Artículo sobre ...

90 años de la Doctora Matilde Elena López

... que tuvo una resolución modificativa N… 0134/2007, gracias a la cual se extendió el plazo de entrega del trabajo final, por razones médicas (operación por fractura de brazo ...

Enviado* el 01/01/2011 21:42
Sábado 21 de febrero de 2009 Suplemento Cultural Tres Mil Diario Co Latino MÁS DE UN SIGLO DE CREDIBILIDAD | FUNDADO EL 24 DE MARZO DE 1990 | | AÑO DIECIOCHO | SEGUNDO CENTENARIO | www.diariocolatino.com # 990 90 años de la Doctora Matilde Elena López Álvaro Darío Lara, nos habla de la maestra, destacada poeta, ensayista, investigadora y académica, la Doctora Matilde Elena López y sus obras completas aún sin publicar;  un merecido homenaje de cumpleaños para esta singular mujer salvadoreña. La Doctora Matilde Elena López, destacada intelectual educadora de mu- chas generaciones de salvadoreños, quien ha brindado un ejemplo de coheren- cia académica y política a lo largo de su agitada vida. Foto: Cortesía Álvaro Darío Lara ?Hay una ley de vida, cruel y exacta, que afirma que uno debe crecer o, en caso contrario, pagar más por seguir siendo el mismo.¨ Norman Mailer ALVARO DARŒO LARA: ?Los elementos argumentales de esta obra: el niño abandonado, el adivinador de enigmas, el que llega al trono por aventura, el parricida sin saberlo, el incestuoso sin saberlo... ¨ AULA ABIERTA: EDIPO REY ?Como infatigable investigadora, maestra de generaciones,  ensayista consumada, poeta y abanderada de las causas populares, Matilde Elena López es reconocida como una voz insoslayable en la historiografía lite- raria y ensayística de Centroamérica y América Latina.¨
suplemento cultural tres mil | # 990 | sábado 21 de febrero de 2009 | año de la cosecha | folio 2 Exclusiva de Álvaro Darío Lara  ?90 años de Matilde Elena López¨. Una deuda pendiente del Estado Salvadoreño. Álvaro Darío Lara Nuestra querida doctora Matilde Elena López ha cumplido este pasado 20 de febrero, 90 años de vida entre nosotros. Si bien todos los cumpleaños de nuestras escritoras, escritores y artistas en general, son motivo de regocijo para todas las salvadoreñas y salvadoreños. Todavía más tratándose de una mujer de excepcionales cualidades intelectuales, sensibles y  de entrega histórica y generosa a las luchas sociales y políticas del pueblo salvadoreño. Como infatigable investigadora, maestra de generaciones, ensayista consumada, poeta y abanderada de las causas populares, Matilde Elena López es reconocida como una voz insoslayable en la historiografía literaria y ensayística de Centroamérica y América Latina. Además de ser una notable precursora de la defensa de la mujer y del niño en el ámbito referido. Reconociendo la importancia y vigencia de su obra el estado salvadoreño, mediante su institucionalidad cultural, representada por la actual administración de CONCULTURA -que ya finaliza- encomendó a un servidor la realización de un proyecto de publicación de sus obras completas, que dio origen a la firma del Contrato de Servicios Profesionales N… 0553/2006, firmado entre CONCULTURA y un servidor, denominado "Recopilación de la Obra Completa de Matilde Elena López", Dirección de Publicaciones e Impresos. Contrato que tuvo una resolución modificativa N… 0134/2007, gracias a la cual se extendió el plazo de entrega del trabajo final, por razones médicas (operación por fractura de brazo izquierdo) del contratado. Dándose por cumplido -de acuerdo a la satisfacción de las partes- con la entrega del trabajo definitivo en el 2007. En dicho contrato puede leerse, en su cláusula primera: "…El trabajo será presentado en tres fases: Fase I, contiene la poesía, narrativa y teatro. Fase II, contiene los ensayos. Fase III, en este apartado se incluirá una selección de ensayos y artículos de la Doctora Matilde Elena López publicados en la Revista CULTURA, y otros medios informativos, culturales, académicos y periodísticos del país". Debo decir que este ambicioso proyecto, involucró un esfuerzo muy apreciable dado la cantidad de obra de la doctora López publicada en El Salvador y en el extranjero. Sobre todo, si partimos del hecho de su permanencia y prolífica actividad periodística, literaria y política en la Guatemala revolucionaria del período comprendido entre 1944 y 1954, época de los gobiernos de Juan José Arévalo y Jacobo Árbenz Guzmán. País del que tuvo que huir rumbo a Ecuador, a raíz de la conspiración antidemocrática auspiciada por la administración norteamericana, la derecha guatemalteca y el clero católico conservador, que terminó haciendo dimitir de su cargo al presidente Árbenz. Numerosos viajes a Guatemala, me permitieron rastrear su trabajo en la Universidad de San Carlos, bibliotecas públicas y privadas, archivos históricos, instituciones gubernamentales;  además de entrevistas con académicos, políticos y personajes sobrevivientes de la época, entre ellos el licenciado Alfonso Bauer Paiz, patriota ejemplar, funcionario de la administración de Árbenz. Todo ello contribuyó en la construcción de su biografía, que espero ampliar en el futuro, investigando su quehacer en México, Ecuador y Panamá. Sin embargo, para efectos del trabajo, se delimitó la investigación - fuera de El Salvador- a  Guatemala. Los hallazgos fueron increíbles, en términos de información, textos e imágenes, que sometí al rigor del análisis pertinente. Un nuevo libro de poesía logró ser articulado, recogiendo su producción dispersa en medios periodísticos y literarios guatemaltecos, me refiero al libro "Ausencias y Saudades" , con el que se inicia la sección poesía de  su Obra Escogida I, publicada por la Dirección de Publicaciones e Impresos de CONCULTURA, en julio de 2007, y que consta de 1,500 ejemplares. Este volumen —publicado ya- contiene, en la sección de poesía : "Ausencias y Saudades" (nuevo libro), Cartas a Groza, El momento perdido, Los sollozos oscuros y El verbo amar; en la sección de narrativa: La Niña del Laberinto (un nuevo libro, que reúne las piezas narrativas originales y modificadas, proyectadas en la estructura del corpus por su autora, y que se creía perdido); y en teatro: La Balada de Anastasio Aquino; además de una sección de importantes anexos. Todo el proyecto se realizó no únicamente como una "recopilación", ya que no se trataba de reunir lo ya publicado, sino al contrario, se llevó a cabo una investigación exhaustiva, que produjo una edición crítica: se cotejaron una, dos, tres versiones de un mismo texto, consignándose en algunos casos; se articuló una secuencia de materiales, persiguiendo aproximarnos lo más fielmente posible, a la pertinencia textual y subtextual de los conjuntos liter a rios. Tal y como fue concebido el Volumen I, incluía -además de los libros contemplados- la nominación de todo el texto, con el título: Ya mi vida trazó su línea pura ; una galería de 26 imágenes, con sus respectivos detalles, muchas de ellas inéditas y de los archivos personales de la doctora López y de un servidor; 29 referencias y notas bibliográficas; una cronología (que permitía establecer la relación vida-obra y marco socio-histórico de la doctora López) que me fue solicitada por un corrector de pruebas —que no tenía en rigor, ninguna jurisprudencia en el proyecto- , y que se elaboró para acompañar ese primer volumen; y los dibujos de Cepomch (César Pompilio Chávez) artista que ilustró publicaciones poéticas de la doctora López, y quien además fue su  esposo asesinado por el terrorismo de estado de la época. Sobre la inclusión de los dibujos, insistí en más de una ocasión, ya que estas imágenes, representaban importantes elementos paratextuales en la comprensión de un corpus estético, integrado inicialmente por la fusión del poema con el dibujo, como un solo objeto. Lamentablemente, lo que se publicó dista muchísimo de lo que se acordó, con la dirección y coordinación editorial de la DPI, en los desafortunados años de 2006 y 2007. El libro tuvo una pésima portada, se arruinó la hermosa imagen de la doctora López, en un retrato de juventud, y pese a las enmiendas de última hora que la dirección de la editorial pretendió hacer, el resultado final no varió. La titulación del volumen, que obedecía a un verso de la doctora López fue suprimida. El estudio crítico-introductorio (integrado por la biografía y el análisis literario) fue cercenado por el arbitrio ignaro, irrespetuoso e inconsulto de la Coordinación Editorial en manos de Carlos Clará y de sus colaboradores Oswaldo Hernández y Morena Azucena, quienes se manejaron siempre al margen de la autoridad de los ex directores de la editorial. ¿El resultado?: la mutilación de la biografía inicial y la división del análisis literario en "notas del compilador" que anteceden a cada libro y poemario, y que no fueron concebidas de esa manera, ya que guardaban relación entre sí como un todo estructural. Se excluyeron las fotografías, los dibujos y la solicitada cronología. Todos estos pormenores fueron referidos por un servidor, el día de la presentación  -ante la prensa nacional- del primer volumen. Particularmente esa coordinación editorial fue la causante de extravíos inexplicables de materiales fotográficos y bibliográficos, que nos fueron confiados por la doctora López y su familia, y de una lista de irregularidades que no son motivo para explicitar en estas líneas, pero que marcaron un patrón de conducta tolerado por las direcciones editoriales de la época, incapaces de ejercer su control. Por supuesto que las graves irregularidades de la DPI, en esos años, no se concretan sólo al proyecto de la doctora López. Muchos autores, empleados y colaboradores cercanos a la institución, pueden dar fe de los desencuentros frente a un andamiaje burocrático que nunca ha funcionado efectivamente, ni en la idoneidad de sus últimos directores, ni en las improvisadas decisiones editoriales que ha seguido a falta de una verdadera política editorial, ni en la estrategia de circulación de los libros impresos. Este panorama se agudiza sobre todo, a partir de la salida del poeta Miguel Huezo Mixto, ex director de la DPI, que pese a todo, hizo un esfuerzo loable por recuperar el prestigio de una editorial de noble tradición, resucitando antiguas colecciones y creando otras. A mediados del año pasado (2008) fui convocado -por primera vez-  por la DPI para revisar nuevamente el proyecto de la doctora López con la intención de hacer efectiva la segunda y tercera fase. Soy de la opinión, que en materia de asuntos editoriales los canales lógicos están claramente manifiestos en el consejo editorial del área de literatura y en la coordinación editorial, no en los vaivenes centralizados de una dirección que no es idónea en asuntos estrictamente literarios y de contenidos de edición. Se me alegó limitación de recursos para poder cumplir el criterio de las obras completas, y otros argumentos de índole extraliteraria como la pérdida de vigencia de los Homenaje Universitario del 4 de marzo de 1966, por el premio a su ensayo sobre Dante Alighieri. De izq. a der.: Claudia Lars, Rafael Menjívar Larín, Salarrué y Matilde Elena López. Foto: Cortesía Álvaro Darío Lara ?Particularmente esa coordinación editorial fue la causante de extravíos inexplicables de mate- riales fotográficos y bibliográficos, que nos fueron confiados por la doctora López y su familia.¨
suplemento cultural tres mil | # 990 | sábado 21 de febrero de 2009 | año de la cosecha | folio 3 Mesa Redonda titulada: La Generación Comprometida: Aportes. Casa de la Cultura del Centro Histórico de San Salvador, 22 de septiembre del 2001. De izq. a der.: Waldo Chávez Velasco, Tirso Canales, Álvaro Darío Lara (mode- rador), Matilde Elena López y Camilo Minero. Foto: Cortesía Álvaro Darío Lara tratados de la doctora López debido a "sus orientaciones ideológicas" y otras razones sin fundamento académico. Ante esto, aclaré que esos argumentos y razones no eran válidas, ya que los libros de la doctora López debían ser entendidos en su contexto histórico, a la luz de los marcos teóricos de la época y que eran perfectamente vigentes en su adecuada lectura crítica contemporánea. Ante esto se insistió en "recortar" contenidos por razones de espacio. En presencia de Jorge Galán decidí, a sugerencia de éste, hacer una revisión cuidadosa que asegurara una conveniente selección de materiales, donde se equilibrara el respeto a los textos y las limitaciones de la DPI. Durante las siguientes semanas consulté con académicos amigos: Francisco Andrés Escobar y Ricardo Roque Baldovinos, la edición de algunos materiales. Finalmente estructuré una propuesta. Nunca tuve respuesta a mis preguntas por una segunda reunión. El tiempo pasó. Lo que sí recibí —continuamente- fue peticiones de la dirección de la editorial para entrevistar a autores de libros publicados por la DPI, en el medio televisivo donde me desempeño. Accedí, solicitando el envio de los libros, para poder ser comentados con propiedad con los entrevistados. Nunca los recibí. Debido a la insistencia en la realización de los programas, comuniqué respetuosamente, que no podía planificar programas si no tenía noticia de los temas, y que esto pasaba por conocer los productos editoriales. Lo que recibí a cambio fue una nota —vía correo electrónico- del director de la revista Cultura, esposo de la directora de la editorial, donde me comunicaba mi destitución como miembro del Concejo. Amigos y amigas, ¿por qué asuntos de interés nacional, como la publicación de un libro, deben pasar bajo los caprichos y antojos irracionales de los humanos? ¿Qué conexión tiene el deber del estado de cumplir con el compromiso de edición de un proyecto literario con solicitudes para realizar un  programa de televisión? ¿Qué conexión existe entre la pertenencia a un consejo editorial como el de la Revista Cultura y el desencuentro con una dirección editorial, en un área completamente distinta, como lo es su negativa a enviar los insumos necesarios que posibiliten la grabación de programas para la televisión? Finalmente, a finales del año pasado (2008), busqué la mediación de mi amigo el doctor Ricardo Roque Baldovinos, para informarme del curso del proyecto. Gracias a su intervención, fui convocado por segunda vez por la DPI, representada por el Coordinador Editorial, Jorge Galán, con quien pudimos establecer un acuerdo satisfactorio de criterios, ante el doctor Ricardo Roque Baldovinos como testigo. Semanas después envié —vía correo electrónico- a Galán, la selección final, que compete a la segunda fase, titulada: "Pasionaria de la razón" . Una fase compleja, ya que incluye los textos ensayísticos de la doctora López, de gran extensión. Esto es: "Masferrer, alto pensador de Centroamérica" (1954, edición escogida), "Prólogo a las obras escogidas de Alberto Masferrer" (1971, edición completa); "Prólogo a las obras escogidas de Claudia Lars" (1973, edición completa), "Estudios sobre poesía" (1971, edición escogida) e "Interpretación social del arte" (1974, edición escogida). Sugerí en esta edición, remediar algunos de los yerros provocados por la mala fe, inoperancia y negligencia de la coordinación y administración anterior, en el sentido de incluir una selección de la galería de imágenes, que sobrevivió a la pérdida de la galería completa (puesto que la coordinación anterior desapareció textos e imágenes al momento de abandonar su cargo) y la cronología no incluida en la primera edición. Por otra parte, la DPI, tiene en su poder valiosos libros  (como el libro "Masferrer, Alto Pensador de Centroamérica, primer ejemplar seriado, dedicado a la doctora Floritchica Valladares, por su madre y autora, doctora Matilde Elena López), así como una colección de revistas Cultura, periódicos y otros documentos bibliográficos de mi propiedad, que fueron confiados a dicha institución, para ser reproducidos y posteriormente digitados, desde el año 2007, y que no han sido devueltos a sus legítimos propietarios. Hago un llamado público a las autoridades de la DPI, para que devuelvan a la doctora López y a un servidor, documentos que no son de su propiedad, y que debieron ser reproducidos oportunamente en el pasado. Temo que la "cultura" de los cambios administrativos que podrían avecinarse, pueda provocar más pérdidas irreparables. La historia no termina aquí. Recientemente, en el pasado mes de enero del presente año, el escritor Jorge Galán, me manifestó de forma oral, que en el plan de los libros a publicarse en lo que queda de esta administración (concretamente hasta junio) no figura ninguno correspondiente a Matilde Elena López, que desconoce, al igual que un servidor, el motivo de la decisión. Esto último, amigos y amigas, me obliga, movido únicamente por el interés como editor, crítico de Matilde Elena López, como su colega, como su amigo y como su devoto admirador, a exponer de forma pública todos los hechos referidos con anterioridad. Si el estado salvadoreño, le confirió en el año 2005, el Premio Nacional de Cultura, en la rama de Literatura, a Matilde Elena López, es ese mismo estado el que se encuentra en deuda con ella y con el pueblo en general, mientras su obra no sea publicada. Administraciones van y vienen. Pocos saben ya quién fue Ricardo Trigueros de León, segundo director de la entonces Editorial del otrora Ministerio de Cultura, pero su obra personal y como director, permanece. Pocos recuerdan que Claudia Lars, dirigió la  revista Cultura, con acierto, dedicación y amor durante muchísimos años. Pero ahí están las publicaciones. Administraciones van y vienen. La cultura permanece. Ése fue el único móvil que me llevó   a colaborar con el proyecto de la doctora López, de igual manera como colaboré con la publicación de la obra escogida de Trigueros de León. Y en idéntica dirección lo hice como miembro del Consejo de la Revista Cultura, hasta que fui separado por su director injustamente, al expresar mis opiniones sobre el manejo del proyecto de la doctora López a su esposa, actual director a. Por desgracia en el país, lo profesional se mezcla inevitablemente con lo personal; lo laboral con lo personal, dando como resultado: compadrazgos, favoritismos, malos entendidos e inexplicables acontecimientos para la razón. Mientras esa "cultura" se reproduzca poco podemos esperar. Hace falta una auténtica transformación que sea capaz de cambiar este panorama. En esto, la educación y la familia constituyen dos instituciones claves, que cualquier sociedad, estado y g

Síguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

X