TANVIMIL M

5/5 - 1 votos

Para que sirve , efectos secundarios y adversos

Prospecto e indicaciones


PROYECTO DE PROSPECTO TANVIMIL M VITAMINAS= A, B 1 , B 2 , B 3 , B 5 , B 6 , B 9 , B 12 , C, D 2 y E MINERALES= Ca, Mg, Cu, F, Zn, Fe, I, Mn, Mo, Co y B. Cápsulas Industria Argentina Venta bajo receta COMPOSICIÓN
Cada cápsula de multivitamínico contiene: Vitamina A Palmitato 4.000 UI; Ácido fólico 2,000 mg; Alfatocoferol Acetato 1,000 mg; Ácido ascórbico 100,000 mg;
Cianocobalamina (vitamina B 12 ) 0,002 mg; Fosfato Dicálcico 120,000 mg; Nicotinamida 25,000 mg; Pantotenato de Calcio 3,250 mg; Riboflavina (vitamina B 2 ) 3,000 mg; Piridoxina Clorhidrato (vitamina B 6 ) 1,500 mg; Vitamina D 2 1.



000 UI; Tiamina Mononitrato (vitamina B 1 ) 5,000 mg. Excipientes: Manital Cera 12,500 mg; Lecitina 7,800 mg; Aceite vegetal 142,900 mg.
Cada cápsula de multimineral contiene: Ácido bórico 0,500 mg; Fluoruro de Sodio
Anhidro 1,500 mg; Fosfato Dicálcico Anhidro 180,000 mg; Fosfato Dibásico de
Sodio Anhidro 16,000 mg; Yoduro de Potasio 0,140 mg; Molibdato de Sodio
Dihidrato 0,117 mg; Sulfato de Cobalto Heptahidratado 0,195 mg; Sulfato de cobre pentahidratado 3,660 mg; Sulfato ferroso monohidrato 35,800 mg; Sulfato de Potasio Anhidro 5,000 mg; Sulfato de magnesio desecado 56,000 mg; Sulfato de manganeso monohidrato 2,000 mg; Sulfato de zinc monohidrato 3,330 mg;
Tiosulfato de sodio 0,220 mg.
Excipientes: Manital Cera 12,000 mg; Lecitina 6,000 mg; Aceite vegetal 149,300 mg.


ACCIÓN TERAPÉUTICA
Aporte de vitaminas y minerales.


INDICACIONES Adultos: Prevención y tratamiento debido a una carencia de vitaminas y minerales derivados de : un régimen alimenticio inadecuado, o problemas en la absorción de las vitaminas y minerales a causa de disfunción metabólica (en casos de diabetes, por ejemplo), o de intoxicaciones crónicas de diversa etiología, particularmente de origen alcohólico.

CARACTERÍSTICAS FARMACOLÓGICAS
Acción farmacológica
: Los componentes de la fórmula son bien absorbidos en el tracto digestivo después de su ingestión oral; sus componentes vitamínicos y minerales actúan como intermediarios en el metabolismo de los carbohidratos, lípidos y proteínas de los tejidos del organismo, así como en los ciclos para la generación de energía metabólica, lo que permite mantener un adecuado nivel de funcionamiento de las células del organismo.
La Vitamina A interviene en la visión, en su forma oxidada (retinol) se combina con la opsina (pigmento rojo de la retina) para formar rodopsina (púrpura visual), que es necesaria para la adaptación de la visión a la oscuridad. En su forma nativa
(retinol) y como su metabolismo (ácido retinoico), interviene en el crecimiento de los huesos, la función testicular y ovárica, el desarrollo del embrión, y en la regulación del crecimiento y diferenciación de tejidos epiteliales. También puede actuar como cofactor en distintas reacciones bioquímicas. Los retinoides tienen una potente acción sobre los fenómenos de crecimiento y diferenciación celular con efecto notorio sobre el tejido epitelial.
La vitamina D interviene en la absorción y utilización del calcio y el fósforo y en la calcificación ósea. Junto a la parathormona y la calcitonina, las cuales regulan las concentraciones del calcio en la sangre. La vitamina D, actúa a nivel intestinal y renal e interactúa también con la parathormona. A nivel intestinal, aumenta la absorción de calcio, por aumentar el transporte transcelular a través de la mucosa, considerándose ésta la acción más importante.
La tiamina es una coenzima esencial para el metabolismo de los carbohidratos, interviene en la descarboxilación oxidativa del piruvato de acetilcoenzima A.
La riboflavina funciona como coenzima para la flavina adenina dinucleótido (FAD) y flavina monocucleótido (FMN) cuya principal influencia es en el transporte de hidrógeno en los sistemas oxidativos.
La piridoxina se convierte en piridoxal fosfato y en menor grado en piridoxina fosfato, cuya principal función es a nivel del metabolismo de las proteínas y aminoácidos.
La vitamina B 12 interviene como componente de varias coenzimas, es importante en la síntesis de ácido nucleico, de tal modo que influye en la maduración celular y el mantenimiento de la integridad del tejido nervioso. El ácido ascórbico es necesario en la formación del colágeno y en la reparación de los tejidos y puede estar involucrado en algunas reacciones de óxido-reducción. Interviene en el metabolismo de nutrientes (fenilalamina, tirosina, ácido fólico, hierro), mediadores químicos (noradrenalina e histamina), en los sitemas enzimáticos de algunas drogas y en la preservación de la integridad de los vasos sanguíneos. Favorece la absorción del hierro. La nicotinamida es transformada a difosfopiridina nucleótido (DPN o NAD) y trifosfopiridina nucleótido (NADP) las formas fisiológicamente activas que actúan como coenzimas de numerosas deshidrogenasas.
El pantotenato de calcio es la forma farmacéutica vehiculizable del ácido pantoténico, precursor de la coenzima A y se requiere para diversas funciones metabólicas incluyendo el metabolismo de carbohidratos, proteínas y lípidos.
El ácido fólico se reduce enzimáticamente a ácido tetrahidrofólico, forma coenzimática que actúa como aceptor de varias unidades monocarbónicas. De esta forma es necesario para la eritropoyesis normal, para la síntesis de purina y timidilatos, en el metabolismo de aminoácidos como la metionina y glicina y en el metabolismo de la histidina.
La vitamina E, tiene capacidad antioxidante, manteniendo la estabilidad e integridad de las membranas biológicas. La vitamina E inhibe la formación de los radicales libres (subproducto de las reacciones de oxidación en la mitocondria) y su efecto nocivo sobre los lípidos de la membrana celular.
El calcio interviene en el normal funcionamiento del sistema nervioso, muscular y esquelético.
El ácido bórico interviene en el metabolismo de calcio. Se trata de un micronutriente útil en el metabolismo del calcio como así también en la elaboración de hormonas sexuales, más precisamente del estrógeno 17-beta-estradiol y de la testosterona. Se ha observado que las dietas pobres en boro evidenciaban una mayor pérdida de calcio y magnesio en mujeres post-menopáusicas, lo que indujo a su investigación respecto al rol que desempeñaría en los casos de osteoporosis. De esta manera se observó que elevando la ingesta diaria de boro de 0,25 mg a 3 mg se reduce notablemente la pérdida de calcio y magnesio por orina en las mujeres post-menopáusicas.
El sodio interviene en la regulación del equilibrio acidobásico, presión osmótica, pH sanguíneo, contractibilidad muscular, transmisión nerviosa y bombas de sodio.
El cloruro interviene en la regulación del equilibrio acidobásico, presión osmótica, pH sanguíneo y función renal.
El fósforo interviene en la formación de huesos y dientes, equilibrio acidobásico, componente de los ácidos nucleicos, producción de energía.
El yodo interviene en la formación de tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), mecanismos de control de la energía, diferenciación del feto.
El molibdeno interviene en reacciones redox bioquímicas como la fijación de N 2 , es un componente de las enzimas xantina oxidasa, sulfito oxidasa y aldehído oxidasa.
Las trazas de cobalto catalizarían el uso fisiológico del hierro.
El cobre interviene en la formación de tejido conjuntivo, en la hematopoyesis y en el funcionamiento del sistema nervioso central.
El hierro interviene en la formación fisiológica de la hemoglobina, se requieren cantidades apropiadas para una eritropoyesis eficaz, para que la sangre mantenga su capacidad transportadora de oxígeno a las células, tejidos y órganos. Actúa como cofactor de algunas enzimas esenciales entre las que se encuentran los citocromos que están involucrados en el transporte de electrones. El potasio es el catión intracelular predominante. Los gradientes intracelulares y extracelulares de potasio son necesarios para la conducción apropiada de los impulsos nerviosos en los tejidos especializados como corazón, cerebro y músculo esquelético y para el mantenimiento de la función renal y el balance ácido-básico.
Elevadas concentraciones de potasio se necesitan para la realización de numerosas funciones celulares.
El magnesio forma parte de los sistemas enzimáticos en especial de las reacciones que requieran ATP; conservación del potencial eléctrico en nervios y las membranas musculares. Existen grandes relaciones entre el magnesio con otros electrólitos, segundos mensajeros, receptores hormonales, secreción y acción de la hormona paratiroidea, metabolismo de la vitamina D y funciones del hueso.
El manganeso es un activador para algunas enzimas, como la polisacárido polimerasa, arginasa hepática, colinesterasa y piruvato carboxilasa. Actúa también como cofactor en el metabolismo de lípidos, proteínas y carbohidratos. Eficaz para la utilización de glucosa sanguínea a nivel orgánico, interviene en la producción de insulina por las células beta del páncreas y participa en el metabolismo de grasas, evitando depósitos de las mismas a nivel hepático y arterial. Participa en la producción de células sanguíneas.
El zinc es un mineral que actúa como cofactor para más de cien enzimas y es importante en el metabolismo de los ácidos nucleicos y en la síntesis proteica.
El tiosulfato de sodio se comporta como un antitóxico, colaborando en la eliminación de determinados tóxicos del organismo.
Farmacocinética: La vitamina A se absorbe en el tracto gastrointestinal (duodeno y yeyuno), requiriendo la presencia de sales biliares, lipasa pancreática, proteínas y lípidos de la dieta. En las células intestinales se esterifica con ácido palmítico, se incorpora a los quilomicrones y por vía linfática pasa al torrente sanguíneo. Unión a proteínas plasmáticas: Menos del 5 % unido a lipoproteínas en sangre pero puede aumentar a 65 % cuando el almacenamiento hepático está saturado por dosis excesivas. Se almacena fundamentalmente en el hígado (en su forma de palmitato) y en pequeñas cantidades en el riñón y el pulmón. Se metaboliza también en el hígado, donde se oxida y se conjuga con el ácido glucurónico y la taurina (produce autoinducción enzimática), y se elimina por vía renal y biliar.
El ácido fólico es absorbido en la porción superior del duodeno, se biotransforma en el hígado. Tiene una alta unión a proteínas plasmáticas, se almacena en el hígado, el pico de concentración en suero se logra a los 30 - –0 minutos, la eliminación es renal y el exceso se elimina por orina sin modificar.
La vitamina E se absorbe en un 50-80 % en el tracto gastrointestinal. Penetra el torrente sanguíneo a través de la linfa, asociada primero a los quilomicrones y después a las betalipoproteínas plasmáticas. Su almacenamiento se produce en todos los tejidos, sobre todo en los grasos, hígado y músculo. Su metabolismo es hepático y se elimina por vía biliar /75 %) y renal. Aparece en leche materna y atraviesa en escasa cantidad la placenta.
El ácido ascórbico se absorbe en tubo digestivo (duodeno) por un mecanismo de sodio dependiente, tiene baja unión a proteínas plasmáticas (25 %). El depósito corporal es de unos 20 mg/kg, que corresponde a una ingesta normal diaria de 60 mg. Con niveles plasmáticos normales de 0,8 – 0,9 mg/dl, el ácido ascórbico filtrado por el riñón es reabsorbido en el túbulo, por encima de éste umbral, el ácido ascórbico se elimina como tal o como alguno de sus metabolitos. Eliminación renal y fecal.
La cianocobalamina se absorbe en la porción distal del intestino delgado (ileon).
Tiene una unión a proteínas plasmáticas muy alta, almacenamiento hepático, biotransformación hepática, una vida media de aproximadamente 6 días (400 días en el hígado). Luego de una administración oral, el pico plasmático máximo se alcanza a las 8 – 12 horas. La eliminación es biliar, y el exceso se elimina por orina sin modificar.
El calcio se absorbe un quinto a un tercio de la dosis administrada en el intestino delgado, dependiendo de la presencia de metabolitos de la vitamina D, del pH del lumen y de factores dietéticos; su unión a proteínas plasmáticas es del orden del
45 %; la eliminación es 20 % renal y 80 % fecal.
La nicotinamida se absorbe en el tracto gastrointestinal, se biotransforma en el hígado. Posee eliminación renal.
El pantotenato es absorbido en el tracto gastrointestinal, se distribuye en todos los tejidos mayormente como coenzima A; altas concentraciones se encuentran en hígado, glándulas adrenales, corazón y riñores. Su eliminación es 70 % renal y 30 % fecal.
La riboflavina se absorbe en el tracto gastrointestinal, su unión a proteínas plasmáticas es del orden del 60 %, se distribuye por todos los tejidos y leche materna, se almacena en el hígado, bazo, riñones y corazón. Eliminación renal y fecal.
La piridoxina se absorbe en el yeyuno, no se une a proteínas plasmáticas, se almacena en el hígado y en menor proporción en músculo y cerebro. Su biotransformación es hepática. Posee eliminación renal.
La vitamina D, puede ser considerada un pro fármaco ya que no es ella misma, sino sus metabolitos, los que ejercen su acción sobre el calcio y fosfato séricos. Se absorbe rápidamente en el intestino delgado, la absorción requiere de sales biliares. Circula en sangre unida a las alfa globulinas en su mayor proporción. El exceso se acumula en tejidos grasos, en hígado principalmente (donde sufre una transformación a un metabolito inactivo), en riñón (donde sufre una segunda transformación a metabolito activo) y en bazo. Su vida media es de 19 – 48 horas, aunque almacenado en tejidos grasos puede permanecer por largo períodos. El efecto terapéutico aparece entre los 10 – 14 días, la duración de la acción puede ser hasta de 6 meses. La eliminación es por vía renal o biliar.
La tiamina se absorbe en el duodeno, posee biotransformación hepática y eliminación renal (en su mayoría como metabolitos y el exceso de la dosis diaria se elimina sin modificar).
El yodo se une totalmente a proteínas plasmáticas, se almacena principalmente en glándula tiroides y músculos. Su eliminación es fundamentalmente renal y fecal.
Los fosfatos poseen eliminación 890 % renal y 10 % fecal. El molibdato se absorbe en el tracto gastrointestinal, se almacena en el hígado, riñones, bazo, pulmones, cerebro y músculos. Se elimina por orina y en menor cantidad por bilis.
El cobre se absorbe en la porción proximal del intestino delgado desde donde es transportado al hígado. Posee una unión a proteínas alta, 90 a 95 % unido a reuloplastina, 1 a 2 % unido a aminoácidos o libre, el resto se une reversiblemente a la albúmina. Se almacena principalmente en el hígado y en menor cantidad en tejidos periféricos, la biotransformación es hepática y se elimina por la bilis y en menor grado por orina, sudor y tejido epitelial.
La absorción de hierro se ve incrementada cuando sus depósitos están diminuidos o cuando la eritropoyesis está aumentada, el hierro pasa por las células mucosas en estado ferroso y se une a la proteína transferrina. La absorción ocurre principalmente en el duodeno y en el yeyuno proximal. Posee una alta unión a proteínas plasmáticas (90 % o más), se almacena como ferritina y hemosiderina.
El potasio se elimina por vía renal en un 90 % y por materia fecal en un 10 %.
La absorción del magnesio es del orden del 30 al 40 % en el yeyuno y en el ileon, su unión a proteínas intracelulares es del 30 %, su almacenamiento es principalmente en músculo esquelético, riñón, hígado y corazón. Su eliminación es renal y fecal.
La absorción del manganeso es variable (del 3 al 50 %), posee recirculación enterohepática. Se une a una proteína de transporte específica, la transmanganina, una beta-1-globulina. Se almacena en tejidos ricos en mitocondrias como cerebro, riñón, páncreas e hígado. Su eliminación es por medio de la bilis.
El zinc se absorbe de un 29 a 39 % en el duodeno y yeyuno, después de su absorción se une a una proteína intestinal llamada metalotioneina, el zinc endógeno puede ser reabsorbido en el ileon y en el colon. Se une en un 60 % a la albúmina, 30 a 40 % a la alfa-2-macroglubulina o transferrin, y 1 % a los aminoácidos
(principalmente histidina y cisteína). Se almacena principalmente en células sanguíneas (glóbulos rojos y blancos). Se elimina por materia fecal (90 %).
El tiosulfato de sodio se distribuye en el fluido intersticial, su vida media es de 15 a 20 minutos, posee eliminación renal.


POSOLOGÍA Y MODO DE EMPLEO
Vía oral.
Adultos: 1 (una) toma por día o según criterio médico, con las comidas.
Cada toma se compone de una cápsula negra de multivitaminas y una cápsula verde de multiminerales.


CONTRAINDICACIONES
Absolutas: Hipersensibilidad a alguno de los componentes de la formulación.
Hipertensión, estados febriles, taquicardia, insuficiencia o disfunción hepática/renal. Cirrosis hepática. Niños. Enfermedad de Leber. Anemia perniciosa.
Transaminasas elevadas. Ulcera péptica. Hemorragia. Glaucoma. Hipercalcemia.
Hipercalciuria. Cálculos renales. Sarcoidosis. Hipoparatiroidismo. Hemocromatosis o hemosiderosis. Porfiria cutánea tarda. Enfermedad de Wilson. Hipercalemia.
Hipoprotombinemia debida a un déficit de vitamina K. Anemia por deficiencia de hierro. Hipervitaminosis A. hipertiroidismo. Miotonía congénita. Tuberculosis.
Relativas: Encefalopatía de Wernicke. Hiperoxaluria u oxalosis o cálculos renales, diabetes mellitus, anemia sideroblástica, talasemia, anemia drepanocítica, deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa. Deshidratación o desbalance electrolítico. Aclorhidria o hipoclorhidria. Alergia o asma. Artritis reumatoidea.
Enfermedad o disfunción del tracto biliar. Miotonia congénita. Condiciones que predispongan a una hipercalemia. Daño miocárdico.


ADVERTENCIAS
Su uso se encuentra limitado solo a adultos.
No utilizar la vitamina como sustituto de una dieta balanceada.
No sobrepasar la dosis máxima diaria recomendada.
Existe riesgo de toxicidad con sobredosis a largo plazo.
No tomar más de las dosis recomendadas.
El uso de vitamina A en alcohólicos, cirrosis, enfermedad hepática o hepatitis viral puede potenciar la hepatotoxicidad.
El uso de vitamina C en pacientes con hemocromatosis, anemia sideroblástica, o talasemia puede aumentar la absorción del hierro con agravamiento de estos estados. Dosis elevadas de vitamina C pueden elevar el riesgo de hiperoxaluria o cálculos renales.
En pacientes con deficiencia de tiamina las dosis de carga de glucosa pueden precipitar o agravar la encefalopatía de Wernicke, administrar tiamina antes de la glucosa. No intentar el tratamiento de anemia perniciosa u otras anemias megaloblásticas por deficiencia de vitamina B 12 , ya que existe la posibilidad de desarrollar compromiso neurológico, a pesar que la anemia pueda haber remitido, en pacientes con deficiencia de vitamina B 12 que reciben ácido fólico suplementario o dosis insuficientes de vitamina B 12 . La administración de niacinamida puede exacerbar hemorragia, o glaucoma. Dosis elevadas pueden disminuir la tolerancia a la glucosa, causar hiperuricemia, daño renal, hipotensión, o activar un cuadro de úlcera péptica.
Compuestos que contengan calcio deben ser usados bajo estricto cuidado en deshidratación o desbalance hidrolectrolítico, diarrea, malabsorción intestinal crónica, historia de cálculo renal, insuficiencia renal crónica, aclorhidria o hipoclorhidria. Antes de administrar compuestos que contengan hierro deberá evaluarse la relación riesgo/beneficio en las siguientes circunstancias: alcoholismo, hepatitis, insuficiencia hepática, infección renal aguda, inflamación del tracto intestinal, úlcera péptica, hipersensibilidad al hierro, pacientes que reciben transfusiones sanguíneas en forma repetitiva.
El tratamiento a largo plazo con vitamina B 12 debe re-evaluarse a intervalos de 6 a 12 meses. En caso de otra enfermedad o situaciones que puedan aumentar la dosis diaria de la vitamina, la evaluación deberá ser hecha con mayor frecuencia. Pacientes que reciban calcio conjuntamente con fluoroquinolonas o tetraciclinas deberán separar su administración con un margen de por lo menos 3 horas de diferencia.
El ácido fólico debe ser dado con cautela en pacientes con cáncer ya que existen tumores dependientes de ácido fólico.
El uso excesivo de suplementos de potasio puede conllevar a la acumulación de potasio especialmente en pacientes con insuficiencia renal.
El ioduro de potasio debe ser evitado su uso durante el embarazo. Debido a que los yoduros afectan el funcionamiento de la glándula tiroidea, la administración de los mismos puede alterar resultados de laboratorio que testeen la función tiroidea.


PRECAUCIONES
Generales:
Consultar con su médico si va a tomar otros medicamentos que contengan algunos de los componentes de TANVIMIL M cápsulas. Por el contenido de hierro de TANVIMIL M cápsulas puede oscurecer el color de las heces. Algunas vitaminas pueden dar una coloración amarilla intensa a la orina.
Uso en embarazo y lactancia: No hay estudios concluyentes que avalen su seguridad. Debe ser evaluado por el médico el uso de este producto durante estos estudios.
Uso en pediatría: No se recomienda su uso en menores de 18 años, ya que no hay estudios que avalen su seguridad en niños.
Uso en geriatría: En pacientes de avanzada edad está disminuida la absorción de hierro y calcio, por lo tanto están aumentados sus requerimientos. A su vez, tienen cambios en la capacidad de los riñones de excretar potasio, pudiendo padecer
Hipercalcemia.
Interacciones: Algunos alimentos que contiene fibra pueden disminuir o interferir la absorción de minerales como el hierro, calcio y zinc por lo que se recomienda no administrar TANVIMIL M cápsulas simultáneamente con éstos. Los medicamentos que contienen hierro y otros minerales deben tomarse con abundante líquido y por lo menos 1 hora antes o 2 horas después de la ingesta de alimentos.
Vitamina B 1 : Alcohol, antidepresivos tricíclicos, fenotiazinas, probenecid. Vitamina B 6 : Cicloserinas, etionamida, hidralazina, inmunosupresores (azatioprima, clorambucil, adrenocorticotrofina, ciclosporina, ciclosfosfamida, mercaptopurina), isoniazida, penicilina, estrógenos, anticonceptivos orales, L-dopa, fenobarbital.
Vitamina B 12 : Ingesta de alcohol por más de 2 semanas, aminosalicilatos, colchicina – especialmente en combinación con aminoglucósidos-, antibióticos, vitamina C,
ácido fólico.
Vitamina C: Ácido acetilsalicílico y los barbitúricos aumentan la eliminación de la vitamina.
La administración de sales de magnesio por vía oral disminuye la absorción de tetraciclinas y bifosfonatos, deben ser administrados separadamente por lo menos
3 horas antes.
Se sugiere monitorear: Vitamina B 12 : Concentraciones de ácido fólico en plasma, hematocrito, recuento de reticulocitos, concentraciones de vitamina B 12 en plasma, potasio sérico. Se producen las siguientes alteraciones en el laboratorio:
Vitamina B 1 : Puede provocar falsos positivos en la determinación de urobilinogeno con la reacción de Erlich. Interfiere en la determinación de la concentración de teofilina sérica por el método de Schack-Waxler.
Vitamina C: Sangre oculta en materia fecal, LDH, transaminasas, glucosurias, bilirrubina, ácido úrico, oxalaturia y pH urinario.
Vitamina A: BUN, calcio sérico, recuento de eritrocitos, recuento de leucocitos, colesterol y triglicéridos.


REACCIONES ADVERSAS
A las dosis sugeridas TANVIMIL M® es óptimamente tolerado.
Eventualmente pueden presentarse: Náuseas, regurgitaciones con sabor a alguna de las vitaminas de la fórmula, vómito, diarrea, exantema. Dosis elevadas, muy superiores a las sugeridas pueden producir reacciones adversas de acuerdo al contenido individual de cada uno de sus componentes.
Vitamina B 12 : Reacción anafiláctica, diarrea, prurito, acné. Vitamina B 6 : Dosis mayores de 200 mg por día pueden producir un síndrome de dependencia.
Vitamina C: Formación de cálculos renales, tutoradas o rubicundez, cefaleas, mareos, poliuria, náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea.



PRESENTACIÓN
Envases conteniendo: 30, 50, 80 y 200 cápsulas.


SOBREDOSIFICACIÓN
“Aún no se han reportado casos en que haya habido sobredosis no tratada”.
Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al hospital más cercano o comunicarse con los Centros de Toxicología:
Hospital de Pediatría Ricardo Gutiérrez: (01) 962-6666/2247.
Hospital Posadas: (01) 654-6648/658-7777.

Tratamiento orientativo inicial de la sobredosificación: Luego de la cuidadosa evaluación clínica del paciente, de la valoración del tiempo transcurrido desde la ingesta o administración, de la cantidad de tóxicos ingeridos y descartando la contraindicación de ciertos procedimientos, el profesional decidirá la realización o no del tratamiento general de rescate: Vómito provocado o lavado gástrico, Carbón activado, Purgante salino (45 a 60 min. luego del C.A.).

MANTENER ESTE Y TODOS LOS MEDICAMENTOS FUERA DEL ALCANCE
DE LOS NIÑOS.


Especialidad medicinal autorizada por el Ministerio de Salud.
Certificado Nº 24.720


Laboratorios RAYMOS SAIC
Cuba 2760 –C1428ADS- Ciudad Autónoma de Buenos Aires- Buenos Aires,
Argentina.
Director Técnico: Carlos A. González – Farmacéutico.

Elaborado en: Av. Márquez 691 (1657) Villa Loma Hermosa – Provincia de Buenos
Aires.


Fecha de última revisión: …./…./……


Artículos relacionados

Actualmente no disponemos articulos relacionados con este medicamento TANVIMIL M

Medicamento TANVIMIL M actualizado
Búsquedas frecuentas: TANVIMIL M contraindicaciones, efectos secundarios TANVIMIL M, presentacion, efectos colaterales, precio.

Síguenos