Artículo sobre ...

ESTUDIO DE PREVALENCIA DE LAS INFECCIONES NOSOCOMIALES EN LOS ...

Por otro lado, se ha revisado la definición de "Infección activa" (página 38). 1.2 El estudio de 2010: aspectos operativos En este documento se expone la metodología para ...

Enviado* el 01/01/2011 21:20
ESTUDIO DE PREVALENCIA DE LAS INFECCIONES NOSOCOMIALES EN LOS HOSPITALES ESPAÑOLES E P I N E - 2 0 1 0 21º estudio P R O T O C O L O    D E L    E  S T U D I O Marzo de 2010 Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene
2 I N D I C E                                                                                                            Página     1. INTRODUCCIÓN     3     2. DESARROLLO DEL ESTUDIO     6     3. MODELO DE LA ENCUESTA   10     4. TABLAS  11 1, de hospitales 11 2, de servicios hospitalarios 18 3, de procedimientos quirúrgicos 19 4, de localización de las infecciones 21 5, de microorganismos 22 5  bis, de resistencias antibióticas 27 6, de antimicrobianos 28 7, del diagnóstico principal 31     5. CONTENIDO Y CUMPLIMENTACIÓN DE LA ENCUESTA 32     6. AVISOS 41     7. CRITERIOS PARA DIAGNOSTICAR UNA INFECCIÓN 44 ? de vías urinarias 46 ? del lugar de la intervención quirúrgica 48 ? una neumonía 50 ? de vías respiratorias bajas 58 ? tuberculosis 59 ? una bacteriemia primaria 59 ? una bacteriemia asociada a dispositivo intravascular central 61 ? del aparato digestivo 62 ? del aparato genital 64 ? de la piel o partes blandas 65 ? osteoarticular 69 ? del ojo, oído, nariz, faringe o boca 70 ? del sistema cardiovascular 73 ? del sistema nervioso central 76 ? sistémica 77 ? infección por el VIH con o sin criterios de SIDA 78 ? localizaciones sin especificar 80     8. BIBLIOGRAFÍA 81     ANEXO Coordinación. Grabación de datos   82
3 1.   INTRODUCCIÓN 1.1 Características del presente protocolo El presente protocolo de 2010 recoge las relevantes novedades aplicadas en el de 2009: 1. Se usa la nueva versión de los criterios de infección nosocomial del CDC1. Los principales cambios introducidos son los siguientes: - Se definen 3 tipos específicos de Neumonía. - Se simplifica el criterio de Bacteriemia. - Se reserva del concepto de "Sepsis Clínica" para pacientes ?1 año. - Las Infecciones Superficiales o Profundas del Lugar de la Incisión, se tipifican como Primarias o Secundarias. 2. Se eliminan diversas variables de la hoja de recogida de datos: Obesidad, Drogadicción, Sedación, Vía de administración de los antimicrobianos y Tolerancia a la medicación oral. 3. Se modifican otros destacados aspectos,  como: - La Tabla 4 sobre Localizaciones de infección nosocomial o comunitaria se organiza según un nuevo formato y contenido (página 21) . - En dicha Tabla 4 y en los criterios de infección se suprime la "Bacteriemia Secundaria". -  Se actualizan las definiciones de "Inmunodeficiencia", "Catéter central", "Implante" e "Infección de tipo 3". -  Se añade la recogida de resistencias a los Carbapenems para los siguientes microorganismos: Eschericia coli, Klebsiella pneumoniae , y todos los de la especie Enterobacter . Por otro lado, se ha revisado la definición de "Infección activa" (página 38). 1.2  El estudio de 2010: aspectos operativos En este documento se expone la metodología para realizar el EPINE de 2010.  Como es bien conocido, el estudio consiste en recoger, durante el período establecido, una serie de datos para cada paciente ingresado. Documentación del estudio. - Desde el año 2006, el protocolo y el resto de documentación del estudio (fichas, diapositivas, informes) se remite a los hospitales participantes por vía electrónica; también pueden obtenerse desde Internet en los webs: www.sempsph.com y www.vhebron.net/ac/preventiva/epine.htm Mode lo para la recogida de datos del paciente (ficha paciente) . - La parte superior de la ficha (página 10) se destina a los datos identificativos del paciente. Con objeto de preservar la confidencialidad de la información personal, esta parte debe separarse y quedar en poder del hospital, de manera que en la hoja de datos de cada paciente que se envia fuera del hospital, para realizar la grabación informática de datos, no conste ningún dato identificativo. Envío de la fichas recogidas al centro de grabación de datos. - Una vez realizada la recogida de datos y revisada la información, los hospitales deben remitir directamente el paquete o paquetes de fichas, por correo certificado, al centro de grabación de datos en Madrid, cuya dirección se señala más adelante (ver el punto 2.9 -págs. 8 y 9- y la pág. 82).
4 Exigencia de calidad. - Es muy importante que la información recogida posea unos elevados estándares de calidad. Por ello,  es necesario conocer a fondo los criterios o definiciones de infección, realizar una cuidadosa de recogida de datos, y revisar y validar los datos recogidos de manera que no se produzcan defectos ni distorsiones en la información anotada. Es especialmente relevante verificar los datos recogidos sobre infecciones, de manera que se eviten eventuales infradeclaraciones, o errores en las localizaciones y en los resultados microbiológicos. 1.3  El estudio EPINE El estudio EPINE tiene por objetivo ayudar a los hospitales a determinar la prevalencia de infecciones nosocomiales en su centro y, mediante la agregación de los datos recogidos, obtener la prevalencia según las Comunidades Autónomas y para el conjunto de España 2-10 . El EPINE es un instrumento de vigilancia que anualmente proporciona datos homogéneos y equiparables a nivel territorial. Con la presente metodología cada hospital pueda desarrollar la encuesta de prevalencia en su centro. El estudio se puede realizar en la mayoría de hospitales españoles. Exige una revisión de todos los pacientes ingresados en el centro. Para llevarlo a cabo no hacen falta técnicas ni recursos especiales, si bien debe disponerse de un laboratorio de microbiología o de un fácil acceso al mismo. Este protocolo es aplicable a enfermos hospitalizados en centros de agudos, de todas las edades y patologías. Para su realización se debe contar con la colaboración de los responsables de los servicios asistenciales y del laboratorio de microbiología, así como de la autorización de los responsables de la Institución. El estudio permite que los hospitales dispongan de sus propios datos y resultados, y por lo tanto puedan conocer su prevalencia de infecciones. Con su participación voluntaria en EPINE los hospitales realizan el estudio de prevalencia de su propio centro y obtienen los resultados correspondientes a su hospital, los de su Comunidad Autónoma y los globales de España. Se asegura de forma plena a todos los hospitales la confidencialidad de la información recogida; los resultados según CCAA y España, así como en las publicaciones, únicamente presentan datos agregados. Los objetivos del estudio son los siguientes: Objetivos sobre infecciones a) Determinar la prevalencia de las infecciones nosocomiales del hospital participante y, de forma agregada,  según Comunidades Autónomas y la global de España. b) Determinar la localización de las infecciones nosocomiales. c) Determinar la distribución de las infecciones en relación a las áreas asistenciales, servicios clínicos y tipos de centros. d) Estudiar diversos aspectos que se asocian a las infecciones: edad, sexo, estancia, factores de riesgo de tipo intrínseco y extrínseco; tipo y duración de la cirugía; práctica de cultivos; microorganismos aislados; utilización de antimicrobianos. e) Determinar la prevalencia de las infecciones comunitarias. f) Valorar la evolución temporal de todos los anteriores aspectos. Otros objetivos a) Mejorar progresivamente de forma consensuada entre los centros participantes la
5 metodología para el estudio de las infecciones nosocomiales. b) Promover las acciones de vigilancia, prevención y control de las infecciones nosocomiales en los hospitales de España. 1.4  Evolución de las infecciones nosocomiales en España según el EPINE 2-10 En la tabla siguiente se muestra, para el período 1990-2009, la evolución de: el número de hospitales participantes; el número de pacientes encuestados; y las prevalencias de infecciones nosocomiales adquiridas en el centro (IN), de pacientes con infección nosocomial adquirida en el centro (PI) , de infecciones nosocomiales existentes al ingreso (INI) y de pacientes con antimicrobianos (PA), en relación al total de pacientes incluidos. El resultado " Prevalencia de infecciones nosocomiales existentes al ingreso, INI " se introdujo por primera vez en los informes EPINE de 2009. Es una novedad sobre la que no existen referencias en la literatura médica española. Año hospitales pacientes IN % PI % INI % PA % 1990 123 38.489 9,87 8,45 - 33,79 1991 135 42.185 8,92 7,76 - 34,46 1992 163 44.343 8,50 7,28 - 34,92 1993 171 46.983 8,29 7,14 - 34,39 1994 186 49.689 8,24 7,24 - 34,64 1995 201 51.339 8,02 6,85 1,08 35,58 1996 206 51.961 8,41 7,30 1,07 36,11 1997 214 51.674 8,08 6,94 1,18 35,83 1998 224 53.661 7,96 6,70 1,05 36,61 1999 233 53.689 7,91 6,88 1,23 36,00 2000 243 55.323 8,09 6,90 1,16 36,76 2001 243 56.321 7,74 6,69 1,24 36,48 2002 246 54.882 7,77 6,68 1,29 37,09 2003 241 54.864 7,64 6,54 1,22 37,04 2004 258 58.672 7,63 6,50 1,30 38,69 2005 257 57.411 8,10 6,88 1,35 39,29 2006 253 57.989 7,90 6,78 1,44 39,48 2007 266 61.496 8,22 6,99 1,64 40,72 2008 276 62.468 8,18 6,99 1,58 40,23 2009 278 62.005 7,79 6,78 1,90 41,61
6 2.   DESARROLLO DEL ESTUDIO 2.1  Fechas de realización Un estudio de prevalencia de las infecciones nosocomiales debe realizarse de forma homogénea en cuanto al tiempo, es decir, debe aplicarse un protocolo común durante las mismas fechas en todos el centros. Si por ejemplo, un centro efectuase la recogida de datos a comienzos de mes, otro al mes siguiente y un tercero en otra fecha, no existirían condiciones equiparables en relación a las patologías ni al tipo de enfermos ingresados, que sufren modificaciones en relación a las estaciones anuales, por ello conviene hacerlo durante un periodo específico y limitado, establecido de común acuerdo. Lo ideal sería que todos los centros realizasen el estudio en un solo día, en una fecha concreta; pero esta situación sería difícil de conseguir aunque se dispusiera de mucho personal, pues la recogida de datos exige tiempo y no puede hacerse de forma rápida; así, por ejemplo, en los hospitales de más de 150 camas hacen falta varios días para completar la recogida, ahora bien, en los centros pequeños puede hacerse, efectivamente, en un solo día. Se ha previsto el desarrollo del EPINE-2010 , de forma semejante a los anteriores estudios, en un período máximo de dos semanas , durante las cuales los centros deben revisar todos los enfermos hospitalizados y recoger sus datos ("período de cumplimentación de las encuestas "). Podrán quedar pendientes de recoger ciertos datos, como los resultados de algunos cultivos de microbiología, solicitados antes o en el mismo día, los cuales hay que incorporar más tarde a las encuestas (" período de revisión de las encuestas "). En total se dispondrá de 4 semanas para realizar el estudio: 2 semanas para el trabajo propio de los enfermos (recogida de datos) y 2 más para completar, revisar y validar las encuestas. La fase de recogida de los datos (" periodo de cumplimentación de las encuestas ") tendrá lugar durante las siguientes dos semanas: del 10 al 22 de Mayo de 2010. 2.2  Equipo de trabajo En cada centro debe existir un equipo que se encargue de efectuar el estudio. Es importante que estas personas cuenten con experiencia clínica y epidemiológica sobre enfermedades infecciosas. Deben conocer las características del centro y es esencial que conozcan a fondo el presente protocolo; a este efecto es importante que los miembros del equipo realicen sesiones de estudio y discusión del mismo. En cada centro debe existir un responsable del estudio que organice, coordine, revise y valide su ejecución. Para evitar la heterogeneidad de criterios y prácticas es conveniente que el citado equipo no sea demasiado numeroso. En realidad, a partir de un mínimo, cuantas menos personas intervengan será mejor. Un criterio aceptable es el de una persona por cada 60-75 camas a estudiar. Antes de proceder a la recogida de datos es esencial que todos los componentes del equipo posean un buen conocimiento de los criterios o definiciones de infección . Esta base de conocimientos no se puede improvisar al pie de la cama del paciente, pues requiere un estudio previo. Para el buen dominio de las definiciones se recomienda la autopreparación de algoritmos de diagnóstico. La codificación de diversos datos (microbiología, antimicrobianos) puede realizarse a posteriori, una vez recogida la información clínica del
7 paciente. 2.3  Ejecución Los estudios de prevalencia pueden ejecutarse de diversas formas en cuanto a la búsqueda de las infecciones nosocomiales, cada una de las cuales posee distinta sensibilidad y especificidad para la detección de las infecciones. El método a emplear en el EPINE consiste en realizar una revisión completa de la historia clínica, seguido de una inspección general del paciente y, en lo posible, un comentario con el médico y la enfermera responsables del caso, que es muy recomendable . Mediante la revisión de la historia se obtienen los datos fundamentales del enfermo (información identificativa, factores de riesgo de carácter intrínseco, intervención quirúrgica, si hay o no infecciones, tipo de infección, tratamiento), con la inspección se pueden recoger los datos sobre factores de riesgo de carácter extrínseco (catéteres,...) y obtener una impresión general del paciente. A través del comentario con el médico y la enfermera se puede precisar, reconsiderar y evaluar la información. 2.4  Recorrido por el centro Los miembros del equipo de trabajo deben distribuirse la realización del estudio entre los diversos servicios y unidades del centro. Si bien el estudio de los enfermos de un área del hospital puede requerir más de un día, cada cama (en el sentido de localización física de un paciente) debe ser examinada una sola vez. Cuando se haya recogido la información de los enfermos de determinadas habitaciones, no se tienen que volver a revisar. Debe evitarse totalmente el reestudio de habitaciones o camas (con enfermos diferentes). Cada cama entrará una sola vez en la encuesta. Las camas no ocupadas en el momento de la encuesta no serán tenidas en cuenta, es decir no se volverá al día siguiente parar ver si ya hay o no un enfermo. Se hará un sólo recorrido ordenado por servicios o unidades, dejando de lado, las camas no ocupadas. Cabe aclarar, sin embargo, que si en el momento de pasar por un Servicio se encuentra una cama vacía porque en aquel momento el enfermo está siendo intervenido o explorado, debe volverse más adelante para su estudio. Los enfermos que se hallen ubicados en alguna área hospitalaria que no sea la propia del servicio médico responsable de los mismos, serán considerados como pertenecientes al área física donde se hallen y no al servicio médico responsable. Ello es debido a que, con carácter general, en la presentación de las infecciones nosocomiales las actuaciones de enfermería o del equipo asistencial en su conjunto y del entorno, son tanto o más importantes que las acciones puramente médicas. 2.5  Enfermos a incluir Se encuestará a todos los enfermos hospitalizados, sea cual sea el número de horas o días que lleven ingresados, la causa de ingreso o la especialidad del servicio . En este sentido, deben ser incluidos los enfermos afectos de lesiones medulares, así como todos aquellos que puedan tener una larga estancia. El informe de resultados del centro reflejará la totalidad de pacientes informados, sea cual sea su estancia y tipología. Los centros psiquiátricos, de geriatría y otros de larga estancia que eventualmente participen en el EPINE, no serán incluidos en el análisis global por Comunidad Autónoma y España.

Síguenos