Artículo sobre ...

ALIMENTACIÓN DE CALCIO EN GALLINAS PONEDORAS

Incubadora Mexicana, S.A. De C.V. 7 Norte No. 416 Col. Centro. Tehuacán Puebla México C.P. 75700 Tel. +52 (238) 380 38 44, +52 (238) 380 38 46 Fax +52 (238) 380 38 45 Page 1 www ...

Enviado* el 31/12/2010 18:05
Incubadora Mexicana, S.A. De C.V. 7 Norte No. 416 Col. Centro. Tehuacán Puebla México C.P. 75700 Tel. +52 (238) 380 38 44, +52 (238) 380 38 46 Fax +52 (238) 380 38 45 Page 1 www.incumex.com. mx Email: imsa@grupoidisa. com ALIMENTACIÓN DE CALCIO EN GALLINAS PONEDORAS Marcelo Hidalgo La constante evolución en la selección de las aves de postura ha generado una enorme presión fisiológica en el metabolismo mineral. Con el alto número de huevos y el cada vez más largo periodo de tiempo que las aves permanecen en postura se hace cada vez mas importante mantener la integridad ósea. Desde el momento en que el ave comienza la postura se inicia un progresivo cuadro de osteoporosis causado por la acción de las hormonas relacionadas con la reproducción. A través de una correcta alimentación de calcio y fósforo podemos minimizar los efectos de este fenómeno fisiológico y así mejorar la producción y bienestar del lote. Una correcta nutrición de las aves se dificulta debido a las variables económicas involucradas en la suplementación de los minerales. Es importante tener una manera comprensiva para evaluar los resultados de nuestro programa de nutrición. No sólo debemos tomar en cuenta la producción de huevos sino que también otras variables como; calidad de cáscara, mortalidad, edad del lote y calidad estructural de los huesos. Periodo de crianza La prevención de problemas óseos se inicia desde el periodo de la crianza mediante la formación de un marco óseo adecuado. En la práctica, un consumo adecuado de alimento es el factor más importante para lograr este objetivo, especialmente durante las primeras ocho semanas de vida. En general se recomienda que la formulación de las dietas para aves en crecimiento se haga con un mayor margen de seguridad para asegurarnos de sacar provecho al potencial genético de crecimiento del ave. En la actualidad existen una serie de productos en el mercado que potencialmente podrían ayudarnos a lograr el desarrollo del sistema óseo. Existe información que sugiere que fuentes análogas a la vitamina D 3 relativamente más potentes ayudan a formar un marco óseo de mayor densidad. Los mismos beneficios han sido sugeridos para mediante el uso de fuentes minerales orgánicas. En cada caso en particular, estos productos deberán ser evaluados para determinar si presentan utilidad para el sistema productivo en marcha. En áreas geográficas con temperaturas ambientales altas es importante que ayudemos al lote a consumir suficiente alimento para que alcancen las metas de peso durante la crianza. Si un lote no esta alcanzando los pesos esperados debemos evaluar con el mayor detalle posible el consumo de alimento. Con los datos de consumo y la especificación de la dieta podremos evaluar si las aves están consumiendo el nivel de nutrientes adecuados por día para sostener el crecimiento esperado. En casos donde el consumo sea menor del esperado es recomendable aumentar la densidad de la dieta. Es importante que el aumento en la densidad sea equilibrado para los distintos nutrientes. Las aves regulan su consumo de alimento sobre la base de las calorías que necesitan por día, por lo que cualquier cambio en la densidad energética de la dieta debe ir acompañado de cambios en los demás nutrientes.
Incubadora Mexicana, S.A. De C.V. 7 Norte No. 416 Col. Centro. Tehuacán Puebla México C.P. 75700 Tel. +52 (238) 380 38 44, +52 (238) 380 38 46 Fax +52 (238) 380 38 45 Page 2 www.incumex.com. mx Email: imsa@grupoidisa. com Si las condiciones climáticas son extremas, es posible modificar los programas de luz y de alimentación para aumentar el consumo. En general, un aumento en la longitud del día dará mayor oportunidad para que las aves alcancen el consumo de alimento esperado. Incluir una alimentación nocturna también es posible, agregando un periodo de luz (1 hora) durante la parte más helada de la noche. Una de las ventajas de  este programa es que puede ser iniciado o terminado en cualquier momento de la crianza sin problemas. Se debe evitar la alimentación de las aves durante el periodo de más calor del día ya que los procesos de digestión, absorción y metabolización de los nutrientes generan calor y pueden aumentar el estrés por calor. En general se recomienda que durante los periodos de estrés por calor las dietas tengan niveles de proteína cruda más bajos, ya que la metabolización de la proteína libera bastante calor y podría acentuar problemas de estrés por calor. Una baja en la proteína cruda debe ser evaluada con cuidado para asegurarnos que las aves estén consumiendo los niveles mínimos de aminoácidos esenciales necesarios para el crecimiento. Mediante el uso de amino ácidos sintéticos disponibles en el mercado (metionina, lisina, treonina) es posible reducir la proteína cruda en la dieta sin que la dieta sea deficiente. Periodo de transición El periodo de transición de las aves de pollas a adultas es un periodo complicado desde el punto de vista de nutrición mineral. En un grupo de aves vamos a tener subpoblaciones de aves entrando en producción a distinto tiempo. Esto hace muy difícil formular una dieta que entregue los niveles adecuados de calcio y fósforo para todas las aves. Las aves que estén muy retrasadas van a consumir niveles altos de calcio por mucho tiempo aumentando las posibilidades de desarrollo de urolitiasis (gota). Por otro lado, las aves precoces van a estar consumiendo una dieta deficiente en calcio con el riesgo de una descalcificación precoz. Es en esta etapa, una buena uniformidad del lote nos va ayudar a reducir las variaciones individuales lo más posible. Para ajustar lo mejor posible los distintos requerimientos de las aves es común el uso de una dieta de prepostura con niveles intermedios de calcio (2.0- 2.5%). Este nivel intermedio de calcio ayudará a las aves más precoces a prevenir una desmineralización temprana de su marco óseo. Cuando las aves son alimentadas con las dietas de prepostura es común que se presente una baja en el consumo de alimento por un tiempo hasta que el ave se adapte a los nuevos niveles de calcio. Esta baja en consumo debe ser considerada cuando se evalúa el peso del lote a esa edad. La dieta de prepostura puede ser suministrada 2 semanas antes que se comience el uso de la dieta de postura (que, a su vez, debe ser suministrada 1 semana antes de la estimulación). En lotes que presenten mucha desuniformidad es conveniente que el 50% del calcio sea incluído como partícula gruesa. La
Incubadora Mexicana, S.A. De C.V. 7 Norte No. 416 Col. Centro. Tehuacán Puebla México C.P. 75700 Tel. +52 (238) 380 38 44, +52 (238) 380 38 46 Fax +52 (238) 380 38 45 Page 3 www.incumex.com. mx Email: imsa@grupoidisa. com presencia del calcio como partícula gruesa va a permitir una mejor selección del consumo de calcio. En principio, las gallinas Bovans son relativamente resistentes al desarrollo de urolitiasis y un período de 2 semanas consumiendo dietas de prepostura no debiera ser problema para ellas. En situaciones donde las aves no estén en una galera con control de luz será importante mantenerse al tanto del inicio de la producción. Durante los meses de verano es posible que las aves entren en postura antes de lo que tenemos programado, en este caso es importante que comencemos a tiempo con la dieta de postura. Una de las razones que hace tan crítica la correcta alimentación de los macro minerales durante la fase de transición es el echo que la mayor perdida de hueso cortical sucede en el comienzo de la postura de las aves. Si las aves mas precoces son mantenidas en una ración de prepostura podrían desarrollar una osteoporosis que afectará su producción y salud durante el resto de la fase productiva. Periodo de postura Desde el momento de la estimulación lumínica,  una serie de cambios hormonales van a determinar cambios en el metabolismo mineral y de la composición ósea. Una de las hormonas que juega un rol crucial en estos cambios es el estrógeno. Esta hormona junto con iniciar la ovoposición va a privilegiar la formación de hueso medular por sobre el cortical, esto se traduce en una pérdida progresiva de hueso que da el soporte físico al ave. El alimento de postura esta diseñado para minimizar los efectos de la desmineralización ósea. Este alimento debe ser entregado una semana antes de que las aves sean estimuladas y a lo menos un 50% del calcio debe ser presentado como partícula gruesa (9 x 12, malla americana) . Como regla, se recomienda que antes del primer huevo el lote ya este consumiendo alimento de pico. Es importante conocer la biodisponibilidad de calcio en las distintas fuentes que estemos utilizando. En general, se considera que un 90% del calcio en las fuentes minerales de calcio es utilizable por el ave. Con respecto al fósforo, es importante considerar que también es un nutriente necesario para la mantención de la integridad del sistema óseo. Cumplir los requerimientos de fósforo en la ración es relativamente caro comparado con el resto de los nutrientes. Debido a esto, existe una presión económica fuerte para reducir su inclusión en la dieta. Como resultado es común ver problemas de mineralización ósea debido a deficiencias de calcio. El uso de ingredientes animales como fuente de fósforo tiene ventajas y desventajas que deben ser evaluadas al momento de formular las dietas. Por ejemplo, la harina de carne es una buena alternativa económica para suministrar fósforo, pero debemos considerar las variaciones que este ingrediente tiene en su composición y niveles de fósforo cuando formulamos. Idealmente tendremos un sistema en marcha que nos permitan conocer como esta cambiando la composición del ingrediente durante el tiempo. Aunque no nos sea posible tener información de la partida que estamos utilizando antes de formular, es importante tener la información histórica de fluctuación del producto para explicarnos situaciones que ocurren en el campo. Si conocemos la variabilidad del producto, podremos ajustar el margen de seguridad con el que formulamos. Otra ventaja de tomar muestras y analizarlas es que por lo general el proveedor va a
Incubadora Mexicana, S.A. De C.V. 7 Norte No. 416 Col. Centro. Tehuacán Puebla México C.P. 75700 Tel. +52 (238) 380 38 44, +52 (238) 380 38 46 Fax +52 (238) 380 38 45 Page 4 www.incumex.com. mx Email: imsa@grupoidisa. com enviar un producto de mejor calidad si sabe que estamos pendientes. Una buena idea es fijar una cantidad mínima de fosfato mineral en la formulación de las raciones, de esta forma no vamos a estar tan expuestos a las fluctuaciones en los niveles de fósforo que provenga de la harina de carne. El uso de fitasas es bastante común en la actualidad en la producción de huevos. Existe distintas opiniones con respecto al valor de fósforo y calcio que se le debe asignar en la formulación. Si tenemos un problema generalizado de integridad ósea este es uno de los puntos que debemos evaluar. La transición de las dietas es otra de las decisiones que debemos analizar con cuidado. Cada fase tiene que estar diseñada para entregar los niveles de calcio y fósforo suficientes para sostener la formación de la cáscara y la integridad ósea. Lo más importante en las distintas fases es que nos aseguremos que las aves están consumiendo los gramos de calcio y fósforo por día que necesitan. Se deben tomar en cuenta una serie de factores al decidir como se van a ir cambiando las dietas (fases) en un lote de aves. Es importante que avancemos de fases, no sólo tomando en cuenta la producción sino que también la edad de las aves, calidad de cáscara, etc. Muchas veces lotes que presentan una buena persistencia no son cambiados de fase por miedo a que la producción caiga. Lo que ocurre en este caso es que la dieta pico no contienen los niveles mínimos de calcio para minimizar el avance de un cuadro de osteoporosis y como resultado las aves pasarán por un período de descalcificación hasta que sean pasadas a la siguiente fase. Tratamiento de un problema de calcio Si tenemos que tratar un lote debido a un problema de desmineralización, fatiga de jaula, problemas de cáscara, etc, probablemente el lote va a presentar problemas por el resto de su vida productiva. Una suplementación  regular de la dieta (una vez al mes) será necesaria para diminuir la mortalidad del lote. Si el mismo problema se repite en sucesivos lotes tendremos que revisar los niveles de calcio, fósforo y vitamina D 3 usados en las distintas fases. Normalmente la suplementación (prevención o tratamiento) consiste en enriquecer la dieta durante 1 semana con 15 kilos extra de una fuente de calcio, 5 kilos extra de fósforo mineral por tonelada de alimento y vitamina D 3 en el agua por 2-3 días. También es posible suplementar extra vitamina D 3 en el alimento. En el caso en que nos encontremos lote tras lote con una situación de descalcificación a cierta edad es recomendable hacer tratamientos preventivos. También tendremos que evaluar nuestros niveles usados ya que es muy probable que las aves no estén consumiendo suficientes minerales. Conclusión Problemas relacionados con la integridad del esqueleto es tal vez el principal problema con el que nos encontramos la producción de huevos. La alta producción de huevos de las líneas comerciales modernas hace crítico que les entreguemos los niveles de minerales suficientes en la dieta. Buena producción de
Incubadora Mexicana, S.A. De C.V. 7 Norte No. 416 Col. Centro. Tehuacán Puebla México C.P. 75700 Tel. +52 (238) 380 38 44, +52 (238) 380 38 46 Fax +52 (238) 380 38 45 Page 5 www.incumex.com. mx Email: imsa@grupoidisa. com huevos no es necesariamente sinónimo de un sistema óseo sano. Por esto, debemos tomar todas las variables posibles (calidad de cáscara, mortalidad, etc) para evaluar nuestros programa de nutrición mineral.

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

X