parálisis

Información detallada sobre los sintomas, tratamiento y causas...

Información sobre parálisis



Parálisis, pérdida de la movilidad voluntaria en una parte del cuerpo, producida por una enfermedad o lesión en cualquier punto a lo largo de la vía motora nerviosa que discurre entre el cerebro y la fibra muscular. Puede ser consecuencia de lesión, envenenamiento, infección, hemorragia, oclusión de los vasos sanguíneos o tumores. En ocasiones se debe a una deficiencia congénita en el desarrollo de los nervios motores. La parálisis permanente se produce por lesión extensa de las células nerviosas o de un tronco nervioso. Las células nerviosas con lesión grave no se pueden regenerar. La parálisis transitoria o incompleta, denominada paresia, es producida con frecuencia por infecciones, traumatismos o tóxicos, que suprimen durante un tiempo la actividad motora pero no producen lesiones graves en las células nerviosas.

Debido a que la mayoría de los nervios motores de cada mitad del cerebro inervan el lado opuesto del cuerpo, las lesiones en una parte del cerebro suelen producir parálisis en el lado opuesto del cuerpo. La parálisis de una extremidad se denomina monoplejia; la parálisis de dos extremidades del mismo lado recibe el nombre de hemiplejia; la parálisis de ambas extremidades inferiores paraplejia o diplejia; y la parálisis de las cuatro extremidades cuadriplejia o tetraplejia. A veces, la parálisis originada en el cerebro puede ser de tipo flácida, esto es, los músculos afectados pueden estar blandos, débiles, relajados y sin reflejos normales. Sin embargo, es más frecuente que sea espástica, es decir, los músculos afectados están rígidos y los reflejos acentuados. La parálisis que se origina en un nervio motor de la médula espinal es siempre espástica; y la parálisis que se origina en los nervios periféricos o en las células ganglionares finas es siempre flácida.

Entre los estados paralíticos bien conocidos están la poliomielitis (antes conocida como parálisis infantil), la parálisis cerebral y la esclerosis múltiple. La parálisis de Bell es una parálisis facial frecuente, por lo general transitoria y producida por una neuritis o infección. La ataxia motora es un estado paralítico que se debe a la afección de la médula espinal y del encéfalo por los microorganismos causantes de la sífilis. La parálisis alcohólica se produce por degeneración en la médula espinal o, con menos frecuencia, en el cerebro, de células nerviosas que han sido privadas de los nutrientes esenciales.

Las parálisis transitorias se tratan eliminando la causa subyacente. Las parálisis permanentes pueden mejorar aplicando técnicas apropiadas de fisioterapia o rehabilitación.


Medicamentos relacionados con esta enfermedad o dolencia

parálisis está relacionado con el uso de los siguientes medicamentos ya sea para su tratamiento como alergias, etc...

SULFATO DE MAGNESIO BIPERIDENO LIDOCAINA METILDOPA METOTREXATO VINCRISTINA AMIKACINA VINBLASTINA GENTAMICINA ACETAZOLAMIDA COLCHICINA TIOPENTAL SODICO ATROPINA CLINDAMICINA VIROBRON B12 NF BACLOFENO CETIRIZINA CICLOBENZAPRINA DALTEPARINA DINITRATO DE ISOSORBIDA

Opiniones


Síguenos

X