VACUNA CONTRA INFLUENZA

Para que sirve , efectos secundarios y adversos

Prospecto e indicaciones


Información adicional

  • Precaución con mayores de 65 años
  • Especial antención con menores de 9 años
  • Tenga especial cuidado durante el embarazo.
  • Revise siempre que no sea alérgico a ninguno de los componentes de VACUNA CONTRA INFLUENZA
  • Recuerda consultar siempre con su médico, la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud.


FARMACOLOGIA
     VACUNA CONTRA EL VIRUS INFLUENZA

 

La información farmacológica contenida en esta revisión está concebida como un suplemento y no como un substituto del conocimiento, experiencia, habilidades y juicio del médico para el tratamiento de su paciente.



La ausencia de información o advertencias para un fármaco específico o para una combinación de fármacos no debe ser interpretada como indicativa de que el fármaco o su combinación es segura, apropiada o efectiva para todo paciente.


INTRODUCCIÓN

Es una vacuna trivalente, tipos A y B, contra el virus influenza (subvirión purificado). Esta vacuna se prepara a partir de los fluidos alantoideos de embriones de pollo, inoculados con un tipo específico de virus influenza. Durante el proceso, se añaden no más de 5 µg de sulfato de gentamicina por mL. El virus obtenido es inactivado con formaldehído y se somete a concentración y purificación.(1)

La forma más simple de controlar las epidemias de gripe es la administración de la vacuna inactivada contra influenza a personas en alto riesgo cada año antes de la temporada de gripe.

Los virus de influenza A son clasificados en subtipos, sobre las bases de sus dos antígenos de superficie: hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N). Se han reconocido tres subtipos de hemaglutinina (H1, H2 y H3) y dos tipos de de neuraminidasa (N1 y N2). La inmunidad a estos antígenos, especialmente a la hemaglutinina, reduce la probabilidad de infección y disminuye la severidad de la enfermedad en el caso de que se produzca la enfermedad.(2)

La infección por un virus de un subtipo confiere poca o ninguna protección contra los virus de otro subtipo. Más aún, con el paso del tiempo, la variación antigénica (sentido antigénico) dentro de un subtipo es tan marcada que la infección o la vacunación con una cepa no induce inmunidad contra cepas lejanas del mismo subtipo.(2)

CLASIFICACIÓN

Pertenece a las vacunas.

FARMACOCINÉTICA

La mayoría de niños vacunados y adultos jóvenes desarrollan altos títulos de anticuerpos hemaglutinina-inhibición postvacunación. Estos anticuerpos protegen al individuo contra la enfermedad causada por cepas similares a aquellas de la vacuna.(2)

La protección otorgada por la vacuna es de vida corta, debido a las propiedades antigénicas de los antígenos de superficie de los virus e influenza. Durante el año siguiente a la vacunación disminuyen los títulos de anticuerpos, por lo que se recomienda revacunar cada año.(2)

FARMACODINAMIA

La inyección de antígenos preparados a partir de virus inactivados de influenza, estimula la producción de anticuerpos específicos. Se alcanza la protección sólo contra las cepas virales a partir de las cuales fue preparada la vacuna, o las más parecidas a las cepas de la vacuna. Al pasar el tiempo, hay mayores cambios en las cepas prevalentes, o existe una variación antigénica continua y progresiva entre los subtipos de los virus administrados sobre el tiempo (tendencia antigénica), de manera que la infección o inmunización con una cepa no induce inmunidad a cepas lejanas o muy diferentes. Se revisan regularmente las características antigénicas de las cepas actuales para seleccionar aquellas que serán incluidas en las nuevas vacunas.(1)

Las defensas humorales contra la infección por influenza son principalmente dadas por la inmunoglobulina G sérica y local (IgG) y los anticuerpos de inmunoglobulina A (IgA) para la superficie de las glicoproteínas, hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N). Los anticuerpos anti-H inhiben la adherencia del virus de la influenza para atacar los receptores de membrana celulares y, por tanto, neutralizar la capacidad de infección viral.(2)

  • Inmunización contra la influenza. [] [] []
  • Se recomienda para:(1)
    - Personas con riesgo incrementado, de 6 meses de edad o mayores y para proveedores de servicios de salud o personas encargadas del mantenimiento de instituciones.
    - Niños y adolescentes que reciben terapias prolongadas con ácido acetilsalicílico, quienes, por tanto, tienen un mayor riesgo de desarrollar el síndrome de Reye después de una infección por virus influenza.
    - Otras personas que desean reducir sus posibilidades de adquirir influenza.
  • Grupos blanco para vacunación:(1)
    - Grupos con mayor riesgo para presentar complicaciones relacionadas con la gripe:
    1. Personas sanas mayores de 65 años de edad.
    2. Residentes de casas de cuidados y otros pacientes que requieren cuidados crónicos, de cualquier edad con condiciones médicas crónicas.
    3. Adultos y niños con enfermedades crónicas de los sistemas respiratorio o cardiovascular que requieren seguimiento médico regular u hospitalización durante el año precedente, incluyendo niños con asma.
    4. Adultos y niños que requieren seguimiento médico regular u hospitalización durante el año precedente, debido a enfermedades metabólicas crónicas (incluyendo diabetes mellitus), disfunción renal, hemoglobinopatías, o inmunosupresión (incluyendo inmunosupresión secundaria a fármacos). []
    5. Niños y adolescentes (entre 6 meses y 18 años) que están recibiendo terapia a largo plazo con ácido acetilsalicílico y, por tanto, tengan mayor riesgo de presentar síndrome de Reye después de una infección por influenza.
    Las personas ancianas o con enfermedades crónicas desarrollan menores niveles de títulos de anticuerpos después de la vacunación que las personas jóvenes y, en consecuencia, permanecen susceptibles a las infecciones respiratorias altas causadas por influenza. Sin embargo, aunque estas personas desarrollen infección por influenza, la vacuna ha demostrado ser efectiva en la prevención de compromiso del tracto respiratorio superior u otras complicaciones, disminuyendo, por tanto, el riesgo de hospitalización y muerte.
    - Grupos potencialmente capaces de transmitir nosocomialmente la influenza a individuos en riesgo:
    Las personas que atienden a individuos en riesgo les pueden transmitir infecciones por virus influenza mientras están incubando la infección, presentado infección subclínica o trabajando a pesar de tener sintomatología. Algunas personas en riesgo (por ejemplo, ancianos, receptores de transplantes, personas con SIDA) pueden tener una baja respuesta de los anticuerpos a la vacuna contra influenza. Los esfuerzos para protegerlos contra influenza deben mejorarse, mediante la reducción de las oportunidades de exposición al virus a través de los trabajadores de la salud. Por tanto, los siguientes grupos deben ser vacunados:
    1. Médicos, enfermeras y otro personal tanto en hospitales como en instituciones de salud ambulatoria.
    2. Proveedores de cuidado diario a personas en alto riesgo (por ejemplo, enfermeras itinerantes, personas del voluntariado), así como los familiares y personas que vivan con personas de riesgo, incluyendo niños, aunque no cuiden directamente al paciente.
  • Vacunación de otros grupos:(1)
    - Población en general: los médicos deben administrar la vacuna a cualquier persona que desee disminuir sus posibilidades de adquirir influenza. Las personas que proveen servicios comunitarios esenciales y los estudiantes u otros individuos relacionados con el área de la salud en las instituciones (por ejemplo, escuelas y colegios) deben recibir la vacuna.
    - Mujeres embarazadas: las mujeres embarazadas que tienen condiciones médicas que pueden incrementar su riesgo de presentar complicaciones secundarias a influenza deben recibir la inmunización, pues la vacuna es considerada como segura para las mujeres embarazadas. Se debe administrar después del primer trimestre como precaución para minimizar cualquier preocupación acerca de la posibilidad teórica de teratogenicidad. Sin embargo, es deseable aplazar la vacunación en las mujeres embarazadas con condiciones de riesgo, y que están aún cursando el primer trimestre de embarazo, cuando comienza la temporada de influenza.
    - Personas portadoras de HIV: existe poca información con respecto a la frecuencia y severidad de la infección por influenza en las personas infectadas con HIV, pero hay reportes recientes que sugieren que los síntomas se prolongan y se incrementa el riesgo de sufrir complicaciones. Por estas razones, es prudente administrar la vacuna para proveer al paciente de niveles adecuados de anticuerpos. Sin embargo, la respuesta de los anticuerpos disminuye en las personas que presentan enfermedad avanzada por HIV, y los refuerzos no han demostrado mejorar la respuesta protectora en estos individuos.
    - Viajeros: las personas que salen al extranjero presentan grados variables de riesgo de exposición. Este riesgo depende, entre otros factores, de la temporada en la que se viaja y el destino. Influenza puede ocurrir a lo largo del año en los trópicos; la temporada de mayor actividad de la influenza en el Hemisferio Sur es entre Abril y Septiembre. Por el corto periodo de incubación que posee la influenza, la exposición al virus durante el viaje generalmente resulta en una enfermedad clínica que se inicia durante el viaje, representando un inconveniente o daño potencial para los individuos con condiciones de riesgo con respecto a las complicaciones de la infección. Las personas que preparan su viaje a las zonas tropicales en cualquier época del año o que viajen al hemisferio sur durante los meses de Abril hasta Septiembre, deben revisar sus historias de inmunizaciones. Si no ha recibido la vacuna en el invierno inmediatamente anterior, debe vacunarse antes del viaje.

SITUACIONES ESPECIALES

Categoría C para su uso en el embarazo. No se han realizado estudios reproductivos animales con esta vacuna, y se desconoce si puede producir lesiones fetales o si puede alterar la capacidad reproductiva. Esta vacuna se debe administrar a las mujeres embarazadas solo si es claramente necesario.(1)

CONTRAINDICACIONES

La vacuna contra influenza no debe administrarse a los individuos con historia de hipersensibilidad (alergia) a la proteína del huevo u otros componentes de la vacuna contra influenza. Antes de administrar esta vacuna se debe realizar una prueba cutánea.(1)

En los casos de hipersensibilidad a la vacuna se recomienda administrar quimioprofilaxis para prevenir la influenza A. De ser posible, es preferible someter al paciente a desensibilización, a fin de que pueda beneficiarse de la protección dada por la vacuna.(1)

Las personas con antecedentes de síndrome de Guillain-Barre no deben recibir esta vacuna.(1)

Las personas con enfermedad febril aguda no deben vacunarse hasta que los síntomas hayan desaparecido. Sin embargo, enfermedades leves con o sin fiebre no deben contraindicar el uso de la vacuna contra influenza, particularmente en niños con infección respiratoria alta leve o con rinitis alérgica.(1)

EFECTOS SECUNDARIOS

Los efectos secundarios de la vacuna contra influenza son generalmente irrelevantes en los adultos y tienen una baja frecuencia, pero en personas más jóvenes los efectos colaterales son muy comunes.(1,2)

Puesto que la vacuna contra influenza contiene solamente virus no infecciosos, no puede causar influenza. Los casos ocasionales de enfermedad respiratoria a continuación de la vacunación representan enfermedades coincidentes no relacionadas con la vacunación.(1,2)

El efecto más frecuente es dolor en el área de vacunación por hasta dos días; esto ocurre en menos de un tercio de los vacunados.(1,2)

Además, se han reportados tres tipos de reacciones sistémicas:(1,2)

  1. Fiebre, malestar, mialgia y otros síntomas sistémicos, los cuales son infrecuentes y generalmente afectan a las personas que no han tenido exposición a los antígenos del virus de influenza en la vacuna (por ejemplo, niños pequeños). Estas reacciones comienzan a las 6 a 12 horas después de la vacunación y pueden persistir por 1 o 2 días.
  2. Reacciones inmediatas, presumiblemente alérgicas, tales como urticaria; con menor frecuencia ocurren angioedema, asma o anafilaxia sistémica. Estas reacciones resultan probablemente por hipersensibilidad a los componentes de la vacuna, la mayoría en pacientes con antecedentes de alergia a la proteína del huevo. Aunque las vacunas contra influenza, que se producen actualmente, contienen solo una pequeña cantidad de proteína de huevo, esta proteína induce reacciones de hipersensibilidad inmediata en las personas con severa alergia al huevo. Las personas que han desarrollado urticaria, edema de lengua o de labios, o han experimentado distrés respiratorio agudo o colapso después de comer huevos, deben consultar con el médico y tener una evaluación apropiada para determinar si es necesario recibir la vacuna o ésta pueda diferirse. Las personas con hipersensibilidad mediada por inmunoglobulinas E (IgE) para la proteína del huevo, incluyendo a aquellas que han experimentado asma ocupacional u otras respuestas alérgicas por exposición ocupacional a la proteína del huevo, también tienen un mayor riesgo de presentar reacciones a la vacuna contra influenza, y también debe tener una evaluación médica completa. Debe considerarse el protocolo para la vacunación contra influenza, desarrollado por Murphy y Strunk para los pacientes que manifiestan alergia a los huevos y condiciones médicas que los ubican en un mayor riesgo para presentar infección por influenza o sus complicaciones. Existe el potencial para presentar hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de la vacuna.
  3. Síndrome de Guillain-Barre: Esta es una enfermedad poco común, caracterizada por una parálisis ascendente que, generalmente, es autolimitada y reversible. Aunque la mayoría de personas con síndrome de Guillain-Barre se recuperan de la debilidad residual, aproximadamente el 5% de los casos son fatales.

PRECAUCIONES

  • Si se pretende implementar esta vacuna como parte de un programa de inmunizaciones, se debe advertir a todos los responsables del programa sobre los posibles riesgos asociados con la vacuna contra influenza, inclusive el posible riesgo de presentar el síndrome de Guillain-Barré.(1)
  • Los pacientes con alteraciones en la respuesta inmune, debido al uso de terapia inmunosupresora (que incluya altas dosis de corticosteroides, antimetabolitos, agentes alquilantes, agentes citotóxicos) o a un defecto genético, infección por HIV, leucemia, linfoma, enfermedad maligna generalizada, u otras causas, posee una respuesta reducida de sus anticuerpos hacia los procedimientos de inmunización activa. No son inmunosupresoras la terapia con corticosteroides a corto plazo (menos de 2 semanas) o las inyecciones intraarticulares, intrabursales o intratendinosas con corticosteroides. Las vacunas inactivadas no representan un riesgo para los individuos inmunocomprometidos, aunque su eficacia se reduce sustancialmente. Puesto que los pacientes con inmunodeficiencias no poseen una respuesta adecuada a los agentes inmunizantes, permanecen susceptibles a pesar de haber recibido una dosis adecuada de inmunización. Si es factible, se deben determinar los títulos de anticuerpos séricos u otras respuestas inmunológicas después de la inmunización para asegurar que exista inmunidad. Se indica quimioprofilaxis para los individuos en riesgo, en quienes se espera que tengan una pobre respuesta inmunitaria a la vacuna.(1)

GENERALES:(1)

  • El virus de influenza es marcadamente caprichoso en cuanto a su antigenicidad, y presenta cambios significativos de tiempo en tiempo. Se conoce definitivamente que la vacuna contra influenza, como está constituida actualmente, no es efectiva contra todas las posibles cepas de virus influenza. Por tanto, se ofrece protección contra las cepas a partir de las cuales se realizó la vacuna o contra las más relacionadas con éstas.
  • La inmunidad declina durante el año siguiente a la vacunación. Por tanto, es necesario revacunar con un esquema anual para proveer una protección óptima.
  • Cada año se inmuniza con una vacuna diferente contra influenza. No deben utilizarse los remanentes de años anteriores.
  • Cuando se va a proceder a vacunar a un individuo, se debe tener a mano epinefrina (1:1000), por los posibles riesgos de reacciones anafilácticas.

INTERACCIONES

La vacuna contra influenza no debe administrarse dentro de los 3 días posteriores a la vacunación contra pertusis.(1)

Se han presentado reportes conflictivos sobre los efectos de la vacuna contra el virus de influenza en la eliminación de algunos fármacos metabolizados por el sistema del citocromo P450. Se han reportado hipoprotrombinemia en pacientes que estaban recibiendo warfarina y elevación de las concentraciones séricas de teofilina. La mayoría de estudios han fallado en la demostración de cualquier efecto de la vacuna contra influenza en los pacientes que estaban recibiendo estos fármacos. Sin embargo, se indica la observación por un posible incremento en el efecto o toxicidad para aquellos pacientes que toman preparaciones con teofilina o warfarina sódica.(1)

Los individuos que reciben terapia con agentes inmunosupresores (grandes cantidades de corticoides, antimetabolitos, agentes alquilantes, agentes citotóxicos) no responden en forma óptima a los procedimientos de inmunización activa.(1)

SOBREDOSIS, TOXICIDAD Y TRATAMIENTO

No se dispone información al respecto.

CONSERVACIÓN

Mantener entre 2 - 8°C (36 - 46°F). No congelar.(1)

POSOLOGÍA

Aunque la vacuna contra influenza contiene uno o más antígenos utilizados en años anteriores, la inmunidad declina durante el año siguiente a la inmunización. Por tanto, es necesario revacunar cada año, con vacunas que contienen nuevas cepas de virus influenza.(1,2)

Esta vacuna deber ofrecerse a las personas con mayor riesgo de contraer influenza, es decir, quienes proveen cuidados de rutina en hospitales a inicios de septiembre, pero no mientras no esté disponible la nueva vacuna.(1,2)

Los niños menores de 9 años, que no han sido vacunados previamente, deben recibir dos dosis, con al menos un mes entre ellas, para maximizar la oportunidad de presentar una mejor respuesta de los anticuerpos a los tres antígenos de la vacuna. La segunda dosis debe administrarse antes de Diciembre, si es posible.(1,2)

Esta vacuna es para administración intramuscular. Se recomienda inyectarla en el músculo deltoides en los adultos y niños mayores. El sitio preferido para infantes y niños es la porción anterolateral del muslo.(1,2)

DOSIS PEDIÁTRICAS
GRUPOS POR EDADES ESQUEMA DE DOSIS
9 años y mayores 0,5 mL (una dosis)
3 a 8 años 0,5 mL (1 o 2 dosis)*
6 a 35 meses 0,25 mL (1 o 2 dosis)*
Para aquellos menores de 13 años, se recomienda usar solo el subvirión.
*Una dosis es considerada como suficiente para los pacientes menores de 9 años que han recibido al menos una dosis de vacuna contra el virus de influenza. Con el régimen de dos dosis, debe dejarse un intervalo de al menos 4 semanas entre ambas dosis. Se recomienda administrar dos dosis para una máxima protección.

La inmunogenicidad y reactogenicidad del subvirión y las vacunas completas son similares en los adultos, cuando se utilizan de acuerdo a las dosis recomendadas.(1,2)

Se sugiere los siguientes esquemas de desensibilización:(2)

- 0,05 mL de una dilución 1:100, intramuscular
- 0,05 mL de una dilución 1:10, intramuscular
- 0,05 mL sin diluir, intramuscular
- 0,1 mL sin diluir, intramuscular
- 0,15 mL sin diluir, intramuscular
- 0,2 mL sin diluir, intramuscular

COMERCIALES

VACUNA CONTRA INFLUENZA

 

FDA:  1938

IESS:  No pertenece

MSP:  No pertenece
 
Nombre
Comercial
Presentación
Componente(s)
Concentración
Casa
Farmacéutica
Fluarix
Jga. Prell.
CEPA TIPO A/BEIJIN/262/95(H1N1)
CEPA TIPO A/SYDNEY/5/97(H3N2)
CEPA TIPO B/BEIJIN/I84/93
0,5 mL
GlaxoSmithKline
Imovax Gripe
Jga. Prell.
VACUNA ANTIGRIPAL PURIFICADA
0,25 mL
Aventis Pasteur
Jga. Prell. 0,5 mL

BIBLIOGRAFÍA

  1. MDConsult. Drug Information. Influenza Virus Vaccine [web en línea] 2003 [visitado el 14 de Julio de 2003]. Disponible en Internet desde: http://home.mdconsult.com/das/drug/view/29916395/1/1533/top?sid=193917827

  2. USP DI. Drug Information for the Health Care Professional. Vol I. Massachusetts. Micromedex, Inc. 1999. pp. 1707-1713.



Artículos relacionados

Actualmente no disponemos articulos relacionados con este medicamento VACUNA CONTRA INFLUENZA

Medicamento VACUNA CONTRA INFLUENZA actualizado
Búsquedas frecuentas: VACUNA CONTRA INFLUENZA contraindicaciones, efectos secundarios VACUNA CONTRA INFLUENZA, presentacion, efectos colaterales, precio.

Síguenos