Artículo sobre ...

Efectos secundarios

Tratamiento anti-VIH: Una vida más larga y saludable En la actualidad, no existe ninguna cura para el VIH, pero el tratamiento con fármacos antirretrovirales puede hacer que disfrutes ...

Enviado* el 01/01/2011 19:21
Efectos secundarios Español Primera edición 2010 www. aidsmap .com
Escrito por Michael Carter Primera edición en español: 2010 Adaptación de la primera edición inglesa: 2009 Agradecemos a gTt la traducción de este recurso. www.gtt-vih.org Contenido y diseño financiado por el Programa de Prevención del VIH Pan-London del NHS (Reino Unido) y el Departamento de Salud del Reino Unido. Traducción financiada por Merck, Sharp and Dohme (MSD). Este folleto puede consultarse en letra de tamaño grande usando el fichero pdf de nuestro sitio web: www.aidsmap.com . La información de este folleto refleja la práctica recomendada para el tratamiento y atención del VIH en Europa. Reconocimientos
Efectos secundarios En este folleto te ofrecemos información sobre los posibles efectos secundarios del tratamiento antirretroviral.  Todos los fármacos, incluidos los utilizados para tratar el VIH, pueden provocar efectos no deseados o imprevistos. Es posible que estés leyendo esto porque te preocupan dichos efectos secundarios, o ya los has experimentado. Te proporcionamos en este recurso información que puede resultarte útil para comprender, evitar y manejar estos efectos no deseados. Los efectos secundarios no son inevitables y, sólo porque se mencionen en este folleto, no significa que tú vayas a desarrollarlos. Incluso en los casos en que se manifiestan estos efectos secundarios, suelen ser leves, pasajeros o tratables. Después de leer este folleto, es posible que quieras debatir el tema de los efectos secundarios del tratamiento con tu médico del VIH o con otro miembro del equipo sanitario que te atiende.
Índice Tratamiento anti-VIH: Una vida más larga y saludable 1 Precauciones frente a los efectos secundarios 3 Reacciones alérgicas 5 Aparición de los efectos secundarios 7 ¿Quién sufre los efectos secundarios? 8 Ocuparse de los efectos secundarios 11 O Tu enfoque respecto a los efectos secundarios 11 O Informarse acerca de los efectos secundarios 13 O Hablar de los efectos secundarios 13 O Tu vida y los efectos secundarios 15 O Cambiar la experiencia de los efectos secundarios 17
Combinaciones de tratamiento anti-VIH y sus efectos secundarios 18 O ¿Inicias el tratamiento por primera vez? 18 O Iniciar el tratamiento con un inhibidor de la proteasa 24 O Otras opciones si comienzas tratamiento por primera vez 25 O Fármacos no recomendados en el tratamiento antirretroviral de primera línea 27 O Cambio de tratamiento debido a los efectos secundarios 28 O Tratamiento para las personas con mucha experiencia previa en fármacos anti-VIH 29 Efectos secundarios habituales 32 O Diarrea 33 O Sensación de náuseas o vómitos 34 O Dolor de cabeza 36 O Estado de ánimo y problemas del sueño 36 O Exantema cutáneo ( rash ) 37 O Problemas sexuales 37 O Cansancio 39
Efectos secundarios a más largo plazo 40 O Problemas renales 40 O Lipodistrofia 41 O Cambios metabólicos 43 O Problemas hepáticos 48 O Neuropatía periférica 49 Efectos secundarios raros 51 O Problemas óseos 51 O Acidosis láctica 52 O Pancreatitis 53 Resumen 55 Glosario 57
Tratamiento anti-VIH: Una vida más larga y saludable En la actualidad, no existe ninguna cura para el VIH, pero el tratamiento con fármacos antirretrovirales puede hacer que disfrutes de una vida mucho más larga y saludable. El nivel de enfermedades y muertes que afectaban a las personas con VIH se vio reducido drásticamente una vez se empezaron a utilizar combinaciones de tres fármacos antirretrovirales, a mediados de la década de 1990. Desde entonces, se han producido mejoras en el tratamiento y la atención del VIH. Los últimos estudios evidencian que el tratamiento antirretroviral supone que una persona con VIH puede disfrutar de una esperanza de vida más o menos normal. Dicho de una manera muy simple: ¡El tratamiento anti-VIH funciona! Para extraer el máximo beneficio de la terapia antirretroviral,  deberías iniciarla en el momento adecuado, y luego, tomar todas (o casi todas) las dosis de fármacos anti-VIH en el tiempo y la forma prescritos. Es más probable que el tratamiento antirretroviral funcione mejor si empiezas a tomarlo antes de que el VIH haya provocado un daño demasiado grande en tu sistema inmunitario. Hoy en día, se recomienda iniciar la terapia cuando el recuento de CD4 ronda 1 Tratamiento anti-VIH: Una vida más larga y saludable
las 350 células/mm3. Se ha comprobado que comenzar el tratamiento en ese momento disminuye el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el VIH, así como de algunas otras dolencias graves, como patologías del corazón, riñón o hígado. Una vez iniciado el tratamiento, es importante que tomes correctamente todas las dosis de los medicamentos antirretrovirales. De este modo, se reducen las posibilidades de que los fármacos dejen de funcionar porque el VIH se haya hecho resistente a ellos. Al igual que cualquiera de los otros fármacos, los que se emplean para tratar el VIH pueden provocar efectos colaterales no deseados, que en ocasiones son desagradables y hasta te pueden hacer sentir indispuesto. Se les conoce como efectos secundarios, aunque también pueden denominarse acontecimientos adversos o reacciones adversas. Probablemente, habrás oído hablar de algunos de los efectos secundarios que pueden causar los fármacos anti-VIH, e incluso es posible que estés algo asustado o preocupado por ellos. Aunque es importante aceptar que el tratamiento antirretroviral puede causar efectos secundarios, también es esencial subrayar que los beneficios de dicho tratamiento superan con creces el riesgo que suponen estos efectos no deseados. Asimismo, deberías saber que los fármacos antirretrovirales utilizados en la actualidad 2 Tratamiento anti-VIH: Una vida más larga y saludable
ocasionan muchos menos efectos secundarios que los provocados por los fármacos que se usaban habitualmente hace diez o incluso cinco años atrás. También conviene saber que la opción de fármacos disponibles es mucho mayor ahora y que, por lo general, existen alternativas si tu tratamiento te provoca efectos colaterales no deseados. Dicho de otro modo, no tienes que limitarte a "aguantar sin más" los efectos secundarios. En este folleto encontrarás información sobre los efectos secundarios y el modo de minimizar el riesgo de que se desarrollen, cómo manejarlos si se producen y qué hacer si surge un efecto secundario más grave. Precauciones frente a los efectos secundarios Para evitar que el VIH se reproduzca, es necesario tomar una combinación de fármacos antirretrovirales, cada uno de los cuales actúa sobre el virus de una manera ligeramente distinta. Estos fármacos tienen un efecto anti-VIH muy potente, pero también pueden producir efectos colaterales no deseados, o efectos secundarios. No sólo los fármacos anti-VIH provocan efectos secundarios, todos los fármacos (incluyendo las medicinas complementarias y alternativas, que abarcan los llamados remedios "naturales" 3 Precauciones frente a los efectos secundarios
y "herbales") pueden tener efectos secundarios no deseados. Todos los fármacos antirretrovirales utilizados actualmente han pasado por años de investigación, en los que se realizaron ensayos clínicos con cientos, o incluso miles, de personas con VIH. Estos ensayos permiten asegurarse de que los fármacos actúan contra el virus y que su uso resulta seguro. Para que se apruebe el empleo de un fármaco, hay que demostrar que los beneficios que ofrece compensan los efectos secundarios que pueda provocar. La mayoría de los efectos secundarios que se detectan en los ensayos clínicos suelen ser bastante leves -por ejemplo, diarrea, sensación de mareo o dolor de cabeza- y con frecuencia son pasajeros. Pero hasta unos efectos secundarios leves pueden afectar a tu calidad de vida, por lo que es importante conocer el riesgo de sufrirlos. En ocasiones, en los ensayos y la investigación clínica se identifican efectos más graves. Uno de ellos especialmente preocupante, incluso peligroso, puede ser el desarrollo de una reacción alérgica a un fármaco. No obstante, se trata de casos poco habituales. 4 Precauciones frente a los efectos secundarios
Reacciones alérgicas Los tres medicamentos antirretrovirales con mayor riesgo de provocar alergias son abacavir ( Ziagen , y también en las pastillas combinadas Kivexa y Trizivir ), nevirapina ( Viramune ) y etravirina ( Intelence ). Hipersensibilidad a abacavir Se calcula que cerca del 8% de los pacientes que inician el tratamiento con abacavir desarrollan una reacción alérgica a este fármaco (conocida habitualmente como reacción de hipersensibilidad a abacavir). Está vinculada a la presencia de un gen llamado HLA-B*5701. Así pues, antes de comenzar un tratamiento con abacavir, sería conveniente que te hicieras una prueba para ver si tienes este gen. Si la prueba del gen da positivo, no deberías tomar abacavir ni ninguno de los comprimidos combinados que lo contienen. Si el resultado es negativo, puedes iniciar el tratamiento con abacavir, pero deberías avisar de inmediato a tu médico si presentas síntomas como fiebre, erupción cutánea ( rash ), náuseas, vómitos o dolor abdominal, ya que, si bien el riesgo es bajo, sigue siendo posible que desarrolles una reacción alérgica. Si dejas de tomar abacavir por haber tenido una reacción alérgica, nunca debes volver a tomar este fármaco de nuevo, dado que puede resultar muy peligroso o incluso mortal. Toxicidad hepática relacionada con nevirapina Un número muy pequeño de pacientes que inician el tratamiento con nevirapina 5 Reacciones alérgicas
desarrollan problemas hepáticos graves. Esta reacción también parece estar relacionada con un gen en particular. Para reducir el riesgo de desarrollar una reacción alérgica a nevirapina, los hombres con recuentos de CD4 superiores a 400 células/mm3 no deberían empezar el tratamiento con este fármaco, ni tampoco las mujeres con un recuento de CD4 por encima de 250 células/mm3. Es posible que otros fármacos, incluidos los antirretrovirales, puedan provocar también reacciones alérgicas, aunque en raras ocasiones. Por ello, es importante que informes a tu médico, tan pronto como sea posible, si desarrollas un exantema ( rash ), te sube la fiebre o empiezas a sentir un malestar general poco después de iniciar la terapia con un fármaco nuevo. Hipersensibilidad a etravirina Se ha comprobado que un pequeño número de personas que toman el inhibidor de la transcriptasa inversa no análogo de nucleósido [ITINN] etravirina ( Intelence ) han desarrollado un exantema grave entre tres y seis semanas después de empezar a tomar el fármaco. En los casos más preocupantes, los pacientes muestran unas reacciones cutáneas graves, en las que se forman ampollas y se levanta la piel. Se trata de una reacción alérgica poco habitual, pero muy grave, que podría incluso resultar mortal. Cuando se produce un caso de hipersensibilidad como éste, es probable que el exantema cutáneo grave venga acompañado de otros síntomas, como fiebre, cansancio 6 Reacciones alérgicas
extremo, conjuntivitis, hinchazón facial, dolor muscular y/o articular o síntomas de problemas hepáticos, como amarilleo de los ojos, oscurecimiento de la orina, náuseas, vómitos o sensibilidad bajo las costillas. Si desarrollas estos síntomas, deberías acudir inmediatamente al médico. Etravirina también puede provocar un exantema leve durante las primeras semanas de tratamiento. Sería conveniente que te pusieras en contacto con tu clínica si se produce cualquier tipo de exantema para que te puedan hacer un seguimiento. Si se diagnostica una reacción de hipersensibilidad, el tratamiento con etravirina debe interrumpirse al instante, y no deberías tomarlo nunca más en el futuro. Aparición de los efectos secundarios Algunos efectos secundarios surgen poco después de iniciar el tratamiento con un fármaco, al adaptarse el organismo al nuevo antirretroviral.  Estos efectos secundarios suelen disminuir, se hacen más manejables o desaparecen completamente al cabo de unos días, semanas o meses. Con frecuencia, se denominan efectos secundarios a corto plazo. Es posible que otros efectos secundarios sólo se manifiesten tras varios meses -o incluso añosde   tratamiento con un fármaco. A éstos se les conoce como efectos secundarios a largo plazo. 7 Aparición de los efectos secundarios
A veces, los fármacos provocan efectos secundarios que no fueron identificados durante la investigación para su desarrollo y sólo se evidencian cuando el producto lo están tomando muchas personas durante un período de tiempo muy prolongado. Sería conveniente que informaras a tu médico de cualquier síntoma inusual que surja, para poder investigar la causa y puedas tomar las medidas más adecuadas. ¿Quién sufre los efectos secundarios? Todo el mundo puede verse afectado por los efectos secundarios de los fármacos anti-VIH. El tipo y la gravedad de éstos también pueden variar entre una persona y otra. Con todo, esto no quiere decir que sea inevitable que vayas a sufrirlos. De hecho, muchas personas que toman tratamiento antirretroviral no desarrollan ningún efecto secundario en absoluto. Otras personas comprueban que, si bien tienen efectos secundarios, éstos son leves y pueden soportarlos sin que les ocasionen grandes molestias o incomodidad. 8 ¿Quién sufre los efectos secundarios?
Algunos pacientes desarrollan inicialmente unos efectos secundarios que luego se van volviendo menos graves o desaparecen por completo. Asimismo, cabe destacar que, en el caso de un reducido número de personas, los efectos secundarios están ligados de forma permanente a un fármaco anti-VIH en concreto y afectan a su calidad de vida, llegando incluso a provocar enfermedades físicas o mentales. El riesgo de desarrollar algunos efectos secundarios puede depender de una serie de factores relacionados contigo mismo. Uno de estos factores es la etnia. Por ejemplo, se sabe que las personas originarias del norte de Europa son más propensas a presentar el gen relacionado con la alergia a abacavir. El sexo de la persona también puede afectar al riesgo de padecer algunos efectos secundarios. Como se señaló anteriormente, las mujeres no deberían iniciar el tratamiento con nevirapina si su recuento de CD4 está por encima de 250 células/mm3, mientras que los hombres no deberían comenzar a tomar este medicamento si su recuento de CD4 es superior a 400 células/mm3. Por otra parte, es posible que los cambios en la distribución de la grasa corporal (lipodistrofia) -un problema que desarrollaron algunos pacientes que tomaban fármacos anti- VIH más antiguos- sean más graves en mujeres que en hombres. 9 ¿Quién sufre los efectos secundarios?
Tus hábitos de vida, igualmente, pueden influir en el riesgo de padecer determinados efectos secundarios. Por ejemplo, algunos fármacos anti-VIH pueden provocar un aumento de los niveles de lípidos en sangre, y este problema podría empeorar si tu dieta suele incluir muchos alimentos grasos. Existe cierta preocupación porque el tratamiento con algunos fármacos anti-VIH pueda aumentar el riesgo de patología cardiovascular. Esto puede llegar a constituir un verdadero problema para los pacientes que reúnen otros factores de riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, como el ser fumadores. Otros fármacos antirretrovirales se han vinculado con problemas hepáticos, y éstos también pueden ser causados por el consumo elevado de alcohol o drogas recreativas. Además, la infección por los virus de la hepatitis B (VHB) ó C (VHC) puede suponer un mayor riesgo de desarrollar problemas de hígado si estás tomando determinados fármacos anti-VIH. Así, hay medidas (muchas de las cuales ofrecen, además, beneficios adicionales para la salud) que puedes adoptar para reducir el riesgo de desarrollar ciertos efectos secundarios. Entre ellas figuran seguir una dieta equilibrada con cantidades abundantes de frutas y hortalizas frescas y sin demasiadas grasas, hacer ejercicio

Síguenos