Tafil

Para que sirve , efectos secundarios y adversos


Prospecto e indicaciones



Enlaces patrocinados

Recomendaciones

  • Especial antención con menores de 18 años
  • Tenga especial cuidado durante el embarazo.
  • No usar Tafil con lactantes.
  • Revise siempre que no sea alérgico a ninguno de los componentes de Tafil
  • Recuerda consultar siempre con su médico, la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud.


Tranquilizante

FÓRMULAS

: Cada TABLETA contiene:
Alprazolam
0.25 mg
Cada TABLETA contiene:

Alprazolam
0.5 mg
Cada TABLETA contiene:

Alprazolam
1.0 mg

DESCRIPCIÓN

: TAFIL (alprazolam), una triazolobenzodiacepina, es químicamente 8-clorometil-6-fenil-4Hs-triazolo (4,3-a) (1-4) benzo­diacepina.

INDICACIONES Y USO

: TAFIL está indicado en el trata­mien­to de la ansiedad (neurosis de ansiedad). Los síntomas de los estados de ansiedad pueden incluir: ansie­dad, tensión, temores, aprensión, cansancio, dificultad de concennsiedad pueden incluir: ansie­dad, tensión, temores, aprensión, cansancio, dificultad de concen­tración, irritabilidad, insomnio y/o hiperactividad autonómica, resultando en una gran variedad de efectos somáticos.




TAFIL

también está indicado en el tratamiento de los estados de ansiedad simple y asociada a otros padecimientos como: fase crónica de abstinencia alcohólica, padecimientos orgánicos o funcionales, parti­cularmente­ ciertos desórdenes gastrointes­tina­les, cardio­vasculares y padecimientos dermatológicos.
La efectividad de TAFIL en su uso a largo plazo que exceda de seis meses, no ha sido establecida por estudios clínicos controlados.

CONTRAINDICACIONES

: TAFIL está con­train­dicado en pacientes con sensibilidad conocida a las benzodiazepinas. TAFIL puede ser usado en pacientes con glaucoma de ángulo abierto que estén recibiendo terapia apropiada, pero está contrain­dicado en la presencia de glaucoma de ángulo estrecho. TAFIL está contraindicado en el embarazo y en miastenia gravis.

ADVERTENCIAS

: Aunque no se han observado efectos de abstinencia en los pacientes a los cuales se suprimió TAFIL abruptamente después de seis meses de terapia, dichos síntomas de abstinencia han sido reportados consecuentes a la suspensión brusca de otras benzodiazepinas.
Los individuos con inclinación al abuso de drogas, como los alcohólicos o drogadictos, deben ser estrechamente vigilados si reciben tratamiento con benzodiazepí­nicos, en vista de su predisposición a la habituación y dependencia.

PRECAUCIONES

: Debido a los efectos depre­sores del SNC, los pacientes que reciben TAFIL deben ser advertidos del riesgo de ocupaciones peligrosas que requieren un completo estado de alerta, como operar maquinaria o manejar ve­hículos de motor, hasta que se establezca que el tratamiento con TAFIL no le causará somnolencia o mareo.
En algunos pacientes que reciben dosis recomendadas o dosis altas de TAFIL por periodos relativamente breves (de una semana a cuatro meses), se han reportado convulsiones cuando se disminuye rápidamente la dosis o si hay supresión del tratamiento abruptamente. Por esta razón, la dosis de TAFIL debe ser reducida o retirada gradualmente.
En ancianos o en pacientes debilitados es recomendable que la dosis a utilizar sea la más baja y efectiva, a fin de evitar el desarrollo de ataxia o sobresedación.
En terapia prolongada con TAFIL, si se desea discontinuarlo, las dosis deben ser retiradas gradualmente, ya que la discontinuación brusca de este tipo de medicamentos puede producir efectos de abstinencia semejantes a aquéllos por los cuales el paciente fue tra­tado.
Con el empleo de TAFIL deben observarse las precauciones habituales en pacientes comprometidos en su función renal o hepática.
La seguridad y eficacia de TAFIL en pacientes menores de 18 años no se ha establecido aún.
Uso en el embarazo: El riesgo de malformaciones congénitas durante el primer trimestre del embarazo, asociado con el uso de tranquilizantes menores como clordia­cepóxido, diazepam y meprobamato, se ha visto incrementado como lo sugieren algunos estudios.
Dado que el uso de estos productos raramente es de urgencia, el uso de TAFIL durante este periodo puede ser evitado.
Debe considerarse la institución de terapia con TAFIL en mujeres susceptibles de embarazarse y las pacientes deben ser advertidas de comunicar al médico si ocurre embarazo, para que él evalúe si se continúa o no la terapia.
Uso en la lactancia: Como regla general, se recomien­da a las madres suspender la lactancia mientras estén en tratamiento con TAFIL, ya que como el resto de las benzodiacepinas, el alpra­zolam se excreta en la leche humana.

REACCIONES SECUNDARIAS

: Los efectos secundarios, si ocurren, son generalmente observados al inicio de la terapia y usualmente desaparecen con la supresión del tratamiento o con el ajuste de la dosis.
El efecto secundario más común con TAFIL fue somnolencia.
Efectos menos comunes fueron aturdimiento, visión borrosa, incoordinación, síntomas gastroin­testinales y manifesta­ciones autonómicas.
Como con otras benzodiazepinas pueden ocurrir reacciones paradójicas como estimulación, agitación, difi­cultad en la concentración, confusión, alu­cinaciones u otros efectos en el comporta­miento.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS

: Las benzodiaze­pinas, incluyendo TAFIL, producen efectos depresivos adicionales en el SNC cuando se coadministran con sustancias como barbi­tú­ricos, alcohol, psicotrópicos, anti­convul­si­van­tes, antihistamínicos y otros fármacos, los cuales por sí mismos producen depresión del SNC.
También se ha reportado la interacción farmaco­cinética de las benzodiazepinas con otros fár­macos, tal es el caso de la depuración del alpra­zolam y otras benzodiazepinas, que puede ser retardada por la coadministración de cimetidina.

DOSIS Y ADMINISTRACIÓN

: La dosis óptima de TAFIL debe ser individualizada con base en la severidad de los síntomas y la respuesta individual del paciente.
La dosis promedio (véase tabla) cubre las necesidades de la mayoría de los pacientes; en el caso de pacientes que requieran dosis más altas, éstas deben establecerse cuidadosamente (con obje- to de evitar efectos secundarios) y administrarse aumentando primero la dosis de la tarde o noche que la de las horas más activas.
En general, los pacientes que no han recibido previamente tratamiento con psicotrópicos requerirán dosis más bajas que aquellos que han tomado tranquilizantes menores, antidepresivos, hipnóti­cos o aquéllos con antecedentes de alcoholismo crónico.
Se recomienda, como principio general, el empleo de las dosis más bajas para iniciar en pacientes ancianos o debilitados, para evitar el riesgo de desarrollo de sobresedación o ataxia.
* Si ocurren efectos secundarios, la dosis debe reducirse.

SOBREDOSIFICACIÓN

: Las manifestaciones de sobredosi­ficación de TAFIL incluyen extensiones de su actividad farmaco­lógica, principalmente ataxia y somnolencia, confusión, alteracio­nes en la coordinación, disminución de reflejos y coma.
En caso de presentarse, es recomendable inducir al vómito y/o lavado gástrico como en todos los casos de sobredosificación por medicamentos; debe monitorearse la respiración, el pulso y la presión sanguínea, y mantenerse con medidas generales cuando sea necesario; se administrarán líquidos por vía intravenosa y se mantendrá una adecuada ventilación de las vías respiratorias.
Como en el manejo de cualquier sobredosificación, el médico debe tener en mente que se pudieron haber ingerido múltiples medicamentos.

PRESENTACIONES

:
0.25 mg: caja conteniendo 30 y 100 tabletas; 0.50 mg: caja conteniendo 30 y 100 tabletas; 1.0 mg: caja conteniendo 30 ta­bletas.
Literatura exclusiva para médicos.
Mayor información disponible a solicitud.


Consejos de salud

Los ojos en el tratamiento de infecciones

Investigadores de la Universidad de California en Berkeley son los autores de un reciente estudio en el que se afirma ...

Las complicaciones del piercing

La colocación del piercing es una práctica bastante habitual en nuestros días, pero eso no significa que se encuentre exenta ...

Los síntomas del impétigo y su tratamiento

Los impétigos son una enfermedad de la piel que afecta sobre todo a los niños pequeños y que puede resultar contagiosa. Los síntomas del impétigo por lo general se manifiestan con una úlcera pequeña de color rojo que provoca prurito.

¿Qué son los forúnculos?

Ayer usted notó un leve enrojecimiento en el brazo, pero pensó que solo se había golpeado con algo. Hoy, la mancha roja se ha convertido en un chichón hinchado, rojo y doloroso que se ve y se siente espantoso. Existe la posibilidad que lo que usted esté viendo sea un forúnculo.

Enfermedades o dolencias relacionadas

  • Alcoholismo
  • Mareo
  • Ataxia
  • Miastenia gravis

  • Artículos relacionados

    Actualmente no disponemos articulos relacionados con este medicamento Tafil


    Opiniones

    Medicamento Tafil actualizado
    Búsquedas frecuentas: Tafil contraindicaciones, efectos secundarios Tafil, presentacion, efectos colaterales, precio.

    Síguenos