Prospecto e indicaciones



Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la fluocortolona. Administración de vacunas a virus vivos o atenuados. La misma está contraindicada en pacientes que reciben dosis immunosupresoras de corticoides. Embarazo. Lactancia. Poliomielitis (a excepción de la forma encefalítica bulbar). Infección fúngica o amebiana sistémica. Pacientes con lesiones sifilíticas o tuberculosas en piel, varicela, reacciones erisipelatoides a vacunas, acné, infecciones locales fúngicas o virales, dermatitis perioral, rosácea y administración en áreas involucradas en la reacción a una vacuna. El uso de tinturas (shampoo) está contraindicado en niños e infantes. Evite el uso en la región que rodea a los ojos. El shampoo está contraindicado para el uso en zonas ulceradas.

Precauciones

Glaucoma de ángulo abierto y estrecho. Hiperglucemia. Hipertensión. Predisposición a coagulopatías o trombosis. Ulceras pépticas o intestinales. Colitis ulcerosa. Osteoporosis. Miastenia gravis. Falla cardíaca. Insuficiencia renal.Los corticoides pueden enmascarar los signos de una infección y disminuir la resistencia a infecciones. Los pacientes que reciben una terapia con corticoides y son sometidos a una situación de estrés inusual, deberán recibir un corticoide de acción rápida de soporte y la dosis deberá ser incrementada antes, durante y luego de la situación de estrés. La eliminación precipitada de la fluocortolona puede desencadenar una insuficiencia adrenocortical secundaria. La misma se puede evitar con la disminución gradual de la dosis del corticoide. La insuficiencia suprarrenal puede persistir muchos meses luego de haber discontinuado la terapia con el corticoide. En dicho caso, se deberá establecer una terapia de reemplazo en situaciones de estrés. La administración de fluocortolona puede aumentar el riesgo a desarrollar tuberculosis en pacientes con tuberculosis latente o reacción positiva al test PPD. Si la terapia con corticoides es necesaria para el tratamiento de la enfermedad, este deberá ser administrado de manera conjunta con un apropiado régimen antituberculoso. El uso de corticoides en tuberculosis deber ser restringido a casos de enfermedad fulminante o diseminada. Los corticoides pueden incrementar la infección seria o fatal en individuos expuestos a enfermedades virales como la varicela. Los pacientes deben ser advertidos de evitar la exposición y de consultar al médico en caso de ser expuestos. El tratamiento prolongado con corticoides puede causar cataratas y glaucoma. Esto puede dañar el nervio óptico y aumentar el desarrollo de infecciones virales o fúngicas secundarias. La terapia tópica de fluocortolona sobre el párpado debe ser evitada, ya que esta puede generar glaucoma y cataratas. La fluorocortolona no debe administrarse durante la fase viral del herpes simple y zoster. Monitorear la glucemia en pacientes diabéticos, debido a la disminución en la tolerancia a la glucosa durante la terapia con corticoides . Los corticoides pueden agravar la inestabilidad emocional pre existente o tendencias psicóticas. Si se administra fluocortolona en pacientes con predisposición a desarrollar úlceras pépticas, se recomienda la administración profiláctica de antiácidos. Controlar el crecimiento y desarrollo de infantes y niños que reciben una terapia con corticoides. Los niños pueden recibir concentraciones mayores en proporción a los adultos cuando reciben corticoides tópicos y por lo tanto pueden ser más susceptibles a toxicidad sistémica. Los agentes fluorinados como la fluorocortolona pueden producir dermatitis perioral. Los pacientes con falla hepática son más susceptibles a la supresión adrenal que los pacientes con función hepática normal. Los hijos de madres tratadas con dosis importantes de corticoides durante el embarazo deberán ser observados cuidadosamente, debido a que pueden presentar hipoadrenalismo. Se deberá evitar la lactancia en madres que reciben dosis farmacológicas de corticoides ,ya que estos son secretados en la leche materna y pueden suprimir el crecimiento, interferir con la producción de corticoides endógenos y causar otros efectos indeseados.

Interacciones


-Efedra: la efedrina (componente de la efedra) puede aumentar el metabolismo de los corticoides, disminuyendo su eficacia. Evitar el uso concomitante e incrementar la dosis del corticoide en caso de ser necesario.
-Fluoroquinolonas: la administración de fluoroquinolonas con corticoides aumenta el riesgo de ruptura tendinosa. Se debe discontinuar la administración de fluoroquinolona si el paciente sufre dolor, inflamación o ruptura tendinosa.
-Itraconazol: la administración junto a itraconazol aumenta el riesgo de los efectos adversos de los corticoides (diabetes mellitus, sindrome de Cushing y miopatías). Se deberá reducir la dosis del corticoide en caso de manifestación o incremento de los efectos adversos del mismo.
-Regaliz: la degradación de la glicirrina (componente del regaliz) genera un metabolito (ácido 3-monoglucuronil glicirretínico) que inhibe la enzima encargada de la degradación del cortisol (11-beta-hidroxiesteroide deshidrogenasa). Esto resulta en una disminución del metabolismo de los corticoides y el consecuente aumento en la incidencia de efectos adversos. Se puede requerir la disminución en la dosis del corticoide.
-Tuberculina: la reactividad a la prueba de tuberculina puede estar disminuida o demorada en pacientes tratados con corticoides sistémicos, debido a la immunosupresión. Se recomienda precaución al interpretar los resultados del test.
-Vacuna rotavirus: como regla general, la administración de vacunas a virus atenuado está contraindicada en pacientes inmunosuprimidos debido al tratamiento con corticoides. La disminución en la respuesta inmune incrementa el riesgo de infección por vacunas a virus atenuado.
-Vacunas: como regla general, la administración de vacunas a virus o bacterias atenuadas está contraindicada en pacientes inmunosuprimidos debido al tratamiento prolongado con corticoides (más de 10 mg de prednisona o equivalente por más de dos semanas). Si es posible, se recomienda demorar la administración de vacunas, en especial a virus o bacterias atenuadas, en personas inmunosuprimidas por altas dosis de corticoides. En contraposición, la administración de dosis bajas o moderadas de corticoides por corto plazo (menos de 14 días), la terapia de reemplazo (enfermedad de Addison), la administración intra-articular, injecciones en el tendón o la terapia tópica no son consideradas inmunosupresoras, y por lo tanto en estas situaciones la aplicación de vacunas no constituye una contraindicación.



Medicamento Fluocortolona actualizado
Búsquedas frecuentas: Fluocortolona contraindicaciones, efectos secundarios Fluocortolona, presentacion, efectos colaterales, precio.

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

X