Artículo sobre ...

Artículos científicos

04. FRACTURA CADERA.indd ... artículos científicos artículos científicos 18 eNFeRMERÍA INTEGRAL/ septiembre ...

Enviado* el 01/01/2011 21:39
artículos científicos artículos científicos eNFeRMERÍA INTEGRAL/ septiembre 2005 17 Fractura de cadera. Un problema que previsiblemente aumentará en los próximos años AUTORES Campos, F. DUE. Consorcio Hospital General. Valencia. Sala de Traumatología D-3-2. Girbes, I. DUE. Consorcio Hospital General. Valencia. Sala de Traumatología D-3-2. Canto, M. DUE. Consorcio Hospital General. Valencia. Sala de Traumatología D-3-2. González, E. DUE. Consorcio Hospital General. Valencia. Sala de Traumatología D-3-2. LAS FRACTURAS DE CADERA CONSTITUYEN EN LA ACTUALIDAD UN PROBLEMA IMPORTANTE A TENER EN CUENTA , DEBIDO AL EN - VEJECIMIENTO DE LA POBLACIÓN . SEGÚN EL ESTUDIO DESCRIPTIVO DE CORTE , REALIZADO POR EL EQUIPO DE ENFERMERÍA DE TRAUMATOLOGÍA DEL CHGV, DU - RANTE EL PERÍODO 2000-2003, SE OBSERVA UN AUMENTO PROGRESIVO DE LA TASA DE INCIDENCIA DE FRACTURAS DE CA - DERA , TANTO EN HOMBRES COMO EN MUJERES , SIENDO LAS MÁS AFECTADAS LAS MUJERES MAYORES DE 79 AÑOS . EN CUANTO AL REGISTRO DE VALORACIÓN DE ENFERMERÍA , HEMOS PODIDO COMPROBAR , QUE NOS PERMITE REALIZAR UN PLAN DE CUIDADOS INDIVIDUALIZADOS , UNIFICANDO CRITERIOS , PUDIENDO CON ELLO PREVENIR COMPLICACIONES , ADECUANDO LAS ACTUACIONES DE ENFERMERÍA A CADA PACIENTE , SEGÚN LAS CARACTERÍSTICAS DEL MISMO . PALABRAS CLAVE: Fractura de cadera. Dependencia. Osteoporosis. Caídas. Demencia senil. Cuida- dos de enfermería. INTRODUCCIÓN La fractura de cadera , constituye una afección de rasgos epidémicos, que afecta en especial a mujeres seniles de raza blanca, las causas principales son la osteoporosis y las caídas (1). Nueve de cada diez fracturas de cade- ra se producen en personas mayores de 60 años, el riesgo de fractura aumenta con la disminución de la densidad ósea, también se ha comprobado que los indi- viduos obesos sufren este tipo de fractu- ras con menos frecuencia que los delga- dos, quizá porque las partes blandas actúan     como un mecanismo de amortiguación     ante una caída. (2) El aumento de la esperanza de vida y la mayor actividad de las personas ma- yores, también contribuye al aumento de pacientes con esta patología, de impor-
artículos científicos artículos científicos 18 eNFeRMERÍA INTEGRAL/ septiembre 2005 tante repercusión, debido al coste social (disminución de la autoestima, aislamien- to social, alteración del bienestar), y al coste económico generado por las nece- sidades a sistenciales. La mortalidad global asociada a la frac- tura de cadera es del 30%, uno de cada cinco afectados fallece durante los primeros    seis meses tras la fractura. (3) La calidad de la atención médica peri operatoria es uno de los principales fac- tores relacionados con la morbi-morta- lidad. TIPOS PRINCIPALES DE FRACTURAS Diferencias regionales: DIBUJO 1. Fracturas intracapsulares Fracturas intracapsulares, se localizan en la cabeza y el cuello del fémur. Existe el riesgo de que se interrumpa el riego sanguíneo vital para la cabeza del fémur, lo que se traduce en necrosis avascular. Se produce la muerte del tejido óseo, con el consiguiente dolor y limitación de la movilidad. Por esta razón el tratamiento de elección suele ser la sustitución de la cabeza y el cuello del fémur, (Artroplas- tia). IMAGEN 1 y 2 IMAGEN 1 y 2. Extracapsulares , Extracapsulares , Localizadas en las re- giones inter y subtrocantereas de la ca- dera, conservan un riego sufi ciente y se pueden reparar. Antes de la intervención para la reducción abierta y la fi jación in- terna, el foco de fractura se puede inmo- vilizar temporalmente mediante, tracción cutánea. IMAGEN 3. OBJETIVOS 1. Conocer la magnitud del problema en nuestro ámbito, analizando los datos de los pacientes ingresados en el CHGV, mayores de 60 años, con el diagnostico de fractura de cadera. GDR 211. 2. Conocer las necesidades asistencia- les, de los pacientes atendidos en la Uni- dad de Traumatología del CHGV utilizan- do la metodología de valoración por pa- trones funcionales de Gordon. Este estudio surgió de la necesidad percibida por parte de enfermería, de identifi car todos los problemas que po- tencialmente se puedan producir durante el ingreso en la Unidad de Traumatología, con el fi n de reducirlos o eliminarlos. MÉTODOS Tipo de diseño: 1. Estudio descriptivo de corte. 2. Análisis cuantitativo de la valoración de enfermería en Traumatología. Población estudio: 1. Ingresados por fractura de cade- ra mayores de 60 años, en el Consor- Dibujo 1. Tipos de fracturas. Diferencias re- gionales. Imagen 1. Fractura intertrocanterea, o pertro- canterea i nestable. Imagen 2. Fractura intracapsular. Subcapital o subtrocanterea.
artículos científicos artículos científicos eNFeRMERÍA INTEGRAL/ septiembre 2005 19 cio Hospital General de Valencia desde: el 1 de Enero de 2000, al 31 de Diciem- bre de 2003. 2. Ingresados por fractura de cadera mayores de 60 años desde 1 Octubre de 2004 al 31 Marzo de 2005, en la Unidad de Traumatología. Variables estudiadas: 1. Edad, género. 2. La hoja de valoración ha sido elabo- rada por el equipo de enfermería utilizan- do una metodología de consenso, después de trabajar los documentos de la búsqueda   bibliográfi ca. Es una guía de uso prac- tico, clara concisa, fácil de cumplimentar, con preguntas cerradas sobre problemas reales, según la patología mas frecuente en el Servicio de Traumatología. ANEXO 1 (hoja de valoración). Análisis estadístico: 1. Se han estandarizado tasas por edad y genero. Se ha realizado el ajuste de tasas por el método directo siendo la población de referencia la suma de hombres     y mujeres de cada grupo de edad. 2. Se han valorado las necesidades asistenciales, por "patrones funcionales de Marjory Gordon". RESULTADOS La incidencia de la fractura de cade- ra en mujeres es superior a los hombres y aumenta la diferencia al aumentar la edad (Gráfi cos 1 y 2). La estandarización de tasas permite eliminar el efecto de la edad como variable de confusión. La tasa de incidencia global para hombres     y mujeres (Gráfi co 3): AÑO 2000: Hombres 0,28. Mujeres 0,54 AÑO 2001: Hombres 0,30. Mujeres 0,56 AÑO 2002: Hombres 0,31. Mujeres 0,57 AÑO 2003: Hombres 0,38. Mujeres 0,58 El intervalo de edad mas frecuente es el de mayores de 79 años, en ambos ca- sos hombres y mujeres. La diferencia de las tasas de incidencia global entre hombres y mujeres se man- tiene constante en los tres primeros años estudiados y se reduce en el año 2003. 2. La hoja de valoración se cumpli- menta en las primeras 24 horas poste- riores al ingreso. El número de pacientes ingresados con el diagnostico de fractura de cadera, su- pone en el periodo estudiado, el 21,3% del total, el nivel de cumplimentación del registro fue del 89%. Imagen 3. Fractura intertrocanterea sin despla- zamiento, o estable. GRÁFICO 1 Tasas de incidencia por cada 10.000 habitantes en la población femenina a estudio GRÁFICO 2 Tasas de incidencia por cada 10.000 habitantes en la población masculina a estudio GRÁFICO 3 Tasas de incidencia ajustada por cada 10.000 habitantes en personas mayores de 60 años
artículos científicos artículos científicos 20 eNFeRMERÍA INTEGRAL/ septiembre 2005 BIBLIOGRAFÍA 1. Fernández M, Moragón R, Moratalla E, Ríos A, Sánchez D. Fractura de cadera en mujeres mayores de 65 años. Enferm. Univer. Albacete. Sep 1996. 2. Munuera L. Fracturas de la extremidad proximal del fémur.     En: Introducción a la Traumatología y Cir. Ortopédica.      Madrid. Mc Graw_Hill. 1996. Pág. 297-307. 3. Pages E, Cuxart A, Iborra J, Olona M, Bermejo B. Frac- turas de cadera en el anciano determinante de mortali- dad y capacidad de marcha. Med. Clínica. Mayo 1998. El patrón funcional mas alterado en los pacientes con fractura de cadera en el CHGV, es el de actividad ejercicio en un porcentaje del 95% de los casos de pacientes i ngresados. El dato más registrado es el de Nivel de riesgo de UPP, según la escala de Nor- ton modifi cada, con un nivel de cumplimentación          del 98%. CONCLUSIONES 1. En nuestro estudio, se observa un aumento progresivo de las tasas de inci- dencia, tanto en hombres como en mu- jeres, la población de mujeres mayores de 79 años es la más afectada. Es necesario continuar estudiando la evolución de la incidencia, para confi rmar que la reducción global de la diferencia observada entre hombres y mujeres en el año 2003 se mantiene. 2. Hay que realizar una valoración de enfermería cuidadosa, para planifi car ade- cuadamente los cuidados de enfermería de estos pacientes. La necesidad de higiene/aseo, es la que mostró mayores datos de depen- dencia. La mayor parte de los profesionales de Enfermería de la Unidad de Traumatología,     cumplimentan el registro de valoración     de enfermería al ingreso ción de enfermería al ingreso en los pa- cientes con Fractura de Cadera. Resaltaríamos, que facilita la comunicación         entre el equipo, unifi ca criterios de registro y sirve de protección legal en casos específi cos. La hoja de valoración es una herra- mienta muy útil, porque permite realizar un plan de cuidados individualizado para cada paciente. Anticipando posibles com- plicaciones. Algunas de las consecuencias que su- fren estos pacientes, con respecto a la capacidad funcional, y calidad de vida en general, son: Dependencia para las actividades básicas      de la vida diaria: Auto atención: bañarse, vestirse, ir al baño… Movilidad: caminar, subir escaleras Dependencia para las actividades ins- trumentales de la vida diaria: Ir a la compra, poner la lavadora, gui- sar, limpiar la casa, etc. Dependencia para las actividades avanzadas de la vida diaria: Acudir a reuniones sociales, viajar, afi - ciones, etc. La fractura de cadera constituye un importante problema sanitario, afecta a la calidad de vida de la persona que la pa- dece, la mortalidad asociada a este pro- ceso es muy elevada. Deberíamos ser capaces de anticipar, predecir y graduar los riesgos. La educación       sanitaria es uno de los elemen- tos clave. Divulgar a la población las medidas de prevención de caídas: 1. Aumentar la actividad física, ade- cuada a la edad. 2. Practicar dietas completas y equi- libradas. 3. Prevención osteoporosis (revisiones médicas, consumo lácteos). 4. Tratamiento efi caz de los problemas sensoriales: visuales y auditivos. 5. Diagnóstico precoz y tratamiento del deterioro cognitivo. 6. Eliminar barreras arquitectónicas, dentro y fuera del domicilio. La prevención en las consultas de enfermería         de la atención primaria, median- te la valoración para detectar los grupos de riesgo, y evitar las consecuencias de las fracturas. AGRADECIMIENTOS Amparo Muñoz Izquierdo, por su contribución          en el asesoramiento metodo- lógico.

Síguenos