Artículo sobre ...

Revista de Geografía, Norte Grande. Características dinámicas ...

Revista de Geografía, Norte Grande. Características dinámicas de ensenadas estructurales de Chile central. Maitencillo-Cachagua y Papudo, Región de Valparaíso

Enviado* el 31/12/2010 18:41
Revista de Geografía, Norte Grande Pontificia Universidad Católica de Chile hidalgo@geo.puc. cl ISSN (Versión impresa): 0379-8682 CHILE 2007 María Victoria Soto Bäuerle / Joselyn Arriagada González CARACTERÍSTICAS DINÁMICAS DE ENSENADAS ESTRUCTURALES DE CHILE CENTRAL. MAITENCILLO-CACHAGUA Y PAPUDO, REGIÓN DE VALPARAÍSO Revista de Geografía, Norte Grande, diciembre, número 038 Pontificia Universidad Católica de Chile Santiago, Chile pp. 99-112 Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal Universidad Autónoma del Estado de México http://redalyc.uaemex.mx
99 CARACTERÍSTICASDINÁMICASDEENSENADASESTRUCTURALESDE CHILE CENTRAL . MAITENCILLO -CACHAGUAY PAPUDO , REGIÓNDE VALPARAÍSO Revista de Geografía Norte Grande, 38: 99-112 (2007) Características dinámicas de ensenadas estructurales de Chile central. Maitencillo- Cachagua y Papudo, Región de Valparaíso1 María Victoria Soto Bäuerle2, Joselyn Arriagada González2 RESUMEN La morfología de la línea de costa controlada por la tectónica y la morfoestruc- tura ha configurado un litoral irregular con dos pequeñas ensenadas estructura- les (headland bay beach). Las variables analizadas, como posición relativa de la costa, índice de refracción, ángulo de curvatura, tipo de playa dominada por olas y formas costeras, reflejan la existencia de dos unidades geográficas coste- ras diferentes. La presencia de dos ensenadas relativamente contiguas pero dife- rentes en cuanto a su forma litoral redunda en significativas diferencias dinámicas    entre ellas y al interior de las mismas. Maitencillo-Cachagua es una playa de orientación transversal en que predominan las condiciones de playa del tipo intermedio, específicamente de barra y riptransversal, con una alta dinámica del oleaje, que se traduce en una fuerte condición de erosión estacional de la playa y acantilado; existen diferencias dinámicas y de ataque del oleaje entre la zona proximal, media y distal. Papudo es una costa oblicua, claramente reflecti- va y en donde la energía del oleaje presenta una dinámica de bajo impacto en las formas de la playa. No se presentan grandes diferencias estacionales y espa- ciales en la dinámica de los patrones dinámicos del oleaje en la ensenada. Palabras clave : Ensenada, condición de ataque, playa dominada por olas. ABSTRACT The morphology of the coastline controlled by the tectonics and the morfoestructu- ra has formed the irregular coast, with two small headland bay beaches. The variables     that were analyzed - like relative position of the coast, refractive index, angle of curvature, type of beach dominated by waves and coastal forms - reflect the existence of two different coastal geographic units. The presence of two relatively contiguous but different beaches as far as its coastal form results in significant dynamic differences among them and to the interior of the same one. Maitencillo- Cachagua is transverse and intermediate beach, specifically transverse bar and beach, with the wavy high dynamics, that is translated in a strong condition of seasonal erosion of the beach and cliff; dynamic differences and wavy attack between     the proximal, media and distal zone exist. Papudo is an oblique coast, clearly reflecting and in where the wavy energy presents a dynamics of low impact in the forms of the beach. Great seasonal and space differences in the dynamics of the dynamic patterns of the surge in the headland bay beach do not appear. Key words: Headland bay beach; wavy attack condition, wave-dominated beach types. 1 Proyecto financiado por la Facultad de Arquitectu- ra y Urbanismo, Universidad de Chile. Artículo re- cibido el 9 de abril de 2006 y aceptado el 8 de octubre de 2007. 2 Departamento de Geografía, Universidad de Chile (Chile). E-mail: mvsoto@uchile.cl, joarriag@uchile.cl
100 REVISTA DE GEOGRAFÍA NORTE GRANDE Desde el punto de vista de la conformación     y evolución de la línea de costa chile- na, las playas, bahías y ensenadas están es- trechamente ligadas a condiciones morfoes- tructurales, tectónicas, morfodinámicas, oceanográficas y ambientales, que controlan la dinámica del litoral cercano. Tales procesos dinámicos se asocian a un ambiente tectónicamente inestable debido a las condiciones de subducción de la Placa de Nazca y la Sudamericana, cuyas sucesi- vas pulsaciones inciden en solevantamiento o hundimiento. En este escenario, hay datos que dan cuenta que el evento sísmico del 3 de marzo de 1985 causó un solevantamien- to de la zona costera de Chile central de 0,5m (IGM, 1984 - 1985; Monje, 1986; Cas- tilla, 1988; Barrientos & Kausel, 1990; Hervéet     al.,  2003). González (1997) señala que durante el siglo pasado ocurrieron tres gran- des sismos en Chile central: el de Valparaíso en 1906, en que la costa sufrió un levanta- miento de entre 0,4 m y 0,5 m; el de La Li- gua en 1971(Ms = 7.9) y el de San Antonio, en 1985, ya citado. Asociado a este complejo espacial ligado a la morfoestructura y geodinámica exógena,    se han desarrollado las unidades coste- ras denominadas ensenadas, que constitu- yen sistemas complejos muy recurrentes en el litoral chileno. El concepto de ensenadas ha sido reco- nocido por Yasso (1965), Le Blond (1979), y Figura Nº 1 ÁREA DE ESTUDIO: CACHAGUA Y PAPUDO, V REGIÓN Fuente: Elaboración propia.
101 CARACTERÍSTICASDINÁMICASDEENSENADASESTRUCTURALESDE CHILE CENTRAL . MAITENCILLO -CACHAGUAY PAPUDO , REGIÓNDE VALPARAÍSO Lavalle & Lakhan (1997). Este mismo con- cepto ha sido tratado como headland bay beach por Short (1999); Bird (2000); Klein & De Menezes (2001) y Klein et al.  (2002). Estas unidades espaciales complejas fue- ron reconocidas en Chile central por Araya- Vergara (1983; 2003) usando el término "en- senadas en forma de zeta" y aplicando a ellas el denominado efecto de ensenada. En estas ensenadas, la presencia y el efecto de proteccióndel promontorio rocoso asociado (headland) , se traduce en la distribución       sistemática de la energía de onda en dirección deriva abajo, desde la zona proximal    a la distal (Araya-Vergara, 1996 y 2003; Martínez, 2001; Soto et al., 2004; Soto, 2005a; Soto, 2005b; Muñoz, 2005). El headland se considera el punto cero de la ensenada y corresponde al promontorio ro- coso remanente de la erosión diferencial, que a su vez está fuertemente controlado por la estructura y la tectónica. Los últimos aportes se orientan al desarrollo y aplicación     de un modelo de la forma de playa (Be- nedetet al., 2004; Benedet et al., 2005, Lausmanet al., 2006). Los aspectos físicos del territorio asocia- do al borde costero de Chile ha sido anali- zando desde diferentes puntos de vista, des- tacando los trabajos de Araya-Vergara (1983; 1985; 1986; 1996; 2003) en un análisis genético       y evolutivo de los procesos de playas, dunas y terrazas marinas, y Martínez (2001) y Soto (2003; 2005a; 2005b) analizado en- senadas de Chile central. Los aportes de Castroet al. (2001); Castro y Aguirre (2003); Castro (2004); Castro y Brignardello (2005); Andrade et al. (2004) enfocados a las com- ponentes morfológicas y ambientales de las playas. Consecuente con los antecedentes ante- riores, el propósito de esta publicación es analizar las relaciones entre la dinámica del medio físico natural, centrado en las relacio- nes del litoral cercano y cómo estas inciden en las formas y procesos geodinámicos del litoral, de las playas y acantilados. El área de estudio corresponde al borde costero de Chile central que comprende los balnearios de Laguna de Zapallar, Cacha- gua, Zapallar y Papudo en la V Región de Valparaíso, entidades pobladas que han ex- perimentado un fuerte incremento de la construcción de viviendas e infraestructura asociada, emplazándose en terrazas marinas,     dunas y acantilados (Figura Nº 1). Materiales y métodos Ensenadas estructurales Como base metodológica y conceptual, desde el punto de vista del espacio físico, se consideró como unidad territorial básica de análisis a la ensenada (headland bay beach), debido a que conforman sistemas geográficos propiamente tales, caracteriza- das por una sistemática de cambios tempo- ro-espaciales de los procesos y formas aso- ciadas. Los conceptos fundamentales para la comprensión de la dinámica del medio físico   se centraron en la orientación y alinea- miento de las playas (Araya-Vergara, 1982) y en la cartografía geomorfológica del litoral. Playas dominadas por olas Un concepto relevante para la sistematización       y síntesis de la dinámica oceanográfica     del ambiente de costa, se puede en- contrar en la taxonomía de Short (1999), de playas dominadas por olas. Los estudios realizados en Australia por Short (1999; 2005), y en Chile (Araya-Vergara, 1996; Martínez 2001; Soto 2003; 2005a; 2005b; Sotoet al., 2004) dan cuenta de su impor- tancia en la caracterización dinámica de las costas. Este concepto se refiere a los es- tilos de las rompientes en una playa, como el reflejo de su topografía submarina y las corrientes locales asociadas, reconociéndose   también formas de erosión y depositación     a través de la presencia y disposición de barras y surcos. En las playas dominadas por olas, la zona de las rompientes es clasificada como reflectiva, disipativa o intermedia, cada una de las cuales presenta una condición morfosedimentológica                y dinámica que explica los procesos que ocurren en el litoral y playa arenosa adyacente. Esta taxonomía se resume   de la siguiente manera:
102 REVISTA DE GEOGRAFÍA NORTE GRANDE Disipativas: playas con zona de surf con baja gradiente, que se refleja en al menos 3 líneas de rompientes, con olas del tipo de- rrame. Representa una condición de alta energía. Intermedias: Corresponden a playas in- termedias entre disipativas de alta energía y reflectivas de baja energía. Las intermedias se clasifican en 4 tipos según la disposición de las barras y las interrupciones o disconti- nuidades de las mismas, las que son observables       a través de las rompientes y la pre- sencia de corrientes locales. Las playas intermedias son las más recurrentes. Reflectivas: Son playas que tienen una playa y una zona de saca y resaca (zone swash) relativamente estrecha, escarpada y no presentan barras. Representa una condición     de baja energía. Suelen estar ligadas a ambientes protegidos, como bahías, ensena- das, estuarios. Para la identificación de este parámetro se aplicó la clasificación antes citada y la adaptación de Araya-Vergara (1996), para el uso con fotos aéreas. Tales condiciones se analizaron a partir de los patrones encontra- dos en fotos aéreas de tres fechas diferentes (1980, 1994 y 2001). Se realizó también tra- bajo de terreno, monitoreando los 21 puntos de control en invierno y verano durante el período 2003 - 2005 y observaciones no sistemáticas          en 2006 y 2007. Condición Global de Ataque del Oleaje Otro parámetro de dinámica e impacto del oleaje empleado fue la determinación de la "Condición Global de Ataque", concepto que sintetiza los aspectos morfológicos y genéticos        de las playas que son atacadas y consecuentemente dinamizadas por el olea- je. Para ello se trabajó con perfiles de playa realizados en invierno y verano durante dos años; estos perfiles sintetizan las características      de forma y proceso de una playa em- bestida por el oleaje, en donde la presencia de microacantilados de playa, en duna y te- rrazas marinas son indicativas de una mayor energía del oleaje y consecuentemente de erosión del litoral. La Condición Global de Ataque se clasifica según los siguientes nive- les: Baja (menor a 15), Media (16 - 30), Alta (mayor a 30), tal como definido por Araya- Vergara (comunicación verbal). Esta clasificación       ha sido empleada apara Chile central por Martínez (2001); Soto et al. (2004); Soto (2005a; 2005b). El ambiente morfológico de las playas arenosas fue analizado desde el punto de vista de las formas propias del ambiente costero, identificando la dinámica de la playa,    dunas y terrazas marinas, expresado a través de cartas geomorfológicas. Este análisis    se realizó basado en fotointerpretación y trabajo de terreno. Cartografía de procesos La confección de cartografía de las dife- rentes variables involucradas se realizó a través de herramientas SIG, y la consecuente base de datos asociada permitió analizar las relaciones espaciales a través de la superposición       de variable, como la vía instrumental del análisis integrado. Resultados Análisis morfológico de las ensenadas El borde costero en estudio se destaca por la presencia de terrazas marinas eleva- das tectónicamente, con una cobertura de arenas de origen eólico, en las que se ob- servan incipientes procesos de desarrollo de suelo. Junto a estas terrazas marinas del Cuaternario, coexisten estribaciones de la cordillera costera, de edad Jurásica y natu- raleza cristalina (Espiñeira, 1989), confor- mando una línea litoral caracterizada por estructuras rocosas duras, resistentes a la erosión marina y que constituyen promi- nentes puntales y salientes rocosos, playas arenosos, pequeños cuerpos dunares actua- les, acantilados e islas arrecifales (Figura Nº 2). La conformación de una línea de costa irregular se asocia a la evolución morfoes- tructural y tectónica del litoral, configuran- do así una costa de bahías y ensenadas des- alineada (Soto, 2005a; 2005b). Las playas presentan diferentes orientaciones, de tal manera que Maitencillo y Cachagua son de posición transversal y Papudo oblicua.
103 CARACTERÍSTICASDINÁMICASDEENSENADASESTRUCTURALESDE CHILE CENTRAL . MAITENCILLO -CACHAGUAY PAPUDO , REGIÓNDE VALPARAÍSO Condición Globlal de Ataque del Oleaje en playas y acantilados Las playas arenosas han sido analizadas desde el punto de vista del impacto que re- ciben del oleaje. A través de la realización de perfiles transversales en las playas se pudo establecer las diferencias evolutivas y genéticas existentes, encontrándose noto- rias contrastes entre los perfiles de invierno y verano, como en la misma estación del año, demostrando la gran variabilidad y dinámica       temporo-espacial de las formas. A partir de esta información se estableció también la Condición Global de Ataque del Oleaje, que es un indicador de la acción dinámica del litoral en la playa, dunas y acantilados. Existen ciertos patrones importantes de destacar, como que la más alta Condición de Ataque que presenta en la sección media    de la playa de Cachagua (Figura Nº 2), en donde la playa arenosa es muy estrecha debido a la presencia del escarpe de la te- rraza, presentando recurrentemente un per- fil erosional (Figura Nº 3). El sector corres- ponde a un estado observado en enero de 2004, cuando existía una circa de abrasión activa, desarrollándose procesos de remoción     en masa en la parte superior del escar- pe de la terraza asociado a la erosión basal y retroceso del acantilado. En diciembre de 2005, el lugar presentaba una playa areno- sa más amplia, sin evidencias de ataque basal del acantilado. En noviembre de 2006 y febrero de 2007, el lugar efectiva- Figura Nº 2 GEODINÁMICA DE LAS ENSENADAS DE CACHAGUA Y PAPUDO Fuente: Elaboración propia.
104 REVISTA DE GEOGRAFÍA NORTE GRANDE

Síguenos

X