Prospecto e indicaciones


Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la furosemida. Anuria. Hipocalemia severa. Hiponatremia severa. Hipovolemia. Coma hepático.

Precauciones

Diabetes mellitus. Enfermedad hepática (cirrosis, ascitis). Insuficiencia renal severa. Alteraciones del balance hidro-electrolítico. Gota o hiperuricemia. Ototoxicidad. Lupus eritematoso sistémico. Si se administra por infusión intravenosa, se recomienda no exceder los 4 mg/minuto.

Interacciones


-Acido etacrínico: la furosemida no debe ser administrada conjuntamente con el ácido etacrínico por el aumento en el riesgo de ototoxicidad.
-Alimentos: se recomienda administrar furosemida en ayunas, ya que los alimentos disminuyen la biodisponibilidad de la misma.
-Aminoglucósidos: la administración de furosemida y antibióticos aminoglucósidos aumenta el riesgo de ototoxicidad y nefrotoxicidad. Monitorear la capacidad auditiva del paciente y la función renal.
-Antiinflamatorios no esteroideos: la administración de agentes antiinflamatorios no esteroideos y diuréticos puede disminuir el efecto diurético y la eficacia antihipertensiva. Monitorear la presión arterial, la diuresis, aparición de edema y peso.
-Aspirina: la aspirina compite en su excreción renal con la furosemida, disminuyendo su efecto diurético. Este efecto es más pronunciado con altas dosis de aspirina, por lo cual se recomienda no administrar dosis diarias mayores a los 650 mg de aspirina a pacientes que también reciben furosemida.
-Carbón activado: la unión de la furosemida al carbón activado disminuye su eficacia si son administrados conjuntamente. Administrar furosemida 4 horas antes que el carbón activado. Ajustar la dosis de furosemida si es necesario.
-Cefepime: la administración de furosemida y cefalosporinas incrementa el riesgo de nefrotoxicidad. Monitorear la función renal.
-Clofifrato: la administración de furosemida y clofibrato genera una competencia de ambos por la unión a proteinas plasmáticas y el consecuente aumento en la concentración plasmática libre de las dos drogas. Esta combinación puede generar dolor muscular, diuresis marcada y aumento de las concentraciones séricas de transaminasas y creatina fosfoquinasa. Si se requiere administrar estas drogas conjuntamente, se recomienda, monitorear al paciente por los efectos adversos indicados.
-Colestipol: la administración de furosemida con colestipol disminuye la biodisponibilidad de la furosemida por unión a la resina. Administrar el diurético al menos 4 horas antes que el colestipol. Ajustar la dosis de furosemida si es necesario.
-Colestiramina: la administración de furosemida con colestiramina disminuye marcadamente la concentración sérica de la furosemida por interacción con la resina. Administrar la colestiramina 4 horas luego de la administración del diurético y monitorear el efecto de la furosemida. Puede requerirse ajustar la dosis del diurético.
-Cortisona: la administración de diuréticos y corticoides puede resultar en una excesiva pérdida de potasio. Monitorear cuidadosamente el balance de potasio para evitar la hipocalemia.
-Digoxina: la administración de diuréticos del asa y digitálicos aumenta el riesgo de toxicidad por digitálicos (náuseas, vómitos y arritmias cardíacas) secundaria a la hipocalemia y probable hipomagnesemia. Monitorear frecuentemente las concentraciones séricas de potasio y magnesio y educar al paciente la importancia de mantener una dieta adecuada en la ingesta de potasio.
-Droperidol: la administración de drogas que pueden producir hipocalemia e hipomagnesemia con droperidol aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Administrar el droperidol con extrema precaución y controlar el intervalo Q-T.
-Efedra: se recomienda evitar el uso de efedra en pacientes que reciben una terapia antihipertensiva. La efedrina y pseudoefedrina que se encuentran en la efedra pueden reducir el efecto hipotensor de los diuréticos del asa.
-Fenitoína: la administración de furosemida y fenitoína puede disminuir la eficacia terapéutica de la furosemida por disminución en su absorción gastrointestinal. Monitorear la respuesta clínica a la furosemida y ajustar su dosis si es necesario.
-Fludrocortisona: la administración de diuréticos y corticoides puede resultar en una excesiva pérdida de potasio. Monitorear cuidadosamente el balance de potasio para evitar la hipocalemia.
-Hidralazina: la hidralazina aumenta la eliminación renal de la furosemida y su consecuente efecto diurético. Monitorear la respuesta del paciente al diurético. Monitorear la concentración sérica de electrolitos y el clearance de creatinina. Ajustar la dosis del diurético si es necesario.
-Hidrocortisona: la administración de diuréticos y corticoides puede resultar en una excesiva pérdida de potasio. Monitorear cuidadosamente el balance de potasio para evitar la hipocalemia.
-Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA): la administración de diuréticos del asa e inhibidores de la ECA puede causar severa hipotensión postural. Se recomienda retirar el diurético 2-3 días antes de la administración de un inhibidor de la ECA. Si esto no fuera posible, comenzar a administrar el inhibidor de la ECA en bajas dosis, monitoreando la presión arterial. Monitorear la presión arterial, el equilibrio hidroelectrolítico y el peso corporal regularmente durante las dos primeras semanas luego de una modificación en la dosis.
-Ketanserina: la administración de ketanserina y diuréticos puede producir hipocalemia, aumentando el riesgo de arritmias ventriculares. Monitorear el intervalo Q-T. Considerar substituir el diurético, por otro ahorrador de potasio.
-Litio: la furosemida puede disminuir la eliminación del litio, aumentando su concentración plasmática y consecuente toxicidad (debilidad, temblor, sed excesiva y confusión). Monitorear los niveles séricos de litio durante los primeros 5-7 días al comenzar o finalizar la terapia con furosemida. Puede ser necesario disminuir la dosis de litio durante la administración de furosemida.
-Metformina: la administración de metformina y furosemida puede aumentar las concentraciones séricas de la metformina y el consecuente riesgo de hipoglucemia. Monitorear los niveles de glucosa en sangre y signos o síntomas de hipoglucemia (irritabilidad, temblores, diaforesis, taquicardia, confusión).
-Pancuronio: la furosemida en bajas dosis puede potenciar el bloqueo neuromuscular producido por la tubocurarina o la succinilcolina. Mientras que altas dosis (1-4 mg/kg) pueden antagonizar el efecto. Puede requerirse realizar modificaciones en las dosis cuanto estas drogas se administran de manera conjunta.
-Propranolol: la administración de propranolol y furosemida puede aumentar la concentración plasmática del propranolol y la consecuente hipotensión y/o bradicardia. Monitorear la presión arterial y el ritmo cardíaco.
-Regaliz: se recomienda evitar la administración concurrente de regaliz y diuréticos, porque su administración conjunta aumenta el riesgo de hipocalemia.
-Sotalol: la hipocalemia e hipomagnesemia que pueden generar ciertos diuréticos, aumenta el riesgo de toxicidad por sotalol (cardiotoxicidad: prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta, para cardíaco). Monitorear al paciente por signos de toxicidad por sotalol.
-Succinilcolina: la furosemida en bajas dosis puede potenciar el bloqueo neuromuscular producido por la tubocurarina o la succinilcolina. Mientras que altas dosis (1-4 mg/kg) pueden antagonizar el efecto. Puede requerirse realizar modificaciones en las dosis cuanto estas drogas se administran de manera conjunta.
-Teofilina: la administración de teofilina y furosemida puede alterar las concentraciones plasmáticas de teofilina. Monitorear la concentración plasmática de teofilina, al inicio y al finalizar la terapia con furosemida, así como también si se realizan modificaciones en la dosis del diurético.
-Vecuronio: la furosemida en bajas dosis puede potenciar el bloqueo neuromuscular producido por la tubocurarina o la succinilcolina. Mientras que altas dosis (1-4 mg/kg) pueden antagonizar el efecto. Puede requerirse realizar modificaciones en las dosis cuanto estas drogas se administran de manera conjunta.
-Yohimbina: se recomienda evitar el uso concurrente de yohimbina y furosemida. Esta combinación puede reducir la eficacia del diurético, resultando en un inadecuado control de la presión arterial en pacientes hipertensos.

Medicamento Furosemida actualizado
Búsquedas frecuentas: Furosemida contraindicaciones, efectos secundarios Furosemida, presentacion, efectos colaterales, precio.

Síguenos