Artículo sobre ...

Dolor Abdominal o Cólico

Fecha de impresión : Jueves, 30 de Diciembre 2010 Dolor Abdominal o Cólico •¿Es normal tener dolor de estómago durante el embarazo?

Enviado* el 01/01/2011 21:26
Fecha de impresión :   Jueves, 30 de Diciembre 2010 Dolor Abdominal o Cólico                •¿Es normal tener dolor de estómago durante el embarazo?                •Causas del dolor abdominal normal durante el embarazo                •Otras Causas                •¿Cuándo debo de llamar al médico?                •¿Hay que tener algún cuidado especial al ingerir medicamentos contra el dolor abdominal durante el embarazo?            ¿Es normal tener dolor de estómago durante el embarazo?
           El dolor de estómago o abdominal, por sí solo, no suele indicar un problema grave. Llevar un bebé en el vientre pone mucha presión en los músculos, ligamentos y venas además de en los órganos internos de tu cuerpo, así que no es de extrañar que tengas algunas molestias, en especial en la zona del estómago.            Lo que no es normal es sentir cólico o dolor fuerte. No dudes en llamar a tu médico si sientes dolor fuerte, en especial si no desaparece o si también tienes retorcijones, sangrado vaginal, fiebre, escalofríos, mareos, desmayos o flujo vaginal.            Causas del dolor abdominal normal durante el embarazo            El dolor o malestar leve en el abdomen es normal durante las distintas etapas del embarazo y se debe a distintas causas. Por ejemplo:                Implantación. A comienzos del embarazo, cuando el embrión se está anidando en el útero, muchas mujeres sienten un dolor o cólicos bajos similares al dolor que se siente durante la menstruación y que dura uno o dos días.                Estiramiento de los ligamentos. Por lo general este dolor comienza en el segundo trimestre. Sucede cuando los ligamentos que sostienen el útero en la pelvis se estiran y engrosan para contener y sostener su tamaño cada vez mayor. (Los ligamentos son bandas resistentes de tejido). Es generalmente un dolor corto, fuerte y punzante o un dolor continuo y sordo que puedes sentir en uno o ambos lados del bajo vientre o en la parte inferior de la ingle.
                   Muchas mujeres suelen sentir este dolor con más fuerza cuando se levantan de la cama, de una silla o de la bañera, cuando tosen o cuando han tenido un día particularmente activo, si has estado caminando mucho o haciendo alguna otra actividad física. Normalmente se alivian al descansar o cambiar de posición. Sin embargo, si el dolor de estómago es intenso o va acompañado de otros síntomas puede indicar un problema más serio.                Trabajo de parto falso. A veces, después de la mitad del embarazo, puede que comiences a notar alguna contracción ocasional en el útero (endurecimiento ocasional del útero). Antes de la semana 37, estas contracciones, llamadas de Braxton-Hicks, deberían ser poco frecuentes, irregulares y principalmente sin dolor. Llama a tu médico si las contracciones están acompañadas de dolor en la parte inferior de la espalda, si sientes más de cuatro contracciones por hora (incluso si no son dolorosas), si se producen a intervalos regulares o si tienes algún otro síntoma de parto prematuro. Las contracciones del parto son regulares y se sienten en intervalos de 5 a 10 minutos.                    Cólicos.En las últimas semanas del embarazo, los cólicos pueden ser un signo de que el trabajo de parto está a punto de comenzar. Al inicio del trabajo de parto, sentirá cólicos fuertes que:                        Se sienten regularmente cada 5 a 10 minutos                        Se sienten como un dolor fuerte de espalda o como los retorcijones menstruales
               El dolor abdominal normal también puede ser provocado por:                Dolores por gas e hinchazón: Eres mucho más propensa a tener dolor por gases e hinchazón durante el embarazo debido a la presencia de hormonas que hacen más lenta la digestión y a la presión que ejerce el útero en crecimiento sobre el estómago e intestinos.                Casi todas las mujeres sufren de hinchazón y aumento de gas en la panza en algún momento del embarazo. El gas puede causar dolor o malestar abdominal.                    Causas del gas durante el embarazo: Durante el embarazo, las hormonas relajan los músculos del aparato digestivo, lo cual aminora el ritmo de la digestión y ocasiona la acumulación de gas. El gas causa hinchazón, eructos, ventosidad, malestar y dolor en la panza, en especial después de comer mucho.                    Ciertos alimentos empeoran la formación de gases, pero no afectan a todas las personas del mismo modo. Algunas personas producen naturalmente más gas que otras. A algunos forman gases con ciertas comidas que a otros no les molesta.
                   En general algunos almidones (pastas y papas), algunos alimentos ricos en fibra (como salvado de avena y frijoles) y alimentos que contienen ciertos azúcares (como el repollo y coliflor) les causan gas a muchas personas. Las mujeres que tienen dificultades para digerir productos lácteos posiblemente sientan hinchazón y gas si comen esos alimentos durante el embarazo.                    Gas: ¿Qué puedes hacer?: Las siguientes sugerencias te ayudarán a evitar el exceso de gas:                        Controla la cantidad de aire que tragas . Come varias comidas pequeñas durante el día en lugar de comer pocas comidas abundantes. No comas apurada. Tómate tu tiempo, mastica bien los alimentos y no hables mientras comes. Evita tomar bebidas de una botella o con un popote. Toma menos bebidas gaseosas o refrescos. No te tomes la bebida de un trago. Evita la goma de mascar o chupar caramelos duros.                        Identifica los alimentos que te causan malestar . Lleva un diario de lo que comes para ver qué alimentos te causan problemas. Reduce esos alimentos de ser posible siempre y cuando comas una dieta sana. Limita el consumo de alimentos grasosos y fritos que pueden empeorar la hinchazón.
                       Pregunta antes de tomar remedios sin receta . Habla con tu médico antes de tomar esos remedios porque algunos pueden ser peligrosos durante el embarazo.                Cuándo hablar con tu médico:                Si no sientes mejoría con el cambio de dieta y hábitos, habla con tu médico de inmediato si:                    El gas se siente como contracciones de parto (van y vienen regularmente, cada 5 a 10 minutos).                    El dolor de gas está acompañado de sangre en la materia fecal, diarrea aguda o más náuseas y vómitos.                Estreñimiento El estreñimiento es otra causa común de molestias abdominales durante el embarazo debido a ciertas hormonas que hacen más lento el paso de la comida a través del sistema digestivo y a que el útero en crecimiento ejerce presión sobre el recto.
               Acidez estomacal (agruras)            Otras Causas            Existen otros problemas que pueden provocar dolor abdominal, estés o no embarazada. Algunas de las causas más frecuentes de dolor abdominal que tu médico tendrá en cuenta son: virus estomacal, intoxicación por alimentos, apendicitis, cálculos en el riñón, hepatitis, piedras en la vesícula, pancreatitis y obstrucción intestinal.            La presión que ejerce el útero en crecimiento sobre los tejidos intestinales puede provocar una obstrucción intestinal. Es más probable que ocurra en el tercer trimestre.            Dolor abdominal: ¿Qué puedo hacer?            Cuando sientas dolor abdominal, siéntate, eleva las piernas y relájate. Los síntomas se aliviarán pronto si descansas cómodamente. Otras sugerencias:                Evita cambiar rápidamente de posición, en especial cuando gires bruscamente de la cintura.                Cuando sientas dolor, dóblate hacia el dolor para aliviarlo.
               Para aliviar los dolores producidos por el gas, camina, has algunas tareas domésticas livianas o cambia de posición.            ¿Cuándo debo de llamar al médico?            Dolor agudo. Si bien es normal sentir cierto dolor o malestar, los dolores o cólicos abdominales fuertes pueden indicar un problema grave. Este tipo de dolor puede ser producido por varias enfermedades aunque no esté embarazada. El dolor agudo puede ser un signo de un virus estomacal, intoxicación con alimentos, apendicitis, infección de las vías urinarias, infección de los riñones, cálculos en los riñones, enfermedad de la vesícula o complicaciones del embarazo como la preeclampsia.            Embarazo ectópico. Durante los tres primeros meses del embarazo, el dolor abdominal puede ser un signo de embarazo ectópico. Ello significa que el óvulo fertilizado se implanta fuera del útero. Esta grave afección exige atención médica inmediata. Llama de inmediato a tu médico si notas sangrado vaginal leve e irregular una semana o más después de la fecha en que esperabas haber tenido la menstruación.            Después del sangrado normalmente se siente un dolor en la parte inferior del abdomen y hacia un costado. Si se trata de un embarazo ectópico, el dolor empeorará y se sentirá dolor de hombro, desmayos o mareos, náuseas o vómitos.            Parto prematuro. Si se sienten cólicos abdominales antes de la semana 37 del embarazo, puede ser un signo de parto prematuro. Llama a tu médico o acude al hospital de inmediato si sientes dolor abdominal con estos síntomas:
               Contracciones (el abdomen se endurece como un puño) cada 10 minutos o con más frecuencia                Presión en la pelvis; la sensación de que el bebé empuja hacia abajo                Retortijones como si estuvieras menstruando                Cólicos abdominales con o sin diarrea            Otros signos del parto prematuro:                Cambio en el flujo vaginal (pérdida de líquido o sangrado de la vagina)                Dolor sordo en la parte inferior de la espalda
           Trabajo de parto falso. El dolor abdominal que se siente durante el segundo y tercer trimestre puede ser ocasionado por las contracciones Braxton-Hicks. Éstas suelen aumentar en las semanas previas a la fecha de parto. Probablemente tengas trabajo de parto falso si las contracciones:                Cesan cuando caminas                Son irregulares                No duelen más ni suceden con mayor frecuencia al pasar el tiempo            Trabajo de parto. Llama a tu médico cuando:                Tienes contracciones cada 5 a 10 minutos.                Se rompe la bolsa de agua o fuente, especialmente si el líquido es de color marrón verdoso oscuro.                Tienes sangrado vaginal.
               Ya no puedes caminar ni hablar durante las contracciones.            ¿Hay que tener algún cuidado especial al ingerir medicamentos contra el dolor abdominal durante el embarazo?            Antes de tomar cualquier medicamento durante la gestación es importante consultarlo con tu médico. Los anti inflamatorios no se aconsejan antes de la semana 34-35 ya que pueden dar efectos secundarios fetales, aunque su uso de forma puntual bajo consejo médico puede recomendarse en algunos casos. Infogen

Síguenos