Artículo sobre ...

Utilidad del carvedilol en la insuficiencia cardíaca avanzada

ARTICULOS ORIGINALES Utilidad del carvedilol en la insuficiencia cardíaca avanzada ALEJANDRO J. VILCHEZ, VICTOR ARREGUI, FEDERICO GIACHELLO, JORGE CAMILLETTI, LUIS A. CASTRO, PABLO ...

Enviado* el 31/12/2010 18:06
ARTICULOS ORIGINALES Utilidad del carvedilol en la insuficiencia cardíaca avanzada ALEJANDRO J. VILCHEZ, VICTOR ARREGUI, FEDERICO GIACHELLO, JORGE CAMILLETTI, LUIS A. CASTRO, PABLO PEDRONI Hospital Italiano de La Plata. Servicio de Cardiología. Dirección postal : Alejandro Vilchez. Hospital Italiano de La Plata. Calle 51 entre 29 y 30. 1900 La Plata. Buenos Aires. Argentina. e-mail: [email protected] Recibido: Febrero 2001 Aceptado: Abril 2001 Index - Summary El objetivo del presente estudio fue evaluar la tolerancia al carvedilol (CA) y sus efectos sobre la capacidad funcional (CF) y la función ventricular izquierda en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva (ICC). Entre marzo de 1998 y marzo de 2000 fueron tratados con CA 24 pacientes (P), siendo incluidos en el estudio aquellos con ICC grado III de la New York Heart Association, fracción de eyección (FE) < 35% y tratamiento convencional para la ICC. Se valoraron los síntomas, se les realizó un ventriculograma (VGR) y un test de caminata de 6 minutos al comienzo del estudio. Posteriormente los P fueron medicados con CA. A los 6 meses fueron evaluados nuevamente con un test de caminata y un VGR. De los 24 P tratados, 5 no toleraron el CA por progresión de la ICC, uno de ellos obitó a los 3 meses del tratamiento y otro debió ser apartado del estudio por presentar un accidente cerebrovascular.  Los 18 pacientes (75%) que continuaron el tratamiento por seis meses mejoraron la CF, pasando 6 de ellos de CF III a CF I y 12 de CF III a CF II; la FE por VGR mejoró de 25,1% a 32,6%; la distancia de la caminata de 6 minutos se incrementó de 330 a 401 m. En conclusión, la mayoría de los pacientes con insuficiencia cardíaca avanzada toleró el CA. Hubo además una mejoría estadísticamente significativa de la función ventricular izquierda y de la distancia de marcha en los 6 minutos, a los 6 meses de tratamiento con CA comparado con el basal. Rev Fed Arg Cardiol 2001; 30: 504-509 A partir de la década del 70 los betabloqueantes comenzaron a demostrar su utilidad en determinado grupo de pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva1,2. Estudio recientes han demostrado beneficios que incluyen la mejoría de la función sistólica 3-6 , de los síntomas 7-10 y la reducción de la hospitalización 11,12 . Uno de los últimos metaanálisis de los trabajos clínicos randomizados sugiere que estas drogas reducen la mortalidad en un 30% cuando son administradas conjuntamente con los inhibidores de la enzima convertidora13. La mayoría de los trabajos han sido realizados utilizando carvedilol, un betabloqueante no selectivo con propiedades alfabloqueantes y antioxidantes 14,15 . Sin embargo, dicha droga (así como otros betabloqueantes)  ha sido utilizada predominantemente en pacientes con síntomas leves a moderados 8,9,11,12,16 . Esto podría deberse al temor de administrar un agente cardiodepresor en pacientes con función ventricular izquierda severamente deprimida, con el consiguiente agravamiento de la sintomatología. Por tal motivo, en la actualidad hay información muy limitada respecto de la seguridad y eficacia del carvedilol y otros betabloqueantes en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva severamente sintomática, esto es, pacientes en clase funcional III en el momento de comenzar la terapéutica con este betabloqueante. Por otro parte, los efectos del carvedilol y de otros betabloqueantes sobre la tolerancia al
ejercicio han sido conflictivos17. Inclusive la evaluación de un mismo parámetro (tolerancia submáxima al ejercicio evaluada a través de la prueba de caminata de seis minutos) arrojó resultados dispares 8,9,16,18 . El objetivo del presente trabajo fue evaluar la tolerancia y eficacia del carvedilol y sus efectos sobre la capacidad funcional y la función ventricular izquierda en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva en clase funcional III. MATERIAL Y METODO Población Entre marzo de 1998 y marzo de 2000 se incluyeron 24 pacientes que fueron tratados con carvedilol. Todos se encontraban en clase funcional III según la New York Heart Association (NYHA) y fueron atendidos en nuestra institución. Se incluyeron aquellos pacientes cuya afección era de origen isquémico o idiopática, que estaban siendo tratados con terapia convencional para insuficiencia cardíaca (IC) y que tenían una fracción de eyección (FE) medida por ventriculografía radioisotópica (VGR) de reposo igual o menor del 35%. La VGR fue realizada luego de la inyección de cloruro estañoso y tecnecio 99 endovenosos. Las imágenes fueron tomadas gatillándolas sobre la onda R del registro electrocardiográfico. La adquisición de imágenes se realizó con técnica planar en incidencia frontal y oblicua izquierda a 45 grados (Figura 1). Figura 1. Ventriculograma radioisotópico de reposo. Fueron excluidos del estudio los pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva por valvulopatía primaria, miocarditis activa, bloqueo AV de alto grado, enfermedad pulmonar severa, frecuencia cardíaca menor de 60 latidos por minuto, tratamiento con otros betabloqueantes, hipotensión arterial menor de 90/60 mmHg, shock cardiogénico o falla ventricular severa que requiriera soporte inotrópico endovenoso. Las características de la población se resumen en la Tabla 1.
Administración del carvedilol El carvedilol comenzó a administrarse en dosis de 3.125 mg dos veces al día durante los primeros siete días, incrementándose la dosis a intervalos semanales hasta la máxima tolerable. Evaluación y seguimiento Todos los pacientes fueron sometidos a una evaluación clínica antes y después de la administración de carvedilol. Durante el período en el cual se ajustó la dosis los pacientes fueron controlados semanalmente y posteriormente cada tres meses. Esto incluyó una evaluación de la capacidad funcional según la NYHA, examen físico que incluyó toma de presión, frecuencia cardíaca y ECG. La función ventricular izquierda fue evaluada mediante un ventriculograma radioisotópico en condiciones basales y a los seis meses de tratamiento. La capacidad funcional fue evaluada en forma subjetiva a través del cambio en la sintomatología referida por los pacientes y en forma objetiva por medio del test de la caminata de seis minutos, adecuado para valorar la tolerancia submáxima al ejercicio9,19. Este último también se realizó en condiciones basales y a los seis meses de tratamiento. Además fueron registrados efectos adversos y muerte. Análisis estadístico A menos que se aclare, los datos son presentados como media ± 1 desvío estándar. Las variables categóricas fueron tratadas mediante el test de Chi cuadrado. Para las variables continuas fue utilizada la prueba de t para datos apareados. En todos los casos un valor de p menor o igual a 0,05% fue considerado estadísticamente significativo. RESULTADOS Como se observa en la Tabla 1, la totalidad de los pacientes de hallaba en clase funcional III al comenzar con la utilización de carvedilol. De los 24 pacientes ingresados, cuatro fueron excluidos del estudio por presentar intolerancia a la medicación debido a la progresión de la insuficiencia cardíaca dentro de las dos semanas iniciales de tratamiento. De los 20 que pasaron la etapa de seguimiento, un paciente falleció por edema agudo de pulmón a los tres meses y otro padeció un accidente cerebrovascular por lo cual debió ser retirado del estudio (Figura 2).
Figura 2. Evolución de los 24 pacientes incluidos en el estudio. Los 18 pacientes (75%) que continuaron con la medicación durante seis meses mejoraron su capacidad funcional. La Figura 3 muestra los resultados obtenidos: doce de los pacientes pasaron a capacidad funcional II y seis a capacidad funcional I. Figura 3. Cambios en la capacidad funcional luego de 6 meses de tratamiento con carvedilol. *: p < 0,001 comparado con el basal. Datos obtenidos de 18 pacientes. El efecto del carvedilol sobre la función ventricular izquierda a los seis meses se ilustra en la Figura 4. De los 18 pacientes en estudio, uno bajó la fracción de eyección y dos no la modificaron a los seis meses. El análisis para datos apareados en condiciones basales y a los seis meses demuestra un incremento significativo de la fracción de eyección en promedio cercano al 30%, pasando de un 25,1% al 32,6% (n = 18, p < 0,004).
Figura 4. Cambios en la fracción de eyección luego de 6 meses de tratamiento con carvedilol. *: p < 0,004 comparado con el basal. Datos obtenidos de 18 pacientes. El efecto del carvedilol sobre la prueba de la caminata de seis minutos se muestra en la Figura 5. La distancia recorrida mejoró en 71 m respecto de las condiciones basales. De los 18 pacientes en estudio sólo dos disminuyeron la distancia de marcha a los seis meses y uno no la modificó. En promedio fue de 330 m al inicio y 401 m después de seis meses de tratamiento (n = 18, p < 0,001). Figura 5. Cambios obtenidos en el test de la caminata de 6 minutos luego de 6 meses de tratamiento con carvedilol. *: p < 0,001 comparado con el basal. Datos obtenidos de 18 pacientes. DISCUSION Tolerancia del carvedilol y efectos sobre los síntomas El principal hallazgo de este estudio fue que el carvedilol f ue tolerado por la mayoría de los pacientes en clase funcional III. Un 75% toleró el carvedilol durante seis meses de tratamiento con una dosis promedio de 14,24 mg por día. Si bien el porcentaje de pacientes es similar al reportado por otros estudios 11,12,20 , la dosis promedio que recibieron nuestros pacientes es bastante inferior si
la comparamos con otros trabajos de la literatura. En el estudio de Packer y colaboradores11 los pacientes recibieron 45 mg por día y en el ANZ12 41 mg por día. Sin embargo, el porcentaje de enfermos en clase funcional III fue del 50% y 20% respectivamente,  en contraposición con nuestro estudio en que la totalidad de la población se hallaba en clase funcional III. Por otro lado, todos los pacientes que toleraron la droga (75%) mejoraron su capacidad funcional. Olsen y colaboradores8 informaron que un 47% de sus pacientes mejoró su capacidad funcional y sólo un 3% empeoró los síntomas en el grupo carvedilol. Krum y colaboradores9 refieren un 64% contra un 15% y MacDonald y colaboradores20 un 58% contra un 28% en pacientes en clase funcional IV, respectivamente. Eventos adversos El principal efecto adverso fue el agravamiento de la insuficiencia cardíaca congestiva, lo cual obligó a retirar del estudio a cinco pacientes (21%). Otros efectos adversos, como bradicardia, hipotensión arterial y letargia, no fueron observados en este estudio, dado que su presentación es menos frecuente y el número de pacientes fue reducido. El empeoramiento de los síntomas ocurrió durante la fase de iniciación del tratamiento con carvedilol, a pesar de recibir una dosis de sólo 3.125 mg dos veces al día, salvo en el caso de un paciente en quien el empeoramiento se presentó a los tres meses de tratamiento. Por ello, los pacientes en clase funcional III requieren de una cuidadosa observación al comenzar la terapia con carvedilol, especialmente durante las dos primeras semanas. Prueba de la caminata de seis minutos Los efectos del carvedilol sobre la tolerancia al ejercicio han sido conflictivos. Debido a que los betabloqueantes atenúan el incremento de la frecuencia cardíaca inducida por el ejercicio, varios autores sugieren que la manera más adecuada de evaluar la capacidad funcional es a través de la tolerancia submáxima en lugar de la tolerancia máxima al ejercicio 9,16,21 . Una de las pruebas más utilizadas en ese sentido es la prueba de la caminata de seis minutos. Sin embargo, el efecto del carvedilol sobre este parámetro ha arrojado resultados dispares 8,9,16,18 . Una posible explicación es la diferente capacidad funcional de la población en los distintos trabajos. Aquellos que han evaluado pacientes con síntomas leves a moderados generalmente no encontraron una mejoría significativa en la prueba submáxima al ejercicio8,18, mientras que los que evaluaron pacientes muy sintomáticos han encontrado un efecto beneficioso del carvedilo l9,16,20 . Estos hallazgos son coincidentes con los de nuestro estudio que detectó una mejoría significativa en la distancia recorrida luego de seis meses de tratamiento con carvedilol en pacientes severamente sintomáticos. De los 18 pacientes en estudio sólo dos disminuyeron la distancia de marcha a los seis meses y uno no la modificó. Función ventricular izquierda Varios trabajos demostraron un efecto favorable del carvedilol sobre el tamaño y la función ventricular izquierda en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva 8,9,11,12,22,23 . Este estudio confirma dichos hallazgos y los hace aplicables a enfermos severamente sintomáticos. Más aún, la magnitud en la mejoría de la fracción de eyección observada en nuestros pacientes es comparable a la de pacientes menos sintomáticos. Este hallazgo provee una base racional para el uso de este agente en pacientes en clase funcional III y confirma el reporte de Packer, quien recientemente demostró que los beneficios clínicos del carvedilol se correlacionan estrechamente con la mejoría de la función ventricular izquierda24. De los 18 pacientes en estudio, uno bajó la fracción de eyección y dos no la modificaron a los seis meses. CONCLUSION La mayoría (75%) de los pacientes en clase funcional III con insuficiencia cardíaca congestiva de larga data, toleró el carvedilol, mostrando beneficios en el estado sintomático, la capacidad funcional y la función ventricular izquierda. El principal efecto adverso fue el agravamiento de la insuficiencia cardíaca, hecho que se presentó durante las dos primeras semanas del comienzo del tratamiento, salvo en un paciente en quien se presentó al tercer mes. Sin embargo quienes continuaron mostraron una enorme mejoría, que se sostuvo a lo largo del seguimiento (6 meses). Por ese motivo, concluimos que el carvedilol es una droga útil como terapia
adjunta en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva en clase funcional III. Sin embargo, debido a la labilidad en este grupo de pacientes, se requiere un seguimiento cercano durante el inicio del tratamiento. SUMMARY USEFULNESS OF CARVEDILOL IN ADVANCED CARDIAC HEART FAILURE Objectives . To assess the effects and tolerance of carvedilol (CA) over the functional class (FC) and the left ventricular function in patients with cardiac heart failure (CHF) of ischemic or idiopatic etiology. Methods . Between March 1998 and March 2000, 24 patients were treated with CA; been included those with CHF (New York Heart Association functional class III), left ventricular eJection fraction (EF) lower than 35% and standard treatment for CHF. The symptoms were evaluated, a radionuclide ventriculography (RVG) and a six-min walk test were perform. Results . Of the 24 patients treated, five did not tolerate CA owing to CHF progression, one of them died within a period of the three months treatment and another one had to be withdrawn from the study owing to a stroke. The 18 patients who tolerated CA (75%) improved their functional class, six of them going from FC III to FC I and twelve of them from FC III to FC II. The EF by RVG increased from 25.1% to 32.6% and the distance of the six-min-walk test increased from 330 to 410 meters. Conclusions . 75% of the patients tolerated CA with an average dose of 14.25 mg daily and improved their FC. There was an statistically significant improvement of the left ventricular function and the distance in the six minutes corridor walk test after six months treatment with CA compared with the baseline. Tope - Top Bibliografía  1. Waagstein F, Hjalmarson A, Varnauskas E y col: Effect of chronic beta-adrenergic receptor blockade in congestive cardiomyopathy. Br Heart J 1975; 37: 1022-1036.  2. Swdberg K, Hjalmarson A, Waagtein F y col: Prolongation of survival in congestive cardiomyopathy by beta-receptor blockade. Lancet 1979; 1: 1374-1276.  3. Eichorn EJ, Heesch CM, Barnett JH: Effect of metoprolol on myocardial function and energetic in patients with non ischemic dilated myocardiopathy: a randomized, double-blind, placebo- controlled study. J Am Coll Cardiol 1994; 24: 1310-1320.  4. Fisher ML, Gottlieb SS, Plotnick GD y col: Beneficial effects of metoprolol in heart failure associated with coronary artery disease: a randomized trial. J Am Coll Cardiol 1994; 23: 943- 950.  5. Bristow M, Gilbert E, Abraham W y col: Carvedilol produces dose-related improvements in left ventricular function and survival in subjects with chronic heart failure. Circulation 1996; 94: 690- 697.  6. Doughty R, Whalley G, Gamble G y col: Left ventricular remodelling with carvedilol in patients with congestive heart failure due to ischemic heart disease. J Am Coll Cardiol 1997; 29: 1060- 1066.  7. Waagstein F, Bristow MR, Swedberg K y col: Beneficial effects of metoprolol in idiopathic dilated cardiomyopathy. Metoprolol in Dilated Cardiomyopathy (MDC) Trial Study Group. Lancet 1993; 342: 1441-1446.  8. Olsen S, Gilbert E, Renlund D y col: Carvedilol improves left ventricular function and symptoms in chronic heart failure: a double-blind randomized study. J Am Coll Cardiol 1995; 25: 1225- 1231.  9. Krum H, Sackner-Bernstein J, Goldsmith R y col: Double-blind, placebo-controlled study of the long-term efficacy of carvedilol in patients with severe chronic heart f ailure. Circulation 1995; 92: 1499-1506. 10. Kuking ML, Kalman K, Charney RH y col: Prospective, randomized comparison of effect of long-term treatment with metoprolol or carvedilol on symptoms, exercise, ejection fraction and oxidative stress in heart failure. Circulation 1999; 99: 2645-2651.
11. Packer M, Bristow M, Cohn J y col: The effect of carvedilol on morbidity and mortality in patients with chronic heart failure. N Engl J Med 1996; 334: 1349-1355. 12. Australia-New Zealand Heart Failure Research Collaborative Group: Randomized, placebo- controlled trial of carvedilol in patients with congestive heart failure due to ischemic heart disease. Lancet 1997; 349: 375-380. 13. Lechat P, Packer M, Chalon S y col: Clinical effects of beta-adrenergic blockade in chronic heart failure. Circulation 1998; 98: 1184-1191. 14. Ruffolo RR, Gellai M, Heible JP y col: The pharmacology of carvedilol. Eur J Clin Pharmacol 1990; 38 (Suppl 2): S82-S88. 15. Yue T-L, Chang H-Y, Lysko PG y col: Carvedilol, a new vasodilator and beta adrenoreceptor antagonist, is an antioxidant and free radical scavenger. J Pharmacol Exp Ther 1992; 263: 92- 98. 16. Metra M, Nardi M, Giubbini R y col: Effects of short- and long-term carvedilol administration on rest and exercise hemodynamic variables, exercise capacity and clinical conditions in patients with idiopathic dilated cardiomyopathy. J Am Coll Cardiol 1994; 24: 1678-1687. 17. Eichhorn E: The paradox of beta-adrenergic blockade for the management of congestive heart failure. Am J Med 1992; 92: 527-538. 18. Australia-New Zealand Heart Failure Research Collaborative Study: Effects of carvedilol, a vasodilator beta-blocker, in patients with congestive heart failure due to ischaemic heart disease. Circulation 1995; 92: 212-218. 19. Pittner V, Weiner D, Yusuf S y col: Prediction of mortality and morbidity with a six-minute walk test in patients with left ventricular dysfunction. JAMA 1993; 270: 1702-1707. 20. Macdonald P, Keogh A, Aboyoun C y col: Tolerability and efficacy of carvedilol in patients with New York Heart Association Class IV heart failure. J Am Coll Cardiol 1999; 33: 924-931. 21. Metra M, Nodari S, D'Aloia A y col: Effects of neurohormonal antagonism on symptoms and quality of life in heart failure. Eur Heart J 1998; 19 (Suppl B): B25-B35. 22. Colucci W, Packer M, Bristow M y col, for the US Carvedilol Heart Failure Study Group: Carvedilol inhibits clinical progression in patients with mild symptoms of heart failure. Circulation 1996; 94: 2800-2806. 23. Cohn J, Fowler M, Bristow M y col, for the US Carvedilol Heart Failure Study Group: Safety and efficacy of carvedilol in severe heart failure. J Card Fail 1997; 3: 173-179. 24. Packer M, Colucci W, Cohn J y col: Relationship between long-term changes in left ventricular function and clinical outcome in patients with chronic heart failure treated with carvedilol. J Am Coll Cardiol 1997; 29: 64. Tope © CETIFAC Bioingeniería UNER 1994-2001. Reservados todos los derechos.

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

X