Los usos de la cefalexina

La cefalexina es un antibiótico bastante fuerte que se emplea para tratar ciertas infecciones bacterianas como la neumonía así como otras infecciones en los huesos, la piel, el oído y las vías urinarias. Por lo general suele venir envasado en forma de cápsulas, de tabletas o en solución oral (para facilitar su consumo a los ancianos o niños).

En la mayoría de los casos la cefalexina se prescribe cada doce horas durante 7 a 10 días, aunque en los casos donde la infección resulte más aguda podrá ser recomendado cada seis horas, o sea cuatro veces al día. No obstante, la prescripción médica siempre la realizará el especialista atendiendo a las peculiaridades de cada caso en especial y a la complejidad del cuadro clínico.

Para implementar un tratamiento con cefalexina, el médico deberá conocer inicialmente si el paciente es alérgico a la cefalexina o a antibióticos similares de cefalosporina como la penicilina o el cefadroxilo (más conocido como Duricef). También deberá conocerse si el paciente consume otros medicamentos antibióticos, anticoagulantes o vitaminas, o si ha padecido de problemas del riñón, del hígado o del estómago en algún momento de su vida.

Para su ingestión y debido a la severa acción química que provoca la cefalexina en el estómago, los especialistas recomiendan que se consuma con alimentos o leche para evitar el malestar estomacal secundario. No obstante si, a pesar de estos cuidados se presenta algún síntoma inusual se deberá acudir al médico rápidamente.

En este sentido, los especialistas aseveran que la cefalexina no debe provocar daños secundarios; sin embargo, en algunos casos puede aparecer el malestar estomacal, diarreas, vómitos, un leve sarpullido, así como picazón, urticarias o dificultad para tragar o respirar. También puede manifestarse dolor de garganta y en la boca moretones inusuales o infección vaginal. Ante estos casos debe visitarse un especialista que revalore el caso médico y proponga un tratamiento más eficaz para la infección que se padezca.

Puntua este artículo

2 pensamientos sobre “Los usos de la cefalexina

  1. Es de uso y empleo conocido, y además, la cefalexina presenta ventajas propias de un medicamento actual.
    Sin embargo, debe vigilarse su ingestión, por un médico que guíe al paciente, a partir de un seguimiento de rutina, valorando el avance obtenido, y protegiendo a otros órganos del cuerpo, tras lo cual, ha de lograrse la cura esperada, el efecto terapéutico deseado.

    • Muchas gracias por aportar tus conocimientos. Con la cefalexina, al igual que con la mayoría de los medicamentos, es ideal tener un médico cerca que controle la evolución de los síntomas y la posible aparición de reacciones adversas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>