MORFINA

Para que sirve , efectos secundarios y adversos

2/5 - 1 votos

Prospecto e indicaciones



Enlaces patrocinados

Recomendaciones

  • Tenga especial cuidado durante el embarazo.
  • Revise siempre que no sea alérgico a ninguno de los componentes de MORFINA
  • Recuerda consultar siempre con su médico, la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud.


FARMACOLOGIA
     MORFINA

 

 

La información farmacológica contenida en esta revisión está concebida como un suplemento y no como un substituto del conocimiento, experiencia, habilidades y juicio del médico para el tratamiento de su paciente.



La ausencia de información o advertencias para un fármaco específico o para una combinación de fármacos no debe ser interpretada como indicativa de que el fármaco o su combinación es segura, apropiada o efectiva para todo paciente.


INTRODUCCIÓN

La morfina es un derivado fenantrénico del opio que se extrae del bulbo de la adormidera o Papaver somniferum.

Los alcaloides del opio, entre ellos la morfina, fueron aislados por Friedrich Wilhem Serturner, en 1803.  El nombre de morfina fue dado en honor al dios del sueño de la mitología griega, Morfeo.

La morfina es un polvo blanco cristalino, ligeramente ácido y de sabor amargo.(2,5) []

CLASIFICACIÓN

La morfina es un analgésico de acción central del grupo de los opioides potentes, con efecto agonista de los receptores opioides “mu”.(3)

FARMACOCINÉTICA

La morfina puede ser administrada por diversas rutas: VO, IM, IV , epidural o intratecal.  Se administra preferentemente por vía IV o SC .  Cada vez se utiliza más la vía oral.

Tras la administración IM o SC, la absorción es buena y el tiempo de acción de 10 mg es de 4 a 6 horas.  Por VO la absorción es rápida, pero los niveles plasmáticos son inferiores a los de vía parenteral, debido a un alto efecto de primer paso; la biodispinibilidad por esta vía es del 25%.(2)

En el plasma, la ligadura a proteínas alcanza el 30 a 40%.  La mayor parte del fármaco se metaboliza mediante procesos de glucoronoconjugación, metilación, desmetilación y oxidación del anillo bencénico y su eliminación es por vía renal.

Aunque el sitio de acción de la morfina es el SNC, en el adulto sólo pasan pequeñas cantidades a través de la barrera hematoencefálica.(2,3,4)

FARMACODINAMIA

Este fármaco actúa a nivel del SNC e intestino, es un agonista potente de los receptores m., pero puede actuar a nivel de otros receptores opioides, sobre todo a dosis altas.(2) []

  • Los efectos a nivel del SNC son:
    • Analgesia.(1,2,3)
    • Sedación:  somnolencia, perturbación mental, interrupción del sueño REM y NREM.(1)
    • Cambios del estado de ánimo:  euforia en pacientes con dolor o adictos y disforia en pacientes sin dolor, embotamiento mental, (1,2) perturbación, dificultad para pensar, apatía, disminución de la actividad física.(1,2)
    • Depresión respiratoria:  inhibe los mecanismos respiratorios del tallo cerebral.(1,2)
    • Supresión de la tos.
    • Miosis.(1,2)
    • Rigidez del tronco:  aumento del tono de los músculos largos del tronco.(1,2)
    • Náusea y vómito:  los analgésicos opioides pueden acelerar la zona activadora de quimiorreceptores del tallo encefálico.(1,2)
  • Efectos periféricos:
    • Sistema cardiovascular:  efectos sobre  la frecuencia cardiaca y la presión arterial.(1,2)
    • A nivel gastrointestinal:  disminuye la motilidad gástrica y de la secreción de ácido clorhídrico, aumenta el tono gástrico e intestinal, disminuye las secreciones biliares, pancreáticas e intestinales, retrasa la absorción de alimentos en intestino delgado, disminuye las ondas peristálticas propulsoras en colon, aumenta el tono del esfínter anal y disminuye la relajación refleja; efectos últimos que traen como resultado el estreñimiento.(1,2)
    • Vías biliares: cólicos biliares, reflujo de secreciones biliares y pancreáticas por contracción del esfínter de Oddi.(1,2)
    • Aparato urinario:   los opioides  deprimen la función renal.(1)  Aumentan el tono muscular en uréteres y vejiga, lo que puede producir retención urinaria.  También producen inhibición del reflejo miccional.(1,2)
    • Útero:  la morfina puede prolongar el trabajo de parto.(1,2)
    • Piel:  dilatación de vasos sanguíneos cutáneos, enrojecimiento, calentamiento de la piel y prurito.(2)
    • Efectos neuroendocrinos:   estimulación de la liberación de hormonas:  antidiurética, prolactina, somatotropina, inhibición de la liberación de hormona luteinizante.(1)
    • Sistema inmunitario:  proliferación de linfocitos, producción de anticuerpos y quimiotaxis, inhibibe la formación de rosetas de linfocitos.(1,2)

Tolerancia y dependencia.

La morfina y en general todos los opioides producen tolerancia, y síndrome de supresión por dependencia física.

También  puede provocar dependencia  psicológica; que pueden traer como consecuencia la adicción y el abuso del medicamento. Vale la pena  enfatizar que el uso médico de la morfina no conduce a la dependencia psíquica o adicción.(2) []

La tolerancia y la dependencia estarían causadas por la interacción de la morfina con los receptores NMDA cuyo neurotransmisor es el glutamato y el óxido nítrico su neuromodulador. La administración de antagonistas NMDA o inhibidores del ON, invierten la tolerancia.  También parecen intervenir factores genéticos y ambientales en la aparición de la tolerancia. Hoy se está poniendo atención en el papel de la colecistoquinina en este fenómeno.(6)

La tolerancia  como se sabe, es el fenómeno por el cual, conforme transcurre el tiempo de tratamiento es necesario aumentar la dosis del opioide para  obtener el efecto terapéutico deseado. Clínicamente, se manifiesta después de 2 a 3 semanas de exposición frecuente.  La tolerancia aparece con mayor rapidez cuando se administran grandes dosis del medicamento a intervalos cortos y se minimiza mediante la administración de pequeñas cantidades de fármaco con intervalos más prolongados entre dosis.

La tolerancia es más notoria con relación a los efectos analgésicos, euforizantes y depresores de la respiración; también se desarrolla tolerancia a los efectos antidiurético, emético e hipotensor, pero no a la miosis, convulsiones ni al estreñimiento.(1)

La tolerancia a los efectos euforizantes y respiratorios de los opioides se disipan en cuanto se suspende la medicación.  La tolerancia a los efectos eméticos, pueden persistir por varios meses después de la descontinuación del fármaco.

La tolerancia cruzada es característica de los opioides, los pacientes que toleran morfina, son tolerantes a otros opioides agonistas “mu” puros. También se desarrolla tolerancia a los opioides mixtos (agonistas-antagonistas) pero en menor grado.  No aparece tolerancia a las acciones antagonistas de los agonista-antagonistas mixtos ni a las de los antagonistas puros.(1)

Cuando existe dependencia física la falta de administración del medicamento origina el síndrome de supresión. Este síndrome incluye: rinorrea, lagrimeo, movimientos de masticación, escalofríos, piloerección, hiperventilación, hipertermia, midriasis, mialgias, vómito, diarrea y hostilidad.  La cantidad e intensidad de los signos y síntomas dependen en gran parte del grado de dependencia física.  La administración de un opioide, suprime los signos y síntomas de supresión.(1)

Con la morfina, los síntomas y signos de supresión  suelen aparecer entre 6 a 10 horas después de la última dosis; los efectos máximos se observan a las 36 a 48 hors, después de lo cual la mayor parte de ellos desaparecen gradualmente. Al quinto día, la mayor parte de los efectos desaparecen, pero algunos pueden persistir por meses.(1)

En cuanto a la dependencia psicológica, la euforia, la indiferencia a los estímulos y la sedación en especial cuando son administrados por vía IV, favorece su utilización compulsiva.  Los adictos experimentan efectos abdominales que se correlacionan con un orgasmo intenso.  Estos factores son las principales razones que pueden llegar a producir abuso en el consumo de fármacos opioides, que se encuentran reforzados por la dependencia fisiológica. Los usuarios compulsivos justifican el consumo continuado como medio para evitar los síntomas de supresión.(1,6)

INDICACIONES

  • Alivio de varios síndromes dolorosos agudos de intensidad moderada a severa.(3,4)
  • Dolor tipo crónico y severo.(3)
  • Dolor  crónico en procesos malignos.
  • Tratamiento coadyuvante en el edema agudo de pulmón.(3,4)
  • Analgésico en el dolor de infarto agudo de miocardio.(3,4)

SITUACIONES ESPECIALES

Este opioide se encuentra dentro de la Categoría C del embarazo.  No se conoce riesgos para el feto con las dosis terapéuticas usuales; sin embargo, la morfina debería darse en mujeres embarazadas solo si es realmente necesario.(3)

Se han reportado efectos teratogénicos en animales; en los cuales, altas dosis parenterales durante el segundo trimestre del embarazo pueden producir defectos óseos y neurológicos en el producto, así como alteraciones en la talla y viabilidad.

Estudios en humanos han reportado que infantes nacidos de madres que utilizaban morfina crónicamente, pueden exhibir reducción del volumen cerebral que se normaliza al primer mes de vida.

Los infantes nacidos de madres que abusan de los opioides son a menudo más pequeños para la edad gestacional y tienen una disminución de la respuesta inflamatoria al CO2 y un riesgo aumentado de síndrome de muerte súbita.

La morfina no debe ser usada antes ni durante la labor de parto, debido a que puede reducir  la intensidad, duración y frecuencia de las contracciones uterinas, así como puede producir depresión respiratoria en el neonato.  La morfina atraviesa fácilmente la barrera placentaria y debe ser administrada con cuidado en mujeres con parto prematuro, puede ocurrir depresión respiratoria en el neonato.(3) [Login requerido/Pagado]

CONTRAINDICACIONES

  • Hipersensibilidad a la morfina.(3)
  • Estados convulsivos:   crisis epilépticas, tétanos.(3)
  • En pacientes con depresión respiratoria en ausencia de equipo de resucitación.(3)
  • Asma bronquial agudo o severo.(3)
  • Insuficiencia respiratoria.(3)
  • Depresión severa del SNC.
  • Falla cardiaca secundaria a enfermedad pulmonar crónica.(3)
  • Arritmias cardíacas.(3)
  • Tumor cerebral.(3)
  • Lesiones en la cabeza.(3)
  • Incremento de la presión intracraneal.(3)
  • Alcoholismo.(3)
  • Delirium tremens.(3)
  • Después de una cirugía del tracto biliar.(3)
  • Sospecha de un cuadro de abdomen agudo quirúrgico.(3)
  • Anastomosis quirúrgica.(3)
  • Uso concomitante con inhibidores de la MAO.(3)
  • Esta contraindicada su administración epidural si existe infección del lugar de inyección.(4)
  • Efectos respiratorios:  depresión respiratoria, menos frecuentemente se ha observado hipo, rinitis, atelectasia, asma, hipoxia, disnea, insuficiencia respiratoria, alteraciones de la voz, edema pulmonar no cardiogénico.(2,3)
  • Efectos neurológicos:  depresión de la conciencia,  somnolencia, sedación, mareo, cefalea, euforia, disforia.
  • Efectos cardiovasculares:   hipotensión.(2,3)
  • Efectos gastrointestinales.  náusea, vómito, estreñimiento.(2,3)
  • Efectos sobre el árbol biliar:  cólicos biliares.(2,3)
  • Efectos sobre vías urinarias:  retención urinaria.(2,3)
  • Efectos dermatológicos:  rash, prurito, eritema, úlceras de decúbitos, urticaria, edema y diaforesis.(2,3)
  • Tolerancia.
  • Dependencia física y psíquica.

PRECAUCIONES

Debe administrarse con cuidado en pacientes con enfermedades renales y hepáticas, debido a que todos los analgésicos opioides se metabolizan en el hígado y puede producirse un incremento de la biodisponibilidad.(2,3)

Se debe utilizar con precaución en pacientes con patología respiratoria previa, como:  asma, enfisema, obstrucción de vía aérea, depresión respiratoria, xifoescoliosis u obesidad importante.  Los opioides pueden producir ataques de asma en pacientes anestesiados.(2,3)

Se tendrá cuidado en pacientes con trauma cráneo encefálico, debido a los efectos depresores respiratorios de la morfina y a su capacidad para elevar la presión intracraneal.

Pueden producir arritmias supraventriculares, hipotensión, síncope vasovagal e hipotensión ortostática, en pacientes con enfermedades cardiovasculares.

En el postoperatorio de cirugía biliar dada la posibilidad de espasmos.

En pacientes con historia de abuso de sustancias psicotropas.

La morfina puede desencadenar convulsiones en pacientes epilépticos.  Debe ajustarse las dosis en pacientes ancianos.

No es aconsejado como analgésico en niños, salvo en casos de dolores de intensidad severa.

Valorar el tratamiento en mixedema, hipertrofia prostática, hipotiroidismo, enfermedad de Addisson.(3)

INTERACCIONES

La morfina aumenta el efecto de los fármacos hipotensores.  Produce síndrome de retirada con naloxona en pacientes dependientes.  La morfina junto con opiáceos agonistas-antagonistas produce síndrome agudo de retirada en pacientes con dependencia.  Junto con otros depresores del SNC se potencia su efecto depresor respiratorio.

Puede potenciar los efectos anticoagulantes de los dicumarínicos.  La cimetidina inhibe el metabolismo de la morfina y aumenta sus niveles plasmáticos.

La administración de morfina junto con antidiarreicos y anticolinérgicos puede producir constipación e íleo.

Las fenotiazinas, los inhibidores de la MAO y los antidepresores tricíclicos, pueden intensificar y prolongar los efectos depresores de los opioides.

Las anfetaminas incrementan los efectos analgésicos y euforizantes de la morfina, lo que puede disminuir los efectos sedantes adversos.(3)

La morfina puede reducir la eficacia de los fármacos diuréticos, al inducir liberación de hormona antidiurética.  También puede producir retención urinaria aguda debido al espasmo del esfínter vesical, particularmente en pacientes con hipertrofia protática.(3)

SOBREDOSIS, TOXICIDAD Y TRATAMIENTO

Las sobredosis con morfina se manifiestan por depresión respiratoria, somnolencia que puede progresar a estupor y coma, flacidez muscular, piel fría y húmeda, pupilas mióticas y, a veces, bradicardia, hipotensión y muerte.  La midriasis marcada antes que miosis puede deberse a hipoxia severa en situaciones de sobredosis.(3)

El tratamiento de la sobredosis, consiste en dar atención primaria al paciente:  reestablecer la vía aérea, dar ventilación asistida y controlada, lavado gástrico debido al espasmo pilórico que puede producir.(3,4)

La naloxona, en una dosis de 0,2 a 0,4 IV, revertirá el estado de coma causado por opioides agonistas.  Si es necesario se repite la administración de naloxona 0,4 a 0,8 mg IV.  En recién nacidos la naloxona debe administrarse una dosis inicial de 5 a 10 µg/kg y una segunda dosis de 25 µg/kg de peso si es que no existe respuesta.(2,3,4)

CONSERVACIÓN

La morfina debe almacenarse en cajas de cartón, protegida de la luz, a temperaturas entre 15 °C y 30 °C (59 a 86 °F).  Después de su uso, debe descartarse cualquier sobrante.

No usar inyecciones, si éstas se encuentran rotas, pálidas, amarillas u otro color o si contienen precipitados.

POSOLOGÍA

La dosis debe ser ajustada de acuerdo a la severidad del dolor y a la respuesta del paciente.

La morfina puede administrarse vía oral o parenteral.  Puede usarse la vía espinal (epidural) pero sólo por personal entrenado.  Se ha explorado la administración intraarticular con relativo éxito.

Tratamiento analgésico

  • Adultos, IV: 2,5 a 15 mg en 4 o 5 mL de agua para inyección, inyectados lentamente, en un período de 4 a 5 minutos.
  • IM o SC:  5 a 20 mg por vez, repitiéndose cada cuatro horas.
  • Niños: 0,1 a 0,2 mg/kg.  Máximo una dosis de 15 mg.

Tratamiento preanestésico

Las dosis siguientes deben ser dadas 45 a 60 minutos antes de la anestesia.

  • Adultos, IM o SC:  10 mg /70 kg de peso.
  • Niños de más de 1 año de edad:  0,1 mg/kg de peso; máximo una dosis de 10 mg.(3)

En el infarto de miocardio debe administrarse de 8 a 15 mg.(8)

Morfina vía oral

La dosis de morfina debe ser individualizada en cada paciente, de acuerdo a su metabolismo, edad, estado de enfermedad y de su respuesta analgésica.

La dosis usual del adulto es de 5 a 30 mg cada cuatro horas. La morfina en presentación de tabletas de acción retardada  se administran cada 12 horas.(3)

COMERCIALES

MORFINA

 

FDA:  1984

IESS:  Sí pertenece

 

MSP:  Sí pertenece

 


Nombre
Comercial
Presentación
Componente(s)
Concentración
Casa
Farmacéutica
M-Eslon

Cápsula de
liberación
retardada

MORFINA
30 mg
60 mg
100 mg
Grünenthal Ecuatoriana


BIBLIOGRAFÍA

  1. Way W, Fields H, Way L. Analgésicos opioides y antagonistas. En: Katzung B, ed. Farmacología Básica y Clínica. 7 ed. México DF: Editorial El Manual Moderno; 1998. pp. 577-96.

  2. Reisine T, Pasternak G. Analgésicos opiodes y sus antagonistas. En Goodman A, editores. Goodman & Gilman. Las Bases Farmacológicas de la Terapéutica. 9 ed. México DF: McGraw-Hill Interamericana; 1996. pp. 557-90.

  3. MDConsult Drug Information. Morphine sulfate [web en línea] 2002 [visitado el 12 de marzo del 2002]. Disponible en Internet desde: http://home.mdconsult.com/das/drug/body/0/1/1833.html#D001833

  4. Salgado A. Manual de fármacos en urgencias. Morfina (Agonista opiáceo, analgésico, narcótico) [web en línea] 2002 [visitado el 12 de marzo de 2002]. Disponible en Internet desde: http://www.thejog.com/urgencias/71.html

  5. Rodríguez M. Analgésicos morfínicos [web en línea] 2002 [visitado el 12 de marzo de 2002]. Disponible en Internet desde: http://www.geocities.com/HotSprings/3515/index.html

  6. Samaniego E. Analgésicos Opioides. En: Samaniego E, ed. Fundamentos de Farmacología Médica. 5 ed. Quito: Editorial de la Universidad Central del Ecuador, 1999. pp. 327-43.

  7. Granizo, E. Sistema nervioso central y periférico. Analgésicos opioides. En: Granizo E, ed. Guía Terapéutica. 2 ed. Quito: Organización Panamericana de la Salud; 1992. pp. 38.

  8. Morphine sulfate [monografía en CD-ROM]. Merck. PDR Electronic Library®. Medical Economics 2001.


Consejos de salud

Inventan nueva sustancia para inhibir el miedo

El estrés postraumático es uno de los problemas más acuciantes en las consultas de Psicología y Psiquiatría. Este se provoca ...

Cinco estrategias poco convencionales para aliviar el dolor

Frecuentemente recurrimos a los fármacos para aliviar el dolor. Así, es usual que durante una crisis de artritis, una migraña ...

La intoxicación por opiáceos

El consumo del opio y sus derivados puede conllevar a lo que se conoce como intoxicación por opiáceos. Esta problemática adquiere un carácter agudo y progresivo que en los casos más severos puede provocar incluso la muerte.

Los tipos de analgésicos

Los analgésicos son los fármacos que reducen los dolores del organismo actuando también sobre otros síntomas de la enfermedad. No obstante, existen diferentes tipos de analgésicos cuya acción y tiempo de reacción varían.

Enfermedad de Fabry: Su tratamiento

El tratamiento de la enfermedad de Fabry se dirige fundamentalmente a aumentar la calidad de vida de la persona y a mitigar los síntomas ya que no existe una terapia 100% efectiva. Hoy por hoy la Terapia de Reemplazo Enzimático es la nueva esperanza para las personas que padecen esta patología.


Artículos relacionados

Actualmente no disponemos articulos relacionados con este medicamento MORFINA


Opiniones

Medicamento MORFINA actualizado
Búsquedas frecuentas: MORFINA contraindicaciones, efectos secundarios MORFINA, presentacion, efectos colaterales, precio.

Síguenos