Prospecto e indicaciones


Contraindicaciones

Hipersensibilidad al clonixinato de lisina.

Precauciones

Ulcera péptica.

Interacciones


-Bloqueantes Beta adrenérgicos: el empleo conjunto de clonixinato de lisina y bloqueantes b-adrenérgicos podría disminuir el efecto antihipertensivo de estos últimos. Esto se debería a la inhibición de la síntesis de prostaglandinas vasodilatadoras renales por parte del clonixinato de lisina. Se recomienda controlar la tensión arterial y, si es necesario, ajustar la dosis del bloqueante b-adrenérgico.
-Bloqueantes cálcicos: tanto los bloqueantes de los canales de calcio (en especial verapamilo y diltiazem) como el clonixinato de lisina incrementan el riesgo de hemorragia gastrointestinal, por esto, al administrar ambos fármacos en forma conjunta, se recomienda monitorear los signos y síntomas de hemorragia gastrointestinal (debilidad, náuseas, sangre en materia fecal). Por otro lado, el clonixinato de lisina podría disminuir la eficacia antihipertensiva de los bloqueantes de los canales de calcio, sugiriéndose también el control de la tensión arterial.
-Ciclosporina: la administración de clonixinato de lisina a pacientes tratados con ciclosporina aumenta el riesgo de toxicidad de esta última (nefrotoxicidad, colestasis y parestesias). Al administrar estos fármacos en forma conjunta, la toxicidad de la ciclosporina debe ser controlada. También se recomienda monitorear la función renal. Una reducción de la dosis de ciclosporina puede ser necesaria.
-Clopidogrel: el empleo conjunto de clonixinato de lisina y clopidogrel aumenta el riesgo de sangrado. La suma de los efectos antiagregantes de estos fármacos sería la causa de esta interacción. En estos pacientes, se recomienda controlar la aparición de hemorragias, especialmente gastrointestinales.
-Diuréticos ahorradores de potasio: el empleo conjunto de antiinflamatorios no esteroides y diuréticos ahorradores de potasio podría disminuir su efecto diurético, provocar hiperpotasemia e incrementar el riesgo de nefrotoxicidad. Cuando ambos fármacos se administran en forma conjunta, se debe controlar la tensión arterial, función renal, diuresis, presencia de edemas y el potasio sérico.
-Diuréticos de asa: los antiinflamatorios no esteroides disminuyen el efecto diurético y antihipertensivo de los diuréticos de asa, probablemente al interferir con la síntesis de prostaglandinas vasodilatadoras renales. Cuando ambos fármacos se administran en forma conjunta, se debe controlar la tensión arterial, la diuresis y la presencia de edemas.
-Diuréticos tiazídicos: los antiinflamatorios no esteroides disminuyen el efecto diurético y antihipertensivo de los diuréticos tiazídicos, probablemente al interferir con la síntesis de prostaglandinas vasodilatadoras renales. Cuando ambos fármacos se administran en forma conjunta, se debe controlar la tensión arterial, la diuresis y la presencia de edemas.
-Heparinas de bajo peso molecular: el empleo conjunto de antiinflamatorios no esteroides y heparinas de bajo peso molecular aumenta el riesgo de sangrado, probablemente por la suma de efectos antiagregantes y anticoagulantes de estos fármacos. En estos pacientes, se recomienda controlar la aparición de hemorragias, especialmente gastrointestinales.
-Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA): la administración de clonixinato de lisina e IECA podría disminuir el efecto antihipertensivo y natriurético de estos últimos. Esto se debería a la inhibición de la síntesis de prostaglandinas vasodilatadoras renales por el clonixinato de lisina. Se recomienda controlar la tensión arterial y la función cardíaca durante el tratamiento combinado.
-Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRSss): la administración de ISRS y antiinflamatorios no esteroides aumentaría el riesgo de sangrado. En estos pacientes, se recomienda controlar la aparición de hemorragias.
-Ketorolac: la administración de ketorolac a pacientes que están recibiendo otro antiinflamatorio no esteroideo está contraindicada ya que aumentaría el riesgo de toxicidad gastrointestinal (úlcera péptica, sangrado y perforación).
-Quinolonas: la administración de antiinflamatorios no esteroides y quinolonas aumentaría el riesgo de convulsiones, probablemente por la inhibición de la síntesis de GABA. Estas quinolonas deben ser usadas con precaución cuando se las asocia con fármacos que pueden disminuir el umbral convulsivo, como los antiinflamatorios no esteroides.
-Sulfonilureas: la administración de antiinflamatorios no esteroides (AINE) y sulfonilureas aumentaría el riesgo de hipoglucemia, probablemente por el desplazamiento de la unión proteica que producen los AINE, y en algunos casos por la inhibición en el metabolismo del hipoglucemiante. Monitorear los niveles de glucemia y, eventualmente, disminuir la dosis de la sulfonilurea.
-Tacrolimus: la administración de antiinflamatorios no esteroides y tacrolimus aumentaría el riesgo de falla renal aguda. De ser posible evitar la asociación, caso contrario, monitorear la función renal.

Medicamento Clonixinato de Lisina actualizado
Búsquedas frecuentas: Clonixinato de Lisina contraindicaciones, efectos secundarios Clonixinato de Lisina, presentacion, efectos colaterales, precio.

Síguenos