación motora y disquinesias paroxísticas persistentes. Tener presente que además de los ISRS muchos agentes antidepresivos tricíclicos y atípicos son también inhibidores de la recaptación de serotonina. Evitar la asociación entre los antidepresivos mencionados y el sumatriptán.
-Teofilina: Algunos ISRS se metabolizan vía citocromo P450 1A2 siendo por ello inhibidores competitivos de dicho citocromo. Debido a esto, el uso conjunto de teofilina y los ISRS mencionados puede incrementar las concentraciones séricas y la toxicidad de la primera. Monitorear la concentración sérica de teofilina y ajustar su dosis.
-Tioridazina: Por su efecto inhibitorio sobre el Citocromo P450 2D6, que metaboliza la Tioridazina, paroxetina puede producir aumento de los niveles de esta con el consiguiente riesgo de efectos adversos cardiovasculares graves. No se deben coadministrar.
-Tramadol: Al asociarse se puede observar convulsiones y sindrome serotonérgico, por lo que se desaconseja su coadministración, especialmente en pacientes con predisposición a las convulsiones. El mecanismo involucrado sería el aumento de serotonina en el SNC y en la periferia. Si se asocian se debe vigilar por cualquier signo de sindrome serotonérgico y convulsiones.
-Trazodona: Se puede observar un sindrome serotonérgico si se asocian, debido a un efecto aditivo serotonérgico. El uso conjunto de Paroxetina y Trazodone debe efectuarse con precaución, vigilando de cerca cualquier signo o síntoma de sindrome serotonérgico (hipertensión, hipertermia, mioclonus y alteraciones en el estado de conciencia).
-Warfarina: Con el uso concomitante puede aumentar el riesgo de hemorragia. Monitorear el RIN y signos y síntomas de hemorragia.
-Zolmitriptán : La asociación favorece la aparición de debilidad, hiperreflexia e incoordinación por efectos farmacológicos aditivos que resultan en una excesiva estimulación serotonérgica. Se recomienda el monitoreo riguroso de la aparición de los mencionados efectos adversos.



Medicamento Paroxetina actualizado
Búsquedas frecuentas: Paroxetina contraindicaciones, efectos secundarios Paroxetina, presentacion, efectos colaterales, precio.

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

X