ZOLDIME GRAGEAS

Para que sirve , efectos secundarios y adversos

4/5 - 15 votos

Prospecto e indicaciones



Enlaces patrocinados

Información adicional

  • Especial antención con menores de 14 años
  • Tenga especial cuidado durante el embarazo.
  • No usar ZOLDIME GRAGEAS con lactantes.
  • Revise siempre que no sea alérgico a ninguno de los componentes de ZOLDIME GRAGEAS
  • Recuerda consultar siempre con su médico, la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud.


ZOLDIME

GRAGEAS
Tratamiento del dolor y la inflación osteomuscular

COLLINS, S.A. de C.V., PRODUCTOS FARMACEUTICOS

- - - - - - - - - - - - - - - - NUMERO DE REGISTRO Y CLAVE IPPA

DENOMINACION GENERICA:

Salicilamida, fenilbutazona, dexametasona y hidroxido de aluminio.

FORMA FARMACEUTICA Y FORMULACION:

Cada gragea contiearmaceutica-y-formulacion'>

FORMA FARMACEUTICA Y FORMULACION:

Cada gragea contiene:

Salicilamida.




.................................. 200 mg

Fenilbutazona................................ 100 mg

Dexametasona............................... 0.5 mg

Gel de hidróxido
   de aluminio desecado............... 200 mg

Excipiente, cbp.............................. 1 gragea

INDICACIONES TERAPEUTICAS:

ZOLIDIME está indicado en el tratamiento de padecimientos musculoesqueléticos reumáticos agudos crónicos y degenerativos que cursan con inflamación; dolor y discapacidad funcional. Algunas de las principales indicaciones terapéuticas de ZOLIDIME son en el tratamiento a corto plazo de padecimientos reumáticos dolorosos agudos o en la agudización de enfermedades musculoesqueléticas crónicas como en los casos de artritis gotosa aguda, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, osteoartritis, bursitis y tendosinovitis. Como adyuvante en terapia física, así como en patologías que generen dolor agudo ya sea de origen óseo o muscular. También resulta eficaz para la resolución del proceso inflamatorio en tromboflebitis y traumatismos.

FARMACOCINETICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS:

ZOLIDIME ofrece la combinación de un antiinflamatorio no esteroideo (AINES) la fenilbutazona, un glucocorticoide sintético la dexametasona y un miorrelajante el metocarbamol Esta combinación tiene la propiedad de reducir de modo notable las manifestaciones de inflamación como es el caso del dolor y la disfunción en los padecimientos musculosqueléticos agudos crónicos y degenerativos. Esto se debe sobre todo a sus profundos efectos sobre la concentración distribución y función de los leucocitos periféricos así como a la inhibición de la actividad de la fosfolipasa A2 y de la síntesis de prostaglandinas. El ácido acetilsalicílico inhibe la agregación plaquetaria al bloquear la síntesis de tromboxano A2 en las plaquetas. Su mecanismo de acción se basa en la inhibición irreversible de la ciclooxigenasa (COX-1). Este efecto inhibitorio es especialmente marcado en las plaquetas ya que las plaquetas no pueden resintetizar esta enzima.

El ácido acetilsalicílico pertenece al grupo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos ácidos con propiedades analgésicas antipiréticas y antiinflamatorias. En general las dosis orales de 0.3 a 1.0 g se usan para el alivio del dolor y en condiciones febriles menores como resfriados; para disminuir la temperatura y aliviar los dolores articulares y musculares.

También se emplea en trastornos inflamatorios agudos y crónicos como artritis reumatoide osteoartritis y espondilitis anquilosante. Generalmente las dosis altas de 4 a 8 g al día en dos dosis divididas se utilizan para estos trastornos.

El ácido acetilsalicílico microencapsulado muestra una absorción más lenta y eliminación más prolongada que la forma cristalina de la sustancia. Se metaboliza principalmente en el hígado en metabolitos activos y por conjugación con ácido glucorónico en el intestino delgado hígado vejiga riñón pulmón y bazo. Los salicilatos se eliminan del organismo esencialmente mediante excreción renal. Tras la administración oral el ácido acetilsalicílico se absorbe rápida y completamente desde el tracto gastrointestinal. Durante y después de la absorción el ácido acetilsalicílico se convierte en su principal metabolito activo el ácido salicílico. Las concentraciones séricas máximas en plasma se alcanzan después de 10 a 20 minutos en el caso del ácido acetilsalicílico y después de 0.3 a 2 horas con el ácido salicílico. Tanto el ácido acetilsalicílico como el ácido salicílico se unen de forma importante a las proteínas plasmáticas y se distribuyen rápidamente a todas las partes del cuerpo. El ácido acetilsalicílico se excreta por la leche materna y atraviesa la placenta.

El ácido acetilsalicílico se elimina principalmente por metabolismo hepático; los metabolitos incluyen ácido salicilúrico glucorónido salicilfenólico salicilacil glucorónido ácido gentísico y ácido gentisúrico.

La eliminación cinética del ácido salicílico depende de la dosis ya que el metabolismo está limitado por la capacidad de las enzimas hepáticas. Por lo tanto la vida media de eliminación varía entre 2 a 3 horas después de la administración de dosis bajas a alrededor de 15 horas con dosis altas. El ácido salicílico y sus metabolitos se excretan principalmente por vía renal.

El hidróxido de aluminio es un antiácido que actúa principalmente por reacción química con el ácido clorhídrico produciendo su neutralización parcial o total. Este antiácido es una sustancia insoluble y que se solubiliza a medida que reacciona con el ácido clorhídrico por lo que sus efectos aunque de principio rápidos son prolongados. De esta forma se alivian los síntomas como el ardor y dolor epigástrico.

La combinación sinérgica de ZOLIDIME (fenilbutazona-dexametasona) puede aumentar la concentración de membrana de algunos fosfolípidos que al parecer inhiben también la síntesis de prostaglandinas y leucotrienos; asimismo puede reducir la expresión de ciclooxigenasa disminuyendo así la cantidad de enzimas disponibles para producir prostaglandinas. Lo anterior se traduce en una acción rápida y eficaz que suprime o atenúa el dolor agudo o crónico agudizado y la inflamación incapacitante con una notoria recuperación de la movilidad y función de las articulaciones afectadas y tejidos blandos adyacentes.

ZOLIDIME altera las reacciones inmunitarias de los linfocitos así como su número; estos efectos constituyen una faceta importante de las actividades antiinflamatorias analgésicas e inmunosupresoras. Debido a la sinergia de sus componentes ZOLIDIME puede suprimir o evitar la inflamación en respuesta a múltiples fenómenos incitantes como estímulos radiantes mecánicos químicos infecciosos e inmunitarios.

Las acciones inmunitarias y antiinflamatorias del compuesto fenilbutazona/dexametasona se originan en gran parte de la inhibición de funciones específicas de los leucocitos de la síntesis de prostaglandinas y leucotrienos.

Hay decremento de la liberación de factores vasoactivos y quimioatrayentes secreción disminuida de enzimas lipolíticas y proteolíticas menor extravasación de leucocitos hacia áreas de lesión y finalmente fibrosis disminuida. El efecto de esas acciones sobre diversos tipos de células consta de disminución notoria de la respuesta inflamatoria. ZOLIDIME bloquea múltiples sitios del sistema inmunitario se propone que estos efectos protegen al organismo contra las consecuencias de una reacción inflamatoria intensa e incapacitante.

La fenilbutazona el componente no esteroideo de ZOLIDIME es un potente antiinflamatorio-analgésico derivado de la pirazolona. La oxifenbutazona es un metabolito activo de la fenilbutazona con propiedades similares; es decir que ambos ejercen un potente efecto analgésico en trastornos dolorosos que vienen asociados a enfermedades inflamatorias. ZOLIDIME contiene también un glucocorticoide sintético la dexametasona que es uno de los más potentes fármacos antiinflamatorios disponibles con la ventaja en relación con la terapéutica con cortisona e hidrocortisona de la mínima retención de agua y electrólitos.

La dexametasona es eficaz cuando se administra por vía oral se absorbe rápidamente en el tracto gastrointestinal. Luego de la absorción bajo circunstancias normales 90% o más del fármaco en sangre se une de manera reversible a proteínas plasmáticas. Dos proteínas plasmáticas explican la mayor parte de la capacidad de unión a la dexametasona: la globulina de unión a corticosteroide (CBG también llamada transcortina) y la albúmina. Como regla general el metabolismo de las hormonas esteroides comprende adiciones secuenciales de átomos de oxígeno o hidrógeno seguidas por conjugación para formar derivados hidrosolubles. La reducción en sitios hepáticos como extra hepáticos da por resultado compuestos inactivos. La reducción subsecuente ocurre en hígado y en menor grado de los riñones. Los ésteres y glucurónidos sulfatoresultantes forman derivados hidrosolubles que se excretan en la orina.

En humanos ni la excreción biliar ni la fecal poseen importancia cuantitativa. La vida media biológica de la dexametasona es de 36 a 72 horas. La fenilbutazona se absorbe rápida y completamente en vías gastrointestinales. Después de dosis terapéuticas más de 98% del medicamento se liga a proteínas plasmáticas. La vida media de la fenilbutazona en el plasma es de 50 a 65 horas. La concentración plasmática máxima se alcanza a las 2 horas de su administración por vía oral. La fenilbutazona pasa por transformación metabólica extensa; la oxifenbutazona uno de sus metabolitos posee actividad antirreumática y de retención de sodio similares a las del compuesto original y contribuye a los efectos farmacológicos y tóxicos del producto original. La fenilbutazona se excreta casi totalmente en forma de metabolitos; 75% por la orina y por las heces.

CONTRAINDICACIONES:


ZOLIDIME no debe emplearse en pacientes con enfermedad gastrointestinal como gastritis úlcera gástrica o duodenal sangrado de tubo digestivo activo o reciente. El fármaco no será indicado en enfermedad renal, cardiaca, tiroidea, hematopoyética, disfunción hepática o en pacientes bajo terapia anticoagulante. No se administrará cuando exista hipersensibilidad a los componentes de la fórmula. El fármaco está contraindicado en sujetos con hipertensión arterial. Los efectos tóxicos de la fenilbutazona son más intensos en ancianos y por ello no conviene utilizarla en tales pacientes; no es conveniente su administración en niños menores de 14 años de edad. Debido al efecto inmunosupresor de la dexametasona el uso de ZOLIDIME está contraindicado en micosis sistémicas, procesos infecciosos y en administración concomitante con vacunas de virus vivos.

Hipersensibilidad a salicilatos y otras sustancias similares enfermedad ácido péptica activa, antecedentes de asma bronquial inducida por salicilatos o sustancias de acción similar en especial antiinflamatorios no esteroideos; uso en combinación con metotrexato a dosis de 15 mg por semana o más diátesis hemorrágica último trimestre de embarazo insuficiencia renal y/o hepática.

PRECAUCIONES GENERALES:


No es recomendable su uso por periodos prolongados. Se debe tener especial cuidado en pacientes con trastornos renales pacientes con molestias gastroduodenales recurrentes crónicas, pacientes asmáticos y pacientes con deficiencia de G-6PD. No se utilice en influenza o varicela ya que su uso se ha asociado a síndrome de Reye en niños menores de 14 años. Presentación de vómitos persistentes podrían señalar un síndrome de Reye que requiere de tratamiento-inmediato.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:


No existen estudios de reproducción en humanos y por lo tanto no existe experiencia adecuada relativa al tratamiento con ZOLIDIME en mujeres embarazadas. La fenilbutazona puede aparecer en la sangre del cordón umbilical lo que implica riesgo potencial para el feto (por ejemplo, de cierre prematuro del conducto arterioso) y no deberá emplearse durante el embarazo. No se ha establecido la seguridad del empleo de metocarbamol durante el embarazo, por lo tanto no se recomienda administrarse durante el embarazo particularmente en la etapa inicial. Se desconoce si el metocarbamol se secreta en la leche materna por lo que no es aconsejable su administración durante la lactancia. Respecto al hidróxido de aluminio, no se conocen hasta la fecha efectos que impidan su uso durante el embarazo y la lactancia.

La fenilbutazona y la dexametasona de ZOLIDIME aparecen en la leche materna los corticosteroides pueden detener el crecimiento interferir la producción endógena de corticosteroides o tener otros efectos indeseables por lo que se debe advertir a las madres que estén recibiendo dosis farmacológicas de ZOLIDIME que no deben amamantar a sus hijos.

Embarazo: El uso de salicilatos durante el primer trimestre del embarazo se ha asociado en diversos estudios epidemiológicos con un elevado riesgo de malformaciones (paladar hendido malformaciones cardiacas). Después de la administración de dosis terapéuticas normales este riesgo parece ser bajo: un estudio prospectivo con la exposición de alrededor de 32,000 madres-hijos no ha demostrado ninguna asociación con un elevado índice de malformaciones.

La administración de salicilatos a dosis elevadas (< 300 mg/día) en el último trimestre del embarazo puede provocar prolongación del periodo de gestación cierre prematuro del conducto arterioso e inhibición de las contracciones uterinas. Se ha observado una mayor tendencia hemorrágica en la madre y el niño. La administración de ácido acetilsalicílico en dosis altas (> 300 mg/día) poco antes del nacimiento puede provocar hemorragias intracraneales en particular en productos prematuros.

Lactancia: Los salicilatos y sus metabolitos se excretan por la leche materna. En virtud de que hasta ahora no se han observado efectos adversos en los lactantes después de su uso ocasional en general no es necesario suspender la lactancia. Sin embargo si se utilizaran en forma regular o se administraran a dosis altas debe suspenderse la lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:


Debido a su relativo potencial de toxicidad ZOLIDIME debe emplearse con cuidado dentro de los límites de las dosificaciones recomendadas y no deberá ser prescrito durante periodos prolongados. En tratamientos cortos de 1 a 2 semanas raramente es problema la toxicidad de la fenilbutazona dexametasona. Las reacciones tóxicas a

la fenilbutazona incluyen: erupción cutánea reacción de hipersensibilidad similar a la enfermedad del suero eritema prurito retención de sodio edema náusea vómito estomatitis ulceración péptica discrasias sanguíneas y depresión protrombínica. Los efectos adversos más graves incluyen úlcera péptica o su reactivación con hemorragia o perforación reacciones de hipersensibilidad como síndrome de Stevens-Johnson, estomatitis ulcerosa, hepatitis, nefritis, anemia aplásica, leucopenia, agranulocitosis y trombocitopenia. Se han reportado muertes en especial por anemia aplásica y agranulocitosis.

Se debe interrumpir inmediatamente el uso del fármaco si aparece fiebre faringitis u otras lesiones de la boca erupciones cutáneas prurito ictericia incremento de peso o melena. En cuanto a la dexametasona se ha observado que con su uso prolongado la frecuencia y gravedad de la osteoporosis de la enfermedad reumática aumenta lo mismo que las fracturas por compresión de los cuerpos vertebrales y la osteonecrosis avascular que afecta a la cabeza del fémur. El uso de dexametasona puede disminuir la resistencia a las infecciones adquiridas o reactivadas. El uso terapéutico de dexametasona puede originar dos clases de efectos tóxicos: los que sobrevienen por supresión del tratamiento esteroide y los que aparecen por uso continuo y prolongado.

La reacción adversa más frecuente de la supresión de esteroides es un agravamiento de la enfermedad fundamental la complicación más grave es la insuficiencia suprarrenal aguda que depende de la supresión demasiado rápida luego de tratamiento prolongado lo que suprime al eje hipotalámico-hipofisiario-suprarrenal. Las complicaciones que sobrevienen por uso continuo de esteroides a dosis suprafisiológicas incluyen: anormalidades de líquidos y electrólitos hipertensión, hiperglucemia, incremento de la sensibilidad a infección, osteoporosis, miopatía, alteraciones conductuales, cataratas interrupción del crecimiento, redistribución de grasa, estrías, equimosis, acné e hirsutismo y posible riesgo aumentado de úlceras pépticas.

Raras veces hemorragia gástrica, reacciones de hipersensibilidad, trombocitopenia a sobredosis: tinnitus, vértigo, náuseas, vómito, dolor epigástrico, hipoacusia, ictericia, acufenos y daño renal. Debido al efecto en la agregación plaquetaria el ácido acetilsalicílico puede asociarse con un mayor riesgo de hemorragia.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GENERO:


Al administrar dibutasona, la fenilbutazona puede desplazar de su sitio de unión a proteínas plasmáticas a otros antiinflamatorios anticoagulantes e hipoglucemiantes orales y sulfonamidas.

Dicho desplazamiento contribuye al mayor riesgo de hemorragia si se administra de modo concomitante con warfarina. La fenilbutazona también disminuye la eliminación del esteroisómero más activo de la warfarina. El desplazamiento de la hormona tiroidea por parte de la fenilbutazona complica la interpretación de los estudios de función tiroidea.

En pacientes que estén recibiendo al mismo tiempo dexametasona y anticoagulantes cumarínicos se debe medir con frecuencia el tiempo de protrombina ya que hay informes de que los corticosteroides han alterado la respuesta a esos anticoagulantes. La definilhidantoína el fenobarbital la efedrina y la rifampicina pueden acelerar la eliminación metabólica de la dexametasona con la consiguiente disminución de su concentración sanguínea y de su actividad terapéutica.

·      Anticoagulantes: Se potencia el efecto.

·      Corticosteroides: Riesgo de hemorragia gastrointestinal.

·      Antirreumáticos y metotrexato: Se intensifica la acción y los efectos secundarios.

·      Sulfonilureas: Siempre que se utilicen altas dosis de ácido acetilsalicílico podrá aumentar el efecto hipoglucemiante.

·      Con espironolactona furosemida y fármacos hipouricemiantes: Se reduce el efecto.

·      Acido valproico: Mayor toxicidad del ácido valproico debido a desplazamiento de los sitios de unión a proteínas.

·      Alcohol: Mayor daño a la mucosa gastrointestinal y prolongación del tiempo de sangrado por los efectos aditivos del ácido acetilsalicílico y del alcohol.

Cuando se administra al mismo tiempo corticosteroides y diuréticos que aumentan la excreción de potasio se debe vigilar cuidadosamente la posible aparición de hipopotasemia.

Debido al fenómeno de adsorción de los antiácidos sobre las drogas tranquilizantes, antibióticos (tetraciclinas), quimioterapias, antituberculosas y antianemias la absorción digestiva puede disminuir por lo que se aconseja administrar estos medicamentos dos horas después de tomar ZOLIDIME por el contenido de hidroxido de aluminio en su composición.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO:


La dexametasona puede provocar resultados falsos negativos en la prueba del nitroazultetrazolio para infecciones bacterianas.

La fenilbutazona induce la asimilación de yodo por la tiroides y puede interferir en las pruebas de laboratorio sobre la función tiroidea. La administración prolongada de ZOLIDIME puede modificar la cuenta leucocitaria en sangre con neutrofilia y eosinopenia.

La orina presenta modificación del pH, debido al contenido de hidróxido de aluminio.

La ingestión de ácido acetilsalicílico por individuos sanos causa una prolongación del tiempo de sangrado el cual no se debe a hipoprotrombinemia probablemente está causado por la acetilación de la ciclooxigenasa plaquetaria con la consiguiente menor formación de tromboxano A2 así como disminución de la adherencia plaquetaria. En caso de daño hepático pueden aumentar los niveles de aspartato-aminotransferasa (ASAT) y alanina-aminotransferasa (ALAT).

PRECAUCIONES EN RELACION CON EFECTOS DE CARCINOGENESIS, MUTAGENESIS, TERATOGENESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:


ZOLIDIME no debe administrarse por periodos mayores de una a dos semanas no debe emplearse en pacientes con enfermedad gastrointestinal renal cardiaca hepática hematopoyética o en pacientes bajo terapéutica anticoagulante. Dado el número de efectos adversos potenciales la decisión de instituir tratamiento con ZOLIDIME siempre exige consideración cuidadosa de los riesgos y beneficios relativos en cada paciente.

En cualquier caso la dosis apropiada para alcanzar un efecto terapéutico deseado debe ser la mínima indispensable evitando sobre todo el uso prolongado del fármaco. Un tratamiento breve de hasta una semana en ausencia de contraindicaciones específicas tiene pocas probabilidades de resultar peligroso; más allá de una semana hay incrementos relacionados directamente con el tiempo y la dosis de la incidencia de efectos negativos o adversos. Por otra parte si después de una semana el medicamento no ha causado respuesta favorable debe discontinuarse la terapéutica.

ZOLIDIME carece de potencial mutagénico. En estudios de toxicidad crónica en animales de laboratorio se evidenció un escaso potencial carcinogénico de la fenilbutazona como lo indicaba un leve aumento de la incidencia de neoplasias en el hígado y riñón en roedores. La fenilbutazona no mostró potencial teratogénico en los animales de experimentación; sin embargo como otros AINES puede provocar un cierre prematuro del conducto arterioso.

No se han reportado efectos de carcinogénesis ni mutagénesis por el uso de ácido acetilsalicílico.

DOSIS Y VIA DE ADMINISTRACION:


Vía de administración: Oral.

Dosis: Generalmente en el caso de padecimientos reumáticos se debe individualizar la dosis en cada paciente y patología en particular buscando sobre todo la dosis mínima indispensable de ZOLIDIME para obtener mejoría sintomática y limitar su uso a tratamientos de corto plazo. En artritis reumatoide dosis de dos a tres grageas por día en tomas repartidas durante 1 a 2 semanas ZOLIDIME puede ayudar en el tratamiento de las exacerbaciones intermitentes. El manejo farmacológico de la espondilitis anquilosante puede iniciarse con una gragea de ZOLIDIME por día y aumentar si es necesario a una cada 12 horas o cada 8 horas sin exceder de tres grageas al día. Al controlarse los síntomas la dosis debe reducirse al mínimo capaz de mantener la mejoría.

ZOLIDIME resulta notoriamente eficaz en el tratamiento de la gota aguda para cegar el cuadro doloroso agudo; la dosis es de una a dos grageas cada 6 horas hasta que el ataque agudo disminuya lo cual generalmente ocurre en los primeros tres días. En tan breve tiempo de administración rara vez es problema la toxicidad. La utilización de ZOLIDIME en aquellos pacientes con alteraciones musculosqueléticas que cursan con dolor intenso e inflamación discapacitante como algunos casos de osteoartritis tenosinovitis tendinitis bursitis y traumatismos; debe enmarcarse dentro de los límites de las dosificaciones recomendadas que por lo general oscilan entre una a cuatro grageas de ZOLIDIME por día en dosis divididas. Si después de 1 semana de tratamiento el medicamento no causa una respuesta favorable debe discontinuarse el tratamiento.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL:


Náusea, vómito, dolor abdominal, diarrea hemorragia gastrointestinal, úlcera péptica, hiperpirexia, intranquilidad, mareo, somnolencia ,agitación, pérdida auditiva, convulsiones, coma, alcalosis, trastornos electrolíticos, hipertensión, edema, taquicardia, hiperventilación, paro respiratorio, hipotensión, paro cardiaco, insuficiencia renal, ictericia, insuficiencia hepática, anemia, leucopenia, trombocitopenia e hipoprotrombinemia. Aunque es poco probable que se presente una intoxicación por metocarbamol los síntomas que podrían presentarse son: astenia somnolencia diplopía visión borrosa mareos cefalea ocasionalmente ataxia sequedad de boca anorexia molestias epigástricas náuseas vómitos y diarrea prurito y erupción papulosa.

Tratamiento: No existe antídoto específico el tratamiento es de sostén y sintomático; se vaciará el estómago mediante inducción al vómito o lavado gástrico. Efectuar intubación endotraqueal para mantener vías aéreas permeables en pacientes obnubilados.

Tratar el estado de choque: Si se presentan crisis convulsivas se administrará diazepam IV. La hemodiálisis resulta ineficaz por lo que en casos graves se recomienda la hemoperfusión aunque su eficacia aún es discutible.

Sobre la sobredosis de acido acetilsalicílico el cuadro clínico depende de un importante número de factores como edad cantidad del fármaco absorbido y variación individual de los sujetos. Por ello no es posible precisar con exactitud cual será el cuadro clínico que el sujeto intoxicado presentará. En general las alteraciones se inician con náuseas y vómito generalmente después de 3 a 8 horas de haberse ingerido el fármaco.

Posteriormente puede aparecer hipoacusia, tinnitus, mareo, vértigo, diaforesis y cierto grado de confusión mental. Todos los síntomas citados son típicos de la intoxicación por salicilatos especialmente cuando el sujeto es adulto y la dosis ingerida proporciona concentraciones sanguíneas superiores a los 300 a 400 mg/ml.

El tratamiento deberá encaminarse a evitar la absorción del fármaco ingerido y si se precisa favorecer la eliminación del salicilato. La medida por lo tanto será el lavado gástrico.

La administración de sustancias con capacidad absorbente como el carbón activado ha sido utilizada con éxito en la intoxicación por salicilatos.

En intoxicaciones graves se debe intentar aumentar la depuración renal del fármaco mediante diuresis alcalina forzada o proceder a su extracción directa mediante procedimientos de diálisis o hemoperfusión. Todas estas técnicas son eficaces aunque con importantes riesgos por lo que su indicación debe quedar restringida al tratamiento de intoxicaciones graves.

PRESENTACIONES:


Caja con 20 grageas en envase de burbuja.


LABORATORIO Y DIRECCION:


PRODUCTOS FARMACEUTICOS COLLINS, S.A. de C.V.
Av. Prol. López Mateos Núm. 1938
Colonia Agua Blanca
45070 Zapopan, Jal.

NUMERO DE REGISTRO Y CLAVE IPPA :


Reg. Núm. 65034, SSA IV


Consejos de salud

Niños: La importancia de masticar

Para nadie es un secreto que una alimentación adecuada es clave para lograr un desarrollo saludable en la infancia. Sin ...


Artículos relacionados

Actualmente no disponemos articulos relacionados con este medicamento ZOLDIME GRAGEAS


Comentarios

Yuriana Torres enviado el 2014-06-12 01:30:16
ami me funsiona muy bien para las reumas y para dolores d pies

Julio Enrique Garcia Delgado enviado el 2014-02-04 00:47:44
Debes leer efectos secundarios.

Gina Pizarro enviado el 2013-09-23 15:59:16
muy bueno pero hay que consultar a su medico

Edward Morales enviado el 2013-09-11 05:13:07
Según la radiografía tengo inflamados los pulmones, me administraron 1 de zolidime cada 12 horas, una de Scarpett K al día, pero me da mucho insomnio, el medico me dice que no la puedo suspender DE GOLPE y me suspendio la scarpett k, y me dijo que tomara solo por un tiempo Zolidime una tableta al dia, por otro tiempo media y por ultimo un cuarto, LA PODRE SUSPENDER DEFINITIVAMENTE, POR FAVOR AYUDENME NO PUEDO DORMIR.

Juan Antonio Origel Esaparza enviado el 2013-08-08 19:45:27
ok medicamento efectivo ya que tengo 2 cirugías de rodilla ala cual no quede bien y esto es algo que me ha dado resultado después de estarme infiltrando por MENISCOPATIS y en raalidad había batallado para encontrar la formula adecuada ya que van cambiando anterior mente era RUMOQUIN N F PERO SE DESCONTINUARON en cd, juarez se llaman pastillas milagrosas y es la misma formula y si es un dolor que no pudes doblar la rodilla pero con esto es eficaz si se los recomiendo gracias a los lectores

Medicamento ZOLDIME GRAGEAS actualizado
Búsquedas frecuentas: ZOLDIME GRAGEAS contraindicaciones, efectos secundarios ZOLDIME GRAGEAS, presentacion, efectos colaterales, precio.

Síguenos