Artículo sobre ...

Mate de coca y episodio depresivo

Investigador de Medicina Natural y Alternativa del CENSI (Centro Nacional de Salud Intercultural) del INS (Instituto Nacional de Salud del Perú).

Enviado* el 01/01/2011 20:53
* Médico Cirujano. Graduado en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Perú. Investigador Principal del INMETRA (Instituto Nacional de Medicina Tradicional en el año 2002). Director de Medicina Alternativa y Natural de la ONG Ayni Salud. [email protected] ** Psicólogo. Co-Investigador del INMETRA2002. Investigador de Medicina Natural y Alternativa del CENSI (Centro Nacional de Salud Intercultural) del INS (Instituto Nacional de Salud del Perú). MEDICINA NATURISTA , 2004; N.º 5: 223-232 I.S.S.N.: 1576-3080 3 ANTECEDENTES Historia de la coca Su cultivo y el conocimiento de sus efectos neuro-estimulantes por el habitante del Perú, data de épocas remotas, sin duda mucho antes de la fundación     del colosal Imperio Incaico. Se puede atribuir a siete o diez siglos de antigüedad, por haberse encon- trado bolsas llenas de coca y fragmentos de la sus- tancia alcalina utilizada para el masticado, en huacos pre-incas de las culturas Moche y Nazca. Los cronistas nos hablan de este vegetal, al que le dieron diversas denominaciones Coca Herba (Bazán), Cuca de los Quechuas (Garcilazo), Cuca de los Españoles      (Cieza de León), Coca Occidental (Fragozo). El cronista Morua nos refiere la existencia de dos clases de coca: "La Tupa Coca" (hoja menuda) de los llanos y el "Ñunus" (hoja grande) de las alturas. Con los Incas , la planta sagrada —la coca— conocida como la "Hoja Divina" o la "Hoja Sagrada", asume señal de nobleza y rango, porque sólo era uti- lizada en ocasiones muy especiales por los nobles, casta superior del incanato. Prohibieron al pueblo el empleo de esta hoja cuyo uso estaba reservado al cul- to religioso. Se le concedía la calidad de presente real a las personas que se habían distinguido al servicio del Estado. Por consiguiente, la coca era considerada como planta sagrada y las plantaciones estaban limitadas sólo a determinadas áreas de propiedad del inca y de los templos (1). La facultad de abolir la fatiga, el hambre y el dolor fue considerado como un hecho sobrenatural y su cultivo tuvo tal importancia que estaba presente en las ceremonias rituales. Era la "Mama Coca" que se hacía presente en los actos religiosos funerarios y pases mágicos. Por eso su consumo era privilegio exclusivo de la élite imperial. Los huertos donde se cultivaba merecían cuidados especiales. Mate de coca y episodio depresivo Luis Alfonso Bolo Lozano* Pablo Ocampo Santillán** RESUMEN: Se reporta el caso de 8 casos clínicos con diagnóstico de episodio depresivo leve y moderado versus el efecto del Mate de coca como antidepresivo natural, evaluado como el inventario de Beck, realizado en el Consultorio de Medicina Alter- nativa del Hospital de Apoyo San José, Callao - Perú. Se observa a las tres semanas la disminución del puntaje del inven- tario de Beck, evidenciando  que el Mate de Coca produce posiblemente efectos antidepresivos. Palabras clave: Mate de coca, cocaína, depresión. ABSTRACT: It is reported the case of 8 clinical cases with a diagnose of slight and moderate depressive episode versus the effect of Mate de coca like Natural antidepressant, evaluated following the inventory of Beck, made in the Alternative Medicine Doctor's office of the Hospital of San Jose Support, Callao - Peru. The diminution of the puntaje of the inventory of Beck is observed in three weeks, demonstrating that Mate de Coca possibly produces antidepressing effects. Key Words: Infusion of coca, cocaine, depression. 223 (Traducción al inglés: Ladislao Launa)
LUIS ALFONSO BOLO LOZANO, PABLO OCAMPO SANTILLÁN, Mate de coca y episodio depresivo 224 MEDICINA NATURISTA , 2004; N.º 5: 223-232 4 Las masas indígenas al colapsar su mundo después     de la conquista española quedaron hambrientas y fatigadas, tuvieron bruscamente este manjar real —la coca— a su fácil alcance, Desposeído de digni- dad de religión, de patria, de cultura y tradiciones encontró en este vegetal el último obsequio de sus dioses para remediar su hambre, su fatiga, su misen. El conquistador primero y el colono después, al obser- var que servía para aumentar la resistencia a la fatiga, propició su consumo como sustituto barato para la alimentación          indígena que laboraba en las minas y obra- jes. El hábito de la coca se generalizó . La difusión de su consumo y el surgimiento de este problema social aparece en los primeros años de la conquista. La multiplicación de las plantaciones fue consecuen- cia inmediata del caos social originado por el brusco cambio que se operó (1). En la actualidad se llama cocaísmo - coquismo - coqueo . Con estas denominaciones se conoce el acto de la masticación de las hojas de la coca con ayuda de una sustancia alcalina. Es un hábito inveterado del campesino peruano y boliviano, en forma predominante del habitante de las zonas de la región andina. En algunos lugares del Perú se le denomina " Chacchar " que alude al acto de masticar las hojas de la coca, vocablo que parece derivar de algún dialecto o simplemente sea una voz onomatopéyica derivada del sonido que produce la masticación: "chac... chac... chac...' (1). Coca y salud En 1832, el médico alemán E. Poepping, después de haber viajado por la zona andina revela información     valiosa, para su época, respecto al masticado de las hojas de coca y la ingestión de bebidas alcohólicas por los campesinos peruanos. Adujo que esto era como una forma de aliviar el estado de melancolía que les producía su condición de vida. Observó desórdenes    físicos y psíquicos múltiples en los masticadores, atribuyendo estos efectos al hábito del masticado (2). Afines del siglo XIX se hicieron estudios intere- santes en las hojas de la coca y surgen dos corrientes. Una a favor y otra en contra del masticado, las que hasta nuestros días siguen expresando sus puntos de vista con relación a que si el masticado, es o no dañino   para la salud. El campesino mitiga su cansancio y hambre con esta práctica, pudiendo ejecutar tareas extremada- mente duras y largas, sin probar alimento y aún sin descansar lo necesario. Estudios efectuados en 1950 revelaron que: "Desde el punto de vista fisiológico, esto se debe a una acción en las terminaciones de los nervios propioceptivos de los músculos o a una acción central, siendo lo más probable esta última, debido a que ésta se desarrolla mucho más temprano que la fatiga muscular periférica" (3). "La masticación de las hojas produce un proceso metabólico complejo, que aún no se encuentra perfec- tamente descrito, y que da lugar a acciones farmacológicas        producidas por fenómenos químicos y fisiológicos      que se producen en forma sucesiva. Al ser masticadas con la intervención de una sustancia alca- lina, libera sus alcaloides y con la saliva pasan al trac- to gastrointestinal. Se produce un proceso de hidrólisis    del alcaloide, desdoblándose la cocaína, proceso que continúa en el conducto intestinal por acción de los jugos digestivos y termina en el hígado. Este pro- ceso da lugar a la benzoil-ecgonina y luego a la ecgonina, que es como pasaría a la sangre con trazas de cocaína" (4). Otros usos de la coca y salud Experiencias sobre las facultades terapéuticas de las hojas de coca, expuestas por Weil en el Seminario Interamericano sobre Coca y Cocaína efectuado en Lima (1979), demuestran que sus efectos son diferen- tes a los de la cocaína. La hoja es un buen tratamien- to para problemas gastro-intestinales. Hay personas que combaten la obesidad por la facultad de evitar el hambre. Aumenta la motivación para los ejercicios físicos    y algunos cantantes mejoran la voz. Es un buen medicamento para la artritis y diabetes. Inhalando en agua caliente es muy buena para las enfermedades respiratorias. Ofrece una gran posibilidad en el tra- tamiento de enfermedades depresivas , pero con- viene estudiar mucho más este aspecto. Todos estos estudios se han efectuado pensando en los efectos de la cocaína, pero puede ser que todo ello se deba a la acción terapéutica de conjunto de doce alcaloides que contiene la hoja de coca. Además, estudios en anima- les han demostrado que la tolerancia tiene efectos tres veces mayor (5). Aspectos socio culturales La vida del hombre andino se basa en un sistema de reciprocidad entre unos y otros y en la que la coca juega un rol muy importante. Socialmente su masticación significa un índice de
orgullo, de unión del pueblo o la comunidad, es el ele- mento de estabilidad y sin ella el campesino se siente una criatura indefensa. La coca está asociada a sus valores culturales, su masticación solemniza cualquier acto, por simple que sea. Aceptar la coca es aceptar un trabajo o sellar un contrato, se encuentra en las ter- tulias, en actos de comisión o mandato, en las fiestas, sean cívicas o religiosas, o en el hogar, bautizos, esponsales, promesas de matrimonio, o en los funera- les, en los mercados y ferias, así también, en el cami- no cuando traban amistad con algún forastero, acep- tan a manera de saludo un puñado de coca (1). Múltiples son los motivos de su uso: trabajo, medi- cina, para combatir el frio, para matar el hambre, para viajar, mantenerse despiertos, recibir visitas, adivinación,      descansar después de los alimentos. INTRODUCCIÓN Si la coca ha sido objeto de controvertidas opi- niones es debido a su principal principio activo, el Clorhidrato de cocaína (Metil, Benzoil Ecgonina), ori- gen de un grave problema nacional e internacional:  el tráfico ilícito y el uso indebido de esta sustancia. En tanto que el mate de coca y el chacchado de las hojas de coca por la población campesina del Perú y Bolivia principalmente, y de algunos segmentos poblaciona- les de Ecuador, Colombia y Argentina, es de uso habitual debido a los objetivos socio-antropológicos    tradicionales y de salud que los diferencian de otros países del mundo. La coca muchas veces ha sido satanizada, debido a que mucha gente no distingue entre coca y cocaína   , por la incomprensión debido al uso lícito ritual y cotidiano de la hoja de coca y el uso ilícito de la cocaína (11). Ya desde 1985 la OMS tiene informes favorables en la que dice: manifestándose sobre la hoja de coca que es un agente anestésico, analgésico,    astringente, carminativo, depurativo digestivo, diurético       y estimulante (15). Por tanto es necesario comprender que la hoja de coca no es sinónimo de cocaína. La cocaína o la metil benzoil ecgonima es el principal ingrediente activo extraído de las hojas de coca, su efecto primario es alterar el estado de ánimo   y el comportamiento por su acción en el sistema nervioso central (1). El beber regularmente entre 1 y 4 tazas de mate de coca (4 a 16 mg de cocaína) no produce trastornos psicoactivos (41). Estudios fisiológicos y de conducta realizados últimamente        demuestran que una persona puede ingerir hasta 300 mg de cocaína por vía oral sin presentar trastornos en sus funciones vitales ni de su comporta- miento (42). Esta cantidad equivale a preparar 60 sobres de mate de coca o beber 75 tazas de su infusión     (lo cual en la práctica no es recomendable por la cantidad de líquido a ingerir). La infusión de mate de coca de Enaco , preparada según las instrucciones en la envoltura (un sobre fil- trante de aproximadamente 1 gramo de hoja de coca molida para 200 ml de agua hirviendo), tiene un con- tenido promedio de 2,4 mg de cocaína (Ver cuadro Nº 1). El mate de coca es muy utilizado por sus bonda- des digestivas, circulatorias, respiratorias, antifatigan- tes y antiestrés, con ligeros pero significativos efectos estimulantes del estado de ánimo ya que es un tónico superior, da energía sin hacer daño y puede ser usa- do también por los ancianos, por la gente que no tie- ne fuerza suficiente para el trabajo diario (5). Weil Andrew , en 1979, es el primero en reportar la posible utilidad de la hoja de coca en los estados depresivos , por lo que lo menciona como antifatigan- te y estimulante del estado de ánimo (5). JUSTIFICACIÓN Detección: Cada vez llegan más pacientes con trastornos depresivos al consultorio del médico general. Se con- sidera actualmente que de cada 10 pacientes que lle- gan al consultorio del médico general uno de ellos se encuentra en estado deprimido . Las causas más importantes del aumento de los trastornos depresivos tienen su origen, por un lado, en la prolongación de la esperanza de vida, y en consecuencia aumenta la aparición de depresiones involutivas, y por otro lado, debido a las sobrecargas psíquicas relacionadas con los cambios en el trabajo, desempleo y cambios en el medio ambiente (6). Epidemiología: Según encuestas realizadas con médicos, la depresión es el fenómeno psiquiátrico más frecuente que ellos distinguieron; de toda la clientela de los médicos, entre el 12,2 y el 25% sufren predominante- mente un cuadro depresivo (7). MEDICINA NATURISTA , 2004; N.º 5: 223-232 225 LUIS ALFONSO BOLO LOZANO, PABLO OCAMPO SANTILLÁN, Mate de coca y episodio depresivo 5
Otros estudios sugieren cifras del 10-25% de mujeres y 5-12% en hombres para la depresión en general (7). La prevalencia de la depresión en niños y adoles- centes bordea el 5%, incrementándose dramáticamente   en la adolescencia. La presentación de un primer episodio en el 20% de chicos de 18 años, está asocia- da al reporte de que el 65% de ellos tiene transitoria- mente síntomas depresivos leves y moderados (12). Costo-beneficio Por otro lado, la prevalencia de desórdenes men- tales nos da cifras que indican que uno de cada cinco personas lo sufre en un año, que más de 20 millones de adultos sufren depresión y que la depresión es la enfermedad que más disminuye la calidad de vida e inhabilita (12). La depresión es la patología mental que más pone en riesgo la vida después de las enfermeda- des cardiacas y existen estudios de costo efectivi- dad para estos trastornos muy bien desarrollados (12). Asimismo el bajo costo del mate de coca redunda indudablemente en la economía de la población. Recomendaciones El reporte clínico del mate de coca y su efecto antidepresivo se justifica no sólo por la incidencia y prevalencia de la depresión en nuestro medio, y al costo-beneficio al que se pueda llegar sino también para el uso adecuado del mate de coca por la población asidua a ésta, dando revalorización de la hoja de coca como tradicionalmente se usa en nues- tro país. LUIS ALFONSO BOLO LOZANO, PABLO OCAMPO SANTILLÁN, Mate de coca y episodio depresivo 226 MEDICINA NATURISTA , 2004; N.º 5: 223-232 6 CUADRO Nº 1 Composición química del Mate de Coca ANÁLISIS QUÍMICO (1) HOJADE COCA (2) INFUSIÓN DE COCA Humedad, g % 9.21 99.8 Extracto seco, g % 0.79 0.2 Extracto etéreo, g % 4.53 0.004 Hidratos de carbono, g % 49.62 0.03 Proteína total (Nx6.25), g % 15.96 0.004 Proteína dirigible (Nx6.25), g % 12.39 Fibra cruda, g % 13.00 Cenizas, g % 7.68 0.019 Arena y Sílice, g % 1.55 0.593 Caroteo, mg % 42.34 0.03 Tiamina, mg % 0.16 0.0004 Riboflavina, mg % 0.88 0.004 Vitamina C, mg % 16.70 0.05 Niacina, mg % 26.00 0.05 Calcio, mg % 1550.7 0.065 Fósforo, mg % 209.7 0.042 Hierro, mg % 4.2 0.015 Sodio, mg % 0.59 0.001 Potasio, mg % 0.96 0.004 Alcaloides totales, g % 0.821 0.003 Cocaína, g % 0.738* 0.0024** INFORME Nº296-82-DQF/INN (1) Los resultados están expresados por 100 gramos de muestra original de hoja de coca. (2) Los resultados expresados por 100 ml. de infusión (un sobre filtrante de aproximadamente 1 gramo/200 ml agua hirviendo, y reposo de 5 minutos). (*) Dictamen Pericia Química Nº1367/93. DIVCRI-PNP. Técnica Cromatografía Gaseosas, Detector, FID. (**) Protocolo NºPO286/93 Universidad Peruana Cayetano Heredia, Técnica Cromatografía Gaseosa, Detector NPD.
VARIABLES Descripción de variables psicológicas Depresión Etimológicamente el vocablo depresión proviene del latín "deppressio" que significa hundimiento. Beck (1983), afirma que la depresión se caracteri- za por un proceso negativamente distorsionado de la información de su entorno. La persona depresiva man- tiene una visión o pensamiento negativo del yo, del mundo y del futuro. El DSM-IV (1994) propone criterios en el cual la presencia de al menos cinco de los siguientes síntomas,     siendo necesaria la existencia de 1 o el 2 casi diariamente y durante la mayor parte del día durante al menos 2 semanas. Estos síntomas son: estado de ánimo deprimido, anhedonia, cambios de peso y/o apetito, trastornos del sueño, trastornos psicomotores, fatiga o pérdida de energía, sentimientos excesivos de culpa o autoreproche. Dificultad para concentrarse, pensar o tomar decisiones, pensamientos recurrentes de suicidio o muerte. La Organización Mundial de la Salud por medio del CIE-10 la describe como episodio depresivo don- de el paciente sufre un humor depresivo, la pérdida del interés y disfrute de las cosas, disminución de la vitalidad que reduce su nivel de actividad y la presen- cia de un cansancio exagerado que aparece incluso tras un esfuerzo mínimo. También la disminución de la atención y concentración, la pérdida de la confianza en sí mismo y sentimientos de inferioridad, ideas de culpa y de ser inútil, perspectiva sombría de futuro, pensamientos y actos suicidas o de autoagresiones, trastornos del sueño y pérdida del apetito. Las formas atípicas son frecuentes en la adolescencia, en algunos casos la ansiedad, el malestar y la agitación psicomo- triz pueden predominar sobre la depresión. Características Es importante hacer la distinción entre depresión como síntoma y como síndrome. El primero incluye el estado de ánimo depresivo (es decir sentirse triste), está presente en la mayor parte de los cuadros psicopatológicos            (por ejemplo esquizofrenia, obsesiones, etc.), en cambio en el segundo participan un conjunto de síntomas y signos (tristeza, insomnio, pérdida de peso). Por lo tanto la depresión clínica ha de conce- birse como un síndrome, es decir, debemos observar además del estado de ánimo depresivo otros criterios simultáneos. En tal sentido se describe las siguientes caracte- rísticas: Síntomas anímicos En 1987 Klermarm define la tristeza como síntoma anímico por excelencia de la depresión. Algunos auto- res afirman que los sentimientos de tristeza, abati- miento, infelicidad o pesadumbres son los más habi- tuales, no obstante en algunos casos el estado de ánimo predominante es de irritabilidad, sensación de vacío o nerviosismo. En casos de depresiones graves algunos pacientes niegan sentimientos de tristeza e incluso es normal cuando alegan que les resulta imposible llorar. En lo que se refiere al síntoma de irritabilidad los adolescentes lo manifiestan en la forma de relacionar- se con los demás. Son conductas frecuentes las pele- as, faltas de respeto a la autoridad, las discusiones y la hostilidad excesiva. Síntomas motivacionales y conductuales Con frecuencia la persona deprimida se halla en estado general de inhibición, es decir, apatía, indife- rencia y en especial la anhedonia (disminución de capacidad de disfrute), que junto con el estado de ánimo

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

X