Artículo sobre ...

ACCUPRIL QUINAPRIL

ACCUPRIL QUINAPRIL Comprimidos recubiertos Venta bajo receta Industria Alemana FÓRMULA ACCUPRIL 10 mg: Cada comprimido recubierto contiene: clorhidrato de quinapril 10,832 mg ...

Enviado* el 01/01/2011 01:28
ACCUPRIL QUINAPRIL Comprimidos recubiertos Venta bajo receta         Industria Alemana FÓRMULA ACCUPRIL 10 mg: Cada comprimido recubierto contiene: clorhidrato de quinapril 10,832 mg. Exc.: carbonato de magnesio pesado 93,168 mg; lactosa 76,000 mg; gelatina 10,000 mg; povidona 4,000 mg; estearato de magnesio 2,000 mg; Opadry Y-9020-G 6,000 mg; cera candelilla 0,100 mg. ACCUPRIL 20 mg: Cada comprimido recubierto contiene: clorhidrato de quinapril 21,664 mg. Exc.: carbonato de magnesio pesado 125,000 mg; lactosa 33,336 mg; gelatina 10,000 mg; povidona 8,000 mg; estearato de magnesio 2,000 mg; Opadry Y-9020-G 6,000 mg; cera candelilla 0,100 mg. ACCIÓN TERAPÉUTICA Antihipertensivo. Inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina. INDICACIONES Accupril está indicado para el tratamiento de la hipertensión. Accupril es eficaz en pacientes con hipertensión como monoterapia o en forma concomitante con diuréticos tiazídicos y betabloqueantes. Accupril es eficaz para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca congestiva si se lo administra concomitantemente con un diurético y/o con un glucósido cardíaco. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS Descripción El clorhidrato de quinarpil es la sal de quinapril, el etiléster de un inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA), quinaprilato. Farmacocinética y Metabolismo: Después de la administración oral se observa un pico de concentración a la hora. El nivel de absorción es de 60% basado en la recuperación del quinapril y de sus metabolitos en orina. El 38% del quinapril administrado oralmente está sistemáticamente disponible como quinaprilato. El quinapril tiene una vida media plasmática aparente de 1 hora. La concentración plasmática máxima del quinaprilato se produce aproximadamente dos horas después de la dosis oral del quinapril. El quinaprilato es eliminado primariamente por excreción renal y tiene una vida media de aproximadamente tres horas. Tanto el quinapril, como el quinaprilato circulan en el plasma unidos a proteínas en aproximadamente un 97%. En pacientes con insuficiencia renal, el tiempo de eliminación media del quinaprilato aumenta mientras decrece el clearance de creatinina. Estudios farmacocinéticos en pacientes con insuficiencia renal en estadío terminal con hemodiálisis crónica o con diálisis peritoneal continua ambulatoria, indican que la diálisis tiene un mínimo efecto en la eliminación del quinapril y del quinaprilato. Hay una correlación lineal entre el clearance de quinaprilato plasmático. La eliminación del quinaprilato está también reducida en pacientes ancianos (? de 65 años) y se correlaciona bien con el nivel de la función renal (ver POSOLOGÍA Y ADMINISTRACIÓN). Las concentraciones de quinaprilato están reducidas en pacientes con cirrosis alcohólica debido a la imposibilidad de desesterificar el quinapril. Los estudios hechos en ratas indican que ni el quinapril ni el quinaprilato atraviesan la barrera hematoencefálica. La administración de 10 a 40 mg de quinapril a pacientes con leve a severa hipertensión da como resultado una reducción tanto de la presión del paciente sentado como parado, con un mínimo efecto sobre la frecuencia cardíaca.
La actividad antihipertensiva comienza dentro de la hora y con un efecto pico que se mantiene por dos a cuatro horas después de la dosis. El mantenimiento del máximo efecto de la disminución de la presión requiere dos semanas de tratamiento en algunos pacientes. A las dosis recomendadas, los efectos antihipertensivos se mantienen durante 24 horas en el intervalo de dosis y durante la terapia continua. Pruebas hemodinámicas en pacientes con hipertensión han indicado que la reducción de la presión sanguínea producida por el quinapril es acompañada por una reducción en la resistencia periférica y en la resistencia vascular renal sin cambios o con pequeños cambios en la frecuencia cardíaca, en el índice cardíaco, en el flujo sanguíneo renal, en la filtración glomerular promedio o filtración fraccionada. La terapia concomitante con diuréticos tiazídicos y/o la adición de beta bloqueantes aumenta el efecto antihipertensivo del quinapril en comparación al logrado con el agente solo. El efecto terapéutico parece ser el mismo tanto en pacientes ancianos (? 65 años) como en pacientes jóvenes recibiendo las mismas dosis diarias, sin incremento de los efectos adversos en pacientes ancianos. El quinapril administrado a pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva reduce la resistencia vascular periférica, presión arterial, presión diastólica y sistólica, presión capilar pulmonar y aumenta el gasto cardíaco. En 149 pacientes después de ser sometidos a un bypass coronario fueron tratados con quinapril de 40 mg y se comprobó que redujeron la incidencia de isquemias postquirúrgicas comparados con un grupo placebo durante un año de seguimiento. En pacientes con insuficiencia coronaria documentada pero sin hipertensión manifiesta o insuficiencia cardíaca, el quinapril mejora la función endotelial anormal medida en arterias coronarias y braquiales. El quinapril aumenta la función endotelial por mecanismos que llevan al aumento de la disponibilidad de óxido nítrico. La disfunción endotelial es considerada un mecanismo fisiopatológico subyacente en la enfermedad coronaria. La significación clínica de la mejora en la función endotelial no ha sido establecida. POSOLOGÍA Y ADMINISTRACIÓN Hipertensión : Monoterapia: La dosis inicial de quinapril recomendada para pacientes que no están recibiendo diuréticos es de 10 ó 20 mg una vez por día. De acuerdo con la respuesta clínica, la dosis puede titularse (duplicando la dosis) hasta una dosis de mantenimiento de 20 ó 40 mg/día administrados habitualmente en forma de dosis única, aunque puede subdividirse en dos tomas. Como norma, los ajustes de la posología deberán efectuarse a intervalos de cuatro semanas. El control prolongado se mantiene en la mayoría de los pacientes con una posología en forma de dosis diaria única. Ha habido pacientes tratados con dosis de quinapril de hasta 80 mg por día. Diuréticos concomitantes: Para los pacientes que deben continuar el tratamiento con diuréticos, la dosis inicial de quinapril recomendada es de 5 mg, que posteriormente se titulará (según lo expuesto más arriba) hasta lograr la respuesta óptima (ver Interacciones con otras drogas). Insuficiencia renal: Los datos cinéticos indican que la vida media de eliminación aparente del quinaprilato aumenta en la medida en que disminuye el clearance de creatinina. Las dosis iniciales recomendadas, basándose en datos clínicos y farmacocinéticos de pacientes con insuficiencia renal, son las siguientes: Clearance de   Máxima posología Creatinina                             inicial recomendada    (ml/min) (mg)    >60 10     30 - 60 5     10 - 30 2,5 <10      * * No existe por ahora experiencia suficiente que permita formular recomendaciones específicas sobre la posología para estos pacientes. La sola edad no parece afectar el perfil de eficacia o de seguridad del quinapril. Por consiguiente, la dosis inicial de quinapril recomendada para pacientes de edad avanzada es de 10 mg administrados una vez por día, seguido de titulación hasta obtener la respuesta óptima.
Insuficiencia cardíaca congestiva: El quinapril está indicado como tratamiento coadyuvante con diuréticos y/o con glucósidos cardíacos. La dosis inicial recomendada en caso de insuficiencia cardíaca es 5 mg una o dos veces por día, a continuación de la cual el paciente deberá ser monitoreado atentamente para detectar una eventual hipotensión sintomática. Si la dosis inicial del quinapril es bien tolerada, los pacientes pueden titularse hasta alcanzar la dosis efectiva, usualmente 10 a 40 mg por día administrados en dos tomas junto con el tratamiento concomitante. Insuficiencia renal: Los datos de cinética indican que la eliminación del quinapril es dependiente de la función renal. La dosis inicial recomendada de quinapril es de 5 mg en pacientes con un clearance de creatinina mayor de 30 ml/min y de 2,5 mg en pacientes con un clearance de creatinina menor de 30 ml/min. Si la dosis inicial es bien tolerada, el quinapril puede administrarse el día siguiente en un régimen de dos tomas diarias. En ausencia de hipotensión excesiva o deterioro significativo de la función renal, la dosis puede ser incrementada a intervalos semanales basados en la respuesta clínica y hemodinámica. CONTRAINDICACION ES El quinapril está contraindicado en pacientes hipersensibles a este medicamento y en pacientes con antecedentes de angioedema relacionado a un tratamiento anterior con un inhibidor de la ECA. No se ha evaluado aún la sensibilidad cruzada con otros inhibidores de la ECA. El quinapril también está contraindicado en mujeres embarazadas, con intenciones de quedar embarazadas o con potencial de fertilidad que no estén usando medidas anticonceptivas adecuadas. El quinapril sólo debe administrarse en mujeres en edad fértil cuando no tengan posibilidad de concebir y hayan sido informadas sobre el potencial de riesgo para el feto (ver PRECAUCIONES). ADVERTENCIAS Angioedema de cabeza y cuello: Existen informes sobre angioedema en pacientes tratados con inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina: de acuerdo con estos informes, se los ha observado en el 0,1% de los pacientes que recibían quinapril. Si se presentara estridor laríngeo o angioedema facial, lingual o de la glotis, deberá interrumpirse de inmediato el tratamiento con el quinapril y el paciente deberá ser tratado apropiadamente de acuerdo con los cuidados médicos establecidos y se lo vigilará atentamente hasta la desaparición del edema. Cuando la tumefacción está circunscripta a la cara y los labios, en general la condición se resuelve sin tratamiento, los antihistamínicos pueden resultar útiles para el alivio de los síntomas. El angioedema asociado con complicación laríngea puede ser fatal. Cuando se encuentre comprometida la lengua, la glotis o la laringe con probabilidades de una obstrucción de las vías respiratorias, se aplicará rápidamente el tratamiento de emergencia que deberá incluir, pero no limitarse a, la administración subcutánea de solución de adrenalina (epinefrina) 1:1000 (0,3 a 0,5 ml) (ver REACCIONES ADVERSAS). Angioedema intestinal: S e ha reportado angioedema intestinal en pacientes tratados con inhibidores de la ECA. Estos pacientes presentaron dolor abdominal (con o sin náuseas o vómitos); en algunos casos no había historia previa de angioedema facial y los niveles de esterasa C-1 eran normales. El angioedema fue diagnosticado por procedimientos que incluyeron tomografía axial computarizada abdominal o ultrasonido, o durante la cirugía. Los síntomas se resolvieron después de suspender el inhibidor de la ECA. El angioedema intestinal debe ser incluido en el diagnóstico diferencial de pacientes con dolor abdominal que están recibiendo inhibidores de la ECA. Hipotensión: Raras veces se ha observado hipotensión sintomática en pacientes con hipertensión no complicada que fueron tratados con quinapril, pero es una posible consecuencia del tratamiento inhibidor de la ECA en pacientes con depleción del cociente sal / volumen como por ejemplo los previamente tratados con diuréticos, los sometidos a restricción dietética de sal o los que están recibiendo diálisis. En pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva, que se encuentran bajo riesgo de hipotensión excesiva, el tratamiento con el quinapril se iniciará en la dosis recomendada bajo estricta supervisión médica; estos pacientes deberán ser seguidos atentamente durante las dos primeras semanas de tratamiento y cada vez que se aumente la dosis de quinapril. Si se produjera hipotensión sintomática se colocará al paciente en posición supina y, en caso de necesidad, se le administrará una infusión intravenosa de solución salina normal. Una respuesta hipotensiva transitoria no es una contraindicación para la continuación del tratamiento; pero si se diera esta contingencia se deberá considerar la conveniencia de reducir la dosis del quinapril o las dosis de un eventual tratamiento concomitante con diuréticos. Los pacientes que ya están recibiendo un diurético al momento de iniciarse el tratamiento con quinapril pueden desarrollar hipotensión sintomática. Los pacientes que estén recibiendo un diurético, es
importante que, de ser posible, interrumpan el diurético desde dos o tres días antes de iniciar con el quinapril. Si el quinapril solo no controla la presión arterial, se retomará el tratamiento diurético. Si no resulta posible suspender el tratamiento diurético, el quinapril se comenzará con la dosis inicial más baja. Neutropenia/Agranulocitosis: Rara vez se ha asociado a los inhibidores de la ECA con agranulocitosis y depresión de la médula ósea con hipertensión no complicada, pero con mayor frecuencia en pacientes con insuficiencia renal, especialmente si además tienen enfermedad del colágeno vascular. La agranulocitosis ha sido raramente reportada durante el tratamiento con el quinapril. Como ocurre con otros inhibidores de la ECA, en caso de pacientes con enfermedad del colágeno vascular, con enfermedad renal o con ambas enfermedades, deberá considerarse la conveniencia de un monitoreo del recuento leucocitario. PRECAUCIONES Generales Morbilidad y mortalidad fetal y neonatal: Accupril está contraindicado en el embarazo (ver CONTRAINDICACION ES). Los inhibidores de la ECA, administrados a mujeres embarazadas, pueden causar morbilidad y mortalidad fetal y neonatal. Si una mujer queda embarazada mientras está recibiendo quinapril, se deberá interrumpir la medicación. Los niños expuestos a inhibidores de la ECA durante el embarazo pueden tener mayor riesgo de malformaciones en el sistema cardiovascular y sistema nervioso central. También existen informes de casos de nacimientos prematuros, hipotensión, trastornos del sistema renal (incluyendo falla renal), hipoplasia craneana, oligohidramnios, contracturas de los miembros, deformidades craneofaciales, desarrollo pulmonar hipoplásico, retraso del crecimiento intrauterino, ductus arterioso permeable (patent ductus arteriosus), muerte fetal y/o muerte del recién nacido. Pacientes y médicos deben ser concientes que el oligohidramnios puede no aparecer sino cuando ya el feto ha sufrido lesiones irreversibles. Los niños que pueden haber estado expuestos in utero a inhibidores de la ECA deberán ser observados atentamente para detectar una posible hipotensión, oliguria e hiperpotasemia. Si se presentara oliguria, la preocupación deberá ser el mantenimiento de la presión arterial y la perfusión renal. Hemodiálisis: La experiencia clínica ha demostrado que los pacientes en hemodiálisis que utilizan determinadas membranas de alto flujo (como, por ejemplo, membranas de poliacrilnitrilo) pueden tener reacciones de tipo anafiláctico si reciben simultáneamente un tratamiento con inhibidores de la ECA. Se deberá evitar esta combinación, utilizando drogas antihipertensivas alternativas o membranas alternativas para la hemodiálisis. Función renal: En individuos susceptibles pueden esperarse alteraciones de la función renal como consecuencia del sistema renina-angiotensina-aldosterona. En pacientes con insuficiencia cardíaca severa cuya función renal podría depender de la actividad del sistema renina-angiotensina-aldosterona, el tratamiento con inhibidores de la ECA, incluido el quinapril, puede asociarse con oliguria, con azoemia progresiva o con ambas cosas, y raramente con insuficiencia renal aguda y/o con un desenlace fatal. La vida media del quinaprilato se prolonga en la medida en que disminuye el clearance de creatinina. Los pacientes con un clearance de creatinina < 60 ml/min necesitan una dosis inicial del quinapril más baja (ver POSOLOGIA Y ADMINISTRACION). La posología de estos pacientes se deberá ir titulando en sentido ascendente sobre la base de la respuesta terapéutica, y se deberá monitorear cuidadosamente la función renal, si bien los estudios iniciales no indican que el quinapril produzca un ulterior deterioro de la función renal. En estudios clínicos de pacientes hipertensos con estenosis unilateral o bilateral de la arteria renal, se ha observado en algunos pacientes aumentos del nitrógeno ureico sanguíneo y de la creatinina sérica a continuación de un tratamiento con inhibidores de la ECA. Estos aumentos eran casi siempre reversibles si se suspendía el inhibidor de la ECA o el tratamiento diurético. En pacientes con estas características se deberá monitorear la función renal durante las primeras semanas de tratamiento. En algunos pacientes con hipertensión o con insuficiencia cardíaca, sin aparente enfermedad vascular preexistente, se han producido aumento de la urea y de la creatinina sérica, habitualmente de poca magnitud y transitorios, especialmente cuando el quinapril se administraba en forma concomitante con un diurético. Esto es más probable que ocurra en pacientes con deterioro renal preexistente. Puede resultar necesaria la disminución de la dosis o la suspensión del quinapril, del diurético o de ambos. Hiperpotasemia y diuréticos ahorradores de potasio: Como sucede con otros inhibidores de la ECA, en los pacientes tratados con el quinapril solo, pueden encontrarse aumentados los niveles de potasio sérico. El quinapril, administrado concomitantemente, puede reducir la hipopotasemia inducida por los diuréticos tiazídicos. El quinapril ha sido estudiado como tratamiento concomitante de diuréticos ahorradores de potasio.
Teniendo en cuenta el posible riesgo de una potenciación del efecto de incrementar el potasio sérico, es aconsejable iniciar con precaución el tratamiento combinado con diuréticos que no disminuyen el potasio, y monitorear atentamente los niveles de potasio sérico del paciente. Tos: Se ha informado tos persistente, no productiva, con todos los inhibidores de la ECA, supuestamente debida a la inhibición de la degradación de bradiquinina endógena. Todos los casos revirtieron después de discontinuar el tratamiento. La tos inducida por inhibidores de la ECA debe ser considerada en el diagnóstico diferencial de la tos. Cirugía/anestesia: Se deberá proceder con precaución cuando los pacientes sean sometidos a cirugía mayor o a anestesia, ya que se ha comprobado que los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina bloquean la formación de angiotensina II como consecuencia de la liberación compensatoria de renina. Esto puede provocar hipotensión, posible de corregir mediante expansión del volumen. Carcinogénesis, mutagénesis, deterioro de la fertilidad: El quinapril no tuvo efectos carcinogénicos en ratones ni ratas cuando se lo administró en dosis de hasta 75 ó 100 mg/kg/día (50 y 60 veces la máxima dosis diaria para el ser humano, respectivamente) durante 104 semanas. Ni el quinapril ni el quinaprilato fueron mutagénicos en el ensayo bacteriano de Ames, con o sin activación metabólica. El quinapril también dio resultados negativos en los siguientes estudios toxicológicos genéticos: mutación puntual de célula de mamífero in vitro , intercambio de cromátides hermanas en células de mamífero cultivadas, test de micronúcleos en ratones, aberración cromosómica in vitro con células pulmonares V79 cultivadas, y un estudio citogenético in vivo con médula ósea de rata. No se comprobaron efectos adversos sobre la fertilidad ni la reproducción en ratas, con dosis de hasta 100 mg/kg/día (60 veces la máxima dosis diaria para el ser humano). No se observaron efectos fetotóxicos ni teratógenos en ratas con dosis muy altas de quinapril del orden de los 300 mg/kg/día (180 veces la máxima dosis diaria para el ser humano), no obstante la toxicidad materna con la dosis de 150 mg/kg/día. El peso corporal de las crías se encontraba disminuido en ratas tratadas cuando ya estaba avanzada la gestación y durante la lactancia con dosis de 25 mg/kg/día o más. El quinapril no fue teratógeno en el conejo; sin embargo ya se había observado con otros inhibidores de la ECA, en algunos conejos se observó toxicidad materna y embriotoxicidad con dosis muy bajas del orden de 1 mg/kg/día. Lactancia: C on la leche humana se secretan inhibidores de la ECA en proporciones limitadas. Por esta razón se debe proceder con cautela cuando se deba administrar el quinapril a una madre que esté amamantando. Uso pediátrico: N o se ha establecido aún la seguridad y la eficacia del quinapril en los niños. Información para los pacientes: Embarazo: Accupril está contraindicado en mujeres embarazadas, con intenciones de quedar embarazadas o con potencial de fertilidad que no estén usando medidas anticonceptivas adecuadas. Angioedema: Puede presentarse angioedema, incluido edema laríngeo, especialmente a continuación de la primera dosis del quinapril. Se deberá advertir a los pacientes que si apareciera cualquier signo o síntoma que creara la sospecha de angioedema (por ejemplo tumefacción de la cara, las extremidades, los ojos, los labios o la lengua, dificultad para tragar o respirar), de inmediato deberán dejar de tomar quinapril y consultar a su médico. Hipotensión: Se deberá indicar a los pacientes que informen sobre una eventual sensación de aturdimiento, especialmente durante los primeros días de tratamiento con quinapril. Si se produjera pérdida de conocimiento, se advertirá a los pacientes que no tomen la medicación hasta haber consultado a su médico. Se deberá advertir a todos los pacientes que un inadecuado consumo de líquido, la excesiva transpiración o la deshidratación pueden provocar una caída de la presión arterial a causa de la disminución del volumen de líquido. Otras causas de depleción del volumen como los vómitos o la diarrea también pueden ocasionar hipotensión; se aconsejará a los pacientes que consulten a su médico. Hiperpotasemia: Se indicará a los pacientes que no utilicen suplementos de potasio ni sustitutos de la sal que contengan potasio sin consultar a su médico. Neutropenia: Se advertirá a los pacientes que deberán informar inmediatamente cualquier signo de infección (por ejemplo dolor de garganta, fiebre) ya que esto puede estar indicando neutropenia. A los pacientes que tengan programada una intervención quirúrgica, una anestesia o ambas cosas, se les indicará que deberán informar a su médico que están tomando un inhibidor de la ECA. NOTA : Como sucede con muchos otros medicamentos, está justificado un cierto asesoramiento de los pacientes que deban ser tratados con el quinapril. El objetivo de esta información es ayudar a un uso seguro y eficaz de la medicación. No es una exposición de todos los posibles efectos adversos.
Interacciones con otras drogas: Tetraciclina: L a administración simultánea de tetraciclina y quinapril reduce la absorción de tetraciclina en aproximadamente un 28% a un 37%. La disminución de la absorción se debe a la presencia de carbonato magnésico como excipiente en la formulación de Accupril. Litio: Hay informes sobre aumento de los niveles de litio sérico y síntomas de intoxicación con litio en pacientes que recibían concomitantemente litio e inhibidores de la ECA, debido a que estos agentes causan pérdida de sodio. Cuando se deban administrar simultáneamente ambas drogas se procederá con precaución y monitoreando frecuentemente los niveles de litio sérico. Si además se utiliza un diurético, puede incrementarse el riesgo de intoxicación con litio. Tratamiento concomitante con diuréticos: C omo ocurre con otros inhibidores de la ECA, los pacientes tratados con diuréticos, especialmente aquellos en los que el tratamiento con diuréticos se ha iniciado recientemente, pueden en algunos casos experimentar una reducción excesiva de la presión arterial después de comenzar el tratamiento con quinapril. Los efectos hipotensivos subsiguientes a la primera dosis del quinapril pueden minimizarse interrumpiendo el diurético algunos días antes de la iniciación del tratamiento. Si no resultara posible interrumpir el diurético, se reducirá la dosis inicial del quinapril. Si se continúa con el diurético, se brindará supervisión médica por un lapso de hasta dos horas después de la dosis inicial de quinapril. Agentes que aumentan el potasio sérico: Si estuviera indicado el tratamiento concomitante del quinapril con diuréticos ahorradores de potasio (por ejemplo espironolactona, triamtirene o amilorida), suplementos de potasio, o sustitutos de la sal que contienen potasio, se los utilizará con precaución y con un adecuado monitoreo del potasio sérico. Otros agentes: No se han observado interacciones farmacocinéticas clínicamente importantes cuando el quinapril se utilizó concomitantemente con propranolol, hidroclorotiazida, digoxina, cimetidina, warfarina o atorvastatina. Efectos sobre la capacidad para conducir vehículos y utilizar maquinarias La capacidad para realizar actividades, tales como conducir vehículos u operar maquinarias, se puede ver alterada, especialmente al inicio de la terapia de quinapril. REACCIONES ADVERSAS La inocuidad del quinapril se ha evaluado en 4960 sujetos y pacientes, habiendo sido bien tolerado. De estos pacientes, 3203, incluidos 655 pacientes de edad avanzada, participaron de ensayos clínicos controlados. La inocuidad del quinapril en el largo plazo ha sido evaluada en más de 1400 pacientes tratados durante un año o más. Los efectos adversos fueron en general leves y transitorios. Las reacciones clínicas adversas más frecuentes fueron cefalea (7,2%), vértigo (5,5%), tos (3,9%), fatiga (3,5%), rinitis (3,2%), náuseas y/o vómitos (2,8%) y mialgia (2,2%). Debe señalarse que la tos es no productiva y persistente, y que se resuelve tras la interrupción del tratamiento. Se requirió la interrupción del tratamiento a causa de efectos adversos en el 5,2% de los pacientes tratados con el quinapril en estudios clínicos controlados. A continuación se presentan los efectos adversos observados en el 1% o más de los 3203 pacientes que en estudios clínicos controlados fueron tratados con el quinapril, con un diurético concomitante o sin él. Con fines de comparación se muestra la incidencia de efectos adversos en un subgrupo de 655 pacientes de 65 años o más. También se presenta un subgrupo de 2005 pacientes que en ensayos clínicos controlados fueron tratados con monoterapia con el quinapril para la hipertensión. Porcentaje de pacientes en estudios controlados Efectos Adversos Quinapril + Diurético            Total         n=3203*  >65 años     n=655    Monoterapia              %        n=2005**     Placebo          %       n=579** Cefalea 7,2 4,0 8,1 16,9 Vértigo 5,5 6,6 4,1 4,3 Tos 3,9 4,1 3,2 1,4 Fatiga 3,5 3,5 3,2 2,1 Rinitis 3,2 2,1 3,2 4,5
Náuseas y/o vómitos 2,8 3,8 2,3 2,6 Mialgia 2,2 1,2 1,7 3,3 Diarrea

Síguenos

X