Betis Comprimidos Recubiertos

Para qué sirve Betis Comprimidos Recubiertos , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Cada comprimido recubierto blanco contiene: Clotiazepam 5 mg. Excipientes c.s. Cada comprimido recubierto amarillo contiene: Clotiazepam 10 mg. Excipientes c.s.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad conocida al clotiazepam, a otras benzodiazepinas o algún componente de la formulación. No utilizar en pacientes con miastenia gravis, apnea del sueño, en pacientes que presenten insuficiencia respiratoria grave, insuficiencia hepática, glaucoma de ángulo estrecho, o en pacientes con dependencia a este tipo de medicamentos, alcohol u otras sustancias.

Acción Terapéutica:

Ansiolítico benzodiazepínico.

Presentaciones:

Venta público:

Caja conteniendo 10 a 30 comprimidos.

Muestra médica:

Caja conteniendo 1 a 2 comprimidos.

Envase clínico:

Caja conteniendo 1 a 1000 comprimidos.

Posología:

La dosis recomendada es de 5 a 15 mg al día por vía oral, en dosis divididas. En ancianos se recomienda disminuir la dosis.

Efectos colaterales:

Las reacciones adversas más comunes son:

Somnolencia, sedación y ataxia. Estas reacciones generalmente disminuyen con el uso del medicamento.

Dentro de los efectos adversos menos comunes se encuentran:

Vértigo, dolor de cabeza, confusión, depresión mental, problemas para hablar, cambios en la líbido, tremor, problemas de visión, retención o incontinencia urinaria, problemas gastrointestinales, cambios en la salivación y amnesia.

Reacciones adversas raras:

Ictericia, desórdenes sanguíneos y reacciones de hipersensibilidad.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad conocida al clotiazepam, a otras benzodiazepinas o algún componente de la formulación. No utilizar en pacientes con miastenia gravis, apnea del sueño, en pacientes que presenten insuficiencia respiratoria grave, insuficiencia hepática, glaucoma de ángulo estrecho, o en pacientes con dependencia a este tipo de medicamentos, alcohol u otras sustancias.

Interacciones medicamentosas:

Principalmente con agentes depresores del sistema nervioso central (alcohol, opiáceos, antihistamínicos, anticonvulsivantes y antipsicóticos). El uso concomitante con antiácidos puede aumentar la absorción de clotiazepam provocando un aumento de sus efectos. Estrógenos, eritromicina, cimetidina, isoniazida y disulfiram pueden elevar las concentraciones plasmáticas de clotiazepam. Rifampicina, carbamazepina y el tabaco disminuyen la eficacia de clotiazepam. El uso concomitante de benzodiazepinas con fenitoína y digoxina pueden elevar los niveles de estos últimos medicamentos. Los inhibidores enzimáticos como: cimetidina, claritromicina, eritromicina, diltiazem, verapamilo, fluoxetina, fluvoxamina, indinavir, ritonavir pueden potenciar la actividad de las benzodiazepinas. El uso simultáneo con itraconazol o ketoconazol está contraindicado. Se debe tener precaución en el uso de clozapina con cualquier agente que puede provocar depresión respiratoria.
  Medicamentos