CEFALVER CAPSULAS SUSPENSION

Para que sirve , efectos secundarios y adversos


Prospecto e indicaciones



Enlaces patrocinados

Información adicional

  • Precaución con mayores de 50 años
  • Especial antención con menores de 6 años
  • Tenga especial cuidado durante el embarazo.
  • No usar CEFALVER CAPSULAS SUSPENSION con lactantes.
  • Revise siempre que no sea alérgico a ninguno de los componentes de CEFALVER CAPSULAS SUSPENSION
  • Recuerda consultar siempre con su médico, la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud.


CEFALVER

CAPSULAS, SUSPENSION
Antibiótico

MAVER, S.A. de C.V., PRODUCTOS

- - - - - - - - - - - - - - - - - NUMERO DE REGISTRO Y CLAVE IPPA

DENOMINACION GENERICA:

Cefalexina monohidratada.


FORMA FARMACEUTICA Y FORMULACION:

Cada 5 ml de suspensión contienen:

Cefalexina monohidratada
   equ

Cada 5 ml de suspensión contienen:

Cefalexina monohidratada
   equivalente a .




.......... 125 y 250 mg
   de cefalexina

Vehículo, cbp .............. 100 ml

Cada cápsula contiene:

Cefalexina monohidratada
   equivalente a ........... 500 mg
   de cefalexina

Excipiente, cbp ........... 1 cápsula


INDICACIONES TERAPEUTICAS:

La cefalexina está indicada para el tratamiento de las siguientes infecciones causadas por cepas susceptibles de los microorganismos designados:

  • Sinusitis bacteriana causada por estreptococos, S. pneumoniae y Staphylococcus aureus (sólo cepas susceptibles a la meticilina). Infecciones del aparato respiratorio causadas por S. pneumoniae y S. pyogenes (usualmente la penicilina es el antibiótico de elección en el tratamiento y prevención de las infecciones estreptocócicas, incluso la profilaxis de la fiebre reumática. La cefalexina es generalmente eficaz en la erradicación de los estreptococos de la nasofaringe; sin embargo, en la actualidad no hay datos sustanciales que establezcan la eficacia de la cefalexina en la prevención subsiguiente de la fiebre reumática aguda o endocarditis bacteriana).
  • Otitis media causada por S. pneumoniae, H. influenzae, estafilococos, estreptococos y M. catarrhalis.
  • Infecciones de la piel y tejidos blandos causadas por estafilococos y/o estreptococos.
  • Infecciones de los huesos y articulaciones causadas por estafilococos y/o P. mirabilis.
  • Infecciones del aparato genitourinario, incluso prostatitis aguda, causadas por E. coli, P. mirabilis y Klebsiella pneumniae.
  • Infecciones dentales causadas por estafilococos y/o estreptococos.
    Nota: Se deben efectuar los cultivos y estudios de susceptibilidad adecuados antes y durante el tratamiento para determinar la susceptibilidad del microorganismo patógeno a la cefalexina. Cuando están indicados, deben efectuarse estudios de función renal.


FARMACOCINETICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS:

Cefalexina (como monohidrato) es ácido-estable y es rápidamente y completamente absorbida en el tracto GI. Siguiente la administración oral en pacientes sanos, los adultos en ayuno con función renal normal, con una sola dosis de 250 ó 500 mg de cefalexina, sus concentraciones pico plasmáticas se alcanzan dentro de 1 hora y promedian 9 o 15 a 18 mcg/ml respectivamente; las concentraciones del suero 3 horas después del promedio de dosis 1,6 o 3,4 mcg/ml, respectivamente. Las concentraciones séricas de cefalexina eran todavía perceptibles 6 horas después de la dosis. La administración oral siguiente de una sola dosis de 1 g de cefalexina en pacientes sanos, adultos en ayuno, las concentraciones pico plasmáticas de cefalexina se alcanzaron dentro de 1 hora y promediaron 32 a 39 mcg/ml.

Las concentraciones pico plasmáticas son levemente más bajas y son alcanzadas posteriormente cuándo cefalexina se administra con alimentos, aunque la cantidad total de la droga absorbida sea igual. La administración oral siguiente de cefalexina en pacientes sanos, adultos en ayuno, y las concentraciones séricas 15 y 30 minutos después de una sola dosis de 500 mg promediaron acerca de 0,2 y 12 mcg/ml, respectivamente.

La absorción de cefalexina se retrasa en niños  y puede ser disminuida hasta 50% en  neonatos. El alcance máximo de las concentraciones del suero de la droga se han reportado para ocurrir dentro de 3 horas en niños más jóvenes que 6 meses de edad, dentro de 2 horas en niños 9 a 12 meses de la edad, y dentro de 1 hora en niños más grandes.

La media vida en suero de cefalexina es 0.5 a 1.2 horas, en adultos con función renal normal. La vida media en suero de la droga se informa para estar cerca de 5 horas en neonatos y 2,5 horas en niños de 3 a 12 meses de edad. En un estudio, la vida media en suero era 7,7 horas en adultos con depuración libre de creatinina de 13,5 ml/minuto, 10,8 horas en adultos con depuración libres de creatinina de 9,2 ml/minuto, y de 13,9 horas en adultos con depuración libres de creatinina de 4 ml/minuto.

Cefalexina es excretada en la orina como igual, por ambas vías filtración glomerular y secreción tubular. Aproximadamente 70 a 90% de una sola dosis de 250 o 500 mg es excretada dentro de 8 a 12 horas en adultos con  función renal normal. Las concentraciones de cefalexina de 0,2 (la gama: 0.054 a 0.67) o 0.11 a 4 mg/ml se ha informado en la orina completa sobre un período de 6 horas que sigue una sola dosis de 250 o 500 mg, respectivamente, en adultos con función renal normal. El alcance máximo de las concentraciones en orina de la droga promedio seria cerca de 2 mg/ml que ocurren 2 horas después de una sola dosis oral de 500 mg de cefalexina.

Farmacodinamia: Los estudios in vitro demuestran que las cefalosporinas son bactericidas porque inhiben la síntesis de la pared celular.

Espectro de acción in vitro: La cefalexina ha mostrado ser activa contra la mayoría de las cepas de los siguientes microorganismos, tanto in vitro como en infecciones clínicas, como se describe en la sección de indicaciones:

Aerobios grampositivos:

  • Staphylococcus aureus (incluyendo cepas productoras de penicilinasa).
  • Staphylococcus epidermidis (cepas sensibles a la penicilina).
  • Streptococcus pneumpniae.
  • Streptococcus pyogenes.

Aerobios gramnegativos:

  • Escherichia coli.
  • Haemophilus influenzae.
  • Klebsiella pneumoniae.
  • Moraxella catarrhalis.
  • Proteus mirabilis.

Nota: La mayoría de las cepas de enterococos (Enterococcus faecalis [anteriormente Streptococcus faecalis]) y los estafilococos resistentes a meticilina son resistentes a las cefalosporinas incluyendo cefalexina. No es activa contra la mayoría de las cepas de las especies de Enterobacter, Morganella morganii y Proteus vulgaris. No es activa contra las especies de Pseudomonas o Acinetobacteer calcoaceticus.

Pruebas de susceptibilidad:

Técnicas de difusión: Los métodos cuantitativos que requieren medir los diámetros de las zonas, proporcionan resultados reproducibles de la susceptibilidad de las bacterias a los compuestos antimicrobianos. Se ha recomendado uno de dichos procedimientos1 estandarizados para ser usado con discos para determinar la susceptibilidad de los microorganismos a la cefalexina, utilizando discos de 30 mg de cefalotina. La interpretación requiere la correlación entre el diámetro obtenido en la prueba de disco con la concentración inhibitoria mínima (CIM) de la cefalexina.

Los reportes de laboratorio que proporcionen los resultados de la prueba estandarizada de susceptibilidad con un disco de 30 mcg de cefalotina se debe interpretar de acuerdo con los siguientes criterios:

Zona de diámetro (mm)

Interpretación

≥ 18

(S) Susceptible

15 a 17

(I) Susceptibilidad intermedia

≤ 14

(R) Resistente

Un reporte de “susceptible” indica que es probable que el patógeno sea inhibido por niveles sanguíneos generalmente alcanzables. Un reporte de “susceptibilidad intermedia” sugiere que los resultados deben ser considerados como equivocados y que si el microorganismo no es totalmente susceptible a medicamentos alternativos, la prueba debe de repetirse. Esta categoría implica una posible aplicabilidad clínica en los sitios corporales en los cuales el medicamento se concentra en forma fisiológica, o en situaciones en donde pueden utilizarse dosis altas del medicamento. Esta categoría también proporciona una zona que previene que pequeños factores técnicos incontrolados puedan causar discrepancias mayores en la interpretación. Un reporte de “resistente” indica que es poco probable que las concentraciones séricas alcanzables con el antimicrobiano sean inhibitorias y se debe seleccionar otro tratamiento.

La determinación de la concentración inhibitoria mínima (CIM), de la concentración bactericida mínima (CBM) y de las concentraciones alcanzadas con el compuesto antimicrobiano, pueden ser apropiadas como guía del tratamiento en algunas infecciones (ver Farmacocinética y farmacodinamia en humanos para información sobre las concentraciones del medicamento alcanzadas en sitios corporales infectados y otras propiedades farmacocinéticas de este antimicrobiano).

Los procedimientos estandarizados de susceptibilidad requieren el uso de microorganismos de control para el laboratorio. El disco de 30 mcg de cefalotina debe dar los siguientes diámetros de zona en dichas cepas de control de calidad de laboratorio.

Organismo

Zona de diámetro

E. coli ATCC 25922

15 a 21

S. aureus ATCC 25923

29 a 37

Técnicas de dilución: Los métodos cuantitativos que son utilizados para determinar las CIMs proporcionan resultados reproducibles de la susceptibilidad de las bacterias a los compuestos antimicrobianos. Uno de dichos procedimientos2 utiliza un método de dilución estandarizado (caldo, agar o microdilución) o bien su equivalente con polvo de cefalotina. Los valores de CIM obtenidos se deben interpretar de acuerdo con los siguientes criterios:

CIM
(mcg/ml)

Interpretación

≤ 8

Susceptible

16

Susceptibilidad intermedia

≥ 32

Resistente

La interpretación debe realizarse como se menciona arriba para los resultados que utilizan técnicas de difusión.

Al igual que las técnicas de difusión estandarizadas, los métodos de dilución requieren el uso de microorganismos de control para el laboratorio. El polvo de cefalotina estándar debe proporcionar los siguientes valores de CIM:

Organismo

CIM (mcg/ml)

E. coli ATCC25922

4 a 16

S. faecalis ATCC 29212

8 a 32

S. aureus ATCC 29213

0.12 a 0.5


CONTRAINDICACIONES:


Antes de la iniciación de una terapia con cefalosporinas, se debe hacer una investigación cuidadosa referente a reacciones anteriores de hipersensibilidad a las cefalosporinas, a las penicilinas, y a otras drogas. Las cefalosporinas estan contraindicadas en pacientes con una historia de reacciones alérgicas a los antibióticos cefalosporinicos. Hay evidencia clínica y de laboratorio de sensibilidad cruzada parcial entre los antibióticos bicíclicos β-lactamicos incluyendo las penicilinas, cefalosporinas, cefamicinas, y carbapenems. Parece ser poca la sensibilidad cruzada entre los antibióticos y los monobactamicos bicíclicos (por ejemplo, aztreonam) de β-lactamicos. Aunque la incidencia verdadera de la sensibilidad cruzada entre los antibióticos β-lactamicos no se ha establecido definitivamente, se ha documentado y puede claramente ocurrir en hasta 10 a 15% de pacientes con una historia de hipersensibilidad a la penicilina.

Algunos pacientes han tenido reacciones severas, incluyendo anafilaxis, a las penicilinas y a las cefalosporinas. Las cefalosporinas se deben utilizar con precaución en  individuos extremadamente sensibles a las penicilinas. Algunos clínicos sugieren que las cefalosporinas sean evitadas en los pacientes que han tenido un tipo inmediato de reacción (anafiláctica) de hipersensibilidad a las penicilinas y se deben administrar con precaución a los pacientes que han tenido un tipo-retraso (por ejemplo, erupción, fiebre, eosinofília) de reacción a las penicilinas o a otras drogas. Si una reacción alérgica ocurre durante alguna terapia con cefalosporinas, la droga se debe ser descontinuada y tratar al paciente con la terapia apropiada (por ejemplo, epinefrina, corticoesteroides, y mantenimiento de la vía aérea y oxígeno adecuados) según lo indicado. El uso prolongado de una cefalosporina puede dar lugar al crecimiento excesivo de organismos no susceptibles, especialmente enterobacterias, pseudomonas, enterococos, o candida. Si ocurre una superinfección, la terapia apropiada debe ser instituida. Las cefalosporinas se deben utilizar con la precaución en pacientes con una historia de la enfermedad gastrointestinal, particularmente colitis. Porque la diarrea asociada a C. difficile y la colitis.

Se ha divulgado que con el uso de cefalosporinas, debe ser considerado en el diagnostico diferencial de los pacientes durante quienes se desarrolle la diarrea o después de la terapia con las drogas. Las convulsiones se han divulgado con varias cefalosporinas (por ejemplo, ceftazidime, cefuroxime), particularmente en pacientes con la debilitación renal en la cual la dosificación de la droga no fue reducida. Si las convulsiones ocurren durante una terapia con cefalosporinas, la droga se debe descontinuar e iniciar terapia anticonvulsiva  según lo indicado clínicamente. Porque algunas cefalosporinas se han asociado a una disminución de la actividad de la protrombina, algunos fabricantes indican que el tiempo de protrombina (Tp) debe ser supervisado cuando estas drogas se utilizan en pacientes con insuficiencia renal o hepática, en pacientes con estado alimenticio pobre, en pacientes que reciben un curso prolongado de terapia antiinfectante, o en aquellas estabilizadas previamente en terapia  anticoagulante. La vitamina K debe ser administrada si está indicada.

Las cefalosporinas se toleran generalmente bien y con solamente algunas excepciones, los efectos nocivos divulgados con varios derivados de la cefalosporina son similares. Los efectos nocivos más frecuentes divulgados con cefalosporinas orales incluyen los efectos gastrointestinales (diarrea, náusea, vomito), dolor de cabeza, erupción y los efectos nocivos más frecuentes reportados con cefalosporinas parenterales incluyen las reacciones locales en el sitio de la inyección, efectos gastrointestinales, y efectos hematológicos adversos no divulgados con otras cefalosporinas, los derivados que contienen una cadena lateral de N-methylthiotetrazole (NMTT) (por ejemplo, cefamandole, cefoperazone, cefotetan) se han asociado a un riesgo creciente del hipoprotrombinemia y disulfiram-como reacciones. Además, mientras que la importancia clínica es confusa, los derivados que contienen una cadena lateral de NMTT han causado efectos testiculares adversos en los estudios animales.

Las reacciones dermatológicas y reacciones de hipersensibilidad se han divulgado en aproximadamente 5% o menos de pacientes que recibían una cefalosporina. Estas reacciones incluyen urticaria, prurito, erupción (maculopapular, eritematosa, o morbilliforme), fiebre y escalofrios, eosinofília, dolor o inflamación común, edema, edema facial, eritema, prurito genital y anal, angioedema, choque, hipotensión, vasodilatación, síndrome de Stevens-Johnson, eritema multiforme, necrolisis epidérmico tóxica, y dermatitis exfoliativa. Anafilaxis, incluyendo algunas fatalidades, han ocurrido raramente con cefalosporinas. La enfermedad del suero, como las reacciones que consistían en eritema multiforme o la erupción prurítica maculopapular o urticaria acompañado por artritis, artralgia, y fiebre se han divulgado raramente en los pacientes que recibían cefaclor.

Estas reacciones han ocurrido generalmente en pacientes pediátricos menores de 6 años de edad, lo más a menudo posible con los segundos o subsecuentes cursos de la droga. Mientras que la enfermedad del suero se ha divulgado raramente en los pacientes que recibían otras cefalosporinas (es decir, cefprozil, cefalexina) u otros antibióticos β-lactamicos (amoxicilina, loracarbef) estas reacciones divulgadas más con frecuencia con cefaclor que con cualquier otro agente antiinfectante. Los resultados directos e indirectos del positivo hematológico de los efectos de la prueba antiglobulina (Coombs) se han divulgado en 3% o más de pacientes que recibían una cefalosporina. El mecanismo de esta reacción es generalmente no inmunológico en naturaleza; un complejo de la cefalosporina-globulina cubre los eritrocitos y reacciona no específicamente con el suero de Coombs.

Los resultados de la prueba no inmunológica Coombs positivo son más probables de ocurrir en los pacientes que han recibido dosis grandes de una cefalosporina o que han deteriorado la función o hipoalbuminemia renal. Otros efectos hematológicos adversos de cefalosporinas incluyen neutropenia rara, suave y transitoria, trombocitopenia, leucocitosis, granulocitosis, monocitosis, linfoocitopenia, basofilia, y leucopenia reversible. La linfocitosis transitoria se ha divulgado de vez en cuando en los infantes y los niños que recibían cefaclor. Raramente, la hemoglobina y/o el hematocrito disminuido, la anemia, y la agranulocitosis se han divulgado con algunas cefalosporinas. La anemia aplastica, la pancitopenia, la anemia hemolítica, y la epistaxis o hemorragia también se han divulgado con terapia con cefalosporinas. la anemia hemolítica inmune-mediada con la hemólisis extravascular, incluyendo algunas fatalidades, se ha divulgado en pacientes que recibían  cefotaxima, el ceftizoxima, el ceftriaxona, o cefotetan (una cefamicina).

El tiempo prolongado de la protrombina (pt), prolongado el tiempo parcial activado de tromboplastina (APTT), y/o hipoprotrombinemia (con o sin la sangría) se ha divulgado raramente con cefaclor, cefixime, cefoperazona, cefotaxima, cefotetan, cefoxitina, ceftizoxima, ceftriaxona, y cefuroxima. Aunque la incidencia verdadera de las complicaciones de hipoprotrombinemia y de la sangría durante la terapia con estas drogas no se ha establecido, estos efectos se han divulgado con las drogas que contienen una cadena lateral de NMTT (por ejemplo, cefamandol, cefoperazona) y han ocurrido generalmente en geriátricos, debilitando con la mas frecuencia posible, u otros pacientes con deficiencia de la vitamina K o en pacientes con falta renal severa o después de la cirugía radical del tubo digestivo. El mecanismo(s) del efecto hipoprotrombinemico de estas drogas no se ha establecido claramente. Mientras que la hipoprotrombinemia con algunas de las drogas puede dar lugar a parte de una reducción en bacterias que producen la vitamina K en la zona gastro intestinal, hay evidencia de que un efecto directo sobre la síntesis hepática de la protrombina o de los precursores de la protrombina está implicado.

La cadena lateral de NMTT interfiere al parecer con metabolismo y la regeneración de la vitamina K e inhibe el Y-carboxilación del ácido glutámico, el paso-dependiente de la vitamina K en la síntesis hepática de la protrombina. Hipoprotrombinemia ha sido invertida generalmente por la administración de la vitamina K. Profiláctica que la administración de la vitamina K puede ser indicada en geriátrico, debilitados, u otros pacientes con deficiencia de la vitamina K o aquellos con el riesgo de deficiencia de la vitamina K durante terapia con cefoperazona. La vitamina K se debe también administrar cuando está indicada para tratar hipoprotrombinemia asociada al uso de otras cefalosporinas. Los efectos renales y genitourinarios que han ocurrido de vez en cuando con la administración de una cefalosporina incluyen aumentos transitorios en concentraciones de BUN y creatinina del suero, la disfunción renal, y la neuropatía tóxica. La nefrotoxicidad se ha divulgado raramente con cefalexina y cefazolina y la falla renal aguda se ha divulgado con cefazolina y cefixima. La nefritis intersticial reversible ha ocurrido raramente durante la terapia con cefaclor, y la nefritis purpurica se ha divulgado con terapia oral de proxetil cefpodoxima. La toxicidad renal es más probable de ocurrir en pacientes mayores de 50 años de edad, pacientes con debilitación renal anterior, o aquellos pacientes que están recibiendo otras drogas nefrotoxicas. Todas las cefalosporinas se deben administrar con la precaución y la dosificación reducida en presencia de la función renal marcadamente deteriorada.

En pacientes con la debilitación renal sospechada, la observación clínica cuidadosa y las pruebas de función renales se deben realizar antes y durante de terapia con cefalosporinas. Los efectos genitourinarios reportados con terapia de cefalosporinas incluyen vaginitis, candidiasis vaginal, prurito genital, e irregularidades menstruales. El transito hepático de los efectos aumenta en suero AST (SGOT), ALT (SGPT), glutamil-transferasa (glutamil transpeptidasa, GGT, GGTP), y las concentraciones de fosfatasa alcalina han ocurrido de vez en cuando con terapia de cefalosporinas. Las concentraciones crecientes del suero del bilirubins y/o de LDH se han divulgado con muchas cefalosporinas; la albúmina del suero y/o la proteína total disminuidas también se han divulgado. La disfunción hepática, incluyendo colestasis, también se ha divulgado con terapia de la cefalosporina.

La hepatitis y/o ictericia se han divulgado con cefazolin, cefixime y ceftazidime. Los casos aislados de hepatomegalia se han divulgado con cefradine. Estos efectos hepáticos son generalmente suaves y desaparecen cuando se continúa la terapia de cefalosporina. La lesión del hígado aguda se ha divulgado con terapia oral del proxetil cefpodoxime en experiencia. El aparato digestivo efectúa las reacciones adversas más frecuentes de cefalosporinas orales que son náuseas, vomito y diarrea. Estos efectos son generalmente suaves y transitorios, pero raramente pueden ser bastante severos para requerir la discontinuación de la droga. Otros efectos adversos gastrointestinales que han ocurrido con algunas de las cefalosporinas orales incluyen dolor abdominal, tenesmo, dolor/dispepsia epigástrica, apetito/anorexia disminuidos, glositis, flatulencia, candidiasis (por ejemplo, oral), alteración del gusto, salivación disminuida, y el dolor precordial. Los efectos adversos gastrointestinales pueden también ocurrir con cefalosporinas vía IM o IV.

Raramente, la diarrea asociada al Clostridium difficile y colitis (también conocidos como colitis pseudomembranosa, antibiótico-asociada) ha ocurrido durante o después de la discontinuación de cefalosporinas, incluyendo las solas dosis siguientes de ciertas cefalosporinas; las fatalidades se han divulgado raramente. Los casos suaves de diarrea y colitis asociados a C. difficile pueden responder a la discontinuación de la cefalosporina solamente, pero la diagnosis y el manejo de los casos moderados a los casos severos deben incluir estudios y tratamientos bacteriológicos apropiados con líquidos, electrólitos, y  suplementos de proteínas según lo indicado. Los pacientes geriátricos pueden ser particularmente susceptibles a las pérdidas de líquidos y deben ser tratados agresivamente. Los agentes antiperistálticos (por ejemplo, narcóticos, difenoxilato con atropina) pueden prolongar y/o empeorar la condición y deben ser evitados si se sospecha colitis pseudomembranosa. Si esta es  moderada a severa o no es relevada por la discontinuación de la cefalosporina, la terapia antiinfectante apropiada (por ejemplo, metronidazol o vancomicin oral) debe ser administrada.

El aislamiento del paciente puede ser recomendable. Otras causas de colitis deben también ser consideradas. Las reacciones locales de los efectos locales son IM siguiente absolutamente común o IV administración de algunas cefalosporinas parenterales; flebitis y tromboflebitis ocurren de vez en cuando con la administración intravenosa de las drogas. Aunque los informes siguen estando en conflicto y los resultados de muchos estudios poco concluyentes, parece ser de poca diferencia en la incidencia total de flebitis y tromboflebitis suaves entre las cefalosporinas actualmente disponibles IV.

Los efectos en el sistema nervioso que han ocurrido después de la administración oral, IM, o la administración intravenosa de cefalosporinas incluyen vértigos, dolor de cabeza, malestar, fatiga, pesadillas, y vértigo. La hiperactividad, nerviosismo o ansiedad, agitación, alucinaciones, insomnio, somnolencia, debilidad, rubores calientes, la alteración en la opinión de color, confusión, y la hipertonía también se han divulgado durante la terapia con algunas cefalosporinas, aunque una relación causal no se ha establecido necesariamente. Se ha divulgado en algunos pacientes perdida de la audición leve a moderada en pediátricos que recibían cefuroxima sódica para el tratamiento de la meningitis. En pacientes con falla renal, las concentraciones elevadas de ceftazidima pueden conducir según se informa a convulsiones, encefalopatía, asterixis, y a la excitabilidad neuromuscular.

Las convulsiones también se han divulgado con cefixime y cefuroxima. Raramente, las reacciones paranoicas tóxicas han ocurrido en pacientes con debilitación renal que recibían cefalexina oral. La administración intratecal de cefalosporinas, particularmente en dosis grandes, ha dado lugar a la toxicidad del CNS evidenciada por alucinaciones, nistagmus, y convulsiones. Otros efectos nocivos que se divulgaron con terapia de cefalosporinas incluyen dolor de pecho, efusión pleural, infiltración pulmonar, disnea o señal de socorro, tos, y rinitis respiratorias. La concentración creciente o disminuida de la glucosa del suero también se ha divulgado. La tirantez en el pecho y parestesias se han divulgado después de la administración oral, IM, o intravenosa de cefradine. La infección fungicida de la piel, la exacerbación del acné, y el itching ocular se han divulgado raramente en los pacientes que recibían terapia oral de proxetil cefpodoxime. Una fotosensibilidad anamnesica (la foto recall)-como el dermatitis, caracterizado por una erupción distribuida en el área de una quemadura reciente en el abdomen superior y un pecho pruríticos, eritematosos, maculopapular, se ha divulgado en por lo menos un paciente que recibía terapia concomitante intravenoso con el sulfato de cefazolin y gentamicina. Si este fenómeno fue causado por uno o ambas drogas no se ha determinado; sin embargo, la reacción fue resuelta en un plazo de 48 horas que siguen la discontinuación de ambas drogas.

La cefalexina está contraindicada en los pacientes con antecedentes de alergia al grupo de antibióticos cefalosporínicos.



RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:


Uso durante el embarazo: La administración oral diaria de cefalexina a ratas a la dosis de 250 ó 500 mg/kg, antes y durante el embarazo, o a ratas y a ratones durante el periodo de organogénesis, no afectó en forma adversa la fertilidad, viabilidad fetal, peso fetal o número de crías. No se ha establecido la seguridad de la cefalexina sobre el embarazo en humanos.

La cefalexina no incrementó la toxicidad en ratas lactantes y recién nacidas, en comparación con animales adultos. Sin embargo, dado que los estudios en humanos no pudieron descartar la posibilidad de daño, la cefalexina no debe ser usada durante el embarazo, a menos que sea estrictamente necesaria.

CEFALVER* esta clasificado como sustancia nivel 0, que significa que es una sustancia con seguridad demostrada para la lactancia y el lactante producto seguro compatible con la lactancia por haber información publicada, suficiente publicada en la literatura científica. La excreción de cefalexina en la leche aumentó hasta por 4 horas después de una dosis de 500 mg; el medicamento alcanzó una concentración máxima de 4 mg/ml, disminuyó gradualmente y desapareció 8 horas después de su administración. Cuando se administra cefalexina a una mujer que amamanta, esto debe hacerse con precaución.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:


Gastrointestinales: Pueden presentarse síntomas de colitis pseudomembranosa durante o después del tratamiento con cefalexina. Se ha observado náuseas y vómito con poca frecuencia. La reacción secundaria más frecuente ha sido la diarrea. En la mayoría de los pacientes, esta reacción no ha sido lo suficientemente grave para justificar la suspensión del tratamiento. También se ha presentado dispepsia y dolor abdominal. Como con algunas penicilinas y algunas otras cefalosporinas, se ha reportado hepatitis transitoria e ictericia colestásica en raras ocasiones.

Hipersensibilidad: Se han observado reacciones alérgicas (en forma de erupción cutánea, urticaria, edema angionerótico y rara vez, eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson o necrólisis epidérmica tóxica), pero por lo general dichas reacciones cedieron después de suspender el tratamiento. En el manejo de algunas de estas reacciones puede ser necesario instituir un tratamiento de apoyo. También se ha informado de anafilaxis.

Se han reportado otras reacciones, como prurito genital y anal, moniliasis genital, varginitis y flujo vaginal, mareos, fatiga, cefalea, agitación, confusión, alucinaciones, artralgia, artritis y alteraciones de las articulaciones, en raras ocasiones se ha informado de nefritis intersticial reversible. Se han observado casos de eosinofilia, neutropenia y una ligera elevación de las transaminasas séricas glutamicooxalacética y glutamicopirúvica, así como hipoprotrombinemia.


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GENERO:


Los niveles séricos de muchas cefalosporinas son incrementados por el probenecid. Esto puede aumentar posiblemente el riesgo del nefrotoxicidad con algunas cefalosporinas tales como cefaloridina y cefalotina. La evidencia clínica en diez sujetos sanos dándoles una sola dosis oral 500 mg de cefradine o de cefaclor desarrolló concentraciones antibacterianas con un incremento en el plasma cuando probenecid fue administrado (dosis 500 mg tomadas 25, 13 y 2 horas antes del antibacteriano). Los niveles máximos del suero del antibacteriano fueron más que duplicados. resultados similares fueron obtenidos en otro estudio en sujetos sanos administrándoles cefradina por vía oral o intramuscular. Las cefalosporinas siguientes interactúan con el probenecid en forma similar, pero no idéntica. El retrato general es que su espacio libre se reduce, sus niveles séricos se incrementan y a veces sus vidas medias se prolongan. En una revisión identificó la interacción con el cefadroxilo cefazedone, efmenoxime, cefonicid, cefotaxima, cefradine, y cefaclor, y otros estudios han reportado una interacción con cefalotina, cefoxitina de cefacetrile, cefazolin cefalexina, cefamandol, cefmetazole cefprozil, ceftizoxime, cefuroxima, cefaloglicina cefaloridina.

Se ha reportado que el probenecid no tiene ningún efecto significativo en la farmacocinética del ceforanide, ceftazidima, ceftriaxona y latamoxef. El mecanismo del probenecid inhibe la excreción de la mayoría de las cefalosporinas por los túbulos del riñón con éxito compitiendo para los mecanismos excretorios. Una explicación más completa de este mecanismo se precisa en interacciones de la excreción de la droga. Así la cefalosporina se conserva en el cuerpo y sus niveles séricos se incrementan. El grado del incremento no se puede considerar siempre completamente por este mecanismo solamente y se sugiere que un cierto cambio en la distribución del tejido fino puede a veces tener una pieza a jugar. Los niveles séricos de muchas (pero no todas) las cefalosporinas serán más altos si se da el probenecid, pero no hay precauciones especiales necesarias. La interacción se ha utilizado clínicamente. Los niveles elevados del suero de algunas cefalosporinas, cefaloridine y cefalotin particularmente, pudieron aumentar posiblemente el riesgo del nefrotoxicidad.

A doce sujetos sanos se les dieron dosis únicas de 500 mg de metformina con o placebo o cefalexina 500 mg. El AUC y los niveles máximos del suero de metformina fueron aumentados por 24 y 34% respectivamente por cefalexina. El espacio libre renal de metformina fue reducido 14% debido a la inhibición por cefalexina de la secreción tubular vía el sistema orgánico de catión. La aplicabilidad clínica de estos cambios pequeños es incierta, pero ellos podrían ser más grandes con el uso a largo plazo. Los autores recomiendan que pacientes que reciban metformina y cefalexina en forma concomitante deben tener los niveles de metformina controlados o un alternativo antibacteriano cefalexina debe ser considerado. Sin embargo, basado en la evidencia disponible que esto parece demasiado cauto.

Dos embarazos fueron atribuidos al uso de cefalosporinas (inespecífica) y un anticonceptivo oral (inespecífico) en el Comité del RU en la Seguridad de Medicinas las reacciones adversas registran por los años 1968 a 1984 (61 casos fueron atribuidos a otro antibacteriano). Un caso de fracaso anticonceptivo ha sido atribuido a cefalexina, y uno al cefalexina utilizada con clindamicina. En un estudio de caso-control, 356 mujeres fueron identificadas como que había recibido anticonceptivos y antibióticos orales (dijeron que eran cefalosporinas, penicilinas, tetracclinas) sobre un período de 5 años en 3 prácticas dermatológicas. El porcentaje de daños en estas mujeres (1,6% por año; 2 embarazos ocurrieron en mujeres con una cefalosporina y 3 en mujeres con minociclina) era indistinguible del porcentaje de daños visto en pacientes de control en anticonceptivos orales y no antibacteriano (1% por año).

Las interacciones orales de anticonceptivos y cefalosporinas resumidas aquí están todo que ha sido identificado en la literatura de mundo. Estas interacciones no se establecen adecuadamente y el asunto se queda muy polémico. Se tienen inconvenientes en el uso muy amplio de ambos grupos de drogas, alguna incidencia aumentada de fracaso anticonceptivo encima del normalmente visto es muy bajo verdaderamente. Por otro lado, las consecuencias personales y éticas de un embarazo no deseado pueden ser muy graves. Para esta razón, se queda una incertidumbre, la Asociación del RU de la planificación familiar recomienda que para la protección máxima una segunda forma de anticoncepción (un método barrera) debe ser utilizado rutinariamente al tomar un tratamiento corto de una cefalosporina y por lo menos 7 días después.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO:


Se ha informado de pruebas de Coombs directas positivas durante el tratamiento con cefalosporinas. En los estudios hematológicos o en las pruebas de compatibilidad sanguínea cuando las pruebas con antiglobulina se realizan en el lado menor, o en las pruebas de Coombs en recién nacidos cuyas madres han recibido antibióticos cefalosporínicos antes del parto, se debe tener presente que una prueba de Coombs positiva puede deberse al medicamento.

Como resultado de la administración de cefalexina, puede existir una reacción de glucosuria falsa-positiva.


PRECAUCIONES EN RELACION CON EFECTOS DE CARCINOGENESIS, MUTAGENESIS, TERATOGENESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:


Para describir la ocurrencia y la distribución de tratamientos antibióticos, además de sus indicaciones en mujeres embarazadas de control en una gran base de datos basados en la población de vigilancia húngara de anormalidades congénitas, 1980-1996 caso-control de 38,151 mujeres embarazadas en control que tuvieron recién nacidos sin anormalidades congénitas, 6,554 (17.2%) fueron tratados con antibióticos. La mayoría de las mujeres (14.5%) tomaron penicilina, mientras que 1.2 y 0.7% de mujeres embarazadas fueron tratadas con l cefalosporinas y l tetraciclinas, respectivamente. Más de 100 mujeres embarazadas utilizaron los antibióticos siguientes: ampicilina (6.9%), penamecilina (5.9%), cefalexina (1.0%), fenoximetilpenicilina (0.6%), oxitetraciclina (0.5%), eritromicina (0.45%), benzilpenicilina-procainica (0.4%) y benzilpenicilina+benzilpenicilina-procainica (0.3%). Diversos antibióticos tenían distintas indicaciones para el tratamiento. El peso bajo al nacimiento era perceptiblemente más bajo en el grupo tratado comparado al grupo no tratado. Diversos antibióticos tienen distintas estructuras químicas e indicaciones para el tratamiento. Por lo tanto no es apropiado evaluar su potencial teratogenico en grupos antibióticos combinados. Puede haber muchas interacciones entre las enfermedades maternales subyacentes, otras aplicaciones de la droga, otros factores de confusión y antibióticos estudiados, así pues, son necesarios los controles adecuados para estimar los cocientes teratogenicos ajustados de probabilidad-riesgo. Los países europeos tienen diversos espectros del uso antibiótico. Sería necesario saber estos datos de fondo en diversas poblaciones. La ansiedad y el miedo creados por la noción que casi todas las anormalidades congénitas de la causa de las drogas pueden ser más dañosas que algunas drogas teratogenicas humanas probadas en ellos mismos. Así una mejor valoración del riesgo-ventaja para las aplicaciones antibióticas durante embarazo es una tarea urgente e importante.


DOSIS Y VIA DE ADMINISTRACION:


La cefalexina se administra por vía oral.

Adultos: La dosis para adultos varía de 1 a 4 g al día en dosis fraccionadas. La dosis usual para adultos es de 250 mg cada 6 horas. Para las siguientes infecciones se puede administrar una dosis de 500 mg c/12 horas, si el paciente es mayor de 15 años: faringitis estreptocócica, infecciones de la piel y tejidos blandos y cristitis no complicada.

En cistitis el tratamiento debe continuarse por 7 ó 14 días. En infecciones más graves o en aquellas causadas por microorganismos menos susceptibles, pueden requerirse dosis mayores. Cuando se requiera administrar dosis diarias mayores de 4 g de cefalexina se debe considerar la administración de alguna de las cefalosporinas inyectables en dosis apropiadas.

Niños: La dosis habitual recomendada para niños es de 25 a 50 mg/kg de peso al día en dosis fraccionadas. La dosis total diaria puede ser fraccionada y administrada cada 12 horas en faringitis estreptocócica en niños de más de un año de edad, en infecciones leves y no complicadas del tracto urinario y en infecciones de la piel y tejidos blandos.

Suspensión de cefalexina

Peso
del niño

125 mg/5 ml

250 mg/5 ml

10 kg (22 lb)

½ a 1 cucharadita

¼ a ½ cucharadita

20 kg (44 lb)

1 a 2 cucharaditas

½ a 1 cucharadita

40 kg (88 lb)

2 a 4 cucharaditas
4 veces al día

1 a 2 cucharaditas
4 veces al día

ó

Peso
del niño

125 mg/5 ml

250 mg/5 ml

10 kg (22 lb)

1 a 2 cucharaditas

½ a 1 cucharadita

20 kg (44 lb)

2 a 4 cucharaditas

1 a 2 cucharaditas

40 kg (88 lb)

4 a 8 cucharaditas
2 veces al día

2 a 4 cucharaditas
2 veces al día

En las infecciones graves, la dosis puede ser aumentada al doble.

En el tratamiento de la otitis media, los estudios clínicos han demostrado que es necesario administrar una dosis de 75 a 100 mg/kg de peso al día en 4 dosis fraccionadas.

En las infecciones por estreptococo β-hemolítico, se debe administrar una dosis terapéutica de cefalexina por lo menos durante 10 días.

Las dosis de cefalexina pueden necesitar ser reducidas en pacientes con deterioro renal. El BNF recomienda el máximo siguiente dosis diarias según la depuración libre de creatinina (CC):

  • CC 40 a 50 ml/minuto: máximo 3 g diariamente.
  • CC 10 a 40 ml/minuto: máximo 1,5 g diariamente.
  • CC menos de 10 ml/minuto: máximo 750 mg diariamente.

Después de mezclar la suspensión, consérvese en el refrigerador. La suspensión se puede conservar durante 14 días sin pérdida significativa de su potencia. Antes de usarla, agítese muy bien y manténgase bien cerrada.


MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL:


Signos y síntomas: Los síntomas de sobredosis oral pueden incluir náusea, vómito, malestar epigástrico, diarrea y hematuria. Si hay otros síntomas, probablemente sean secundarios a laguna enfermedad subyacente, una reacción alérgica o toxicidad debida a la ingestión de un segundo medicamento.

Tratamiento: En el control de la sobredosis es preciso tener en mente la posibilidad de sobredosis por múltiples medicamentos, interacción entre medicamentos y farmacocinética poco usual en su paciente El lavado gástrico no es necesario, a menos que se haya ingerido de 5 a 10 veces la dosis normal de cefalexina. Proteja las vías respiratorias del paciente manteniendo la ventilación y la perfusión. Vigile meticulosamente y mantenga dentro de los límites aceptables, los signos vitales, los gases sanguíneos, los electrólitos séricos, etc.

La absorción de los medicamentos desde el aparato gastrointestinal puede disminuirse con la administración de carbón activado que, en muchos casos, es más efectivo que el vómito o los lavados gástricos; piense en la posibilidad de usar carbón activado en lugar de o concomitantemente al lavado gástrico. La administración de dosis repetidas de carbón activado a lo largo de cierto tiempo puede apresurar la eliminación de algunos de los medicamentos que se hayan absorbido, proteja las vías respiratorias del paciente cuando emplee el lavado gástrico o el carbón activado.

No se ha establecido el beneficio de la diuresis forzada, la diálisis peritoneal, la hemodiálisis o la hemoperfusión con carbón activado para la sobredosis de cefalexina; sin embargo, sería sumamente improbable que estuviera indicado algunos alguno de estos procedimientos.

La dosis letal media oral de la cefalexina en ratas es 5,000 mg/kg.


PRESENTACIONES:


CEFALVER* Suspensión:

Polvo para suspensión oral:

  • Frasco de 90 ml de 125 mg y 250 mg/5 ml.
  • Frasco de 100 ml de 125 mg y 250 mg/5 ml.

CEFALVER* Cápsulas:

  • Caja con 12, 16, 20 y 24 cápsulas de 500 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:


Cápsulas: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

Suspensión: Consérvese el frasco bien tapado a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Hecha la mezcla el producto se conserva 7 días a temperatura ambiente a no más de 30°C ó 14 días en refrigeración entre 2 a 8°C. No se congele.


LEYENDAS DE PROTECCION:


Su venta requiere receta médica. La administración de este medicamento durante el embarazo queda bajo la responsabilidad del médico. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos.


LABORATORIO Y DIRECCION:


Hecho en México por:
PRODUCTOS MAVER, S.A. de C.V.
Oleoducto Núm. 2804
Fracc. Industrial el Alamo
44490 Tlaquepaque, Jal.
* Marca registrada


NUMERO DE REGISTRO Y CLAVE IPPA :


Regs. Núms. 186M99 y 84205, SSA IV
GEAR-083300C1050079/RM2008/IPPA



Consejos de salud

¿La pereza conduce a la obesidad o viceversa?

Un mito muy extendido nos indica que las personas obesas son también perezosas. Este estereotipo no es moderno sino que ...


Artículos relacionados

Actualmente no disponemos articulos relacionados con este medicamento CEFALVER CAPSULAS SUSPENSION


Comentarios

Medicamento CEFALVER CAPSULAS SUSPENSION actualizado
Búsquedas frecuentas: CEFALVER CAPSULAS SUSPENSION contraindicaciones, efectos secundarios CEFALVER CAPSULAS SUSPENSION, presentacion, efectos colaterales, precio.

Síguenos