Seguridad alimenticia: Riesgos del pescado congelado

El pescado congelado es un producto de elevado consumo en nuestros tiempos, sobre todo por su fácil preparación y su elevado contenido nutricional. Sin embargo, el pescado congelado encierra diversos riesgos que deben ser evaluados para lograr una óptima seguridad alimenticia.

Al respecto, los expertos señalan que en la preparación del pescado congelado resulta esencial el proceso de descongelación previo. Así, explican que una vez que el pescado ha sido descamado, limpiado y fileteado es sometido a un proceso de congelación casi instantánea que protege la musculatura del pescado y mantiene intactas sus cualidades nutricionales.

De esta manera, cuando el pescado se descongela de manera lenta se evita la disminución o pérdida de su calidad general y de sus componentes específicos nutricionales. Por el contrario, si el pescado es sometido a un proceso de descongelación rápida, suelen romperse los pequeños cristales de agua en la musculatura, perdiéndose elevados contenidos de nutrientes, a la vez que queda una piel más seca.

También se recomienda no descongelar el pescado dos veces, pues de esta manera, se pierden grandes cantidades de agua de la musculatura, a la vez que los nutrientes se enrarecen.

Así mismo deberán mantenerse estrictas medidas de higiene en la preparación del pescado, pues aunque el pescado congelado carece de microbacterias, una vez descongelado puede contaminarse si no se toman las medidas pertinentes.

Dentro de las medidas de control para la seguridad alimenticia será oportuno mantener bien limpios los materiales y superficies del lugar donde se preparará el pescado, sobre todo los utensilios y la vajilla que se utilizarán en el proceso.

También se mantendrán medidas higiénicas en las personas que manipularán el pescado, velando por el adecuado empleo de la ropa de cocina, y sobre todo por la limpieza óptima de las manos aunque se empleen guantes en la preparación del plato. De esta manera se evitará la contaminación del plato, así como la posible infección de su consumidor.

Puntua este artículo

This entry was posted in Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>