Prospecto e indicaciones



Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la clorpropamida u otras sulfonilureas. Cetoacidosis diabética con o sin coma. Disfunción renal severa.

Precauciones

Disfunción hepática severa. Falla renal.

Interacciones


-Acarbose: la administración de clorpropamida y acarbose aumenta el riesgo de hipoglucemia, probablemente por la suma de sus efectos hipoglucemiantes. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia al iniciar y discontinuar el tratamiento con acarbose y ajustar la dosis de uno o ambos fármacos.
-Acetazolamida: la administración de acetazolamida a pacientes tratados con clorpropamida puede disminuir la eficacia hipoglucemiante de esta última. La acetazolamida alcaliniza la orina, lo que aumentaría la excreción de clorpropamida, reduciendo su concentración plasmática y eficacia terapéutica. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia en estos pacientes.
-Acido tióctico: la administración de clorpropamida y ácido tióctico aumenta el riesgo de hipoglucemia, probablemente por la suma de sus efectos hipoglucemiantes. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia.
-Alcohol: el consumo de etanol en pacientes tratados con clorpropamida puede provocar un Sindrome disulfirámico (rubor, palpitaciones, cefalea, sudoración). Esto se debe a que la clorpropamida inhibe de la enzima aldehído deshidrogenasa, alterando el metabolismo del etanol. Estos pacientes deben evitar el consumo de etanol.
-Allopurinol: la administración de allopurinol a pacientes tratados con clorpropamida puede aumentar el efecto hipoglucemiante de esta sulfonilurea. Ambos fármacos compiten por el mecanismo de excreción renal, por ende, su administración conjunta prolonga la vida media y efecto terapéutico de ambos fármacos. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia en estos pacientes.
-Antiinflamatorios no esteroides (AINE): la administración de antiinflamatorios no esteroides y clorpropamida aumentaría el riesgo de hipoglucemia. Esto se debería a la inhibición del metabolismo o al desplazamiento dela unión a proteínas de la clorpropamida. Monitorear los niveles de glucemia y, eventualmente, disminuir la dosis de la clorpropamida.
-Aspirina: la administración de aspirina a pacientes tratados con clorpropamida aumenta el riesgo de hipoglucemia. Esto se debería a un efecto directo de la aspirina sobre el metabolismo de los carbohidratos, al desplazamiento de la clorpropamida de sus sitios de unión a proteínas plasmáticas por parte de la aspirina o a la competición de ambos fármacos por los mecanismos de excreción renal. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia al iniciar y discontinuar el tratamiento con aspirina y ajustar la dosis de la clorpropamida.
-Bicarbonato de sodio: el bicarbonato de sodio disminuye la eficacia terapéutica de la clorpropramida. Esto se debería a que la alcalinización de la orina, provocada por el bicarbonato, incrementaría la excreción de la clorpropamida, reduciendo su concentración plasmática y eficacia terapéutica Evitar esta asociación.
-Bloqueantes Beta adrenérgicos: la administración de clorpropamida y bloqueantes b-adrenérgicos aumenta el riesgo de hipoglucemia, hiperglucemia. Las alteraciones en los niveles de glucemia se deberían al bloqueo de las acciones de los receptores b2-adrenérgicos sobre el metabolismo de los hidratos de carbono. En estos pacientes, se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia y utilizar bloqueantes b-adrenérgicos cardioselectivos (atenolol, metoprolol) que tienen, a dosis adecuadas, menores efectos sobre el metabolismo de los carbohidratos.
-Clofibrato: la administración de clorpropamida y clofibrato aumenta el riesgo de hipoglucemia, probablemente porque la competencia que se genera entre ambos fármacos a nivel de la excreción renal determina un aumento de las concentraciones plasmáticas y del efecto hipoglucemiante de la clopropamida. En estos pacientes se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia al iniciar y discontinuar el tratamiento clofibrato.
-Cloranfenicol: la administración de clorpropamida y cloranfenicol aumenta el riesgo de hipoglucemia. Esto se debería a la disminución en el metabolismo hepático de la clopropamida provocada por el cloranfenicol. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia en estos pacientes.
-Clortalidona: la administración de clortalidona a pacientes tratados con clorpropamida disminuye la eficacia terapéutica de este hipoglucemiante. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia en estos pacientes.
-Cotrimoxazol: la administración de clorpropamida y cotrimoxazol aumenta el riesgo de hipoglucemia. Esto se debería al desplazamiento de la clopropamida de los sitios de unión a proteínas por el cotrimoxazol, que aumentaría las concentraciones séricas y el efecto hipoglucemiante de la clorpropamida. Evitar esta asociación.
-Diltiazem: la administración de clorpropamida y diltiazem aumenta el riesgo de hipoglucemia. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia en estos pacientes y considerar la administración de un antihipertensivo con diferente mecanismo de acción (Ej. IECA ).
-Fenitoína: la administración de clorpropamida y fenitoína aumenta el riesgo de hipoglucemia. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia en estos pacientes.
-Gingseng: la administración de clorpropamida y gingseng aumenta el riesgo de hipoglucemia, probablemente por la suma de sus acciones hipoglucemiantes. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia en estos pacientes.
-Hidroclorotiazida: la administración de hidroclorotiazida a pacientes tratados con clorpropamida disminuye la eficacia terapéutica de este hipoglucemiante. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia en estos pacientes.
-Hipérico: la administración de clorpropamida e hipérico aumenta el riesgo de hipoglucemia. Se recomienda controlar la aparición de síntomas y signos de hipoglucemia en estos pacientes.
-Inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAOs): la administración de clorpropamida e IMAOs aumenta el riesgo de hipoglucemia, depresión del SNC y convulsiones. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia y ajustar la dosis de la clorpropamida.
-Isoniazida: la isoniazida puede provocar hiperglucemia y complicar el control de la glucemia en pacientes tratados con clorpropamida. Monitorear la glucemia y ajustar la dosis del hipoglucemiante.
-Itraconazol: la administración de clorpropamida e itraconazol aumenta el riesgo de hipoglucemia. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia en estos pacientes.
-Quinolonas: en diabéticos tratados con hipoglucemiantes orales, la administración de quinolonas puede modificar los niveles de glucemia, pudiéndose presentar tanto hipoglucemia como hiperglucemia. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia en estos pacientes.
-Nortriptilina: la administración de clorpropamida y nortriptilina aumenta el riesgo de hipoglucemia. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia en estos pacientes.
-Regaliz: el regaliz puede provocar hiperglucemia reduciendo el efecto hipoglucemiante de la clorpropamida. Se recomienda realizar un estricto control de los niveles de glucemia en estos pacientes.
-Rifampicina: la rifampicina induce las enzimas hepáticas involucradas en el metabolismo de la clorpropamida, disminuyendo su concentración plasmática y efectividad terapéutica. Puede ser necesario aumentar la dosis de clorpropamida cuando ambos fármacos se administran en forma conjunta.
-Sulfadiazina: la administración de sulfadiazina a pacientes tratados con clorpropamida aumenta el riesgo de hipoglucemia. Esto se debería al desplazamiento de la clorpropamida de sus sitios de unión a proteínas plasmáticas por parte de la sulfadiazina. Evitar esta asociación. En caso de ser necesaria, realizar un estricto control de los niveles de glucemia.
-Sulfametoxazol: la administración de sulfametoxazol a pacientes tratados con clorpropamida aumenta el riesgo de hipoglucemia. Esto se debería al desplazamiento de la clorpropamida de sus sitios de unión a proteínas plasmáticas por parte de la sulfametoxazol. Evitar esta asociación. En caso de ser necesaria, realizar un estricto control de los niveles de glucemia.



Medicamento Clorpropamida actualizado
Búsquedas frecuentas: Clorpropamida contraindicaciones, efectos secundarios Clorpropamida, presentacion, efectos colaterales, precio.

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

X