Artículo sobre ...

Uso del tratamiento combinado de progesterona y benzoato de ...

progesterona y benzoato de estradiol para prevenir el anestro y mejorar la eficiencia de la inseminaciÓn artificial de vacas mestizas holstein x cebÚ en el trÓpico hÚmedo uso ...

Enviado* el 31/12/2010 18:17
Ciencia y Tecnología Ganadera Vol. 2    No.  2,   p. 103-109,  2008 103 PROGESTERONA Y BENZOATO DE ESTRADIOL PARA PREVENIR EL ANESTRO Y MEJORAR LA EFICIENCIA DE LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL DE VACAS MESTIZAS HOLSTEIN X CEBÚ EN EL TRÓPICO HÚMEDO Felicia Roller y R. Pedroso Centro de Investigación para el Mejoramiento Animal de la Ganadería Tropical. Ministerio de la Agricultura Cuba. Avenida 101 No. 6214 entre 100 y 62 Reparto Loma de Tierra. Ciudad de La Habana. Correo electrónico: [email protected] RESUMEN Durante seis meses del período de pocas precipitaciones fue realizada una investigación para valorar el efecto de dosis de benzoato de estradiol (Exp. 1) y diferentes secuencias de dosis de progesterona oleosa (P4) (Exp. 2) en la inducción de celos y su fertilidad en vacas anéstricas Holstein x Cebú. En el Exp. 1 se comparó de 0.5, 1 y 2 mg de benzoato de estradiol (BE) inyectadas 48 h después de aplicarse una secuencia común de P4, con dosis de 90, 60 y 60 mg a intervalos de 48 h entre estas. En el Exp. 2 se compararon esquemas de secuencias y dosis de P4, los cuales fueron: 90-60-60, 60-90-90, 60-90-60 y 50 mg todos seguidos 48 h después de una inyección de 1mg de BE. La dosis de 2 mg de BE fue más efectiva (P<0.001) en la inducción del estro (97.3%) que menores dosis, pero las tasas de concepción y preñez fueron significativamente (P<0.001) menores mientras que con la dosis de 1 mg de BE con 86.8% de vacas inducidas registró las mejores (P<0.001) tasas de concepción y preñez. Los esquemas de P4 con 60-90-90 y 60-90-60 mostraron la mejor respuesta (P<0.05) en la inducción del celo (100%) sin diferencias entre éstos, pero el segundo resultó con peores valores en concepción y preñez, mientras que el esquema 90-60-60 no difirió en fertilidad con el esquema 60-90-90, pero mostró menos efectividad en la inducción de estros (86.8%). Los resultados de ambos experimentos sugieren que el tratamiento con 1mg de BE seguido 48 h después por la inyección de p4 con dosis de 60-90-90 mg a intervalos de 48 h, permite los mejores resultados en la inducción de estro y su fertilidad en vacas anéstricas en el período de escasez de pastos. Palabras clave: inducción  del estro, sincronización del estro, progesterona, estradiol, amamantamiento restringido, ordeño PROGESTERONE AND ESTRADIOL BENZOATE FOR ANOESTRUS PREVENTION AND TO IMPROVE THE EFFICIENCY OF ARTIFICIAL INSEMINATION IN CROSSBRED HOLSTEIN X ZEBU COWS IN THE HUMID TROPICS ABSTRACT For six months of the poor rainy season, a study was carried out to evaluate the effect of estradiol benzoate (Exp.1) and different oily progesterone (P4) doses (Exp. 2) on heat induction and fertility in Holstein x Zebu anoestrus cows. In Exp. 1, 0.5, 1 and 2 mg of estradiol benzoate (EB) injected 48 h after applying a common P4 sequence were compared to 90, 60 and 60 mg at 48 intervals between them. In Exp. 2, sequence schemes and P4 dose were compared, which were: 90-60-60, 60-90-90, 60- 90-60 and 50 mg all followed 48 h later by an injection of 1mg EB. The dose of  2 mg EB was the most effective (P<0.001) for oestrus induction (97.3%) than lower doses, but conception and pregnancy rates were significantly (P<0.001) lower, while with 1 mg EB with 86.8% of cows induced, the best conception and pregnancy rates (P<0.001) were obtained. P4 schemes with 60- 90-90 and 60-90-60 showed the best response (P<0.05) for oestrus induction (100%) without differences between them, but the second showed the poorest values regarding conception and  pregnancy, while 90-60-60 did not differ in fertility with respect to 60-90-90, but evidenced less effectiveness for oestrus induction (86.8%). Results from both experiments suggest that the treatment with 1 mg EB followed 48 h later by a P4 injection with doses of 60-90-90 mg at 48 h intervals allows better results for oestrus induction and fertility in anoestrus cows during the shortage pasture period. Key words : oestrus induction, oestrus synchronization,  progesterone, estradiol, restricted suckling, milking INTRODUCCIÓN En Cuba uno de los factores que limita la eficiencia  reproductiva del ganado bovino y  la calidad de los servicios de inseminación artificial es el  anestro (Gil et al. 1982, Faure et al. 1996, Brito et al. 1999) y la baja eficacia  en la detec-
Ciencia y Tecnología Ganadera Vol. 2    No.  2,   p. 103-109,  2008 104 ción del celo (Pedroso 2003). Por tal razón, se ha ampliado el uso de diversos esquemas de tratamientos hormonales que utilizan como base la progesterona y el benzoato de estradiol para utilizar mejor el porcentaje de gestación en hatos afectados por estos problemas (Martínez et al. 2000). Estos tratamientos han sido empleados para tratar el anestro en novillas (Rodríguez et al. 1986, Faure et al. 1996) y en vacas después del parto (Rhodes et al. 2002), con tasa de concepción aceptables (Lammonglia et al. 1998, Rhodes et al. 1998, Hanlon et al. 2000) y es un método estandarizado y utilizado ampliamente en Nueva Zelanda (Rhodes et al. 2003, McDougall et al. 2005). En estudios realizados previamente,  se probó  que los esquemas de  tratamientos combinados de progesterona y benzoato de estradiol tienen una gran  variabilidad en su eficiencia, lo que ha estado relacionado con los esquemas terapéuticos utilizados (Rodríguez et al. 1986, Faure et al. 1996), o con las condiciones de manejo, alimentación y el genotipo de los rebaños (Pedroso 2004). Esta investigación tuvo como objetivos: valorar el efecto de la dosis de benzoato de estradiol y la frecuencia y dosificación de la progesterona en la fertilidad de los celos inducidos en hembras bovinas Holstein x Cebú anéstricas, bajo sistema de producción con amamantamiento restringido del ternero y alimentación a base de pastos. MATERIALES Y MÉTODOS La investigación se realizó en la empresa pecuaria "Emiliano Zapata" ubicada en la región más occidental de Cuba, durante la época de seca (noviembre a abril) en vacas Holstein x  Cebú con 60 a 80 días de lactación y condición corporal de 2.5 a 3.5 puntos en la escala de 1 a 5 y peso vivo entre 350 y 450 kg.  Todas las vacas se ordeñaron una vez por día y amamantaron sus terneros por tiempo restringido. La alimentación consistió en pastos con baja disponibilidad suplementados a voluntad con caña de azúcar molida con urea añadida. Se realizaron dos experimentos consecutivos para evaluar diferentes esquemas de utilización de benzoato de estradiol y progesterona para inducir el estro. En el experimento 1 se utilizó un total de 1968 vacas las cuales recibieron inyecciones intramusculares de progesterona a razón de 90, 60 y 60 mg con intervalos de 48 h, seguidamente las vacas aleatorizadas  en tres grupos para recibir dosis de 0.5, 1 ó 2 mg de benzoato por vía intramuscular 48 h después del tratamiento con progesterona. En el experimento 2 se utilizaron 4620 vacas con 60-80 días de lactancia para evaluar cuatro esquemas de administración de progesterona consistente en secuencias de 90, 60 y 60 mg, 60, 90 y 90 mg, 60, 90, 60 y 50 mg con intervalos entre dosis de 48 h. Cuarenta y ocho horas después de finalizado el tratamiento con progesterona, todas las vacas recibieron una inyección con 1mg de benzoato. El celo fue detectado en horas de la mañana y la tarde usando toros receladores. Las inseminaciones fueron realizadas por seis técnicos con más de 15 años de experiencia profesional.  Para efectuar el servicio de IA se utilizó semen congelado en pastillas provenientes de toros de fertilidad probada. Las inseminaciones se realizaron a tiempo fijo a las 48 y 56 h de finalizado el tratamiento con BE. El diagnóstico de gestación se realizó entre 60 a 70 días de realizado el servicio de IA por palpación rectal. Análisis Estadístico Los datos fueron evaluados   mediante análisis  de varianza  en un modelo lineal GLM mediante los procedimientos de SAS (1996). Se valoraron los efectos del  técnico, el tratamiento y la interacción técnico x tratamiento. Además se realizó una prueba de comparación de proporciones múltiples y las diferencias entre medias, mediante la dócima de Duncan. RESULTADOS Y DISCUSIÓN Se encontró un efecto significativo de la dosis de benzoato de estradiol (Experimento 1) en la tasa de presentación de estro, tasa de concepción y preñez (P<0.001). Mediante el uso de este esquema de tratamiento con progesterona, el 88.77 % de las hembras tratadas mostraron celo y el más alto porcentaje fue observado cuando se usó dosis de 1 mg de BE (grupo B). El mayor porcentaje de concepción y
Ciencia y Tecnología Ganadera Vol. 2    No.  2,   p. 103-109,  2008 105 preñez (P<0.001) se alcanzó en las dosis de 0.5 y 1 mg,  (Tabla 1). Uno de los aspectos más significativos de estos hallazgos fue que el 100 %   de los animales tratados manifestaron el estro entre las 24 a 36 h de realizada la administración de benzoato de estradiol independientemente de la dosis empleada. Resultados similares fueron informados por Faure et al. (1982) y Rodríguez et al. (1986). Los resultados obtenidos en este experimento corroboran los hallazgos de Faure et al . (1982) y Lammoglia et al. (1998) quienes demostraron que dosis de 0.5 a 1 mg de benzoato de estradiol son suficientes para inducir el estro fértil en novillas o vacas cíclicas o anéstricas posterior a un tratamiento con progesterona de una duración variable de cinco a siete días (Bridges et al. 1999) y son similares a los informados por Rhodes et al. (2003) en experimentos realizados en vacas lecheras con anestro después del parto en sistema de producción a base de pastos. Sin embargo son diferentes a los hallazgos de Day et al. (2000) los que  afirmaron   que la dosis más apropiada de benzoato de estradiol para la inducción  y sincronización del celo en vacas cíclicas o anéstricas al final de un tratamiento progestativo  de siete días era la de 2 mg . Tabla 1.  Efectos de la dosis de benzoato de estradiol en la presentación del estro y la fertilidad de vacas mestizas Holstein x Cebú anéstricas Dosis del tratamientos de BE Medidas 2 mg 1 mg 0.5 mg Total Inseminadas (%) 97.26a 86.82b 72.38c 88.77 Concepción  23.04a 40.24b 42.54b 32.85 Preñez  22.41a 34.94b 30.79c  29.16                       a, b c: Letras diferentes por filas difieren significativamente entre sí (P<0.001) En el experimento 2, no se encontró efecto significativo del inseminador en ninguna de las variables estudiadas, el tratamiento con dosis única de progesterona (50 mg) mostró peores resultados en todos los indicadores, mientras que, el esquema con  60, 90 y 90 mg registró las mayores tasas de vacas inseminadas, gestadas y preñadas. Sin embargo, con el esquema  90, 60 y 60 mg, la proporción de vacas inseminadas fue significativamente (P<0.05) menor que los restantes esquemas. Contrariamente, el esquema 60, 90 y 60 mg mostró las peores tasas de concepción y preñez. Tabla 2. Dosis y frecuencia de administración de progesterona en la presentación del estro, concepción y preñez de los tratamientos de inducción del celo Dosis de progesterona  administrada a intervalos de 48 h entre  cada inyección Medidas 90-60-60 mg60-90-90 mg 60-90-60 mg 50 mg Inseminadas (%) 86.82c 100b 100b 78.37a Concepción (%) 39.97a 36.90a 28.26b 28.02b Preñez (%) 34.70a 36.90a 28.26b 21.96c                       a,b,c: Letras diferentes por filas difieren entre sí (P<0.05) Uno de los aspectos más sobresalientes de estos resultados son los relacionados con la influencia de la dosis y duración del tratamiento con la progesterona en la respuesta reproductiva. Al respecto, Xu et al. (2000) han dicho que usualmente el tratamiento con progesterona debe tener una duración mínima de cinco a siete días, especialmente en hembras anéstricas.  Según Kojima et al. (1995), Kinder et al. (1996) el cambio de una dosis baja hacia otra altas de progesterona induce un decrecimiento en la frecuencia de pulsos de LH y en la medida que
Ciencia y Tecnología Ganadera Vol. 2    No.  2,   p. 103-109,  2008 106 decrece la progesterona durante la fase lútea inducida, se aumenta la frecuencia de pulsos de la LH. Lo que contribuye a la culminación del desarrollo, maduración y ovulación del folículo ovárico. Si posterior a este tratamiento progestativo, se aplica una inyección de BE en dosis 0.5 a 1 mg es factible inducir el estro ovulatorio con adecuada fertilidad.  Esto puede explicar los mejores resultados obtenidos cuando se aplican los esquemas de los grupos 90, 60 y 60 y 60, 90 y 90 respectivamente. Otra causa de la baja fertilidad obtenida en algunos esquemas utilizados en este experimento, posiblemente se relacione con el momento en que se realiza la IA, teniendo en cuenta que el 100% de los celos ocurren entre las 24 y 36 h de finalizado el tratamiento con BE y se ha comprobado que la ocurrencia del pico preovulatorio de LH posterior al tratamiento con benzoato de estradiol se presenta como promedio a las 16-18 h y la ocurrencia de la ovulación a las 40 h posteriores al tratamiento (Bo et al . 2000). Así según estos hallazgos experimentales, es probable que las mejores tasas de fertilidad se obtengan cuando las inseminaciones se realizan entre 30 a 36 h de finalizado el tratamiento con el BE.  Al respecto, Faure et al. (1986) demostraron que la aplicación de una dosis de P4 de 50 mg  previa al tratamiento con BE  provocó una demora en la descarga de LH de hasta 4.5 a 6.5 h con una duración de 15.2 a 16.2 h, con valores por encima de 30 ng/ml.  Por tal razón, es factible que lo que está ocurriendo en estos esquemas terapéuticos sea por una parte, que se está inseminando una alta proporción de las hembras muy tarde con respecto al momento óptimo y por otra, que es poco el tiempo que tiene el nemaspermo para lograr su plena capacitación, teniendo en cuenta que la ovulación ocurre generalmente entre las 40 a 42 h de aplicado el tratamiento con benzoato de estradiol (Martínez et al. 2002). Acorde con Xu y Burton (1997) y McDougall et al . (2005) aún  no está bien establecido cuál es la duración o la concentración más aceptable del tratamiento con progesterona  para la inducción del estro y la ovulación en vacas anéstricas y esto es considerado la causa de la baja eficiencia de estos tratamientos en los animales afectados con este trastorno cuando son comparados con los que tienen ovulación espontánea. Esta variación en la respuesta entre animales puede estar asociada al consumo de alimentos o influencias metabólicas que afectan la concentración de progesterona circulante (Rabiee et al. 2001). Desde luego, los resultados obtenidos con los protocolos (90-60-60 y 60-90-90mg) han mostrado una eficacia similar a las obtenidas en vacas inseminadas de celos espontáneos (Hanlon et al. 2000. Garcia et al. 2001) y pueden mejorar la eficiencia reproductiva en vacas anéstricas (Day et al. 2000). En esencia estos esquemas semejan la situación del primer celo corto que ocurre al iniciarse la pubertad o después del parto y la respuesta depende de la intensidad del estado de anestro. Así el estado fisiológico del animal tiene una marcada influencia en los resultados esperados con estos esquemas de tratamiento (Pedroso 2003).   En tal sentido, sería útil ejecutar estudios para determinar con exactitud el momento de la ovulación utilizando estos esquemas terapéuticos en hembras con estados de anestro. Uno de los aspectos más interesantes de este experimento fue que el 45 % de las hembras que no se gestaron (508/1129) en el experimento 1 y (1309/2910) en el experimento 2, previamente tratadas e inseminadas no fueron detectadas en celo hasta después del diagnóstico de preñez (60 a 70 días de realizado el servicio). Esto sugiere por una parte, que los tratamientos no fueron capaces de restaurar la ciclicidad ovárica e inducir el celo fértil en un grupo significativo de las hembras anéstricas y por la otra, que existe una marcada deficiencia en los procedimientos para la detección del estro. Estas vacas que permanecen vacías posterior al servicio y que son detectadas en el momento de hacer el diagnóstico de preñez son denominadas vacas fantasmas   y constituyen uno de los principales factores que limitan la eficiencia y calidad de los servicios de inseminación artificial en los programas de reproducción controlada mediante terapéutica hormonal y ocasionan grandes pérdidas económicas (Macmillan et al. 2001). Por  tal razón, es  importante desarrollar estrategias que permitan minimizar este inconveniente en los programas de reproducción dirigida (Macmillan et al. 2003, Cavalieri et al. 2005). La importancia de reducir el intervalo entre el primero y segundo servicio ha estimulado el desarrollo de diferentes estrategias para inducir y
Ciencia y Tecnología Ganadera Vol. 2    No.  2,   p. 103-109,  2008 107 resincronizar el retorno al segundo servicio para optimizar estos programas de inducción del celo (Burke et al. 2000, Cavestany et al. 2003, Bartolomé et al. 2005).  Los resultados aportados en estos experimentos indican que sería útil desarrollar métodos de manipulación del ciclo estral que faciliten inducir el retorno al servicio de las hembras en estado de gestación desconocido (Chenault et al. 2003) que no retornan al servicio en  el período normal de 21 a 24 días.   Ello sería de gran utilidad en hatos donde existe una elevada frecuencia de hembras en estado de anestro (Thatcher 2005). CONCLUSIONES La dosis de BE y el esquema de la progesterona ejercieron un efecto   significativo en la tasa de presentación de estro, concepción y preñez.  La dosis más apropiada de BE es la de 0.5 y 1 mg respectivamente. Los esquemas de progesterona  bajo, alto, alto y alto bajo, bajo son los que mostraron mejor eficiencia técnica cuando se realiza la IA a las 48 y 56 h posteriores al  tratamiento con benzoato de estradiol. Las pérdidas económicas mostradas por el uso de estos esquemas terapéuticos  se manifiestan por la baja tasa de concepción al primer celo y el aumento del intervalo entre servicio ocasionado por el elevado número de hembras  detectadas no gestantes 60 a 70 días de realizada la IA. El desarrollo de estrategias para la identificación e inducción del retorno al servicio de las hembras de estado de gestación desconocido puede contribuir a mejorar la eficiencia de estos programas económicamente sostenibles de control y manejo reproductivo. REFERENCIAS Bartolome, J.A., Silvestre, F.T., Kamimura, S., Arteche, A.C.M.,  Melendez., P., Kelbert., D., McHale, J.,  Swift, K., Archbald, L. F., Thatcher, W.W. Resynchronization of ovulation and timed insemination in lactating dairy cows I: use of the Ovsynch and Heatsynch protocol after non-pregnancy diagnosis by ultrasonography. Theriogenology. 63:1617-1627, 2005. Bridges, P.J., Lewis, P.E.,  Waagner, W.R.  In Keep, E.K. Follicular growth, estrus and pregnancy after fixed-time insemination in beef cows treated with intravaginal progesterone inserts and estradiol benzoate. Theriogenology 52:573-583, 1999. Brito, R., Tobada, P., Pedroso, R., Prebal, B., Segui, J. L. Inducción y Sincronización de celo en el ganado cebú en sistema de manejo extensivo. Revista Ibero Americana de Reproducción Animal, Archivos de Reproducción Animal. 8:6-17, 1999. Bo, G.A., Medina, M., Tegli, J.C., Costamagna, A., Brogliatti, G.M. Fixed-time artificial insemination in CIDR-B treated cows induced to ovulate with estradiol benzoate or GnRH.  En: Proc. 14th International Congress on Animal Reproduction (ICAR). Stockholm. Sweden, 2000. Burke, C.R., Day, M.L., Bunt, C.R., Macmillan, K.L.. Use of a small dose of estradiol benzoate during diestrus to synchronize development of the ovulatory follicle in cattle. J. anim. Sci. 78:145-151, 2000. Cavalieri, J., Hepworth, G., Fitzpatrick, L.A. Shepahrd, R.W., Macmillan, K.L.. Manipulation and control of the estrous cycle in pasture-based dairy cows. Aust.Vet. J. 83:91-96, 2005. Cavestany, D., Cibils, J., Freire, A.,  Sastre, A., Stevenson, J.S.. Evaluation of two different estrus-synchronization methods with time artificial insemination and resynchronization or returns to oestrus in lactating Holstein cows. Anim. Reprod. Sci. 77:141-155, 2003. Chenault, J.R, Boucher, J.F., Dame, K.J., Mayer, J.A., Wood-Follis, S.L. Intravaginal progesterone

Síguenos

X