Artículo sobre ...

Ciprofloxacina 200 mg / 10 ml

Fórmula Cada ampolla contiene Ciprofloxacina (Ciprofloxacino DCI-OMS) 200 mg. Excipientes: Ácido láctico; Ácido clorhídrico; Agua destilada estéril y apirógena.

Enviado* el 31/12/2010 18:08
Fórmula Cada ampolla contiene Ciprofloxacina (Ciprofloxacino DCI-OMS) 200 mg. Excipientes: Ácido láctico; Ácido clorhídrico; Agua destilada estéril y apirógena. Acción terapéutica Ciriax 200 Solución para infusión intravenosa 200 mg / 10 ml es un medicamento antibacteriano, bactericida. Acción farmacológica La Ciprofloxacina es una fluoroquinolona sintética de amplio espectro. La acción bactericida de la Ciprofloxacina proviene de la interferencia con la enzima ADN girasa, necesaria para la síntesis de ADN bacteriano. Espectro antibacteriano: La Ciprofloxacina se mostró activa contra la mayoría de las cepas de los siguientes microorganismos,  tanto in vitro como en infecciones clínicas. Bacterias aeróbicas gram-positivas: Enterococcus faecalis (muchas cepas sólo son moderadamente sensibles), Staphylococcus aureus (sensibles a la meticilina), Staphylococcus epidermidis (sensibles a la meticilina), Staphylococcus saprophyticus, Streptococcus pneumoniae (sensibles a la penicilina), Streptococcus pyogenes. Bacterias aeróbicas gram-negativas: Citrobacter diversus, Citrobacter freundii, Enterobacter cloacae, Escherichia coli, Haemophilus influenzae, Haemophilus parainfluenzae, Klebsiella pneumoniae, Moraxella catarrhalis, Morganella morganii, Proteus mirabilis, Proteus vulgaris, Providencia rettgeri, Providencia stuartii, Pseudomonas aeruginosa, Serratia marcescens. La Ciprofloxacina se mostró activa contra el Bacillus anthracis tanto in vitro como con el uso de niveles séricos como marcador subrogado. La Ciprofloxacina se mostró activa in vitro , con concentraciones inhibitorias mínimas de 1?g / ml o menos contra la mayoría (? 90%) de las cepas de los siguientes microorganismos,  aunque no se ha comprobado fehacientemente la significación clínica de estos datos. Bacterias aeróbicas gram-positivas: Staphylococcus haemolyticus, Staphylococcus hominis, Streptococcus pneumoniae (resistente a penicilina). Bacterias aeróbicas gram-negativas: Acinetobacter iwoffi, Aeromonas hydrophila, Campylobacter jejuni, Edwardsiella tarda, Enterobacter aerogenes, Klebsiella oxytoca, Legionella pneumophila, Neisseria gonorrhoeae, Pasteurella multocida, Salmonella enteritidis, Salmonella typhi, Shigella boydii, Shigella dysenteriae, Shigella flexneri, Shigella sonnei, Vibrio cholerae, Vibrio parahaemolyticus, Vibrio vulnificus, Yersinia enterocolitica. La mayoría de las cepas de Burkholderia cepacia y algunas cepas de Stenotrophomonas maltophilia son resistentes a la Ciprofloxacina como lo son la mayoría de las bacterias anaeróbicas, incluyendo Bacteroides fragilis y Clostridium difficile. La Ciprofloxacina no presenta resistencia cruzada con otros agentes antimicrobianos, tales como los beta-lactámicos o los aminoglucósidos;  por lo tanto, los microorganismos resistentes a estas drogas pueden ser sensibles a la Ciprofloxacina. Los estudios in vitro han mostrado que frecuentemente se presenta una actividad aditiva cuando la Ciprofloxacina se combina con otros agentes antimicrobianos,  tales como los beta-lactámicos,  los aminoglucósidos,  la clindamicina o el metronidazol.  Se ha informado sinergia, en particular con la combinación de Ciprofloxacina y los beta-lactámicos; sólo en raras ocasiones se observó antagonismo. Farmacocinética: La farmacocinética de Ciprofloxacina es lineal dentro del rango de dosis de 200 a 400 mg administrados de manera intravenosa. Una infusión intravenosa de 400 mg de Ciprofloxacina administrada en 60 minutos cada 12 horas produce un área bajo la curva de concentración plasmática-tiempo (AUC) equivalente a la producida por una dosis de 500 mg administrados oralmente cada 12 horas. Una infusión intravenosa de 400 mg de Ciprofloxacina administrada en 60 minutos cada 8 horas produce un AUC en estado de equilibrio equivalente a la producida por una dosis de 750 mg administrados oralmente cada 12 horas. Una infusión intravenosa de 200 mg de ciprofloxacina administrada cada 12 horas produce un AUC equivalente a la producida por una dosis de 250 mg administrados oralmente cada 12 horas. Luego de la administración intravenosa, la Ciprofloxacina difunde ampliamente en el organismo y se halla presente en saliva, secreciones nasales y bronquiales, esputo, líquido de vesículas cutáneas, líquido peritoneal, bilis, secreciones prostáticas, pulmones, piel, tejido adiposo, músculo, cartílago y hueso. La droga pasa al líquido cefalorraquídeo,  pero las concentraciones generalmente son menores al 10% de las plasmáticas máximas. Se han detectado concentraciones todavía menores en los humores vítreo y acuoso del ojo. La unión a las proteínas plasmáticas es de 20 a 40% y no es de suficiente magnitud como para causar interacciones de unión proteica con otras drogas. Luego de la administración I.V., se han identificado tres metabolitos en la orina, que representan aproximadamente el 10% de la dosis intravenosa. 9102 La vida media plasmática de eliminación en pacientes con función renal normal es aproximadamente 5 a 6 horas. Luego de la administración I.V. aproximadamente 50 a 70% de la dosis administrada se elimina sin cambios en la orina, siendo la excreción urinaria virtualmente completa después de 24 horas. Un 15% de la dosis I.V. se elimina por heces dentro de los 5 días posteriores a la administración. La eliminación renal es por filtración y por secreción tubular activa. Aunque la concentración biliar es superior a la plasmática, sólo una pequeña proporción de la dosis administrada (<1%) se recupera en la bilis como droga sin modificar. Indicaciones Ciriax 200 Solución para infusión intravenosa 200 mg / 10 ml está indicado en el tratamiento de las siguientes infecciones causadas por cepas bacterianas sensibles, cuando la administración intravenosa ofrece ventajas sobre la vía oral. Adultos: Infecciones del tracto urinario: Causadas por Escherichia coli (incluyendo casos con bacteriemia secundaria), Klebsiella pneumoniae, Enterobacter cloacae, Serratia marcescens, Proteus mirabilis, Providencia rettgeri, Morganella morganii, Citrobacter diversus, Citrobacter freundii, Pseudomonas aeruginosa, Staphylococcus epidermidis (sensible a meticilina), Staphylococcus saprophyticus o Enterococcus faecalis. Infecciones del tracto respiratorio inferior: Causadas por Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Enterobacter cloacae, Proteus mirabilis, Pseudomonas aeruginosa, Haemophilus influenzae, Haemophilus parainfluenzae o Streptococcus pneumoniae (sensible a penicilina). También Moraxella catarrhalis en las exacerbaciones agudas de la bronquitis crónica. Nota: Aunque Ciprofloxacina ha demostrado ser efectiva en ensayos clínicos, no es droga de primera elección en el tratamiento de neumonía secundaria a Streptococcus pneumoniae presunta o confirmada. Neumonía hospitalaria: Causada por Haemophilus influenzae o Klebsiella pneumoniae. Infecciones de la piel y faneras: Causadas por Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Enterobacter cloacae, Proteus mirabilis, Proteus vulgaris, Providencia stuartii, Morganella morganii, Citrobacter freundii, Pseudomonas aeruginosa, Staphylococcus aureus (sensible a meticilina), Staphylococcus epidermidis (sensible a meticilina) o Streptococcus pyogenes. Infecciones de los huesos y las articulaciones: Causadas por Enterobacter cloacae, Serratia marcescens o Pseudomonas aeruginosa. Infecciones intra abdominales complicadas (usado en asociación con metronidazol): Causadas por Escherichia coli, Pseudomonas aeruginosa, Proteus mirabilis, Klebsiella pneumoniae o Bacteroides fragilis. Sinusitis aguda: Causada por Haemophilus influenzae, Streptococcus pneumoniae (sensible a penicilina) o Moraxella catarrhalis. Prostatitis bacteriana crónica: Causadas por Escherichia coli o Proteus mirabilis. Tratamiento empírico de pacientes neutropénicos febriles: En combinación con piperacilina sódica. Niños (de 1 a 17 años de edad): Infecciones del tracto urinario complicadas y pielonefritis:  Causada por Escherichia coli. Nota: Aunque Ciprofloxacina ha demostrado ser efectiva en ensayos clínicos, no es droga de primera elección en la población pediátrica debido a un incremento de eventos adversos en comparación con los controles, incluyendo eventos relacionados con las articulaciones y tejidos circundantes. Adultos y Niños (de 1 a 17 años de edad): Ántrax inhalado (post-exposición): Para reducir la incidencia o progresión de la enfermedad luego de la exposición a Bacillus anthracis aerosolizado. Si se sospecha que organismos anaeróbicos contribuyen a la infección, deberá administrarse una terapia apropiada. Deberán hacerse cultivos y tests de susceptibilidad apropiados antes del tratamiento para aislar e identificar los organismos causantes de la infección y determinar su susceptibilidad a la Ciprofloxacina. El tratamiento con Ciprofloxacina puede iniciarse antes de conocer los resultados de estos tests, pero una vez que los resultados estén disponibles deberá continuarse con un tratamiento adecuado. Como con otras drogas, algunas cepas de Pseudomonas aeruginosa pueden desarrollar resistencia rápidamente durante el tratamiento con Ciprofloxacina. Deberán desarrollarse cultivos y tests de susceptibilidad periódicamente durante la terapia con Ciprofloxacina, los cuales proveerán información no sólo sobre el efecto terapéutico del agente antimicrobiano sino sobre la posibilidad de aparición de resistencia bacteriana. Posología y forma de administración Ciriax 200 Solución para infusión intravenosa 200 mg / 10 ml debe administrarse diluido en infusión intravenosa durante 60 minutos. La posología en cada paciente particular dependerá de la gravedad, tipo de infección y sensibilidad del organismo causal. La duración del tratamiento depende de la severidad de la infección. La duración usual es de 7 a 14 días, pero pueden ser necesarios tratamientos más prolongados para infecciones severas y complicadas. A manera de orientación se recomiendan las siguientes dosis y duraciones del tratamiento: Adultos: Infecciones urinarias: Leves a moderadas: 200 mg cada 12 horas durante 7 a 14 días. Severas o complicadas: 400 mg cada 12 horas durante 7 a 14 días. Infecciones respiratorias bajas: Leves a moderadas: 400 mg cada 12 horas durante 7 a 14 días. Severas o complicadas: 400 mg cada 8 horas durante 7 a 14 días. Neumonía nosocomial: Leve moderada o severa: 400 mg cada 8 horas durante 10 a 14 días. Infecciones de la piel y faneras: Leves a moderadas: 400 mg cada 12 horas durante 7 a 14 días. Severas o complicadas: 400 mg cada 8 horas durante 7 a 14 días. Infecciones de los huesos y las articulaciones: Leves a moderadas: 400 mg cada 12 horas durante 4 a 6 semanas. Severas o complicadas: 400 mg cada 8 horas durante 4 a 6 semanas. Infección intra abdominal: Complicada: 400 mg cada 12 horas durante 7 a 14 días (en asociación con metronidazol para proveer cobertura adecuada contra gérmenes anaerobios). Ver la información para prescribir completa de metronidazol.  El tratamiento secuencial [parenteral a oral: Ciprofloxacina 400 mg IV cada 12 horas (+ metronidazol IV) ? Ciprofloxacina comprimidos o suspensión 500 mg cada 12 horas (+ metronidazol por vía oral) deberá ser instituido según criterio médico. Sinusitis aguda: Leve a moderada: 400 mg cada 12 horas durante 10 días. Prostatitis bacteriana crónica: Leve a moderada: 400 mg cada 12 horas durante 28 días. Tratamiento empírico de pacientes neutropénicos febriles: Cuadros severos: En combinación con piperacilina sódica. Ciprofloxacina 400 mg cada 8 horas (+ piperacilina 50 mg / kg - sin exceder los 24 gr / día - cada 4 horas), durante 7 a 14 días. Ántrax Inhalado (post exposición): 400 mg cada 12 horas durante 60 días. Ciriax 200 Solución para infusión intravenosa 200 mg / 10 ml debe administrarse diluido a razón de una ampolla de 10 ml en 100 ml de solución de dextrosa al 5% o de solución de cloruro de sodio al 0.9% para obtener una concentración final de 1 a 2 mg / ml. La solución resultante se administrará durante un período de 60 minutos, cada 12 horas. La determinación de la dosis para cada paciente en particular debe considerar la severidad y naturaleza de la infección, la susceptibilidad del microorganismo causal, la integridad de los mecanismos de defensa y el estado de las funciones hepática y renal. La duración del tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad y del curso clínico y bacteriológico. Como regla general, debe continuarse por lo menos hasta dos días después de la desaparición de la fiebre y de los síntomas o de obtener la erradicación de los gérmenes. La duración usual es de 7 a 14 días, sin embargo las infecciones severas o complicadas pueden requerir tratamiento más prolongado. Las infecciones de los huesos y las articulaciones pueden requerir tratamientos de 4 a 6 semanas o más. La prostatitis bacteriana crónica debe ser tratada durante 28 días. En todas las infecciones causadas por estreptococos beta hemolíticos se recomienda un tratamiento durante por lo menos 10 días con el objeto de prevenir la ocurrencia de fiebre reumática o glomerulonefritis aguda. En los casos de Ántrax inhalado el tratamiento deberá extenderse por lo menos 60 días. Del tratamiento parenteral se puede pasar a la vía oral cuando el estado general del paciente así lo permita, a criterio del médico. Ciriax 200 Solución para infusión intravenosa 200 mg / 10 ml es sensible a la luz por lo que debe ser retirado de su caja solamente para su utilización. Expuesto a la luz del día, su completa actividad farmacológica está asegurada sólo durante 3 días. Conversión de tratamiento I.V. a oral en adultos: Los pacientes que hayan iniciado una terapia con Ciprofloxacina I.V. pueden ser cambiados a Ciprofloxacina oral cuando el médico lo considere, según la siguiente equivalencia:  Dosis de Ciprofloxacina I.V. Dosis de Ciprofloxacina oral  200 mg cada 12 horas 250 mg cada 12 horas  400 mg cada 12 horas 500 mg cada 12 horas  400 mg cada 8 horas 750 mg cada 12 horas Insuficiencia Renal: La siguiente tabla presenta las dosis sugeridas para usar en pacientes con alteración de la función renal. Dosis iniciales y de mantenimiento recomendadas en pacientes con alteración de la función renal  Clearance de Creatinina (ml/min) Dosis  > 30 Dosis usual  5 - 29 200 - 400 mg cada 18-24 horas Cuando sólo se conoce la concentración de creatinina sérica, se puede utilizar la siguiente  fórmula para calcular el clearance de creatinina: Varones: Clearance de creatinina (ml / min)= Peso (kg) x (140 - edad) 72 x creatinina sérica (mg/dl) Mujeres: 0,85 multiplicado por el valor calculado para los varones. En los pacientes con alteración de las funciones renal o hepática, la medición de las concentraciones séricas de Ciprofloxacina brindará una guía adicional para ajustar la dosis. Niños: Ciprofloxacina 200 mg / 10 ml Vía intravenosa Solución para infusión Ciriax 200 Infección Infección complicada del tract o urinario o pielonefritis (niños de 1 a 17 años de edad)† Antrax inhalado (post exposición)** 6 a 10 mg/kg (máximo 400 mg por dosis; no exceder ni siquiera en pacientes con peso mayor a 51 kg) 10 mg/kg (máximo 400 mg por dosis) 15 mg/kg (máximo 500 mg por dosis) 10 mg/kg a 20 mg/kg (máximo 750 mg por dosis; no exceder ni siquiera en pacientes con peso mayor a 51 kg) Cada 8 horas Cada 12 horas Cada 12 horas Cada 12 horas 10 a 21 días* 60 días Intravenosa Oral Intravenosa Oral Frecuencia Vía de administración Duración total Dosis (mg/kg)
* La duración promedio de tratamiento en ensayos clínicos fue de 11 días (rango de 10 a 21 días). No existe información sobre los ajustes de dosis necesarios para los pacientes pediátricos con insuficiencia renal moderada o severa (clearance de creatinina <50 ml / min / 1,73m2). ** La administración debe comenzarse tan pronto como se sospeche o confirme la exposición a las esporas de Bacillus anthracis. † La dosis y vía de administración inicial (I.V. u oral) deberá ser determinada de acuerdo a la severidad de la infección. Forma de administración Diluir cada ampolla de 200 mg / 10 ml en 100 ml de solución de dextrosa al 5% o de solución de cloruro de sodio al 0,9%. La solución resultante se deberá administrar durante un período de 60 MINUTOS. La infusión en una vena grande minimizará las molestias para el paciente y reducirá el riesgo de irritación venosa. Usar sólo si la solución es transparente.  No debe emplearse en conexiones en serie. La solución es compatible además con las siguientes soluciones para fleboclisis: Ringer, Ringer lactato, glucosa al 10%, fructosa al 10%, glucosa al 5% con cloruro de sodio al 0,225% o al 0,45%. NO DEBE MEZCLARSE CON OTROS MEDICAMENTOS O SOLUCIONES Si la administración de Ciriax 200 Solución para infusión intravenosa 200 mg / 10 ml se debe realizar en forma concomitante con otra droga, cada droga se administrará por separado de acuerdo con la dosis y la vía de administración recomendada para cada una de ellas. La técnica para abrir las ampollas OPC es la siguiente: 1. Tomar la ampolla para abrirla, como se hace habitualmente con las ampollas con cinta de color. 2. Colocar la ampolla de modo que el punto de referencia quede de frente al operador. 3. Hacer el movimiento de apertura hacia adelante, alejándose del cuerpo del operador, como es habitual al abrir las ampollas con cinta de color. Contraindicacion es Hipersensibilidad a la Ciprofloxacina o a otras quinolonas. Está contraindicada la administración concomitante con tizanidina. Aún no han sido establecidas la seguridad y eficacia de la Ciprofloxacina en mujeres embarazadas y en periodo de lactancia; por lo tanto su utilización está contraindicada en embarazo y lactancia. Precauciones y advertencias En pacientes que recibían quinolonas, entre ellas Ciprofloxacina, levofloxacina, ofloxacina y moxifloxacina, se han detectado casos de rupturas de tendón a nivel del hombro, de la mano y especialmente del Tendón de Aquiles u otros que requirieron cirugía o trajeron aparejado como resultado una incapacidad prolongada. Los informes de Farmacovigilancia post-marketing indican que este riesgo se incrementa en pacientes que reciben o hayan recibido tratamiento con corticosteroides, especialmente en los mayores de 65 años. Debe discontinuarse la administración del producto si el paciente presenta síntomas sugestivos de tendinitis (dolor, inflamación) o ruptura de tendón. Los pacientes deben descansar y abstenerse de hacer ejercicios hasta haberse descartado el diagnóstico de tendinitis o de ruptura de tendón. La ruptura puede ocurrir desde las 48 hs. de iniciado el tratamiento con cualquiera de las drogas referidas, hasta luego de haber finalizado el mismo. Ciprofloxacina debe administrarse con precaución en ancianos y en pacientes con alteraciones neurológicas previas, por ejemplo: Antecedentes de convulsiones o epilepsia (que no reciben el tratamiento anticonvulsivante adecuado), ictus, etc. Es posible la aparición de reacciones adversas en pacientes que reciben la administración simultánea de Ciprofloxacina y teofilina (ver Interacciones medicamentosas). Se han informado reacciones de hipersensibilidad (erupción cutánea [rash], fiebre, eosinofilia, ictericia, anafilaxia) en pacientes bajo tratamiento con quinolonas. Estas reacciones requieren la interrupción inmediata de la administración de Ciprofloxacina ante la primera aparición de erupción cutánea o cualquier otro signo de hipersensibilidad y tratamiento médico de urgencia. Se han informado casos de colitis pseudomembranosa con casi todos los agentes antibacterianos,  inclusive la Ciprofloxacina, y su grado puede variar desde leve hasta severo y poner en peligro la vida. En consecuencia,  es importante considerar este diagnóstico en pacientes que concurren con diarrea concomitante o posterior a la administración de agentes antibacterianos. Los pacientes deberán estar bien hidratados para prevenir la formación de orina muy concentrada; también se deberá evitar la alcalinidad de la orina. Se ha informado fototoxicidad moderada a severa en pacientes bajo tratamiento con quinolonas. Se deberá evitar la exposición directa a la luz solar y a los rayos ultravioletas. Como ocurre con toda droga potente, se recomienda la evaluación periódica de la función renal, hepática y hematopoyética, durante el tratamiento prolongado. La Ciprofloxacina puede (excepcionalmente) causar mareos y aturdimiento; por lo tanto, se recomienda administrarla con precaución a los pacientes que conduzcan vehículos u operen maquinarias peligrosas, y no ingerir alcohol durante el tratamiento. Los pacientes con deficiencia de glucosa 6 fosfato dehidrogenasa son propensos a sufrir reacciones hemolíticas durante el tratamiento con Ciprofloxacina. Con la Ciprofloxacina y otras quinolonas se ha informado la rotura del tendón de Aquiles o de otros tendones. El tratamiento debe interrumpirse en pacientes que presentan inflamación, dolor o rotura de tendones. Como ocurre con cualquier agente antimicrobiano de amplio espectro, el uso prolongado de Ciprofloxacina puede producir un desarrollo excesivo de organismos no sensibles. Se han reportado raramente casos de polineuropatía sensorial o sensoriomotora resultantes en parestesias, hipoestesias, disestesias o debilidad en pacientes que recibían quinolonas, incluido Ciprofloxacina. Se deberá discontinuar la Ciprofloxacina en pacientes que experimenten signos de neuropatía (dolor, quemazón, hormigueos, adormecimiento o debilidad). Insuficiencia renal: Es necesario modificar el régimen posológico en los pacientes con alteración de la función renal (ver Posología y forma de administración). Embarazo: No se dispone de estudios suficientes y bien controlados en mujeres embarazadas, por lo tanto su uso está contraindicado. Sólo se debería usar Ciprofloxacina durante el embarazo, si el beneficio potencial para la madre justifica el riesgo potencial para la madre y el feto. Lactancia: La Ciprofloxacina se elimina en la leche materna. Debido a su potencial para producir reacciones adversas serias en los lactantes, el médico deberá decidir sobre la conveniencia de interrumpir la lactancia antes de iniciar el tratamiento con Ciprofloxacina o de iniciar otro tratamiento alternativo, teniendo en cuenta la importancia de la droga para la madre. Uso geriátrico: No es necesario el ajuste de dosis en pacientes mayores de 65 años con función renal normal. Los pacientes mayores de 65 años presentan mayor riesgo de sufrir ruptura tendinosa bajo tratamiento con fluoroquinolonas;  especialmente si reciben concomitantemente tratamiento con corticoides. Uso pediátrico: La Ciprofloxacina debería ser usada en pacientes pediátricos (menores de 18 años) sólo para las infecciones contempladas en el apartado Indicaciones. Se ha observado un aumento de la incidencia de eventos adversos comparado con los controles, incluyendo eventos relacionados con las articulaciones o tejidos circundantes. En estudios preclínicos, se han observado casos de artropatía en animales de corta edad. Interacciones medicamentosas La Ciprofloxacina es un inhibidor del citocromo CYP1A2. Como ocurre con otras quinolonas, la administración concomitante de Ciprofloxacina y drogas metabolizadas principalmente por el citocromo CYP1A2 (teofilina y metilxantinas) puede aumentar las concentraciones plasmáticas de estas últimas y prolongar su vida media de eliminación, pudiendo incrementar el riesgo de reacciones adversas relacionadas con la teofilina o las metilxantinas. Si no se puede evitar la administración concomitante de dichas drogas, se deberán monitorear los niveles plasmáticos de las  mismas y ajustar la dosis de manera adecuada. Asimismo, se ha demostrado que algunas quinolonas, entre las que se encuentra la Ciprofloxacina, interfieren el metabolismo de la cafeína, pudiendo reducir el clearance de la cafeína y prolongar su vida media plasmática. Antiácidos a base de magnesio, aluminio o calcio, sucralfato, cationes di o trivalentes pueden disminuir significativamente la absorción de la Ciprofloxacina (ver Posología y Forma de administración). Se ha informado alteración de las concentraciones plasmáticas de fenitoína en pacientes en tratamiento concomitante con Ciprofloxacina. La administración concomitante de Ciprofloxacina con la sulfonilurea gliburida ha resultado, en raras ocasiones en hipoglucemia severa. Algunas quinolonas, entre las que se encuentra la Ciprofloxacina, se han asociado con elevaciones transitorias de la creatinina sérica en pacientes que recibieron ciclosporina en forma concomitante. Se ha informado que las quinolonas potencian los efectos anticoagulantes de la warfarina o sus derivados. Cuando estos productos se administran en forma concomitante, se deberá efectuar un estricto monitoreo del tiempo de protrombina u otros análisis de coagulación adecuados. El probenecid interfiere en la secreción tubular renal de la Ciprofloxacina y produce un incremento del nivel de Ciprofloxacina en suero. Esto se deberá considerar en caso de que los pacientes estén recibiendo ambas drogas en forma concomitante. Se observaron convulsiones en animales tratados con fenbufen que recibían al mismo tiempo otras quinolonas. Ciprofloxacina puede aumentar la concentración plasmática de methotrexate,  con el consiguiente aumento de riesgo de toxicidad de este último; por lo que se deberá monitorear estrechamente a los pacientes que reciban methotrexate y ciprofloxacina concomitantemente. Reacciones adversas Las reacciones informadas (sin considerar la relación real con la droga), entre los pacientes tratados con Ciprofloxacina fueron: Aparato digestivo: Dolor abdominal, anorexia, náuseas, vómitos, diarrea, meteorismo. Muy raramente se observaron casos de pancreatitis aguda y colitis pseudomembranosa. En niños se han reportado casos de diarrea, vómitos y náuseas. Piel y faneras: Rash, prurito, erupción eritematosa maculopapular. Raramente: Fotosensibilización, púrpura vascular, pe

Síguenos

X