Prospecto e indicaciones



Contraindicaciones

Hipersensibilidad a las 4-aminoquinolinas o a los productos derivados de las mismas.

Precauciones

Enfermedad hepática, alcoholismo o administración concomitante con otros fármacos hepatotóxicos. Deficiencia de glucosa 6-fosfato deshidrogenasa. Insuficiencia renal. Pacientes con psoriasis o porfiria.

Interacciones


-Adenosina: la administración de cloroquina y adenosina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la adenosina.
-Amiodarona: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4, y provoca mayor riesgo de cardiotoxicidad. Evitar la coadministración.
-Ampicilina: la cloroquina, al disminuir la velocidad de vaciamiento gástrico y aumentar la motilidad intestinal, podría reducir la absorción de la ampicilina modificando su biodisponibilidad oral. En caso que la administración oral de ambos fármacos sea necesaria, se recomienda separar la administración por un intervalo mínimo de dos horas.
-Anestésicos generales: la administración de cloroquina y anestésicos generales (enflurano, halotano, isoflurano) aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como estos anestésicos generales.
-Antiácidos: la administración de antiácidos, que contienen magnesio, y cloroquina disminuye la efectividad de esta última. Los antiácidos, por un mecanismo de quelación, interfieren con la absorción de la cloroquina diminuyendo su biodisponibilidad oral. La administración conjunta de estos fármacos debe evitarse. En caso de ser necesaria, su administración debe estar separada por un intervalo mínimo de 4 horas.
-Antiarrítmicos: la administración de cloroquina y antiarrítmicos del grupo I y III aumentan el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como los antiarrítmicos del grupo I y III.
-Antidepresivos tricíclicos: la administración de cloroquina y antidepresivos tricíclicos aumentan el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como los antidepresivos tricíclicos.
-Antipsicóticos: la administración de cloroquina y antipsicóticos (amisulprida, haloperidol, quetiapina, fenotiazinas, risperidona y zotepina) aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como los mencionados antipsicóticos.
-Aprepitant: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Cafeína: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Ciclosporina: la cloroquina aumenta el riesgo de toxicidad de la ciclosporina (nefrotoxicidad, colestasis y parestesias), además la ciclosporina inhibe el metabolismo de la cloroquina. Al administrar estos fármacos en forma conjunta, la concentración sérica y toxicidad de la ciclosporina deben ser controladas frecuentemente, así como los efectos tóxicos de la cloroquina.
-Cimetidina: la cimetidina disminuye le metabolismo hepático de la cloroquina, aumentando su concentración plasmática y toxicidad (agitación, convulsiones y paro cardíaco). Se recomienda cambiar la cimetidina por otro fármaco que no modifique la farmacocinética de la cloroquina, como el sulcralfato.
-Cisapride: la administración de cisapride y cloroquina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la cloroquina, está contraindicada.
-Claritromicina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4, además de aumentar el riesgo de cardiotoxicidad. Evitar la coadministración.
-Clindamicina: la administración de cloroquina y clindamicina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la clindamicina.
-Clorfeniramina: la administración de clorfeniramina y cloroquina aumenta la absorción y efectividad de esta última. La combinación de estos fármacos debe reservarse para los pacientes resistentes a la cloroquina como monoterapia.
-Cotrimoxazol: la administración de cloroquina y cotrimoxazol aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como el cotrimoxazol.
-Delavirdine: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Desipramina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Diclofenac: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Diltiazem: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Dolasetrón: la administración de cloroquina y dolasetrón aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como el dolasetrón.
-Doxiciclina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Efavirenz: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Eritromicina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4, además de aumentar el riesgo de cardiotoxicidad. Evitar la coadministración.
-Fenitoína: la administración de clorfeniramina y fenitoína puede aumentar la toxicidad de esta última (ataxia, hiperreflexia, nistagmus, temblor). Esto se debería a una disminución en el metabolismo hepático de la fenitoína, mediada por la clorfeniramina. Se recomienda controlar los signos de toxicidad de la fenitoína, monitorear su concentración plasmática y ajustar la dosis.
-Fenotiazinas: la administración de cloroquina y fenotiazinas aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como las fenotiazinas.
-Fluconazol: la administración de cloroquina y fluconazol aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como el fluconazol.
-Fluoxetina: la administración de cloroquina y fluoxetina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la fluoxetina.
-Foscarnet: la administración de cloroquina y foscarnet aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como el foscarnet.
-Haloperidol: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Hidrato de cloral: la administración de cloroquina e hidrato de cloral aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como el hidrato de cloral.
-Imatinib: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Inhibidores de proteasa: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Isoniazida: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Itraconazol: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Jugo de pomelo: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Evitar la ingesta de jugo de pomelo durante el uso de cloroquina.
-Ketoconazol: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Levotiroxina: la cloroquina aumenta el metabolismo de la levotiroxina, disminuyendo su eficacia terapéutica y aumentando la concentración plasmática de TSH. Monitorear los niveles plasmáticos de TSH en estos pacientes.
-Lidocaína: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Mefloquina: la administración de mefloquina a pacientes tratados con cloroquina aumenta el riesgo de convulsiones, alteraciones en el ECG y paro cardíaco. Si ambos fármacos son utilizados para el tratamiento inicial de la malaria, se recomienda administrar la mefloquina 12 horas después de la última dosis de cloroquina.
-Metronidazol: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Nefazodone: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Nicardipina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Norfloxacina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Octreotide: la administración de cloroquina y octreotide aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la octreotide.
-Penicilamina: puede aumentar la toxicidad de los antipalúdicos. Monitorear clínicamente.
-Pentamidina: la administración de cloroquina y pentamidina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la pentamidina.
-Pimozida: la administración de cloroquina y pimozida aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se contraindica el uso de cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la pimozida.
-Praziquantel: la cloroquina disminuye la biodisponibilidad del praziquantel. Pueden ser necesarias mayores dosis de praziquantel en estos pacientes.
-Propofol: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Quinidina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Sertralina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Succinilcolina: la cloroquina aumenta el bloqueo neuromuscular de la succinilcolina. Monitorear el grado de relajación y ajustar dosis.
-Sulfametoxazol: la administración de cloroquina y sulfametoxazol aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como el sulfametoxazol.
-Telitromicina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Tetraciclina: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Tioridazina: la administración de cloroquina y tioridazina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se contraindica el uso de cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la tioridazina.
-Toxina botulínica tipo A y B: la cloroquina antagoniza el comienzo de la parálisis causada por las neurotoxinas botulínicas tipo A y B. Esto se debería a que la cloroquina actuaría sobre la membrana celular inhibiendo la unión e internalización de la toxina botulínica. Se recomienda tener en cuenta esta interacción al momento de la codministración.
-Trimetoprima: la administración de cloroquina y trimetoprima aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la trimetoprima.
-Vacuna antirrábica: la cloroquina disminuye la producción de anticuerpos en respuesta a la vacuna antirrábica. La vacuna antirrábica, administrada en forma intradérmica, debe ser completada uno o dos meses antes de comenzar la administración de cloroquina. Si esto no es posible, se recomienda el dosaje de anticuerpos para evaluar la respuesta inmune.
-Venlafaxina: la administración de cloroquina y venlafaxina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la venlafaxina.
-Verapamilo: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Voriconazol: el uso concomitante aumenta la toxicidad de la cloroquina por inhibición de su metabolismo a nivel del citocromoP4503A4. Monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Ziprasidona: la administración de cloroquina y ziprasidona aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se contraindica el uso de cloroquina con fármacos que prolonguen el in



Medicamento Cloroquina actualizado
Búsquedas frecuentas: Cloroquina contraindicaciones, efectos secundarios Cloroquina, presentacion, efectos colaterales, precio.

Síguenos

X